miércoles, diciembre 12, 2018

La Isla de los Eones, de Robert E. Howard

Continúo adentrándome en la obra de Robert E. Howard con un volumen bastante singular.
La Isla de los Eones es una colección de relatos que comienza con el que le da título, seguido de varios más reunidos en torno a tema "Otras historias de sueños y mundos perdidos".

La peculiaridad es que el relato La Isla de los Eones es una colección de esbozos de un relato que Howard no llegó a terminar. Este ejemplar recoge dos esbozos y dos versiones distintas de la historia inacabada, más un borrador del posible final.
En líneas generales cuenta la historia de dos náufragos que llegan a una isla no cartografiada. La isla parece estar desierta, y cubierta por las ruinas de una antigua civilización. Según pasamos las páginas se va haciendo evidente el homenaje a la mitología de Lovecraft, mientras la tensión y la curiosidad van entremezclándose.
Diría que es extremadamente interesante para el fan de Robert E. Howard y -en general- para cualquiera interesado en técnicas de escritura, porque este peculiar texto nos permite introducirnos en el proceso creativo del texano. Aun así, y de un modo extraño, leer varias veces tal cual el mismo texto sufriendo variaciones según pasamos las páginas termina por general un inquietante tono onírico que lo convierte en una intensa experiencia.

¡Leven anclas!, un breve fragmento sin título y la sinopsis La sombra en el pozo, configuran el borrador de una interesante historia de piratas. Esta incluye los tópicos habituales de este género, pero Howard va aumentando la oscuridad según pasan las páginas para terminar dando un nuevo giro final lovercraftiano. No tenemos un relato final, pero sí tenemos la historia completa, lo que nos permite -de nuevo- fisgonear en la forma en la que Howard escribía.

La tentadora de la torre de la tortura y el pecado es una maravillosa extravagancia en la que acompañaremos a dos aventureros occidentales hasta el corazón de África donde encontrarán un reino perdido y secreto fundado por ¡sumerios!
Una historia loquísima, pero extremadamente original, y con el sello de exotismo y aventura de Howard.

El regreso del hechicero es, desafortunadamente, tan solo el inicio de un relato inacabado. Se trata de pulp en su más pura esencia, con dos cazadores de tesoros que se meterán en problemas en Asia central. Parece la semilla de lo que podría llegar a ser una saga por derecho propio.

El hombre de Gondaria no es nada que pudiéramos aparentemente esperar, ya que es un relato de ciencia ficción. Una historia muy corta con un giro final de los que dejan muy mal cuerpo.

La Historia de Am-Ra son poco más que unas líneas de lo que Howard había planeado como las aventuras de un héroe en una ambientación prehistórica

Podríamos describir La tierra del hachís como una experiencia muy disparatada con el THC. Me resultó curioso porque yo mismo había escrito un relato sobre un viaje con drogas en El héroe comienza su viaje.

En Un sueño nos encontramos precisamente con eso: un sueño de Robert E. Howard. Un curiosidad para fisgonear en su inconsciente.

La puerta al mundo es un evidente homenaje a Lord Dunsany. Nuestro protagonista, un irlandés (como no podía ser de otro modo), es llevado al mundo de las hadas, donde luchará y amará, y al que terminará ansiando regresar, en la línea de los relatos feéricos románticos tradicionales.

Con Un fragor de trompetas Howard nos transporta hasta la India colonial más mística nuevamente al más puro estilo pulp. Pero, en esta ocasión, no se trata de un relato realmente pulp, si no romántico.
Tal vez el desarrollo de la historia amorosa sea un tanto melodramático o demasiado pasional, pero es una verdadera curiosidad leer a Howard explorando este género.

Howard nos da una muestra de sus pinitos en otro género con El arpa de Alfred. En esta ocasión un breve poema dedicado a Alfredo el Grande. El volumen incluye la versión bilingüe para disfrutarlo con sus rimas originales.

El Jinete del Trueno es un relato de fantasía ambientada en el mundo de los nativos americanos. Posiblemente sea la historia más asombrosa de todo este libro, ya que ofrece un giro asombroso al género fantástico, sustituyendo a los caballeros medievales por indios.
Entre los personajes protagonistas aparece una española de gran valor y fuerte carácter.

Oro español en Devil Horse es otro relato de Howard con españoles, en esta ocasión dos villanos y una damisela en apuros. Un muchachote irlandés se meterá en líos al ayudar a una joven española que intenta recuperar el tesoro que su antepasado escondió en lo que ahora es Estados Unidos.
Este relato es una mezcla del género pulp, el romántico y el pugilístico.
No es el mejor relato de esta colección, fundamentalmente porque el desarrollo romántico es muy básico y eso termina por lastrarlo, y la historia en general es bastante folletinesca, pero funciona como texto de aventuras sin pretensiones.


En resumen puede que no sea la mejor opción para iniciarse con Robert E. Howard, ya que parece un libro destinado a los seguidores del texano que quieran acercarse más a su forma de escribir. Aun así funciona como colección de relatos exóticos en general. Si bien dos o tres son algo flojos o poco más que bocetos, la gran mayoría son interesantes ejemplo de la desbordante imaginación del autor y de su sentido de la aventura.
Entre las cosas con las que me quedo es con el despliegue de cultura del que Howard hace gala y que voy apreciando cada vez más cuantas más obras suyas leo. Sigue fascinándome cómo alguien que vivía en un minúsculo pueblecito de Texas en los años 30 podía tener un nivel cultural tan impresionante.
Personalmente estoy con ganas de grabar audiorelatos de varios de ellos.

miércoles, diciembre 05, 2018

Escenografía: Pozo

Llevo tiempo queriendo tener un pozo en mi colección de escenografía, y pensando si hacerlo yo o encontrar una alternativa comercial. Y mientras eso pasaba me he encontrado con esto en la habitual gama de productos navideños que llegan por estas fechas a los bazares.
La escala no es exacta, pero por 1,20€ no está mal.


Puse una base de plasticard para integrarlo y pinté desde una base marrón.
Después fue básicamente una colección de pinceles secos hasta llegar al tono deseado.


Parece estar rodeado de maleza, lo cual no queda mal y le da un punto original.


Pinté el agua un poco más oscura en el pozo que en el cubo para darle un aspecto de más profundidad. Después apliqué un par de capas de efecto agua.


Y aquí la obligatoria foto comparando la escala. No queda del todo mal, aunque se nota sobre todo en el cubo, que incluso en 30mm sería enorme. Pero servirá.

miércoles, noviembre 28, 2018

Chamán troll revisitado

En 2014 pinté este chamán troll de Ral Partha. El modelo es excelente y quedé bastante satisfecho con el pintado. Desafortunadamente el presunto barniz mate no resultó serlo tanto y el resultado fue un brillo persistente. Un tiempo después volví a barnizar con barniz realmente mate aquellas miniaturas mejorándolas enormemente.
Creo que podría ser interesante enseñaros algunas por aquí.


Este es el aspecto original del chamán con el barniz no tan mate.


Y así queda con el barniz realmente mate.





Asegurarse del aspecto que tendrán las miniaturas barnizadas con alguna miniatura de pruebas puede ser una buena idea.

miércoles, noviembre 21, 2018

X-Wing: Firespray-31 de Sabine Wren

Lo primero acreditar debidamente al aficionado Morsla: la idea es suya. Y me pareció tan buena que decidí plagiársela.

El motivo principal para lanzarme a jugar Escoria y Villanos es poder jugar a Boba Fett en la facción en la que le siento más correcto.
Y ya metidos en Escoria y Villanos, siendo el Firespray una nave tan chula, me seducía mucho poder jugar con una lista con dos de ellos.

Los otros dos pilotos de renombre tienen diseños que no terminaban de gustarme. Así que en primer lugar me planteé pintar el segundo Firespray con el esquema de color de Jango Fett. Me parecía un homenaje apropiado... pero eso supondría colocar sobre el tapete la misma nave (el Esclavo-1) en dos momentos de su existencia. Eso me habría supuesto problemas, porque no me gusta jugar con listas que "no pegan".
Y en esas andaba cuando vi el esquema que había creado Morsla y las dudas se disiparon: ¡Sabine Wren!


Es uno de mis personajes favoritos de una de mis series favoritas. Y, además, tiene sentido dentro del canon y la línea argumental.
Durante el periodo entre que Sabine Wren abandonó la academia imperial, hasta que se unió a los rebeldes de Lothal, nuestra mandaloriana favorita estuvo viviendo aventuras con los Escoria y Villanos. Concretamente al lado de su compañera Ketsu Onyo.
Resulta interesante imaginar que, en esa época, Sabine ofreció sus habilidades artísticas en la personalización del Firespray-31 de Kath Scarlett o Emon Azzameen. O, mejor aun, que ella misma pilotó uno (usándola como "cuenta cómo" cualquiera de los otros pilotos).


El Firespray de Sabine supuso más trabajo del que acostumbro y estoy dispuesto a dedicar a naves de X-Wing, pero Rebels me motiva muchísimo y me lancé a ello.

La pintura no acostumbra a agarrar muy bien a estos modelos, así que decidí lavar la nave con lavavajillas antes de empezar a trabajar, pero creo que no sirvió de mucho; no debe ser porque esté cubierta de algún aceite, si no por alguna característica propia de la pintura.
Así pues recurrí a pinturas densas de Vallejo (Extra Opaque Basecoat Color). Concretamente empecé aplicando gris oscuro en las zonas donde este color quedaría expuesto.
Una vez hecho eso utilicé un morado denso -también de Vallejo- para las zonas que acabarían siendo fucsias y moradas. Sobre esa base bosquejé los diseños artísticos de Sabine en otros colores y procedí a ir levantando los principales.
El morado no tiene mucho misterio, mientras que para el fucsia usé Magenta Fluo de Vallejo en la mezcla. Es el color que uso para los motores con brillo rosado de los rebeldes, y no sabía cómo quedaría en el casco, pero llegué a la conclusión de que es el tipo de extravagancia artística a la que recurriría Sabine.
El resto no fue más que ir pintando detallitos, como el ajedrezado y esa especie de 5 o S que la mandaloriana lleva en una de sus hombreras. En la otra hombrera va cambiando de simbología según la temporada. Me habría gustado pintarle el convor -que además pega con su casa; los Búhos Nocturnos-, pero sería mezclar simbología y esquemas de dos temporadas distintas.


En el motor intenté replicar el efecto que tan contento me había dejado en el Esclavo-1. Pero, tratándose de Sabine Wren, dediqué un poco más de tiempo a resaltar detallitos de la maquinaria para darle más personalidad.

Tanto la cabina como los motores llevan capas de esmalte de uñas transparente, para acentuar el efecto del reflejo/resplandor.


Y así es como quedan Sabine y Boba juntos. Siendo las mismas naves creo que ambas reflejan correctamente la personalidad de sus propietarios. ¡Y qué bonitas quedan sobre el tapete!

miércoles, noviembre 14, 2018

El Señor de Samarcanda y otros relatos históricos

Tras terminar con todas las novelas de Conan he querido continuar leyendo más de Howard y me he lanzado con esta inusual colección de relatos.
En "El Señor de Samarcanda y Otros Relatos Históricos" el texano se nos muestra como un interesante autor de lo que hoy llamamos novela histórica.

Diría que lo que más me ha sorprendido es su profundo conocimiento de Historia, incluso sobre momentos o culturas no muy populares. Me llama la atención por la juventud de Howard y porque la biblioteca pública de Cross Plains en los años 30 no debería tener un catálogo muy impresionante. Y aun así consigue plasmar en sus páginas una sapiencia sobre la Historia que pocos autores contemporáneos del género poseen. Todo ello pasando por alto unos vikingos con cascos con cuernos, que supongo que tendrá que ver con el cliché y con el estereotipo wagneriano que tendrían entonces.



Delenda Est
Este es el relato más descuadrado en términos cronológicos con el resto que se recogen en el libro.
Genserico mantiene una conversación con el fantasma de Aníbal mientras navega rumbo a Roma.
Original.

Tras las Huellas de Bohemundo
Una historia de intriga en la que el caballero Rober de Bray se ve involucrado mientras participa en la Cruzada de Pedro el Ermitaño.
No recuerdo mucho de él, así que supongo que no es el relato que más me ha impresionado.

El Señor de Samarcanda
En el relato que da título al libro un escocés sobrevive a una batalla en la que los cruzados son derrotados por los turcos y acaba al servicio del khan de Samarcanda.
Resulta un poco inquietante porque es como una versión oscura de Conan.

El Camino de las Espadas
Quizás el relato más original. Sin duda el más cargado de exotismo e imaginación.
Unos cosacos emprenden una búsqueda de venganza que les lleva hasta Turquía para terminar involucrados en una trama de conspiraciones para colocar a uno u otro candidato en el trono de la Sublime Puerta.
Es loquísimo, tiene de todo, pero es divertido e intenso.

Halcones Sobre Egipto
Diego de Guzmán es una suerte de agente secreto castellano que se infiltra en El Cairo para ajustar cuentas y detener las maquinaciones expansionistas de su soberano.
Una historia de espías medieval, con un protagonista castellano y narrada por Robert E. Howard. Me sorprende que no sea conocidísima en España.

El Camino de Azrael
Un guerrero de un pueblo turco oriental y un cruzado comparten una peligrosa aventura en la que han de enfrentarse a todo un ejército persa. Emoción, batallas y persecuciones.
El final es abracadabresco y rocambolesco. Tanto que merece la pena leer este relato para descubrir la sorpresa.

Rojas Espadas de la Negra Cathay
Adaptación al cómic de un relato de Howard. Vintage con toda la fuerza del término.
Un cruzado llega a conocer al mismísmo Gengis Khan en su búsqueda del reino del Preste Juan.
No es mi historia favorita.


En resumen esta colección de relatos resulta muy interesante para el lector de Robert E. Howard, pero también para aquel que sienta curiosidad por esta poco conocida faceta histórica suya.
Como es habitual en él son lecturas emocionantes y divertidas, escritas con buena prosa, y que cumplen con sobresaliente el propósito de entretener.
Tal vez sea un libro difícil de conseguir, pero es una obra libre de derechos y sí puede encontrarse virtualmente con relativa facilidad.

miércoles, noviembre 07, 2018

[Escenografía] Hoguera de campamento

Puede no parecer gran cosa, pero este pequeño elemento de escenografía de MOM por 1,5 € era asequible y tentador, y muy apropiado para redondear un pedido.


Pegué los dos troncos y la hoguera sobre una lámina de plasticard con pasta para baldosas, y la decoré con arena y piedras.
Me entretuve un rato haciendo varias capas de pincel seco en las piedras que no se notarán.

El efecto del fuego no ha quedado muy allá, pero funciona. Le di, además, una capa de esmalte para resaltar su brillo.

Estoy particularmente contento con cómo me han quedado los troncos. Estos, al igual que la mayor parte de este elemento (con la excepción de las llamas), están pintados con acrílicos de "arte" en lugar de los habituales acrílicos de "hobby". Cada vez me gustan más este tipo de pinturas: la variedad de colores es muy grande, la calidad es mucho mayor de lo que se podría imaginar, y el valor cantidad/precio es mucho mejor.


Estas fotos están tomadas con una caja de luz. No tienen tanta personalidad como otras fotografías donde creo una especie de pequeño diorama, pero la calidad de las fotografías es mucho mejor.

Aunque como elemento de escenografía no parece gran cosa puede dar juego para juegos de escaramuzas. De hecho, mientras trabajaba en él, se me ocurrió un escenario muy interesante.

miércoles, octubre 31, 2018

(No) Gotrek y Félix

No soy muy fan de las novelas de Gotrek y Félix, me quedé en la primera porque no me parecía que tuviesen mucha calidad y las tramas me resultaban básicas y repetitivas. Pero sí me gustan Gotrek y Félix como dos de los personajes más carismáticos del mundo de Warhammer. No los compré en su día y la especulación ha terminado poniéndoles precios insultantes.
Pero me quedaba el resquemor de tenerlos para poder utilizarlos, por ejemplo, en mi ejército mercenario de Warhammer Reforged.

Cuando apareció el programa de miniaturas "en demanda" de GW confié en que estos dos podrían ser de las primeras y que seguramente caería. Pero esperando y esperando MOM sacó estos no-Gotrek y Félix por 7€ y el trato me pareció justo.


Las miniaturas llegaron rápido, en poco más de una semana. Mientras esperaba aplaqué el entusiasmo teniéndoles hechas las peanas para que cuando arribasen pudiese ponerme rápidamente con las miniaturas en sí.
Para las peanas utilicé dos modelos texturizados que, además, encajaban entre sí, con lo que ambas miniaturas quedan genial la una al lado de la otra.

Creo que lo que más me gustó al ver las miniaturas fue el rostro de no-Gotrek, que quizás sea lo que más destacaría del conjunto. Además de la solución de los pantalones lansquenetes de no-Félix, que facilitarían el pintado en rayas blancas y azules.


Pinté a no-Gotrek primero. Fue bastante rápido porque, en realidad, no lleva muchos colores. Lo que desde luego sí tiene es mucha piel al descubierto, que me entretuve pintando sin demasiadas complicaciones porque decidí no pintarle tatuajes.


Con la mayor parte de no-Félix utilicé pinturas de artes. Me entretuve bastante con ellas creando distintos tonos de marrones (que, lamentablemente, no se observan con mucha diferencias en las fotos).
Disfruté especialmente con la capa, en la que usé principalmente Rojo Opaco de Delta Creative, una pintura de artes americana que finalmente me ha proporcionado el rojo "puro" que llevaba años echando en falta entre las pinturas de hobby. Curiosamente el Rojo Sanguina de Game Color que tengo como apagado ha funcionado muy bien para hacer las luces; una pintura que me creaba muchas frustraciones ha terminado por tener una utilidad muy interesante.

Si no me equivoco estas han sido las primeras miniaturas "reales" (es decir, dejando a un lado modelos de X-Wing, escenografía y otras rarezas) que he pintado en más de dos años. He disfrutado porque quería los modelos, he quedado satisfecho con ellos y no eran muchas miniaturas. Pero sí me he reafirmado en mi opinión de que, ahora mismo, no estoy con la presencia de ánimo como para pintar proyectos grandes (ni tengo ganas de buscar espacios donde meterlos), por lo que cualquier plan que incluya pintar muchas miniaturas no me resulta en absoluto seductor.
Sí pintar algunas miniaturas sueltas puntualmente como en este caso, o una banda (10-15 miniaturas) que sería lo más parecido a un gran proyecto para mi ahora mismo.

En cualquier caso quedo contento con MOM y a la espera de que vuelva a tentarme.

sábado, octubre 27, 2018

Héroe Alto Elfo

Hice un pedido a MOM Miniaturas y me quedaba un hueco para redondear cantidades. Después de pensar qué miniatura que no necesitaba podría incluir me terminé decidiendo por este modelo.


Se trata del héroe elfo con espada o lanza que, en mi caso, monté con espada (entre otras cosas porque me aterraba la fragilidad de la lanza).
Como mi idea principal era tener un héroe alto elfo que poder utilizar en juegos de escaramuzas o mazmorreo, utilicé una peana de suelo empedrado que podría valer tanto para una cosa como para la otra.
Pegué la espada hacia abajo para reducir la fragilidad y el escudo lo dejé tal cual, aunque ahora me sugiere una pose no muy natural.


Como las miniaturas de MOM tienen ese aire artesanal el modelo me inspiró pintarlo con técnicas no muy habituales.
Para empezar utilicé casi exclusivamente pinturas de artes en lugar de los acrílicos "de hobby" habituales y levanté todos los metálicos desde un color bronce hasta todos los finales, con varias sucesiones de pinceles secos y capas. Quizás se aprecie mejor en el escudo, donde fui marcando desde el bronce al oro brillante con unas luces de plata.

Para los ropajes utilicé el esquema clásico blanco y azul. Pero en esta ocasión levanté la base azul oscura utilizando un aguamarina de artes hasta las luces finales.

Aunque por estética y escala es una miniatura que encaja bien con los Altos Elfos de GW, el peculiar estilo artesanal de MOM y esta poco habitual selección de pinturas y técnicas, le dan un rollo oscuro ochentero que me ha terminado gustando mucho.

miércoles, octubre 24, 2018

X-Wing Casual: Cartas de Escuadrón

Hace unos días descubrí en Reddit -y de ahí a los foros de FFG- que un usuario llamado DagobahDave está trabajando en un complemento de juego para X-Wing llamado "Cartas de Escuadrón".
Se trata de una de esas iniciativas surgidas de la comunidad que son todo un regalo para un juego y que, en muchos casos, tienen una calidad -y una creatividad- que igualan o superan a un producto oficial... y además gratis.

Según cuenta Dave la idea está sacada de la odiada 3ª edición del jugo de rol de Warhammer. Por lo visto en él había algo llamado "carta de grupo" que servía para representar cómo los aventureros que formaban el grupo se apoyaban entre sí. Ejemplificando que se pueden sacar buenas ideas incluso de malos productos Dave traslada esto a X-Wing.
Las Cartas de Escuadrón dan una serie de beneficios a tu escuadrón siempre que este cumpla determinados requisitos de composición (por ejemplo el Escuadrón Oro ha de estar compuesto al menos por dos Alas-Y). Estos beneficios se traducen en una carta de mejora compartida de la que se beneficiará todo el escuadrón y una o más habilidades especiales que representan sus características concretas o su experiencia al volar juntos.


Un problema de X-Wing -compartido por numerosos juegos- es el llamado "power creep": la aparición de novedades van dejando obsoletos los productos que inauguraron su línea. Esto es especialmente significativo en este juego, porque unas de las naves que han quedado desfasadas son las que dan nombre al juego... además de (prácticamente) todas las aparecidas en la trilogía original, sin duda las más carismáticas y reconocibles incluso por los no aficionados.
Las Cartas de Escuadrón de Dave arreglan con imaginación y elegancia ese problema convirtiendo el juego prácticamente en un X-Wing 2.0

Obviamente se trata de una idea dirigida al juego casual. Pero eso no hace si no dotarle de un valor adicional, ya que propicia el uso de listas temáticas, lo que -en mi opinión- da sabor al juego y lo dota del aspecto que debería tener, alejado de un meta competitivo plagado de naves ignotas surgidas de los más oscuros lugares del lore de Star Wars.

Seguramente os llame la atención el aspecto tan profesional del diseño de las cartas de escuadrón. Pues bien, no es algo casual, me ha sorprendido descubrir que el autor es el mismo Dave de Dave's Models, creador de escenografía imprimible para wargames.


Si os gusta X-Wing, o si os atrae para jugarlo entre amigos de una forma casual alejada del competitivo, os animo a seguir el desarrollo de este proyecto tanto en Reddit como en los foros oficiales de FFG. No solo eso, es un buen momento para  involucrarse y aportar ideas y sugerencias, algunas de las cuales ya están siendo tenidas en cuenta por el autor.

miércoles, octubre 17, 2018

Héroe alto elfo con fénix

Desde el catálogo de Game Zone llega este personaje Alto Elfo.
Es una miniatura excelente, pero excede un poco en su "epicismo" de escala. Comparada con otras miniaturas de Altos Elfos es demasiado voluminosa y canta un tanto. Tal vez sea pasable siendo un personaje, pero no es algo que me guste.
Otra crítica que le haría es la fragilidad de la lanza que porta: me aterran las piezas tan finas.


Esta es una buena miniatura para los que disfrutan perdiéndose en los detalles; solo con el fénix me tiré un buen rato.
La capa está pidiendo a gritos unas filigranas, pero no quise complicarme demasiado. Por lo demás usé el esquema Alto Elfo habitual; disculpad la falta de originalidad :P

miércoles, octubre 10, 2018

Conan: reseña de (todas) las novelas

Y allí llegó Conan, el cimmerio, el pelo negro, los ojos sombríos, la espada en la mano, un ladrón, un saqueador, un asesino, de gigantescas melancolías y gigantescos pesares, para pisotear con sus sandalias los enjoyados tronos de la Tierra.
Las Crónicas Nemedias, Robert E. Howard
Hace poco más de siete años comencé a leer las novelas de Conan. Concretamente los 24 libros de Martínez-Roca. Como son un verdadero tesoro he querido estirarlas y he ido leyendo un libro aquí y otro allá; cuando terminaba un libro tedioso, una saga, o necesitaba una lectura relajante.
En lugar de hacer una reseña de cada uno de los volúmenes voy a aprovechar para enumerar falsos mitos y opiniones comunes.


Conan es un pilar de la fantasía contemporánea
Y el otro es Tolkien. La obra de Robert E. Howard es fundamental para lo que es la fantasía hoy en día. Desde D&D (y el Hero Quest) hasta las novelas de Abercrombie o Pratchett. Su estilo y su mundo han dado forma a muchísimos aspectos subculturales y del "mundillo friki".
Pero Robert E. Howard ha tenido que afrontar el estigma de ser un autor de relatos pulp, frente al glamour de ser un profesor en Oxford.

Calidad literaria
Lo que más me ha sorprendido leyendo Conan (y, fundamentalmente, las obras propias de Howard) es la calidad literaria. Como decía el pulp tiene ese estigma que parece calificarlo más como un producto de consumo que como una obra literaria por derecho propio. Contrariamente a los prejuicios la saga de Conan está maravillosamente bien escrita. Tramas vibrantes, un estilo evocador y emotivo, y una gran sapiencia, destreza y sensibilidad.
Como he comentado en algunas reseñas en el blog Conan es un ejemplo de lo que podrían ser tantas novelas de franquicias: un planteamiento fresco y emocionante no carente de calidad literaria.
En este mundo los hombres luchan y sufren en vano, y solo encuentran placer en el torbellino enloquecedor de la batalla […]. Que me dejen vivir intensamente mientras viva; quiero saborear el rico jugo de la carne roja y sentir el sabor ácido del vino en mi paladar, gozar del cálido abrazo de una mujer y de la jubilosa locura de la batalla cuando llamean las azules hojas de acero; eso me basta para ser feliz. Que los maestros, los sacerdotes y los filósofos reflexionen acerca de la realidad y la ilusión. Yo solo sé esto: que si la vida es ilusión, yo no soy más que eso, una ilusión, y ella, por consiguiente, es una realidad para mí. Estoy vivo, me consume la pasión, amo y mato; con eso me doy por satisfecho.
El físico de Conan
Un tema menor, pero que da para muchos debates. Los cómics y Schwarzenegger han creado una imagen extremadamente icónica, pero que no responde al físico con el que Howard describe a Conan.
Aunque en las novelas vemos a Conan desde su adolescencia a su madurez hay muchos rasgos por los que el cimmerio es siempre reconocible. Es descrito habitualmente "como una pantera a punto de saltar", fornido y atlético, pero lejos del aspecto de culturista que ha quedado en el inconsciente colectivo. Su agilidad y su habilidad como escalador son dos de sus rasgos más importantes.
Es curioso que, en este aspecto, la elección de Jason Momoa sea más fiel al personaje literario que el culturista austriaco.


Personalidad
Al igual que su físico la personalidad de Conan ha quedado desdibujada por las adaptaciones al cómic y al cine.
Lejos de ser un tosco bárbaro de pocas palabras Conan es un hombre viajado e instruido. Habla varios idiomas y tiene conocimientos de otras materias como historia y filosofía. Es de carácter reflexivo, dado a filosofar.
 “Los poetas siempre odian a los poderosos. Para ellos la perfección está siempre justo tras la última esquina, o tras la siguiente. Escapan del presente soñando con el pasado o el futuro.”
Racismo
Howard se muestra como un sorprendente conocedor de la historia del mundo antiguo y, al crear la Era Hiboria, teje con maestría un tapiz en el que varias eras y culturas se entremezclan. En las novelas aparecen pueblos de inspiración oriental, semita o africana. Dentro de estos pueblos hay muchas naciones, y ninguna se describe como intrínsecamente maligna o inferior (a excepción de los pictos). Un ejemplo interesante es el avanzado reino negro al sur de Estigia, visiblemente inspirado por el reino etíope.

Machismo
Conan es, de un modo muy evidente, una fantasía de poder masculina. Y el cliché de la damisela en apuros está muy presente a lo largo de sus aventuras. Los críticos coinciden en que esto es una "exigencia de marketing", ya que daba pie a ilustrar las portadas de las revistas pulp con señoritas con pocas ropas, lo cual aumentaba las ventas.
Para el cimmerio el género no es una cuestión que determine a una persona. Hay personas débiles, despreciables o corruptas sin importar su sexo, ya sean mercaderes, damas de la corte o civilizados aristócratas. Lo que para él cuenta es el honor, la determinación y la valía de sus compañeros de aventuras, y aceptará de buen grado a aventureras como Valeria o Bêlit.
Precisamente Bêlit acabaría convirtiéndose en su gran amor. Un amor alejado de lo físico, con un Conan atraído por la admiración y el respeto que la shemita despirta en nuestro norteño.

Conan, epítome de aventura
Si tuviese que quedarme con un aspecto de las novelas de Conan es que son divertidas. Las páginas parecen pasar solas y esa sensación de aventura, emoción y exotismo se extienden a lo largo de todas las novelas. No hay muchas novelas de las que se pueda decir que te hacen disfrutar. Y -como decía- lo hacen además con una calidad que los prejuicios hacen que no te imagines.
A lo largo de estos años gozando con las aventuras del cimmerio no he podido dejar de preguntarme por qué no se ha repetido algo así. Por qué no existen novelas ligeras de fantasía que estén bien construidas, tengan tramas emocionantes y personajes tridimensionales. Asumo que Robert E. Howard tiene todo el mérito posible, pero no deja de asombrarme por qué estando él mismo de ejemplo, y existiendo tantas academias de escritura creativa, no se hace nada similar en tantas novelas de fantasía y -sobre todo- en novelas de franquicia.



Cómo leer Conan
A día de hoy es posible encontrar los relatos de Conan en varios formatos y en distintas editoriales. Una visita a tu librería física o virtual de referencia te proporcionará varias opciones.
Personalmente he leído la vieja colección de Martínez Roca que, si bien puede ser difícil de encontrar físicamente, está disponible en formato digital. Esta edición recoge los relatos originales de Rober E. Howard, así como el trabajo sobre sus notas de sus sucesores literarios. Posiblemente encontréis opiniones sobre estos otros autores diciendo que son prescindibles y que no merecen la pena: desde mi punto de vista es una opinión fundamentalista, porque son relatos/novelas realmente buenos que yo no querría perderme.

Timun Mas tiene una colección titulada "Conan Clásico" que tiene muy buena pinta, que es fácil de encontrar y que personalmente me apunto. De todos modos quizás no sea la mejor de las opciones para un neófito en la obra de Robert E. Howard, ya que tiene un gran componente de ensayo. Personalmente creo que es más emocionante adentrarse en el mundo Hiborio directamente con los relatos... y dejar los ensayos para cuando uno ya ha quedado convertido en un fan de Howard.

Por otro lado la obra de Robert E. Howard ha quedado ya libre de derechos, por lo que la tenéis disponible en multitud de bibliotecas digitales. Si tenéis un eBook o el valor para leer en un móvil, tablet o PC, esta es, sin duda, la opción más sencilla y económica.

Pero, sea como sea, leed a Robert E. Howard si no lo habéis hecho ya. No deja indiferente la pasión, la emotividad y la calidad con la que una persona tan joven sabía escribir. Conan (y toda la obra de Howard en general) es un verdadero regalo y una experiencia arrebatadora para el lector.
Y si no tenéis tiempo o queréis probar un poco antes de meteros de lleno en la Era Hiboria, leed el relato La Torre del Elefante y tendréis en unas líneas toda la emoción, emotividad y sentido de la maravilla que he intentado transmitiros en esta reseña.

miércoles, octubre 03, 2018

X-Wing: Escuadrón de Z-95 Escoria

Prácticamente cualquier nave del periodo de las Guerras Clon va a gustarme. La culpa es principalmente de Filoni.
Me hice con un ejemplar rebelde porque es perfecto para ocupar esos puntitos que te quedan en una lista y que no quieres gastar en más mejoras para las naves.
En el caso de la Escoria tengo cuatro. He teorizado con más, pero son suficientes. Mi idea (además de usarlos con el mismo propósito que el rebelde) es jugarlos como una lista temática del Sol Negro acompañando a una Víbora Estelar.


El prepintado es correcto. A destacar el emblema del Sol Negro en las alas. El esquema es sencillo, pero elegante, y muy en la línea de la space opera clásica.

El trabajo se limitó a un lavado marrón y negro, como es habitual, y al "encendido" de los motores.


En el caso de estos modelos tal vez pueda apreciarse el efecto de brillo en las carlingas. Siguiendo la premisa de buscar la máxima efectividad con el menor esfuerzo este efecto está hecho aplicando barniz de uñas brillante directamente sobre la superficie negra de la cristalera.
Es sencillo. Es efectivo. Huele lo suyo hasta que se seca.

miércoles, septiembre 26, 2018

X-Wing Starfighter



 No tenía pensado ponerme con este formato de juego todavía, pero ya que me lo habéis pedido en los comentarios he intentado subirlo de lugar en la lista de tareas.

Al igual que el Holocrón de Lothal, X-Wing Starfighter es una colección de mínimos ajustes para hacer que X-Wing se reequilibre y, sobre todo, sea un juego variado y divertido, sin tener que invertir un dineral en la segunda edición.
Al contrario que en el Holocrón de Lothal, Starfighter es más un formato nuevo, porque modifica algunas características iniciales del diseño original con el propósito, como decía, de hacerlo más equilibrado y variado.

Podéis descaros las modificaciones de X-Wing: Starfighter aquí.

Talentos de élite
Este es el cambio más radical. En Starfighter solo los pilotos no únicos pueden equiparse con talentos de élite. Hay varios por qués para esta decisión.
- En primer lugar agilizar el juego. En mi experiencia con X-Wing, cuanto más simple ha sido la partida (partidas de iniciación y similares) más divertido ha sido. Que un piloto tenga su habilidad, más un talento de élite y que, en algunas ocasiones, estos interactúen entre sí, complica el juego sin ningún beneficio real a la experiencia de juego.
- En segundo lugar por eliminar combos. Aunque en ocasiones pueden ser divertidos, muchos combos no son más que exploits del juego que generan excepciones a las reglas generales y que, una vez más, añaden complejidad innecesaria.
- En tercer lugar porque este cambio genera una gran variedad. Builds que eran obvias (cortapegas) dejan de estar disponibles, pero todos los pilotos sin nombre ganan carácter y personalidad propias.
Creo que este será el ajuste más polémico, pero a su vez el que genere por sí mismo un formato nuevo.

Límite de puntos en mejoras
6 para naves pequeñas y 8 para grandes. Este cambio también afecta fundamentalmente a builds obvias, pero no solo hace que Miranda Doni deje de ser insufrible, si no que aligera el juego de combos aumentando su agilidad y premiando la habilidad del jugador.
Los títulos quedan fuera de esta regla para poder seguir jugando con naves como la Castigadora.

Otros cambios
El resto de cambios son los mismos que en el Holocrón de Lothal, atendiendo a sus mismas motivaciones y propósitos.
Únicamente se ha agregado la posibilidad de que la mejora "tecnología" permita el uso del ángulo trasero del TIE de las Fuerzas Especiales. Esto se me había pasado por alto. Muchas gracias a Iván Delgado por apuntármelo.


Si el Holocrón de Lothal pretendía corregir los errores fundamentales del diseño de X-Wing (a causa, fundamentalmente, de las expansiones), Starfighter es más ambicioso y es, por sí mismo, un formato nuevo de juego.
Busca, sobre todo, que la experiencia de juego gane en dinamismo, evitando que varias reglas y habilidades se solapen e intentando reducir el número de combos posibles. El resultado es que el juego es más ágil, la acción más frenética, y el mérito recae en la habilidad del juegador en lugar del deckbuilding.
Adicionalmente, evitando que los pilotos únicos tengan acceso a los talentos de élite, se da un nuevo protagonismo a los pilotos de segunda línea. Con esto nos evitamos también tener que prohibir "Instintos de Veterano" y "Adaptabilidad", quedando estos disponibles para pilotos anónimos. Al mismo tiempo la iniciativa original gana la importancia que merece.

Simplemente ponerse a hacer listas teniendo en cuenta las reglas de X-Wing Starfighter hace que podáis tener una perspectiva muy interesante de las nuevas opciones que abre al juego.Y una vez sobre la mesa la acción se vuelve mucho más trepidante.

¡No dejéis de contarme vuestras experiencias con este formato!

miércoles, septiembre 19, 2018

Reseña: Star Wars - Aliens

No sé muy bien por qué me puse con este libro después de la enésima decepción con una novela de Star Wars -esta vez con "From a certain point of view"-. Diría que me animó el hecho de ser una novela corta. Sea como fuere empecé a leer "Star Wars -Tales from a galaxy far, far away- Aliens" y me llevé una sorpresa: ¡una de las pocas novelas buenas de Star Wars!


Aliens es -por expresarlo de una forma muy gráfica- todo lo contrario a lo que es "From a certain point of view". Como esta, es una colección de relatos cortos pero, en el caso de Aliens, estos son originales, ingeniosos, interesantes y divertidos.
También tiene el honor de ser la primera novela del nuevo canon que me gusta. Lo cual tampoco es decir demasiado, porque del viejo canon solo me gustaron dos trilogías.

La propuesta de Aliens es muy interesante: relatos cortos con alienígenas aparecidos en el Episodio VII como protagonistas. Me gusta ese enfoque porque da mucha libertad al autor; las obras que giran en torno a los protagonistas icónicos de la saga no me gustan (con la excepción de la vieja trilogía de Han Solo).
Además, cada uno de los seis relatos de Aliens trata un género literario distinto. El resultado es muy inspirado y original.

High Noon on Jakku
Protagonizado por el alguacil Zuvio, empezamos el libro con el género noir. Un incomprensible robo lleva al agente de la ley a realizar una investigación detectivesca, con sus secuencias de acción y tiroteos.
Después de muchas decepciones con libros de Star Wars este inicio me dejó muy gratamente sorprendido.

A Recipe for Death
No sé muy bien como clasificar este relato. Es algo así como un thriller en un trasfondo del mundo de la alta cocina. Pero en Star Wars.
El ayudante del chef ha sido asesinado. Este sospecha que el culpable está entre los pinches y organiza un reality culinario para descubrirlo.
Desde luego es original.

The Face of Evil
Una de las criminales más buscadas de la galaxia acude a unos cirujanos muy inquietantes para que le creen una nueva identidad.
Es una historia encuadrada en el género del terror gótico. En mi opinión uno de los mejores relatos del libro.

All Creatures Great and Small
Es el único relato que se adentra en uno de los episodios de la saga. Un cuentacuentos nos narra su versión de la destrucción de la Estrella de la Muerte.
En este caso el relato homenajea al género de los cuentos de hadas clásicos.

True Love
Dos pillastres intentan hacer caer a su jefe en una ciber-estafa utilizando una web de citas. De verdad que no me esperaba algo así en una novela de Star Wars. No es ni remotamente alta literatura pero, una vez más, sorprende muy positivamente.

The Crimson Corsair and the Lost Treasure of Count Dooku
Y cerramos el libro con una historia de piratas al más puro estilo clásico.
Varias bandas de piratas descubren la ubicación de un crucero separatista, perdido desde las Guerras Clon y que, al parecer, guarda un inmenso tesoro en su interior. Aventuras a raudales en unas pocas páginas. Muchos tópicos de piratas, pero muy bienvenidos. Ojalá todas las novelas de Star Wars fuesen en esta línea.


La mayoría de los libros de Star Wars me parecen malos, pero este es de los pocos que puedo recomendar. Se lee en un momento y deja muy buenas sensaciones.

miércoles, septiembre 12, 2018

Escenografía: más árboles

Tenía desde hace tiempo todos estos árboles metidos en una caja. Si no me equivoco son un pack ahorro de Woodland Scenics. Cuando los vi me parecieron demasiado pequeños y los dejé aparcados. Pero recientemente me pareció que los estaba desperdiciando y que podría sacarse algo interesante de ellos porque, en fin, también hay árboles pequeños y árboles jóvenes.


Tan solo necesité arandelas para hacerles unas bases. Esto es necesario, porque incluyen una peana de plástico demasiado pequeña, y no tienen estabilidad (y menos aun en una mesa de juego).
Con pasta para baldosas se pegan a la arandela. Esa misma pasta la usamos para fijar arena y pequeñas piedras para crear la textura.

El resultado son 24 pequeños árboles. Más que suficientes para una mesa de juego.

Vuelve, Merlín. Britannia te necesita
Para 15mm van perfectos, aunque en su día ya construí unos cuantos cuando me dio por hacer escenografía específica para esa escala.


Y para los más habituales 25-32mm también van bien por si mismos. Y mejor aun si se mezclan con árboles más grandes. En la fotografía superior podéis verlos mezclados con árboles otoñales más altos y el resultado es convincente. La elfa posa como referente de escala.

miércoles, septiembre 05, 2018

Obsolescencia y wargames: no tan buena idea como parece

Hace unos días leí un comentario en 4Plebs que iba muy en la línea de algo a lo que llevo dándole vueltas mucho tiempo: la obsolescencia en los wargames y la conveniencia o no de esta desde el punto de vista comercial.
Si a esto le sumamos la reciente polémica por el cambio de edición en X-Wing tengo la suficiente motivación como para ponerme a escribir estas líneas.
 

La fórmula popular
La idea de la gente de ADE que multiplica los beneficios
Una reunión en una compañía de juegos. No tenemos tantos beneficios como quisiéramos. El consenso general es que como nuestro cliente tipo ya tiene todos los elfos que podríamos venderle no comprará más. La solución es sencilla: llevemos a cabo un cambio de edición/reglas que produzca una situación de obsolescencia sobre todos los productos que nos ha comprado.
Es todo bastante rastrero, pero funciona. Si antes tenía mucha infantería porque era buena hagamos que ahora lo pete la caballería (y viceversa). O hagamos que necesite 10 miniaturas más en cada una de sus unidades. Y, por supuesto, hagámosle necesarios una serie de libros, manuales y cajas de inicio, además de una gama de complementos si nos lo montamos bien.

Efecto en nuestra base de clientes
Tenemos fundamentalmente dos reacciones a nuestra decisión entre nuestros clientes. Por una parte unos pasarán por el aro y por caja. Otros se enfadarán y lo dejarán... Pero como estos últimos no nos estaban generando beneficios, ¿qué importan?


La alternativa MtG
El río avanza dejando pozas
Hemos aprendido bastante de diseño de cartas y nos hemos dado cuenta de algunos errores de nuestras primeras colecciones. Tenemos identificados los planteamientos de los clientes más implicados y sabemos que una maniobra radical que les deje fuera los enfadaría mucho.
La solución es muy diplomática: crear formatos.

Un tipo de formato para cada tipo de cliente
Los clientes veteranos que juegan a formatos viejos están contentos en su pequeño mundo. Puntualmente nos compran alguna cosa, lo cual no está mal.
Los clientes que quieren un ritmo trepidante de novedades (porque necesitan esa sensación de que "la empresa apoya su juego") tienen productos nuevos que comprar cada tres meses y están encantados. Nosotros más, porque estamos generando beneficios de forma continua.
Como, astutamente, prestaremos apoyo a los formatos que nos generen más beneficios, estaremos empujando de una forma sutil a nuestra base de clientes al formato de juego que nos interese (y los moldearemos como el tipo de clientes que más nos interesan).


El caso X-Wing (y FFG por extensión)
¡Nos quedamos sin material!
Llevamos desde 2012 sacando referencias de una IP que es finita. Hemos llegado a un punto en el que no hay mucho más que podamos poner a la venta. Literalmente.
Además, como hemos querido hacer que cada novedad sea de compra obligada -a consecuencia de un power creep brutal-, nos encontramos con que las referencias más populares (que son promocionadas constantemente de forma trans-media) son las menos competitivas. No es algo que nos importe lo más mínimo en sí mismo, pero lo mismo puede ser que la gente que se acerque a una mesa de juego no vea nada en absoluto reconocible (nada que conozca y le tiente) de una licencia por la que estamos pagando un dinero bastante considerable.
No nos queda otra. Hay que hacer una de esas cosas que ahora están tan de moda: un reboot.

Disimular y colarla bien gorda
Para que toda la base de clientes no se nos revolucione y abandone nuestro producto necesitamos una solución que les haga pensar que los queremos y respetamos. El cambio va a ser muy radical y, virtualmente (de una forma muy real y en absoluto virtual, a decir verdad) nada de lo que tienen les servirá. Pero no pasa nada, lo solucionaremos obligándoles a comprar unos kits de actualización.
Este kit les generará la falsa sensación de que los productos que ya nos han comprado siguen teniendo valor porque estos kits los adaptan. La realidad es que solo los parchan para el lanzamiento del juego base y la primera oleada de novedades; tras esto se encontrarán con que los nuevos lanzamientos serán reempaquetados de productos que ya tienen, pero con una serie de mejoras que serán imprescindibles si quieren seguir siendo medianamente competitivos.
Puede que para entonces se den cuenta, pero ya se habrán convertido en clientes rehén. Como tenemos entre nuestras filas gente de marketing que nos apuntan que no hay ningún tipo de cliente mejor (tal vez en cliente apostol, pero con los rehenes nos bastan) todos nos felicitamos.


La perspectiva del aficionado
Y las ventajas de un ecosistema estable
Siempre me lamenté de que Warhammer no fuese un juego estable. Terminaba mi ejército y me planteaba hacerme otro. Pero en ese momento llegaba un cambio de edición y me encontraba con que necesitaba más Yelmos Plateados. O que esos Guardias del Fénix que eran tan malos ahora eran prácticamente imprescindibles. Así que iba ahorrando, comprando y pintando. Y para cuando terminaba me encontraba con un nuevo cambio de edición.
Al poco me di cuenta de que no me interesaba empezar nuevos ejércitos, porque aunque llegase a terminarlos en la edición en curso, me encontraría con otro ejército que actualizar en cada cambio de edición.
Como los cambios de edición eran cada vez más rápidos acabó por no tentarme hacerme con los manuales en formato físico ("¿para qué voy a comprarlos? total, para lo que van a durar...").
Todo hasta una edición (8ª) en la que los cambios eran tan radicales y tan enfocados a hacerte comprar más de lo mismo (esas unidades descomunales) que terminé por bajarme del burro.

La empresa había ido perdiéndome como cliente poco a poco. Podría haber llegado a gastar mucho más dinero en sus productos, pero no me ofrecían confianza, ni me daban la sensación de que los productos que me ofertaban tuvieran algún valor más allá de algo que resultaba ser, prácticamente, de usar y tirar. De una forma radicalmente contraria a lo que sus planes pronosticaban, su planteamiento de obsolescencia programada no habían hecho que comprase más, si no menos. Hasta terminar de perderme como cliente.

Diría que todo esto se puede demostrar de manera empírica. Cuando empezamos a trastear con lo que sería Warhammer Reforged acabé de terminar algunos ejércitos... y me hice otros completamente nuevos. Por fin tenía un ejército de enanos (que llevaban tentándome desde alrededor de 1993), hice casi por inercia uno de elfos oscuros, y los trolls de la Grey Infernal acabaron reuniéndose como enemigos arquetípicos para los enanos. Desafortunadamente para la compañía, el grueso de estos productos fueron adquiridos a otras marcas (porque cualquier sentimiento de fidelidad había desaparecido).

Llegué a convencerme de que esta era tan solo mi forma de pensar, pero descubrir ese comentario en un foro me hizo ver que no era así. Ahora, posiblemente, será demasiado tarde, pero habría sido interesante comprobar qué hubiera pasado si la empresa hubiera optado por otras vías.



Primera Orden y Resistencia
Con FFG las cosas han sido siempre bastante similares. Esquivé varias balas, pero terminé saltando en X-Wing con ambos pies. Es un juego de naves de Star Wars y es complicado que algo pueda ser más guay que eso. Y el núcleo/planteamiento de las reglas está bastante bien.
El problema es un power creep brutal que acaba por afectar al funcionamiento mismo de las reglas y su filosofía de diseño... y esto tiene lugar prácticamente desde su lanzamiento.
La compañía lo ignora todo y va apretando la gallina de los huevos de oro, al tiempo que va lanzando puntuales parches de los de pasar por caja para generar aun más beneficios.
Toda esta huida hacia delante acaba generando un juego irreconocible, al tiempo que la posibilidad de lanzar nuevos productos va agotándose. La solución (en absoluto improvisada) de la compañía es realizar un reboot tal como describí antes.

Este reboot polariza a la comunidad. Los clientes rehén (bastante voluntarios, porque la 2ª edición aun no está a la venta) se agrupan en los foros de FFG y en Reddit. Desde allí refuerzan su convencimiento levantando cierta velada hostilidad hacia todos los que se muestran contrarios a aceptar de buen grado esta decisión comercial. Mientras tanto, en el resto de la red, se multiplican los comentarios críticos de aquellos que no darán el paso a la 2ª edición. Una historia que ya conocía: una comunidad rota.

Dado el planteamiento comercial básico de X-Wing se podrían haber realizado actualizaciones de juego (y creedme que eran necesarias) de una forma bastante similar a las de MtG: básicamente nuevos formatos.
La propia comunidad ya creó varios. Heroes of Aturi Cluster (multijuador con IA), Trilogía Original (solo naves aparecidas en ella), u otros más creativos como el Squadron Cards (que da beneficios a las listas temáticas). Recientemente se apuntaba un breve boceto de un nuevo formato similar a las cartas de Planeswalker en MtG.
FFG podría haber tirado por ahí. Y por las cajas de campañas, muy demandadas por todos aquellos (en realidad la mayoría) que estaban más interesados por el juego narrativo que por el competitivo. Pero han apostado por la fórmula radical. Para mi es una historia que se repite.


El ejemplo de DBA
En Noviembre de 2014 aparecía una nueva edición (la tercera) del wargame histórico DBA. Mientras se acercaba, los jugadores fueron mostrando un cauto interés. Cuando apareció esta presentaba varios cambios, siendo el más importante de ellos el que afectaba a la composición de muchos ejércitos. La mayoría de los jugadores se encontraban con que iban a necesitar comprar, montar y pintar unidades nuevas. No muchas miniaturas, ni más de unas pocas decenas de euros en realidad, pero los jugadores se plantaron: dieron la espalda a la edición 3.0 y siguieron jugando a la 2.2 (vigente desde 2004 y continuista con las anteriores).

Incluso una pequeña compañía puede tomar las mismas decisiones que las grandes pero, ¿qué hace diferentes a los jugadores de DBA respecto a los aficionados a otros juegos que -en términos generales- son bastante similares?
Resulta un debate interesante, y en mi opinión tiene que ver, no tanto con el hecho de ser un wargame histórico, si no al no ser un juego "cerrado", controlado a todos los niveles por la compañía que lo edita. Sea como sea, creo que deberían ser un ejemplo de pensamiento crítico y de resistencia al hype prefabricado

miércoles, agosto 29, 2018

X-Wing: Alas Y de Escoria y Villanos

Con el tiempo han ido ganándome los Alas Y. Tengo cuatro rebeldes, pero ya que la expansión Los Más Buscados incluye uno no está de más tener modelos propios para la Escoria y los Villanos.


Los modelos en sí son los mismos que los rebeldes, pero el prepintado tiene un poco más de gracia en la zona de las toberas, donde le han hecho un degradado majo.
Así pues el único trabajo fue pintar los droides astromecánicos y darle un lavado mezclando marrón y negro.


Como siempre dediqué más atención al efecto de los motores.
Tal como comentaba en el caso de los rebeldes, pintar el resplandor de las máquinas de un Ala Y tiene la complicación del diseño, ya que tendrás que meter el pincel entre los recovecos de los motores. La parte positiva es que la superficie donde puede apreciarse el efecto de resplandor es mucho más grande y queda más llamativa que en otras naves.

miércoles, agosto 22, 2018

X-Wing: Castigadora de Dengar

Una vez metido en scum una gran tentación es reclutar a todos los cazarrecompensas de renombre. No creo que termine haciéndolo, porque las naves de Bossk e IG-88A no terminan de gustarme. Pero Dengar era otra cuestión... y además tiene en su currículum haber participado en Clone Wars, y la idea de jugarlo junto a Ventress es muy seductora.


El diseño del Saltador Maestro es bastante peculiar, con esa forma de media luna que ha hecho que muchos lo comparen con la tapa del WC.
Una vez apliqué el lavado correspondiente esta nave necesitó algunos retoques adicionales para mejorar su aspecto.


En primer lugar pinté el droide astromecánico integrado en la torreta; venía con el mismo color que el arma de fábrica y no destacaba nada (estoy seguro de que muchos jugadores ni se habrán percatado).

A continuación fue necesario "encender" los motores y todas las luces de la nave.
Luces, o sensores de algún tipo (la JumpMaster 5000 es una nave de exploración) había que hacer algo con ellos, ya que la miniatura simplemente mostraba los huecos en la parte exterior de la media luna.
Con un poco de paciencia fui aplicando luces del mismo modo que con el motor, hasta quedar satisfecho y dar un paso final de blanco puro. Es un trabajo adicional, pero creo que el modelo queda fantástico así.

miércoles, agosto 15, 2018

X-Wing: Cazadora de Niebla

La furgoneta espacial es algo así como un Ala-B scum en cuanto a características sobre la mesa se refiere.
Estéticamente es una nave muy peculiar, que combina los motores tradicionales y los paneles solares tan populares en los cazas imperiales para conseguir la autonomía necesaria para poder realizar largos viajes de exploración.


Me gusta el diseño y, además, añade al juego a los amigos Zuckuss y 4-LOM, dos de los icónicos cazarrecompensas contratados por Vader para cazar a Han Solo.
Lo cual me hace pensar en un escenario entre varios jugadores, siendo uno de ellos Han, y el resto cazarrecompensas que se enfrentan en un todos contra todos.


Como siempre el retoque se limitó al lavado y al "encendido" de los motores.


Físicamente es una nave grande, en la frontera entre las dos categorías. Aun así su diseño hace que no sobresalga en demasía por todas partes; lo cual es de agradecer a la hora de jugar.

Como retoque final cubrí las ventanas de la carlinga con esmalte de uñas para potenciar el brillo.