Escenografía: capilla

Hace varios años mi sobrina me donó una figurita de Anna, de Frozen. Creo que debe tener su origen en un huevo Kinder o algo similar, pero por su tamaño y forma me pareció perfecta para utilizarla de estatua.
Su postura me sugirió un ídolo de alguna divinidad y la monté sobre una pequeña pena con unos fragmentos de corteza de conífera a modo de rocas, como si fuese una modesta escultura colocada por lugareños.
Varios años después, habiéndola tenido tal cual en la estantería, se me ocurrió que quedaría mucho mejor dedicando un poco de trabajo adicional en ella. Pensé en construir una capilla, como las que pueden encontrarse en algunos caminos de nuestro mundo, que la albergase. Principalmente a raíz de haber hecho la calzada real, pensando que quedaría perfecta en una encrucijada.


En la imagen podéis ver el resultado final, con un rohirrim como referencia de escala en primer plano.

Con excepción de los palitos de manualidades que utilicé para las paredes, el resto está hecho con materiales reciclados: poliestireno de bandeja de alimentos, cartón de caja de cereales... incluso el envase de un arroz con leche, que forma el alero/frontón.


El pintado es sencillo (y entretenido), básicamente con lavados y pinceles secos en varias sucesiones.
A los pies de la escultura puse follaje de varios colores, para representar ofrendas florales, o el brezo local que los lugareños habrán colocado en honor a la divinidad.
Es un elemento pequeño, pero tiene personalidad y es interesante para dar carácter a una mesa, o incluso diseñar misiones temáticas en torno a él.


En estas dos fotos podéis ver la capilla en una encrucijada de la calzada real, tal como la imaginé.

Créditos del fondo del croma para el artista Jeff Brown.

Comentarios

  1. Me encanta la idea y su desarrollo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Otra maravilla low-cost! Creo que queda un poco mejor entre la hierba alta (quizá como final de una pequeña senda pedregosa) que junto a la calzada. Sobre lo que comentas de misiones, se me ocurren escaramuzas entre una turba fanática que pretenda derribar la capilla y los héroes de turno contratados por la población local para defenderla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacer tramos de sendas está en la lista de futuribles ;)

      Eliminar

Publicar un comentario