sábado, diciembre 28, 2013

Irlandeses: Lebreles

Los lebreles o loberos irlandeses son -junto con los grandes daneses- los perros más grandes del mundo. Desde tiempos remotos los habitantes de Irlanda supieron aprovechar las impresionantes características físicas de estos animales para la caza de grandes piezas.
Aunque es clara la importancia de los perros en la sociedad irlandesa antigua, las fuentes sobre el uso real a una escala notable como perros de guerra no son tan claras y abundantes. En cualquier caso eran una opción de la lista de irlandeses de Dux Bellorum... y una opción demasiado tentadora y molona como para pasarla por alto.


Incluí dos peanas para aprovechar su rol como hostigadores veloces y de gran pegada. No tienen ningún misterio y se pintan muy rápido; un color base y un lavado es suficiente. Sí utilicé alguna luz para darles más vida, pero me quedé en dos tonos habituales en esta raza.
En realidad solo hay dos modelos, así que intenté pegarlos en posiciones diversas para dar mayor sensación de variedad. Mi favorito es el que coloqué de forma que pareciese atento a lo que le ordena el cuidador :)

Como me encanta esta raza pero no vivo en el campo me di el gusto pintándolos y teniéndolos como estupenda opción para la lista escota.

miércoles, diciembre 25, 2013

Irlandeses: Guirran

La caballería ligera gaélica encaja perfectamente en la forma gaélica de combatir. Son hostigadores por excelencia. Expertos en cabalgar hacia el enemigo, lanzar sus jabalinas y retirarse... de forma incesante hasta terminar su munición.
Se entrenaban hasta ser realmente buenos en esta función, y los guirran (literamente "jinetes") -más tarde llamados hobblers o hobilars- se convertirían también en fundamentales en los ejércitos inglés y francés.
Cuando se acababan las jabalinas, o el enemigo huía, también podían usarse para cazar a la infantería, o para flanquear una posición enemiga.


Quería una única peana de caballería ligera pero, desafortunadamente, el pack de Splintered Light no incluía ninguna. No me quedó otra que hacer transformaciones en 15mm. Para ello aproveché que me sobraban dos sleaceitherne, a los que corté la peana, limé los restos pegados a los zapatos, y despatarré un poco más. Después los pegué sobre dos caballos de mi caja de restos. Sencillo pero efectivo.

sábado, diciembre 21, 2013

Irlandeses: Sleaceitherne

Guardaba estas miniaturas de Splintered Light desde hacía ya tiempo, pero como tenía DBA un tanto olvidado estaban en su caja esperando tiempos mejores. Cuando me puse con Dux Bellorum se volvieron de pronto mucho más interesantes. Y después de leer Los Lobos de la Frontera (donde se habla de un posible origen mítico de los legendarios auxiliares de los últimos días del Imperio Romano) no necesitaba más motivación.

Los attacotti (ver Wikipedia) era una tribu irlandesa que saqueó la costa occidental de Britania durante los últimos años del dominio romano y, aun con más decisión, tras la retirada de estos.
Me gusta la historia de los attacotti por el halo de misterio que envuelve su etapa como auxiliares en las legiones, pero estas miniaturas sirven como cualquier tipo de escoto-irlandeses, o para representar a los ya asentados en el reino de Dal Riada.


En esta primera tanda de miniaturas podéis ver las unidades de Sleaceitherne que, literalmente, quiere decir "banda de guerreros con lanzas". Muy descriptivo.
La sociedad gaélica -tanto la jerarquía como los nobles menores y campesinos- era un poco inusual. Pero, el cualquier caso, los conocidos como ciorns (más tarde llamados kerns) tendían a estar en lo más bajo. Sin mucho dinero ni una habilidad inherente para la lucha, no podían permitirse un buen equipo, ni eran armados por un arras (aristócrata). De todos no importaba demasiado, la mayor parte del tiempo un ciorn es solo un hombre al que se llama a formar parte de la milicia durante un conflicto. Y luchaban con lo que tenían a su alcance; comúnmente lanzas de caza o rudimentarias mazas, acompañados de pequeñas jabalinas o dardos. Posteriormente los kern se convertirían en la infantería básica de los ejércitos irlandeses, mejorando su equipo y su formación militar, pero en este periodo son solo milicia con el peor de los equipos.



Las miniaturas de Splintered Light son bastante agradecidas de pintar y, con muy poco esfuerzo, quedan resultonas.
Para el esquema general usé tonos naturales, verdes y ligeros toques anaranjados; sí, mi intención era sugerir sutilmente cuan irlandeses son.
En los escudos intenté recurrir a las escasas referencias del periodo. En algunos casos los pinté como simple madera desnuda, para resaltar que no son precisamente tan acaudalados como la nobleza britano-romana.
Decoré las peanas con grandes rocas y brezo para evocar los paisajes de Irlanda.

miércoles, diciembre 18, 2013

Antihielo

Quería leer algo steampunk, pero me daba pereza meterme en una saga y sentía desconfianza hacia la cuestionable calidad que pudieran tener algunas novelas del género, así que aposté por Antihielo. Antihielo está bastante bien considerada, se la define casi fundacional del género, es un solo volumen y el autor tiene bastante reconocimiento, así que se presentó como la mejor opción.

La acción nos sitúa en los años previos a la guerra franco-prusiana, arrancando tras la batalla de Balaclava. La tecnología se ha revolucionado con el descubrimiento del antihielo que da título a la novela.
El antihielo se extrae de la Antártida, donde se estrelló el cometa que lo transportaba. Por las descripciones que leemos esta sustancia resulta ser altamente conductora del magnetismo y produce una reacción energética al ser descongelado (reacción que es espectacularmente explosiva si la descongelación es rápida).
No tenemos que pasar demasiadas páginas para descubrir que los usos, características y consecuencias del antihielo son similares a las de un material radioactivo y que, de hecho, la tecnología del antihielo tiene evidentes paralelismos con la energía nuclear.

Con esta premisa la novela arranca con uno de los prólogos más estremecedores que he leído. No recomendaría esta novela a cualquiera, pero sí animaría a todo el mundo a leer el prólogo. No importa si no vais a comprar el libro; si lo veis en una librería leed esas páginas del prólogo.
No quiero profundizar en él para que la experiencia sea más plena. Solo diré que este tiene lugar durante el asedio de Sebastopol  y que, obviamente, los oficiales decimonónicos rápidamente se dan cuenta del potencial militar del antihielo.

Tras este primer capítulo la novela gira rápidamente en torno al ingeniero experto mundial en el antihielo y las circunstancias que llevan a este, su mayordomo, un periodista y al protagonista a embarcarse en un viaje a la Luna. Ahí está el homenaje a Verne por el que es tan celebrada esta obra.
El problema para mi es que esta es la parte más aburrida con diferencia. El inicio y el final de Antihielo son magníficos, pero la trama del viaje a la Luna que ocupa las páginas centrales (y el grueso de la novela) es un rollo. Básicamente trata de cuatro británicos en el interior de una habitación tomando brandy, fumando puros y hablando de cosas británicas. Páginas y páginas de reflexiones políticas en las que uno casi puede oir el Rule Britannia de fondo. Solo destacaría un par de destellos de acción y una tertulia sobre el anarquismo. Poco más.


Una vez terminada la odisea alrededor del satélite los protagonistas vuelven a la Tierra para encontrarse con una guerra franco-prusiana steampunk extravagante  y fascinante. La pena es que ya solo quedan un puñado de páginas. Las suficientes para encontrarlas trepidantes y emotivas, pero muy pocas.

No puedo decir que Antihielo sea mala. De hecho tiene puntos muy buenos. Lo que lamento es que Baxter se centrase en el homenaje a Verne y desaprovechase la oportunidad de desarrollar los conflictos europeos del XIX desde la óptica steampunk.
Desde luego la parte del viaje es bastante aburrida y creo que más de uno tiraría la toalla en esas páginas.
Interesante si te atrae la temática steampunk. Prescindible si no es el caso. Leed el prólogo sobre el asedio de Sebastopol si tenéis la oportunidad.

sábado, diciembre 14, 2013

Pinterest

Hoy quería hablaros de esta peculiar página que no sabría calificar si como útil o como pasatiempo. Tal vez las dos cosas. O tal vez dependa del uso que se le dé.
Reconozco que durante mucho tiempo ignoré Pinterest por haber leído muchas referencias que lo calificaban como "Tumblr para chicas"... para acabé decantándome decididamente por él.

Una captura de mi tablero "Fantasy"
Y es que, en cierto modo, Tumblr y Pinterest son similares: sigues a otras personas o temas de tu interés y todas las actualizaciones van materializándose día a día en tu feed. El problema es que cuando quería recuperar algo en mi Tumblr me costaba mucho scroll localizarlo por más que estuviese adecuadamente etiquetado (por compartir la misma nomenclatura de etiquetado con otras muchas publicaciones).
Por contra en Pinterest cada foto que decidas "rebloguear" ("repinear" en la terminología de Pinterest) va al tablero que selecciones y que previamente hayas creado, lo cual mejora el orden y la facilidad para volver a encontrar dicha publicación más tarde.

Cada usuario buscará que Pinterest le cubra unas necesidades específicas. En mi caso el uso que hago de él es principalmente como fuente de inspiración. Es una forma de coger ideas para futuros proyectos, buscar referencias para esquemas de pintura y similares.
El caso es que acabé encontrando que Pinterest solucionaba el problema que encontraba en Tumblr, lo cual ha terminado haciendo que terminase abandonando esa plataforma y mudándome a la página de los pins.

Un vistazo a mi tablero "Miniatures"
Además de simplemente "repinear" y clasificar en tus carpetas material subido a Pinterest por otros usuarios el servicio también ofrece la opción de pinear lo que uno desee. Ya sea subiéndolo directamente desde el disco duro o pineando cualquier foto que veamos por la red y sea de nuestro interés. Para esto Pinterest ofrece un útil botón que se integra en el navegador y que nos permite capturar "al vuelo" cualquier imagen que nos encontremos.

Finalmente ha terminado conquistándome y suelo hacer uso de él de forma bastante activa. El enganche que uno pueda tener con Pinterest es relativo, y en gran medida vendrá determinado por el flujo de nuevos pines en nuestra página principal; el cual dependerá de la cantidad de usuarios, tableros o temas que estemos siguiendo.
Si queréis darle un tiento aquí os dejo mi Pinterest para que podáis trastear y ver qué os parece.

miércoles, diciembre 11, 2013

Europa Report

La semana pasada descubrí esta película que ni sabía que existía. Un film a priori interesante y que podríamos clasificar como independiente... que, en este caso, no es más que un eufemismo para "serie B con pretensiones".
Y es que como película de serie B no sería mala. Ni siquiera como independiente... de no ser porque las pretensiones se desnudan solas y porque como película es sosa hasta decir basta.
En este post habrá spoilers. Siga leyendo bajo su responsabilidad.

Europa Report nos narra el viaje de un grupo internacional de astronautas para explorar y tomar muestras de la luna Europa. Esto se presenta como una suerte de falso documental mezclado con lo que pretenden ser las grabaciones reales de las cámaras internas de la nave. Todo ello con la intención de darnos una impresión de realismo; de plausibilidad y buen trasfondo científico.

Todo esto que, así planteado, parece un buen asunto, se viene abajo según avanza la película.
En primer lugar el pretendido realismo de la vida entre los astronautas se traduce en un peñazo insufrible. Y es que los astronautas están en la nave sin hacer gran cosa. Se nos intenta dar una imagen psicológica de los protagonistas, pero esta se queda en contarnos que el ingeniero (el más fogueado del grupo y con años de experiencia en el espacio) está deprimido y que otro de los tripulantes (he olvidado su rol científico) es el payasete del grupo. Y nada más. Solo una serie de aburridísimos minutos de metraje en los que nada mínimamente interesante sucede.

Nada... hasta que los despropósitos físicos comienzan a sucederse. Creo recordar que el primero es el que lleva a la muerte del payasete del grupo.
En esta escena parte del instrumental de la nave se estropea por algún motivo intrascendente. Dicho instrumental es de vital importancia, pero los ingenieros, en un brillante ejercicio de planificación, han colocado los controles pertinentes en el exterior de la nave. Así que el deprimido ingeniero ruso y el bufón de la misión salen a repararlo. Y a no mucho tardar el ingeniero se corta con un trozo de chapa, rasgando el traje y provocándose una hemorragia en un dedo. Un traje espacial desarrollado para la misión más larga hasta la fecha se puede romper con un trozo de chapa. Pero no pasa nada, porque el astronauta puede apretarse el dedo y evitar desangrarse y que la diferencia de presión le haga hacer ¡pop!
Mientras el desafortunado ruso se hace un corte el otro personaje se rocía de hidrazina. La hidrazina se comporta como si no estuviese en vacío, salpica el traje del sujeto y se adhiere a él. Repito: todo esto flotando en el espacio. Total que, claro, la hidrazina es la mar de tóxica y no van a permitir que este tipo vuelva a entrar en la nave y los mate a todos, así que lo sentencian a muerte.
En un último acto de valentía el salpicado empuja al cortado al interior de la nave... solo para descubrir que no van atados a nada. Por lo visto han salido al espacio exterior a las bravas o algo así, así que es en ese momento en el que lo descubre y sale volando hacia el infinito. Bon voyage.


Podría seguir hablando mucho más de estos temas, pero creo que os hacéis una impresión clara del despropósito general. Así que me ahorraré a pilotos que no se abrochan el cinturón en un despegue, una luna de Júpiter con la misma gravedad que la Tierra, hielo que no se derrite cuando le das a placer con unas toberas y multitud de inteligentísimos científicos comportándose como perfectos imbéciles (aunque esto último es algo habitual en cualquier película).
Sin dejar de señalar que todo esto se hace en plan "por mis pistolas", mandando una misión tripulada antes de hacerlo con robots.

Con todo no sería una mala película de serie B. Pero una actitud tan presuntuosa en torno al pretendido realismo la convierte en una producción realmente carcajeable. O lo sería si no fuese aburrida como ella sola. Y eso sin contar la estructura en forma de interminables flashbacks que tienen un éxito sin precedentes en su ardua labor por cortar cualquier ritmo que Europa Report pudiera tener.

Si habéis llegado hasta aquí os habéis ganado el premio: bajo la superficie helada de Europa vive una simpática raza de calamares fluorescentes que se alimentan de biólogas estúpidas.

sábado, diciembre 07, 2013

Guerrero maligno

Me gustó el aire oldschool de esta miniatura. De aires claramente caóticos, pero sin un rollo barroco recargado. Con pintas de malvado clásico de espada y brujería, o de enemigo de una peli B de los 80.


Mi idea fue reclutarlo para usarlo como enemigo de nivel alto en juegos mazmorreros, tanto como guerrero, como antipaladín. También como protagonista en mi idea de "aventureros buenos vs aventureros malos" que ya probó Bairrin en su fase alfa. Entonces usamos Warlord como motor de juego, pero ahora tal vez apostase por un mod de fantasía de In Her Majesty's name; haría el juego más ligero y dinámico.

miércoles, diciembre 04, 2013

Cría de dragón

Vamos con el último de esta tanda de familiares.
En este caso una cría de dragón. Una miniatura sencilla y barata que puede dar mucho juego.
Se puede usar como familiar molón para un mago, pero también se le puede dar salida en ambientes dungeoneros; el poderoso primer dragón al que se enfrentan los aventureros.


Decidí pintarlo de verde porque el primer dragón que pinté (la montura de Asarnil) era verde, así que sentía que de alguna forma estaba cerrando un círculo.

Aposté por tonos tradicionales, variando un poco entre las escamas y las membranas de las alas. La zona de la barriga la destaqué con una mezcla de marrones amarillentos y verdes.
No es que tenga mucho misterio, y es una miniatura que se pinta en un pispás, pero es simpática :)