martes, diciembre 21, 2010

Talisman


Este fin de semana tuvimos la oportunidad de trastear con Talisman durante las jornadas Arkadia.
Tenía ganas de probar este juego, todo un clásico publicado por primera vez por el Imperio Maligno allá por 1983. Era una de esas leyendas del mundillo que aun me quedaban por probar, así que la ocasión fue propicia para echarle un vistazo.
Jugamos a la cuarta edición del juego, publicado en castellano por Devir a un precio de 40 euros. No excesivamente caro considerando la voluminosidad del producto y los precios del sector. Consta de un gran tablero estupendamente ilustrado, dados, contadores, varios mazos de cartas, fichas de personaje y figuras para representarlos. La calidad del material es notablemente buena, con un acabado estupendo. Las figuras son del tipo "goma dura"; ninguna maravilla para los aficionados a wargames de miniaturas que estarán acostumbrados a calidades más altas, pero son bastante dignas y mejoran las fichas de cartón en peana de ediciones anteriores. Incluso se podrían pintar, si se le echa ganas.
Está diseñado por ser jugado por hasta 6 jugadores y las partidas durarían alrededor de 90 minutos. Obviamente a más gente más tiempo, sobre todo si se cuenta con jugadores "concienzudos" que planifiquen su estrategia con mucho detalle.


En cuanto al juego en sí venía con la idea previa que había oído en numerosas ocasiones: es la oca con elfos y orcos. Y -qué cosas- la descripción no podía ser más acertada.
Básicamente el esqueleto es el mismo; avanzamos por el tablero donde habrá casillas buenas y casillas malas con el propósito de llegar a la casilla final.
Talisman añade color al juego clásico gracias a los personajes -cada uno de ellos con unas habilidades- y a las cartas de los distintos mazos. En lugar de contar con una ficha sosa seremos un mago, un elfo, un guerrero... con unos talentos y características propias. Mientras nuestro héroe recorre el tablero iremos enfrentándonos a peligros y recolectando seguidores y objetos mágicos que nos ayudarán en nuestra misión. El propósito no es otro que llegar a la casilla final y coronarnos como señores del mundo de Talisman.

Es un juego muy sencillo, demasiado básico quizás para quienes busquen una experiencia similar a Hero Quest. Mirándolo objetivamente gusta porque en lugar de ser la ficha roja somos un guerrero, y en lugar de caer en la casilla del puente el dado nos lleva hasta la casilla de los túmulos. Eso y por ser un clásico, claro; algo así le da cierto glamour a un juego.
Nosotros nos aburrimos cuando llevábamos jugados unos 20 minutos y personalmente no me lo compraría, pero puede ser interesante para aquellos que busquen un juego sencillo con unas reglas que no tardan más de 5 minutos en ser explicadas, o para ser jugado con público no-friki.

Enlace a Talisman en Board Game Geek.

5 comentarios:

  1. Me sorprende que digas que las miniaturas son de "goma dura", cuando la cuarta edición tiene miniaturas de plástico creadas por Games Workshop en su alianza con Fantasy Flight.

    Segundo, el juego en sí es bastante mecánico si solo intentas llegar a la corona del dominio, si te pones a robar y matar otros personajes el juego toma un gustillo diferente. Además si juegas con recambio interminable de personajes pues te puede dar hasta el amanecer XD.

    Y por supuesto faltan los sapos ¡Te pueden convertir en Sapo XD! y pierdes todo y debes arrancar como un vil anfibio por tres turnos.

    Y termino mencionando que las expansiones añaden más obejtivos que cumplir y le dan más dinamismo, pero en si tienes razón no es un juego muy sesudo... es solo un juego.

    ResponderEliminar
  2. Hombre, lo que en el mundo de los wargames se conoce como "miniaturas de plástico" (las que hace el Imperio Maligno, los Perry, Mantic, etc.) no son. Son de goma semirígida como los HeroClix.

    Me tocó el ladrón y desplumé a los otros personajes. Me hacía gracia fastidiarles, pero a ellos bien poca. Nos acabamos aburriendo todos al final; es muy repetitivo y si te tienes que esperar a equipar para ir a por el talismán se hace largo como él solo.

    Sí, te pueden convertir en sapo ^^

    Mucho tiene que convencerme un juego para comprar las expansiones. Lo mejoren como lo mejoren.

    No digo que sea un mal juego, si no que no es para mi. Es un producto de calidad, pero enfocado a otro público.

    ResponderEliminar
  3. Jelous!!
    Lo recomendarías para críos de educación primaria?? Vamos de 8-11 años. Por mi trabajo tengo que lidiar con ellos y algo así nos dejaría bien colocados en nuestras programaciones.
    Creo que esto te gustará:
    Feliz Yuletide!!!

    ResponderEliminar
  4. Sí, sin duda. Para ellos iría genial; es sencillo pero con un puntillo de espada y brujería que les llamará la atención.

    Feliz Yule, cuidad del árbol sajón ^^

    ResponderEliminar
  5. Anónimo6:46 p. m.

    Yo sólo lo recomendaría para niños de educación primaria xDDD Lo curioso es que lo tengo, tengo las minis pintadas y todo, pero tiene una serie de errores de base que pueden conmigo: partidas que se pueden alargar años (literal) y aplastante influencia del azar (también literal, tu paciencia puede quedar muy aplastada ...).
    Lo raro es que en mi grupo de no-gamers ha cuajado muy bien, y es de sus preferidos (¿?¿?¿?).
    Será una deformación profesional el no poder disfrutar con estos juegos, pero desde luego yo no disfruto para nada :(

    saludos!!!!
    fdo:ziggystardust

    ResponderEliminar