miércoles, enero 22, 2020

Mortal Realms: sección de dungeon

El primer fascículo de Mortal Realms incluye una cartulina con una habitación para hacer de campo de batalla durante la escaramuza para aprender a jugar. En un primer momento la aparté sin más, porque no tenía pinta de que la fuese a utilizar para algo, pero con un segundo vistazo se me ocurrió una idea. La pegué sobre dos piezas de cartón, le pinté unas "tiles" y conseguí una gran habitación para juegos de mazmorreo.


Para pegarlo utilicé un producto que he conocido hace poco llamado "tacky glue". En la práctica es una cola blanca que no comba la superficie al secar. Se puede encontrar a buen precio, en una presentación igual a la cola blanca, en las tiendas de manualidades y artes. Pega bien y más rápido que la cola blanca, por lo que hay que andar atento a colocarlo bien a la primera.
Una vez seco simplemente tuve que delinear las baldosas con un bolígrafo negro y listo.


No es un proyecto original, ni con un gran trabajo y esfuerzo detrás pero, como es probable que muchos tengáis esta pieza por casa, os dejo la idea para que lo suméis a vuestras piezas de dungeon.
La sección de pasillo proviene de uno de los sets de dungeon de D&D, para que veáis el conjunto "en juego".

miércoles, enero 15, 2020

Fantasmas Mortal Realms

No me interesa AoS, y la salida del famoso coleccionable de Salvat me habría dado bastante igual de no haber sido por los 10 fantasmas por 2€. Sinceramente 2€ por 10 miniaturas que puedo usar (más otros extras) me parece una buena oferta independientemente del fabricante, así que salí de cacería por los kioscos. Curiosamente, al contrario de lo que pasó con el coleccionable de 40K, este ha sido muy fácil de conseguir, con gran número de unidades disponibles.

Desde que me enteré de todo esto mi principal idea ha sido "¡una banda completa para Thud & Blunder por 2€!". Y, además, podría usarlos con mis no muertos de Warhammer Reforged (donde tengo 4 banshees y no tantos espectros).
Obviamente, para todo esto, no necesitaba peanas redondas, así que, una vez montados, tiré de mi reserva de peanas cuadras.


Aunque tal vez sea interesante hablar de los modelos en sí en primer lugar.
Personalmente me agradó que fuesen easy to build; no tener que complicarse montando durante horas se agradece, la verdad.
La parte negativa es que, después de haber estado escuchando lo mucho que GW había mejorado en todos estos años, me he llevado un par de decepciones a nivel técnico y estético. La fundamental es que, aunque algunas líneas de unión sí están bien disimuladas, otras he tenido que taparlas con masilla verde en medio de la espalda de la miniatura. Hacía muchos años que no usaba masilla para arreglar miniaturas, y me ha sorprendido tener que recurrir a ella con todo el boato de las miniaturas Citadel.
En un plano estético me ha resultado muy poco inspirado que, de 10 modelos, 6 sean una suerte de variantes de la misma pose. Supongo que las típicas variaciones sobre un mismo modelo de la escultura tradicional también se traducen aquí, en este nuevo mundo de diseños por ordenador.
No me voy a poner tampoco muy exquisito, porque por 2€ está MUY bien, pero no los compraría por los ¿35€? del PVP.


Reconozco que la calidad y la personalidad de las miniaturas influyen mucho en mi motivación a la hora de pintarlas; en el caso de estos fantasmas mi ímpetu se vio un poco afectado después de haber tenido que masillear pero, como los no muertos son de pintado fácil, conseguí mantenerlo sabiendo que terminaría pronto.

Hace un tiempo estuve haciendo experimentos con una pintura de artes efecto nácar, y pensé que con estos modelos podría quedar muy bien. La pintura nácar es algo así como blanco con pequeñas partículas plateadas en suspensión que consigue dar un efecto reluciente. Mi idea era pintar con ella los espectros, darle un baño turquesa, y lograr un efecto fantasmagórico. Las cosas no salieron como había imaginado, y el resultado fue una especie de turquesa metalizado. Está bien contar estos fracasos por aquí, no solo por el hecho de mostrarse tal cual, si no también como idea colateral para quien quiera aprovecharla: queda muy bien para eldars de 40k y cosas similares.


En fín, que volví a pintarlos de blanco (tapioca en realidad) y darle sus lavados.
Si fuese a pintar todo un ejército de fantasmas supongo que saldría a cuenta comprar un lavado pero, como iban a ser estos 10, decidí hacer el mío propio.
Tardé un poco en lograr el tono exacto, pero básicamente está compuesto de:
- Halcón Milenario Turquoise de Game Color
- Negro de Game Color
- Un poco de acrílico marca Van Gogh
- Alrededor de una gota y media de Fairy
- Una medida de un vaso de chupito de agua
Todo ello en un bote y agitar. Después se sopla la espuma y se aplica al gusto. La idea es que el Fairy (o cualquier otro friegaplatos) rompe la tensión superficial del agua y hace que la mezcla fluya como un lavado comercial. Creo que le dí alrededor de dos lavados completos más otros dos de detalle. 
Tras esto apliqué pincel seco húmedo de tapioca hasta blanco. Con "pincel seco húmedo" me refiero a la técnica tradicional, pero con más abundancia de pintura que lo habitual; la idea es evitar exponer demasiado el pigmento, con lo que quedaría un efecto de piedra. No tiene mucho misterio, tan solo aconsejar partir de un término medio e ir subiendo hacia una mayor humedad para controlar mejor la cantidad de pintura.


Como referencia he hecho esta fotografía en la que los espectros acompañan a una vieja banshee Citadel. Se ve que no van mal de escala... y también cómo aplicaba la misma técnica de pintado de fantasmas hace unos años.


Y, como material adicional, este par de fotos para que apreciéis que pueden desplegarse en formación cerrada, por si -por alguna razón- os interesa la idea de colocarlos así.
Encajan bastante bien. De hecho muchísimo más fácil que lo arqueros elfos silvanos.

miércoles, enero 08, 2020

Escenografía: puertas de dungeon

Este es un elemento de escenografía peculiar, ya que es el primero que hago para uso exclusivo en dungeons.
Hace tiempo que venía dándole vueltas a la idea de hacer puertas para cuando fuese a utilizar las tiles de D&D. La cosa estaba bastante en stand by, porque no tenía un sistema que me convenciese para dungeons, pero teniendo la opción de usar las reglas de Thud & Blunder me animé finalmente.


Barajé la posibilidad de comprarlas, pero ninguna opción comercial me satisfacía totalmente, ya fuese por el precio/número de puertas, el aspecto o cualquier otro detalle. Así que, después de eso, me animé a hacerlas yo mismo.
Tras mirar algunos tutoriales en YouTube me decidí a hacer la versión del que más me convenció.

Son simplemente dos capas de palitos de helado grandes. En ellos tracé dos líneas con cutter para representar los listones de madera. Sobre estos coloqué dos tiras estrechas de madera a modo de refuerzos.
Los tiradores están hechos con una tira doble de papel y una arandela pequeña de bisutería.
No están hechas con detalle minucioso porque quería que tuviesen un aspecto tosco, apropiado para un dungeon húmedo y oscuro.

Ya puestos hice tantas puertas como me parecieron necesarias: 6 redondeadas y 6 estándar.


Este es el aspecto que tienen sobre el dungeon.
No estaba muy convencido de cómo hacer las bases, pero me decidí por utilizar una lámina de plástico duro transparente. La razón es que no sabía si querría poner puerta y base sobre las baldosas, o deslizar las bases bajo ellas. En la foto superior podéis ver en primer plano la que va por debajo y detrás la que va sobre las baldosas.


No son las mejores puertas del mundo pero -teniendo en cuenta que barajaba no usar ninguna en absoluto- creo que bastan. Además ha dado la casualidad que el ancho de las puertas es exactamente el de una tile.
Finalmente creo que me inclinaré por colocar las puertas sobre el mapa, y puede que les busque otras bases más estables.

miércoles, enero 01, 2020

Mago alto elfo

Esta miniatura debe proceder de los finales de 6ª o principios de 7ª. Cuando la compré estaba dejando de jugar a Warhammer. Tanto es así que creo que nunca la he llegado a usar en una partida de Warhammer.


Podría decirse que esta miniatura es el máximo exponente de mis habilidades pictóricas por aquel entonces. Ahí está el NMM en los brazaletes y la tiara, así como las piezas del báculo y el globo.
También las luces eran buenas (no es que haya mejorado desde entonces).

No hace mucho he sellado esta miniatura en barniz mate: quiero conservarla tal y como está porque, aunque no la haya usado mucho, sí que es muy significativa de esa época.

miércoles, diciembre 25, 2019

Escenografía: puestos del mercado

Hacía varios años que tenía estos puestos de mercado en MDF. Como son de madera y representan madera... simplemente los monté y los dejé así.
Pero no podía dejar de mirarlos y pensar que estaría bien dedicarles un poco de atención y mejorar su aspecto. Tampoco quería dedicar mucho tiempo y esfuerzo, así que pensé la forma más óptima para llevarlo a cabo.


En primer lugar pinté los techados. Di una capa base de marrón oscuro, pinté el metal y la madera y, posteriormente, di unas capas de lavado a todo el conjunto. Incluyendo las partes de la estructura que no había pintado. Eso debería bastar.


En segundo lugar estaba el problema de las cajas vacías. Pensé varias formas de emular productos, pero mi señora me dio esta idea que me pareció perfecta.
Lo que veis en las cajas son abalorios de colores. Llené las cajas con cola blanca, puse unas cuantas cuentas, y di una segunda capa de cola blanca para solidificar el conjunto al secarse.
¿Qué son en "términos de escala"? Según mi señora es un mercado de golosinas.


Y, como referencia de escala, una bruja como tendera.
En conjunto un buen grupo de elementos de escenografía para dar cobertura y molestar en Thud & Blunder y otros juegos de escaramuzas en un entorno urbano.

miércoles, diciembre 18, 2019

X-Wing: Poe Dameron

Otra de las cosas positivas del paso de la 1.0 a la 2.0 son los saldos. Me hice con una caja básica de El Despertar de la Fuerza y decidí pintar el T-70 como el de Poe Dameron.


Básicamente es un repintado completo sobre el esquema de fábrica blanco y azul. No es algo demasiado complicado, pero el modelo es pequeño y hay unos cuantos detallitos.

Además del encendido de motores hay un poco de esfuerzo adicional en pintar a BB-8 con su diseño original.


He tenido que retocar un poco con Photoshop, porque esta foto pertenece a mis primeras pruebas con la caja de luz, y algunos colores se ven algo apagados.

Es uno de los pocos repintados completos que he hecho para X-Wing y, la verdad, estoy bastante satisfecho.

miércoles, diciembre 11, 2019

Arqueros elfos silvanos

Estas miniaturas son el resultado de un paseo por el mercado de las fiestas del barrio. Sin planearlo me encontré montando y pintando miniaturas de Warhammer por primera vez en mucho tiempo.
Montarlas no ha sido una experiencia que me haya gustado recordar. Sobre todo por todo el jaleo de tener que estar reposicionándolas para que no se peguen entre ellas.

Como el montaje ya me dejó bastante cansado decidí buscar un esquema que propiciase un pintado rápido. El plan original no fue como esperaba y el atajo supuso dos capas adicionales.


Sea como sea utilicé un color más natural que mis primeros elfos silvanos noventeros, y el resultado es bastante bueno. Aún así los dos verdes que elegí quedaron muy similares después del tintado, por lo que decidí contrastarlos con el tono cuero con el que había experimentado en los duelistas kislevitas.

No quería que el estandarte destacase demasiado, y los dos duendes de la punta atraerían mucho la atención, con lo que los pinté como si fuesen un adorno de bronce/dorado en coherencia con los refuerzos metálicos de los arcos.


Tengo otros dos regimientos de 12 arqueros silvanos cada uno. No creo que llegue a necesitar más (porque los ejércitos muy shooties no suelen funcionar bien), pero no está mal tener estos disponibles para representar algunos arqueros más de élite, como regimiento de renombre, o para usar las miniaturas de forma más individual en una banda de escaramuzas.