martes, septiembre 07, 2010

El Imperio Maligno y sus extorsiones

Rescato esta tira que Namarie publicó en ¡Cargad!. Me pareció tan tan buena, ácida, hiriente y realista que no me resisto a hacerle eco aquí.
Las viñetas son obra del popular John Kovalic, al que muchos conocerán por ser el ilustrado del celebérrimo juego de cartas Munchkin.
Traduzco más abajo.


- Tienes aquí un bonito ejército. Precioso. Te ha debido llevar años coleccionarlo... y pintarlo...
- Gracias, yo...
- Sería una verdadera pena que algo, ya sabes, le pasara. Una auténtica pena.

- Yo... ¿Qué? ¿Que algo le pasara?
- Podría, ya sabes, quedar obsoleto. Ya sabes. Sin la ultimísima edición de las reglas, o los pequeños detallitos en los libros de ejército. Sí, eso sería una autéeeeeentica pena.

- Solo lo comento.
- Ein.

- Sí, el nuevo manual de "Warhamster El Juego de Batallas Fantásticas" es caro, pero yo no lo llamaría "extorsión".
- Solo lo comento.

4 comentarios:

  1. El problema es que los aficionados no nos ponemos de acuerdo para hacer una versión propia del juego. Yo lo he intentado varias veces y es difícil poner en común a un solo foro, ya no digamos toda una comunidad de jugadores...

    ResponderEliminar
  2. La tira ilustra bastante bien un hecho: considerando el dinero y el tiempo invertido en hacer uno (o más) ejércitos de Warhamster el Imperio Maligno tiene virtualmente atrapados a los jugadores.
    Dejar de jugar supone que ese dinero y ese esfuerzo no habrá servido para nada, y nadie quiere tener esa sensación de estar tirándolo por el sumidero.

    Mover a una comunidad de fanboys es algo prácticamente imposible. La solución más sencilla, práctica y sensata es dejar Warhamster (o Warmusino 40k) y pasarse a otros juegos. Es una liberación como no puede imaginarse nadie atrapado por las redes del Imperio Maligno.
    Además acostumbran a ser juegos con mejores manuales y miniaturas muchíiiisimo más baratas.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena la tira. También tienes mucha razón en lo que dices, es lo que siempre se piensa, el famoso "ya que": "ya que lo he juntado, pues voy a jugar, ya que juego, voy a hacerlo con las últimas reglas, ya que tengo las últimas reglas voy a meter esta otra unidad que mata más, ya que estoy, total me compro las minis" Y así sucesivamente...

    Y sí la solución es, a menos que suceda un milagro y la política de Guorchop cambie radicalmente (que no creo), pasarse a otros juegos, otras minis y otras marcas, que hay muuuchos, de todas las temáticas, escalas, estilos, calidades, precios, materiales y formas posibles... Lo único que hay que hacer es sacar la cabeza del agujero un poco.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  4. Mi primer paso fue dejar de comprar su revista/panfleto de propaganda. Hacía ya varios números que sabía que me estaban estafando vendiéndome basura pero, claro, las coleccionaba desde el nº1 en español (y algunas cuantas inglesas) y me daba reparo romper la cadena.
    Al final la paciencia tiene un límite y les mandé a zurrir mierdas con un látigo.

    A partir de ahí se comienza un proceso de desintoxicación sin tener que estar leyendo cómo te intentan meter sus últimas novedades a través de su carísimo boletín publicitario.

    Es fantástico librarse de ellos, conocer juegos mejores, con mejores reglas, con miniaturas insultantemente más baratas... y dejar de sufrir el sangrado constante de tu cartera al que te someten estos personajes ;)

    ResponderEliminar