miércoles, diciembre 30, 2020

Age of Fantasy: reglamentos gratuitos

En el momento de escribir esta reseña ha pasado solo un día desde que conocí Age of Fantasy y no he podido contenerme en hablaros de ello cuanto antes.
Age of Fantasy es un conjunto de reglas creado por One Page Rules. AoF forma parte de una familia de reglas que incluye varias encarnaciones: Grimdark Future (que sería WH40K), GF Firefight (escaramuzas 40K), Age of Fantasy (batallas en orden abierto, como Saga, Dragon Rampant o AoS), AoF Skirmish (Mordheim y escaramuzas de WHFB), AoF Regiments (Warhammer) y Warfleets FTL (batallas entre naves capitales). Además de un sistema para juego sobre tablero de hexágonos y una colección de pequeños juegos que, literalmente, ocupan una página.
 
 Como decía el motor principal es el mismo, de la misma manera que los jugadores veteranos reconocen el motor GW en juegos tan diversos como WHFB, 40K, Mordheim o Necromunda. Todas las encarnaciones de Age of Fantasy y Grimdark Future tienen una extensión similar, no superior a 32 páginas y comparten el mismo espíritu de ofrecer un sistema de juego ligero, rápido y capaz de mantenerse alejado de situaciones complejas que reglas más complicadas podrían propiciar.
Podría hablaros en términos generales de todo el sistema, pero voy a aprovechar este post para centrarme en Age of Fantasy: Regiments, que ha sido el que más me ha atraído. Las mecánicas generales la podéis extrapolar a cualquiera de sus versiones.

Al descargar Age of Fantasy: Regiments nos encontramos con un reglamento de 32 páginas. En ellas las reglas básicas se extienden hasta la página 15, con las que podemos jugar perfectamente. Desde allí y hasta la página 25 tenemos las reglas avanzadas. Y el manual termina con 7 páginas de Conversiones Totales, que alteran radicalmente el manual hasta crear un juego nuevo en sí mismas.

Requisitos
- Miniaturas. Presumiblemente utilizaremos modelos de 28mm. A partir de ahí el tamaño de las peanas es flexible; básicamente el manual te indica que utilices las que tengas y listo. Pueden, incluso, utilizarse peanas escénicas con varias figuras con una serie de ajustes.
Es decir, puedes usar tus viejos ejércitos de Warhammer tal cual.
- Dados de 6 caras. 10 serían correctos, 20 sería lo ideal, y tener uno de distinto color viene muy bien.
- Cinta métrica en pulgadas.
- Superficie de juego de 180x120cm, aunque con pocos puntos se puede jugar con menos.
- Entre 5 y 10 elementos de escenografía.
- Contadores de objetivos (o piezas de escenografía que los representen). Un total de 5.
 


El Sistema
Perfiles
El perfil de las miniaturas es el siguiente:
- Nombre [Tamaño]. El nombre y número de miniaturas que componen la unidad
- Calidad. El resultado necesario para realizar ataques y chequeos de moral.
- Defensa. El resultado que has de obtener para evitar heridas.
- Equipo. Armas y otros chismes.
- Reglas Especiales. La que correspondan-
- Mejoras. Una serie de modificaciones a la que puedes someter la unidad.
- Puntos.
 
Activando y moviendo
Un punto diferencial importante con Warhammer es que en AoF las activaciones son alternas; el jugador A elije una unidad, la mueve y combate con ella, y a continuación lo hace el jugador B hasta que ambos han activado todas sus unidades y concluye el turno.
 
Los movimientos están integrados en las acciones posibles de cada unidad al ser activada. Así esta puede Aguantar, y girar hasta 180º; Avanzar, y pivotar hasta 90º en una ocasión (y disparar) moviendo 6"; Correr, puede pivotar hasta 90º al inicio de su movimiento y después mover hasta 12"; Cargar, igual que Correr, pero declarándolo para poder trabarse en combate.

Disparando
Todas las miniaturas en una unidad con armas de proyectiles puede disparar siempre que tengan línea de visión y alcancen a la unidad objetivo.
Tira 1d6 por cada atacante. Los resultados que igualen o superen su Calidad son un impacto.
El objetivo tira 1d6 por cada impacto. Cada resultado que iguale o supere su Defensa será ignorado.
Elimina tantas miniaturas como sea necesario.

Combate cuerpo a cuerpo
Todas las miniaturas en las dos primeras filas pueden combatir.
Sigue los mismos pasos que en el disparo.
La unidad enemiga puede contraatacar.
Suma el número de heridas y el total de filas completas. Quién tenga la mayor puntuación es el vencedor.

Chequeos de moral
Ya sea por perder un combate, haber sufrido muchas bajas, o alguna otra circunstancia, una unidad o personaje deberá hacer un chequeo de moral.
Tira 1d6 y compáralo con su Calidad. Si la iguala o supera habrá tenido éxito. Si falla...
... y no está en combate cuerpo a cuerpo queda Vacilante
... y ha perdido un combate cuerpo a cuerpo y tiene más de la mitad de sus integrantes originales queda Vacilante
... y ha perdido el combate estando por debajo del 50% de sus integrantes queda Desbandada y es retirada
Las unidades Vacilantes impactan siempre a seises y pierden todos los chequeos de moral que hagan mientras estén es este estado. Cuando una unidad Vacilante es activada puede abandonar ese estado permaneciendo quieta ese turno y pudiendo hacer un pivote de hasta 90º.


Reglas especiales y Mejoras
Los perfiles de Age of Fantasy son, literalmente, una línea. Además de por sus distintos valores, las unidades se diferencian por sus reglas especiales y mejoras.
Las reglas especiales le sonarán bastante al jugador veterano, e incluyen viejas conocidas, como volar o golpe letal. Además, entre ellas está Duro [x]; en Age of Fantasy todas las miniaturas tiene 1 herida o punto de vida, excepto aquellas con esta regla, que tendrán tantas como marque la x. Las reglas especiales genéricas están en el manual, y algunas específicas de cada facción están en su lista de ejército correspondiente.
Las Mejoras son, por norma general, diferencias de equipo. Así, por ejemplo, podemos tener que nuestros tiradores humanos armados con arco pueden tener Mejoras para sustituirlos por ballestas o arcabuces. Viejos amigos como los portaestandartes y músicos son también parte de las mejoras.


Reglas Avanzadas
Hasta aquí las reglas básicas (de las que he omitido las referentes a escenografía y otras bastante obvias). No es absolutamente necesario nada más para jugar, pero esta sección presenta algunas otras reglas adicionales.
- Colocación de la escenografía. Hasta 6 formas distintas.
- Estilos de despliegue. Batallas campales, emboscadas, flanqueos. Otros 6.
- Misiones adicionales. Otros 6 escenarios nuevos.
- Misiones secundarias. Una extensa recopilación de modos de juego asimétricos y secretos.
- Acciones extra. 7 nuevas acciones que cada unidad puede ejecutar -además de las incluidas en las reglas básicas- como Carga Pesada, Fuego de Cobertura o Sigilo.
- Edificios. Reglas para combatir contra, desde y hacia edificios ocupados por unidades.
- Eventos Aleatorios. Mundanos o sobrenaturales que pueden suceder durante la partida.
- Condiciones del Terreno. Tanto geológicas como misteriosas.
- Terreno y Efectos de los Objetivos. Desde estacas defensivas a elementos mágicos.

Conversiones Totales
Esta sección incluye una serie de ideas y opciones que cambian radicalmente el funcionamiento de las partidas de Age of Fantasy. Básicamente van dirigidas al público que puede plantearse "me gusta AoF, pero tal regla hace que desestime el sistema"; aquí encontrarán las herramientas para modificarlo según su criterio.
- Niebla de Guerra. Sistema para generar incertidumbre, tanto en el despliegue como en el desarrollo de la partida.
- Daño Brutal. Ataques especiales para monstruos grandes, críticos, pifias, desgaste y fuego amigo. Una colección de reglas (de las que pueden tomarse todas o algunas) para hacer las batallas más mortíferas.
- Puntos de Mando. Un sistema que genera habilidades tácticas que los jugadores pueden emplear durante la batalla en el papel de generales. Despliegues ocultos, retiradas tácticas, robar iniciativa...
- Fatiga. Un sistema para representar el desgaste físico durante la batalla.
- Batallas por Turnos. Para quien se encuentre más cómodo con el sistema clásico de Warhammer "yo muevo y activo todo y luego le toca a tu ejército".
- Batallas Multijugador. Tres sistemas para acomodar a más de dos jugadores por partida.
- Escalas Pequeñas y Multi-Baseado. Conversiones para poder jugar en 6, 10 o 15mm, así como los ajustes necesarios para poder utilizar multi-baseado y peanas escénicas.


Conclusión
Y esto es todo. O, por decirlo de otra manera, tooodo esto cabe en un total de 32 páginas.
Personalmente extraigo dos conclusiones fundamentales.
- La primera es el sistema, sencillo y elegante. Es capaz de replicar todo aquello que estaba en una partida de Warhammer pero de una forma mucho más sencilla y dinámica. No hay que memorizar larguísimas reglas, no hay que estar perdiendo el tiempo pasando páginas del manual y, sobre todo, no hay que estar mirando tablas. Esto no solo agiliza el juego y hace posible poder jugar una batalla de regimientos en un tiempo razonable (el tiempo que utilizaríamos para casi cualquier otro wargame), si no que además resulta sencillo de explicar y llevar para jugadores noveles y jóvenes, así como para introducir en el mundillo a los más pequeños.
- Por otra parte me ha impresionado la abrumadora cantidad de recursos que incluye. Prácticamente todo aquello que se te pudiera ocurrir, cada opción, cada variación, cada posibilidad, está implementada en Age of Fantasy.

A nivel puramente personal me hay llamado mucho la atención la forma sencilla con la que solventa algunos problemas e incoherencias que he tenido que tragar durante años con Warhammer Fantasy Battles. 
Destacaría, por ejemplo, que puedan combatir las dos primeras filas de cada unidad. Puede no parecer gran cosa, pero evita esa ridícula rigidez que tenía Warhammer, en la que las batallas eran perfectamente estáticas. Además otorga un valor adicional a las unidades de calidad, que no son tan dependientes de "perder" una gran inversión en puntos en 5 malas tiradas.
Tampoco puedo dejar de mencionar el que todos los integrantes de una unidad equipada con armas de proyectiles puedan atacar; una de las cosas que más me desesperaba de WHFB era la crucial importancia de tener una colina en tu zona de despliegue para tus arqueros/arcabuceros, o tener desplegar 10 o más tipos en una larguísima y ridícula línea.
Del mismo modo, el estado Vacilante recrear muy bien el efecto de "pineado" al sufrir numerosos impactos de proyectiles, algo que muy pocos wargames saben representar con éxito.
 
En conclusión me parece un trabajo extremadamente sobresaliente. Entrando de lleno en el top 3 de los juegos de batallas por regimientos o de bloques... si no directamente al número 1.
Completo, ligero, ágil y gratuito. Un trabajo excelente, inteligente y talentoso, que se ofrece aquí de manera gratuita a la comunidad.
Si tenéis ejércitos de Warhammer en casa, os gustaría sacarlos a la mesa, pero no tenéis ganas o las obligaciones no os permiten dedicarle todo el día a jugar... este es vuestro juego.
Si os gustaba Warhammer pero la experiencia y perspectiva del tiempo os han ido haciendo ver sus carencias... este es vuestro juego. 
Si queréis un sistema cuyos perfiles y cambios en las reglas no dependa de los deseos de vender ciertos productos por parte de un fabricante... este es vuestro juego.
Si queréis iniciar a un amigo ajeno a los wargames o a niños a partir de unos 10 años... este es vuestro juego.
Si no queréis tener que andar comprando un manual y unos cuantos suplementos... este es vuestro juego.

Tenéis todo el material creado por One Page Rules en su web.
Cada sistema tiene sus listas de ejército correspondientes. Aquí tenéis las de AoF: Regiments, así como material adicional.
Podéis apoyar a One Page Rules y el trabajo que realizan gratuitamente a través de su Patreon. En él tendréis más material, así como miniaturas recortables e imprimibles 3D.

miércoles, diciembre 16, 2020

Escenografía: La Biblioteca

Este es el modelo recortable más grande que he construido hasta el momento, así como uno de los más grandes que he visto (sin contar murallas y estructuras similares): la biblioteca.
Midiendo las chimeneas alcanza una altura de 14 pulgadas y destaca en cualquier mesa de juego.


El portaestandarte gondoriano junto a las escaleras de acceso da una idea de su gigantesco tamaño, a pesar de que las medidas de la base son solo 6 x 5,5 pulgadas.


El montaje es laborioso, pero no complicado en sí. Diría que el desafío está en la enorme cantidad de texturas y opciones de configuración que incluye, con las que se puede pasar horas en Photoshop antes de ponerse a imprimir. Por contra las posibilidades son enormes y pueden sacarse muchos edificios distintos de este solo archivo.


Esta comparativa es un poco diferente a la habitual con una miniatura: aquí tenéis la librería junto a una de las casas recortables pequeñas.

miércoles, diciembre 02, 2020

Bandeja para dados casera

Una bandeja para dados no era algo que me plantease seriamente, pero una joven jugadora muy entusiasta a la hora de lanzar los dados, y las pocas ganas de andar agachándome a buscarlos, me hicieron plantearme la necesidad de una.
Estuve mirando algunas alternativas comerciales económicas, pero tampoco eran especialmente baratas ni me terminaban por convencer, así que me propuse hacerme mi propia bandeja para dados.

En primer lugar investigué por internet el trabajo de otros aficionados, y encontré varias ideas que me encantaron. Particularmente una que convertía la bandeja en una especie de pequeño castillo, y que pensé que podría hacer envolviendo los bordes con poliestireno; aunque terminé descartando la idea porque me inquietaba la resistencia debido al uso intenso que podría dársele.
Finalmente me decanté por algo más sencillo: una simple caja.
 

Aquí arriba podéis ver el resultado final a partir de unos materiales muy sencillos:
- 1 caja de chapa de madera del bazar oriental (1,5€)
- Fieltro
- Cartón
- Bandejas alimentarias

La construcción no tiene demasiado misterio -tal vez la parte más complicada sea colocar el fieltro-, pero seguramente os estaréis preguntando donde están el cartón y las bandejas de poliestireno.
Bien, estrictamente no son necesarias para este proyecto, pero no me gustaba el sonido que hacían los dados al caer sobre la chapa de madera. Es una auténtica tontería, pero me preocupaba la sonoridad, así que estuve haciendo varias pruebas para conseguir un ruido satisfactorio. Primeramente consideré poner dos capas de fieltro, o esas bandejas de poliestireno bajo la capa de fieltro, pero estas soluciones daban como resultado un gran rebote de los dados, que llegaban a salir fuera de la caja, así que tuve que buscar alguna otra alternativa.
Después de varias pruebas sonoras conseguí el ruido deseado colocando el cartón bajo el fieltro y, en la parte inferior de la caja (donde había un espacio entre la trasera y la superficie de la mesa), coloqué un par de bandejas alimentarias cortadas adecuadamente. Así el sonido ha resultado ser muy satisfactorio y los dados no rebotan más de lo necesario.
 

Una vez colocados y pegados todos los componentes tuve que pensar qué hacer con la bandeja, porque quedaba muy sosa. La opción sencilla era simplemente pintarla, pero pensé que un tinte de madera podría irle bien. Y no es que quedase mal, pero seguía siendo sosa, así que se me ocurrió lo de las runas.
Para hacerlas simplemente las escribí con un lápiz antes de pintarlas. Nada complicado. Desde luego mucho menos que buscar una serie de palabras que encajasen en cada lado con el mismo número de caracteres.
 
 
Los que tengáis mucho tiempo libre podéis intentar descifrar los textos. Y, para que podáis verlos por los cuatro lados, he hecho este pequeño vídeo.