miércoles, junio 19, 2019

Escenografía: muros de madera

Como en su día hice unos muros de piedra y unos muros de ladrillo, faltaban unos de madera para completar la serie.

Hace años compré en la sección de oportunidades de un centro comercial sueco una especie de pequeños tenedores de madera. Debían ser para cocktails o algo así, pero tenían buena pinta y me hice con ellos porque pensé que podría usarlos para escenografía. Mi idea por aquel entonces ya era hacer unos muros, pero se fueron a una caja de restos donde esperaron durante años.
Finalmente me he animado a darles salida y he terminado por construir esto.


En total, con dos paquetes de ¿tenedores? me ha llegado para hacer cinco muros de poco menos de 18 cm de largo.
He usado una especie de palillos depresores para hacer las bases confiando en que den mejor resultado que las bases de cartón duro.

Para pegar los listones a los depresores utilicé una pistola térmica de silicona. Creo que es la primera vez que utilizo este material creando escenografía y la experiencia ha sido muy buena. Principalmente recurrí a este método porque mis alternativas eran Repair Extreme (necesitaría mucha cantidad de un material caro), cola blanca (tardaría en pegar y, seguramente, tiraría listones al intentar pegar otros) o pasta para baldosas (sería más pringoso y las dificultades serían similares a las de la cola blanca). La silicona caliente seca casi en el acto, con unos cuantos segundos de margen para posicionar la pieza deseada; sus características la hicieron perfecta para este proyecto.

Adicionalmente, en la parte interior de cada sección de muro pegué con cola blanca unas tablas en horizontal. No hacen nada práctico en el elemento de escenografía en sí, pero son detalle adicional para darle un toque en la parte posterior y dotarle de un realismo extra.


Aunque originalmente solo pensaba usar las piezas con corte diagonal, mientras los construía me di cuenta de que así quedarían demasiado monótonos y tampoco tendría demasiados como para hacer el suficiente número de secciones que deseaba. Así que utilicé partes de palillos con corte horizontal intercalándolos.
Del mismo modo un par de segmentos tienen huecos que hacen las veces de puerta. Estas serán útiles si dispongo los muros formando un cercado, así como para hacerlas más practicables al nivel de escaramuzas.

Para el pintado he recurrido a varios lavados y pinceles secos sobre varios tonos de marrón. La idea era conseguir un aspecto más natural y evitar la monotonía si los hubiese pintado todos los listones con el mismo color.


Un aspecto interesante ha sido la forma de conseguir que los muros funcionasen tanto si los quería disponer formando una línea recta, como si quisiese colocar en ángulos de 90º formando un cercado.
En un primer momento pensé en construir unos pequeños anexos en bases cuadradas formando los ángulos, pero la idea no terminó de convencerme, así que llegué a esta solución.
En cada uno de los extremos he colocado un listón adicional formando un ángulo de 90º, aproximadamente entre los dos últimos listones, de forma que, al colocar ahí un segundo segmento, este quedase formando una continuidad.
Creo que en las fotos de aquí arriba lo podéis ver bien.


En estas fotos podéis ver el aspecto "en juego" de estos muros.
Cada sección tiene longitud de sobra para proporcionar cobertura a una unidad de Warhammer Fantasy y a una buena cantidad de modelos en un juego de escaramuzas.

4 comentarios: