miércoles, septiembre 20, 2017

Mago Elfo Silvano

Me apasionó La Sombra Sobre Albión. Siendo sencilla me parece la mejor campaña para Warhammer que GW ha hecho nunca. Y las tres miniaturas que sacaron para ella me siguen pareciendo genialidades.
Me gustaron tanto que me hice con un arúspice adicional con esta idea de usarlo con los elfos silvanos.
Y es que, con el aspecto celta que tenían los elfos silvanos hasta el final de 5ª edición, este modelo encajaba perfectamente.

Lo que os comparto aquí es la miniatura tal como la modifiqué y pinté cuando salió a la venta.
La modificación no puede ser más sencilla: unas orejas puntiagudas para usarlo como mago elfo silvano.
Al pintado le dediqué mucha atención. ¡Incluso experimenté con el NMM que tan de moda estaba por aquel entonces!


No tengo gran cosa que reprocharle a este trabajo de 2001, así que lo dejé tal cual.

miércoles, septiembre 13, 2017

Star Wars: Sombras del Imperio

Durante mi periodo de lecturas ligeras y, particularmente, centradas en Star Wars he leído Sombras del Imperio por recomendación de Namarie.
Tras las olvidables Un Nuevo Amanecer y Discípulo Oscuro, la apreciable Trilogía de Han Solo, y la sorprendente Coruscant Nights no tenía ninguna candidata decidida para continuar esta especie de maratón franquicia Star Wars así que me decidí por el consejo.

Y siento decir que me pareció muy mala.


Está escrita aceptablemente y el estilo es correcto. Imagino que todos estos autores cursarán alguna clase de estudios de técnicas de escritura y escritura creativa, por lo que podríamos decir que los ingredientes no son necesariamente malos. Sin duda puede ser una novela apta para jóvenes lectores si el tema les motiva y con ello leen, pero no creo que tenga mucho recorrido entre otro tipo de público.

Personalmente el principal problema que le he encontrado permanentemente a este libro es que he sentido que los personajes principales (los célebres, los que todos conocemos de las películas) estaban "recortados" y pegados en otro escenario. De algún modo todo me parecía impostado, fuera de lugar.

El segundo problema de esta novela es que el villano es lo más estereotipado que puedas encontrarte. Un villano folletinesco, como sacado de un vodevil. Cuando el autor quiere transmitirnos lo inteligente y despiadado que es nos ofrece tal caricatura que el personaje se queda entre lo risible y lo paródico.

Tampoco puedo dar una opinión positiva sobre la trama. En realidad no pasa de una "aventurilla" intranscendente.
Lo peor es esa sensación de que no aporta nada. Falla incluso en permitirnos adentrarnos en los chanchullos del Sol Negro. La propia Trilogía de Han Solo, aun tocándolo superficialmente, nos ofrece una imagen más amplia y profunda de esta organización.

Sombras del Imperio no merece -ni requiere- muchas más líneas. Perfectamente evitable y en absoluto recomendable.

miércoles, septiembre 06, 2017

El viejo árbol del brezal

En lo alto de mi armario dimensional, al fondo, guardaba una pieza de escenografía que construimos en algún momento de los 90. Estaba polvorienta, con algún desperfecto y un acabado ligeramente rudimentario, pero como elemento de escenografía era decididamente chulo.
Lo cierto es que viéndola ahí marginada me dio un poco de pena y me propuse repararla y actualizarla.


Las piedras y el árbol estaban pegadas sobre una base de poliestireno con silicona (presumiblemente). Aquello aguantaba, así que no tuve que realizar ningún trabajo adicional, tan solo cubrir la superficie con cola y arena y pintar.

Las piedras son interesantes, de algún tipo de cuarzo o algo así, pero el conjunto no quedaba del todo bien, así que les dí pincel seco y pinté un poco de musgo para integrarlas mejor en el conjunto.


Fue verla y visualizar lo bien que quedaría con el resto de escenografía en la que he estado trabajando últimamente. Mi idea es colocarla toda junta sobre la mesa de juego para crear un escenario que represente una suerte de brezal, un páramo azotado por el viento. Es una imagen de mundo de fantasía que siempre he tenido y que, tal vez de manera inconsciente, he ido construyendo.

Personalmente siempre me han gustado más las ambientaciones naturales que urbanas para juegos de escaramuzas fantásticas, gusto que resultó reforzado con las ambientaciones "rurales" para Mordheim que fueron apareciendo. A la larga todo se reduce a acumular suficientes elementos de escenografía y cualquier sistema debería ser jugable en uno u otro escenario. Desde luego la ambientación nevada para Frostgrave no es lo que me atrajo del juego, así que esto es otra opción que se abre.