miércoles, diciembre 26, 2018

Duelistas kislevitas

Hacía tiempo que tenía estas miniaturas de Warmachine con la idea de convertirlas en duelistas mercenarios, y por fin me he animado a hacerlo para quitarlas de la lista de tareas pendientes.
La idea es usarlos como "cuenta cómo" Asesinos de Vespero, porque estos se van mucho de precio en el mercado secundario.



Lo primero que he decir es que, aunque inicialmente estaba motivado, al montarlas y prepararlas este se me vino bastante abajo. El problema es que las miniaturas son muy irregulares. Aunque hay un par de modelos bastante buenos, el resto son de calidad descendente.


El líder es uno de los modelos menos reseñables, principalmente por la pose de la miniatura, que no es especialmente inspirada. Los detalles no están mal, pero la postura es muy mejorable.


Sin embargo esta es mi miniatura favorita de esta unidad. La pose es sencilla, y nada dinámica, pero es original y carismática. Transmite veteranía.


Este otro modelo tampoco está mal. Y ponerle el pie adelantado más elevado mejora el conjunto.
Simplemente lleva un trozo de pieza sobrante  para elevar la posición del pie.

Los otros dos modelos no son tan reseñables.

Estas miniaturas han sido, en general,  de esas que no se disfrutan pintándolas. Así que mi propósito fue terminarlas cuanto antes.
Busqué un tono de cuero que me convenciese y lo apliqué a las ropas. Con la excepción de los pantalones, que pinté en rojo y negro, para que guarden coherencia con el resto de mis mercenarios e imperiales.
Decidí pintar las capas también rápido, así que opté por pintarlas en color marengo y aplicarlas un par de lavados mezclando negro y marrón. Fue una especie de experimento y el resultado es aceptable; a tener en cuenta.

miércoles, diciembre 19, 2018

Otro hobby: Cómo empezar con las Nerf

Creo que descubrí las Nerf a mediados de los 90. Tan solo eran unos juguetes que estaban por ahí; me parecieron curiosas, pero no les presté mucha atención.
De algún modo, en estos últimos años, las Nerf me volvieron a tentar. Me parecerían interesante como una afición casual y divertida para jugar con las niñas, algo dinámico que hacer más allá de ver videos de YouTube en las tablets.
Y así andaba hasta que me encontré con un saldo de Nerfs de Rogue One. La conjunción fue demasiado tentadora y me he iniciado en una nueva afición.

Diversión
Lo fundamental, siendo -como son- juguetes, es que sea algo divertido. Y sin duda lo es. Desde un modo tranquilo tirando a algún objeto que haga de diana, hasta una guerra Nerf en la que todo el mundo corre gritando entusiasmado.
Desde luego es más barato, sencillo e inofensivo que el airsoft. Y no se toma en serio (punto aparentemente insignificante, pero muy importante para mi).
Es una afición atractiva para todas las edades, desde niños pequeños a no tan niños.

Colección tomada de internet

Seguridad
Algunas voces cercanas han apuntado su temor a que pudiera ser peligroso. Personalmente no creo que sea más peligroso que otros juguetes si se usan debidamente.
Los dardos se sienten, pero no hacen daño. Si impactan en un ojo puede no ser agradable, pero el propio fabricante recomienda usar gafas protectoras. En cualquier caso unas simples gafas de sol son suficientes.

Precio
Desde los 90 tenía la impresión de que era un hobby caro, y me ha llamado la atención que no lo sea tanto.
Obviamente esto es como cualquier otra afición: cuanto más te sumerjas más caro será y más extras nuevos irás descubriendo.
En cualquier caso una persona puede jugar a las Nerf con plenitud con una inversión menor a los 30-20 euros.
Mi consejo para jugar barato es que sepas qué arma se ajusta más a tus gustos. Si tu primera inversión es la Nerf perfecta para ti no necesitarás una segunda.



Eligiendo tu Nerf

1. Funcionamiento

Electrónica
Son las Nerf que funcionan a pilas. En el interior del blaster hay un motor que dispara los dardos. Generalmente se distinguen porque tienen dos gatillos: uno pone en marcha el motor y el segundo dispara los dardos cuando se oprime.
La principal ventaja de este tipo de Nerf es que dispara muy rápidamente. Pero, al mismo tiempo, también se vacía muy rápidamente. Como es lógico para poder jugar necesitarás pilas.
En mi experiencia apuntaría que su alcance no es en absoluto bueno. Personalmente no las recomendaría ni para principiantes, ni para jugadores intensos.

Manual
Las Nerf que funcionan sin pilas. Hay una gran variedad de ellas, y se diferencian entre ellas en la forma en que los dardos se martillean o ceban.

Blaster electrónico de Rogue One


2. Cebado
La diferencia más importante entre las Nerfs manuales es el cebado. Hay muchos tipos. Algunos son rarezas, así que apuntaré aquí los más comunes.
 
Tirador
El arma presenta una pieza (tirador) que hay que estirar para cebar el dardo. El tirador puede estar en la parte posterior de la culata o integrado en la empuñadura.
Son las Nerf más básicas, y solo pueden disparar de 1 a 3 tiros (según el modelo) antes de volver a cargarlas. Por contra se cargan muy fácil y muy rápido.

Deslizador
La carga se efectúa arrastrando una pieza situada en la parte superior del arma. Cada vez que la deslicemos hasta el final de su carril un dardo quedará cebado, listo para disparar cuando apretemos el gatillo.
Es uno de los sistemas de cebado más habitual. Parece bastante adecuado para pistolas, pero en mi opinión es molesto para Nerfs que efectúen múltiples disparos. El problema es que la posición en que has de colocar la mano para cargar es muy poco ergonómica y eficiente.
No es que sean malas en absoluto, pero por comodidad las descartaría.
Hammershot. Con amartillado.

Amartillado
Posiblemente el sistema de cebado más guay. Funciona como un revolver. Al apretar el martillo con el pulgar el tambor gira y un nuevo dardo se pone en posición y cargado para ser disparado.
El plus adicional de este tipo de Nerf es que puedes jugar con una en cada mano.
El principal problema es que el martillo acostumbra a estar demasiado lejos y demasiado duro como para que un niño pueda accionarlo con el pulgar de la mano que lo empuña.
Recomendado para adolescentes y adultos.

Manivela
Una barra sobresale a ambos lados del blaster. Cada vez que se recorre el carril tirando de ella un nuevo dardo queda listo para ser disparado.
No puedo dar mucha más información al respecto porque este es un tipo de Nerf que no he probado.

Bombeado
Funcionan como una escopeta: cada vez que deslicemos la agarradera inferior se carga un dardo.
El aspecto de esta agarradera puede ser exactamente como una escopeta, o presentar un manguito del que tirar.
Este es el tipo de Nerf más eficiente y ergonómica. La forma en la que se sitúan las manos tanto en reposo como en uso es la misma. Es cómoda y práctica. Si vas a comprar una Nerf para "uso absoluto" esta es mi recomendación.

Alpha Trooper CS-12. Con bombeado.
Tiro rápido 
Tiro rápido no es un tipo de cebado, si no una funcionalidad que se presenta en las Nerf de tipo Deslizador y Bombeado. Consiste en mantener el gatillo apretado mientras deslizamos o bombeamos, consiguiendo disparar todo el cargador de forma rápida.

Encasquillado
Si consultas reseñas por internet podrás leer bastantes quejas de los sistemas de Deslizador y Bombeado. Estas críticas apuntarán a que los dardos se atascan y se rompen. Personalmente me molestan bastante porque no son fallos del blaster, si no del usuario. Para que el dardo se sitúe en la posición adecuada y no se encasquille hay que realizar el movimiento de carga completo.
Así que si lees este tipo de críticas sobre el blaster que te haya gustado no las tengas en cuenta.


3. Carga
También hay varios tipos, pero los más comunes son tres.

Avancarga
Los dardos se cargan por el cañón del arma. Puede ser de un solo disparo o de disparo múltiple, pero la carga es exactamente igual. Agotaremos nuestra escasa munición rápido, pero también la cargaremos muy rápido.
Todas las Nerf recientes presentan un sistema de "disparo inteligente". Con él, en el caso de las avancargas de cañón múltiple, nuestra Nerf detectará cuales alojan dardos y disparará esos evitando los que están vacíos.

Cargador
Una pieza de plástico en forma de cargador o clip en la que introduciremos los dardos. Una vez lleno el cargador lo pondremos en nuestra Nerf y estará lista para disparar toda esa munición.
La capacidad del cargador varía según el modelo. Habitualmente entre los 6 y 20 dardos, aunque existen extravagancias con más capacidad (a costa de mayor incomodidad de uso y tiempo de recarga).
Sobre el papel es el sistema de carga más chulo. El problema es que la carga será más lenta y tediosa. Es habitual tener varios cargadores llenos para ir cambiando durante el juego (aunque esto supone una inversión adicional).
Rampage con cargador de 25 dardos.

Tambor
Como un revolver. Es igual que un sistema de avancarga, excepto que en lugar de introducir los dardos por el/los cañón/es lo haremos en los huecos del tambor.
Es una suerte de termino medio entre los dos sistemas anteriores: tendremos más munición que en un sistema de avancarga normal, y será más fácil y rápido recargar que con un sistema de cargador.


Complementos

Dardos
Los dardos son tan necesarios como los blasters para jugar con las Nerf. Generalmente una Nerf incluirá en su caja tantos dardos como capacidad tenga.
Pronto te darás cuenta de que estos tienden a extraviarse (e irán apareciendo, de forma sorprendente, por diversos lugares de la casa) y que necesitarás más.
Mi consejo: recurre a marcas secundarias. Por el precio que te costarían 10 dardos Nerf podrás comprar 100 dardos compatibles de otros fabricantes.
En general todos son compatibles, pero existen algunos más cortos que solo funcionarán en las Nerf de avancarga. Como guía general asegúrate de la que longitud de los dardos sea de 7,2 cm.

Cargadores
Si te has decidido por un tipo de Nerf con cargador posiblemente acabes necesitando más de uno. Como con los dardos es aconsejable recurrir a otros fabricantes compatibles, con precios mucho más razonables.

Puntos de mira, agarraderas, escudos, cañones, culatas...
Hay multitud de complementos que tu Nerf no necesita, pero que la darán un aspecto más amenazador... o ridículo. Esto queda al gusto de cada cual, pero no son necesarios.
La única puntualización podrían ser las culatas. Una culata de las dimensiones adecuadas puede ayudar mucho a las Nerf de cebado por bombeo, porque mejorará la ergonomía.
En el resto de casos es una cuestión meramente estética.

Protección
Como ya apuntaba unas simples gafas de sol bastarán.


Vale, ¿cual me recomiendas

Me gustaría hacer una pequeña serie reseñando algunas Nerf, pero si no quieres esperar y quieres una recomendación ya mismo puedo hacerte estas cuatro.

Alpha Trooper CS-12
Análisis detallado aquí.
Considerada por la mayoría la mejor Nerf manual. Funciona con un sistema de bombeado y cargadores. Es sencilla, práctica y cómoda.
Su distribución fue bastante peculiar. Pero, aunque está descatalogada, puede encontrarse fácilmente online o de segunda mano.

Rampage
Análisis detallado aquí.
Otra Nerf manual de bombeo. En este caso, en lugar de una pieza "tipo escopeta", tiene una manilla de la que tirar.
Adicionalmente incluye un cargador de 25 balas. Tal vez algo grande e incómodo.
Puede encontrarse con facilidad en tiendas físicas.

Disruptor
Análisis detallado aquí.
Es una de esas Nerf "de iniciación".  Funciona con Deslizador y se carga con un sistema de tambor.
Es sencilla, de carga rápida, y dispara sorprendentemente bien. Además de ser bararata.
El cebado por Deslizador no es mi favorito, pero la Disruptor es una Nerf perfecta para quien quiera jugar de forma puntual y casual. Posiblemente sea la mejor opción calidad/precio.
Se encuentra con mucha facilidad en jugueterías y grandes almacenes. No es raro encontrarla de oferta.

Hammershot
Análisis detallado aquí.
Un "auténtico" revolver con amartillado. Puedes blandir y jugar con una en cada mano, lo que te sumará puntos épicos.
El principal problema es que no es fácil de encontrar actualmente.

miércoles, diciembre 12, 2018

La Isla de los Eones, de Robert E. Howard

Continúo adentrándome en la obra de Robert E. Howard con un volumen bastante singular.
La Isla de los Eones es una colección de relatos que comienza con el que le da título, seguido de varios más reunidos en torno a tema "Otras historias de sueños y mundos perdidos".

La peculiaridad es que el relato La Isla de los Eones es una colección de esbozos de un relato que Howard no llegó a terminar. Este ejemplar recoge dos esbozos y dos versiones distintas de la historia inacabada, más un borrador del posible final.
En líneas generales cuenta la historia de dos náufragos que llegan a una isla no cartografiada. La isla parece estar desierta, y cubierta por las ruinas de una antigua civilización. Según pasamos las páginas se va haciendo evidente el homenaje a la mitología de Lovecraft, mientras la tensión y la curiosidad van entremezclándose.
Diría que es extremadamente interesante para el fan de Robert E. Howard y -en general- para cualquiera interesado en técnicas de escritura, porque este peculiar texto nos permite introducirnos en el proceso creativo del texano. Aun así, y de un modo extraño, leer varias veces tal cual el mismo texto sufriendo variaciones según pasamos las páginas termina por general un inquietante tono onírico que lo convierte en una intensa experiencia.

¡Leven anclas!, un breve fragmento sin título y la sinopsis La sombra en el pozo, configuran el borrador de una interesante historia de piratas. Esta incluye los tópicos habituales de este género, pero Howard va aumentando la oscuridad según pasan las páginas para terminar dando un nuevo giro final lovercraftiano. No tenemos un relato final, pero sí tenemos la historia completa, lo que nos permite -de nuevo- fisgonear en la forma en la que Howard escribía.

La tentadora de la torre de la tortura y el pecado es una maravillosa extravagancia en la que acompañaremos a dos aventureros occidentales hasta el corazón de África donde encontrarán un reino perdido y secreto fundado por ¡sumerios!
Una historia loquísima, pero extremadamente original, y con el sello de exotismo y aventura de Howard.

El regreso del hechicero es, desafortunadamente, tan solo el inicio de un relato inacabado. Se trata de pulp en su más pura esencia, con dos cazadores de tesoros que se meterán en problemas en Asia central. Parece la semilla de lo que podría llegar a ser una saga por derecho propio.

El hombre de Gondaria no es nada que pudiéramos aparentemente esperar, ya que es un relato de ciencia ficción. Una historia muy corta con un giro final de los que dejan muy mal cuerpo.

La Historia de Am-Ra son poco más que unas líneas de lo que Howard había planeado como las aventuras de un héroe en una ambientación prehistórica

Podríamos describir La tierra del hachís como una experiencia muy disparatada con el THC. Me resultó curioso porque yo mismo había escrito un relato sobre un viaje con drogas en El héroe comienza su viaje.

En Un sueño nos encontramos precisamente con eso: un sueño de Robert E. Howard. Un curiosidad para fisgonear en su inconsciente.

La puerta al mundo es un evidente homenaje a Lord Dunsany. Nuestro protagonista, un irlandés (como no podía ser de otro modo), es llevado al mundo de las hadas, donde luchará y amará, y al que terminará ansiando regresar, en la línea de los relatos feéricos románticos tradicionales.

Con Un fragor de trompetas Howard nos transporta hasta la India colonial más mística nuevamente al más puro estilo pulp. Pero, en esta ocasión, no se trata de un relato realmente pulp, si no romántico.
Tal vez el desarrollo de la historia amorosa sea un tanto melodramático o demasiado pasional, pero es una verdadera curiosidad leer a Howard explorando este género.

Howard nos da una muestra de sus pinitos en otro género con El arpa de Alfred. En esta ocasión un breve poema dedicado a Alfredo el Grande. El volumen incluye la versión bilingüe para disfrutarlo con sus rimas originales.

El Jinete del Trueno es un relato de fantasía ambientada en el mundo de los nativos americanos. Posiblemente sea la historia más asombrosa de todo este libro, ya que ofrece un giro asombroso al género fantástico, sustituyendo a los caballeros medievales por indios.
Entre los personajes protagonistas aparece una española de gran valor y fuerte carácter.

Oro español en Devil Horse es otro relato de Howard con españoles, en esta ocasión dos villanos y una damisela en apuros. Un muchachote irlandés se meterá en líos al ayudar a una joven española que intenta recuperar el tesoro que su antepasado escondió en lo que ahora es Estados Unidos.
Este relato es una mezcla del género pulp, el romántico y el pugilístico.
No es el mejor relato de esta colección, fundamentalmente porque el desarrollo romántico es muy básico y eso termina por lastrarlo, y la historia en general es bastante folletinesca, pero funciona como texto de aventuras sin pretensiones.


En resumen puede que no sea la mejor opción para iniciarse con Robert E. Howard, ya que parece un libro destinado a los seguidores del texano que quieran acercarse más a su forma de escribir. Aun así funciona como colección de relatos exóticos en general. Si bien dos o tres son algo flojos o poco más que bocetos, la gran mayoría son interesantes ejemplo de la desbordante imaginación del autor y de su sentido de la aventura.
Entre las cosas con las que me quedo es con el despliegue de cultura del que Howard hace gala y que voy apreciando cada vez más cuantas más obras suyas leo. Sigue fascinándome cómo alguien que vivía en un minúsculo pueblecito de Texas en los años 30 podía tener un nivel cultural tan impresionante.
Personalmente estoy con ganas de grabar audiorelatos de varios de ellos.

miércoles, diciembre 05, 2018

Escenografía: Pozo

Llevo tiempo queriendo tener un pozo en mi colección de escenografía, y pensando si hacerlo yo o encontrar una alternativa comercial. Y mientras eso pasaba me he encontrado con esto en la habitual gama de productos navideños que llegan por estas fechas a los bazares.
La escala no es exacta, pero por 1,20€ no está mal.


Puse una base de plasticard para integrarlo y pinté desde una base marrón.
Después fue básicamente una colección de pinceles secos hasta llegar al tono deseado.


Parece estar rodeado de maleza, lo cual no queda mal y le da un punto original.


Pinté el agua un poco más oscura en el pozo que en el cubo para darle un aspecto de más profundidad. Después apliqué un par de capas de efecto agua.


Y aquí la obligatoria foto comparando la escala. No queda del todo mal, aunque se nota sobre todo en el cubo, que incluso en 30mm sería enorme. Pero servirá.