miércoles, abril 04, 2018

Reseña: Ahsoka (la novela)

Ahsoka Tano es uno de mis personajes favoritos de Star Wars. Tal vez mi personaje favorito.
La progresión ha sido muy buena: de cría repelente en la película The Clone Wars, a la estupenda mejora a lo largo de la serie, hasta su reaparición estelar en Rebels.
Desde que Ahsoka deja la orden jedi en The Clone Wars -y la cancelación de la serie- hasta que regresa como Fulcrum en Rebels hay un hueco en su biografía que se pretende llenar con esta novela.
Como he dicho varias veces tengo una actitud reservada en cuanto a las novelas de franquicia y mi opinión es negativa en la mayoría de las ocasiones pero, siendo que esta trata de nuestra togruta favorita, me decidí a darle una oportunidad.

[SPOILERS]
Los primeros dos tercios del libro constituyen una novela costumbrista. Sí, algo realmente inesperado en una novela de Star Wars, pero así es. Ahsoka se refugia en una pequeña luna agrícola donde se asienta como mecánica con una identidad falsa y mantiene un perfil bajo ante el imperio.
Así los lugareños plantan, cosechan, van a la cantina a jugar a un juego de tablero... Y mientras Ahsoka repara aperos de labranza.
El ritmo es pausado y transmite una sensación entre relajada e hipnótica, resultando -ciertamente- en un sorprendente éxito como novela costumbrista.

Las cosas se complican cuando aparece el imperio y decide explotar la luna de una forma agresiva, de modo que puedan extraer el mayor número de recursos agrícolas en el menor tiempo posible a costa de arrasar ecológicamente el mundo.
Ante estos acontecimientos los granjeros optan -en contra del consejo de Ahsoka- por realizar una serie de acciones terroristas contra los intereses del imperio, lo cual acarrea la consecuencia de una represión aun mayor. En un momento dado, y para salvar el día, Ahsoka se ve forzada a manifestarse como una usuaria de la Fuerza, tras lo cual -consciente de que ha atraído aun más atención del imperio- debe abandonar la luna.

A continuación, y durante un número muy escaso de páginas, trabaja como agente de una familia aparentemente dedicada a complementar sus negocios con actividades ilegales, pero que resultan ser simpatizantes anti-imperiales.
En estas páginas se esbozan un par de tramas interesantes (intervenciones menores de Ahsoka y su peligrosa desestimación a unirse al Sol Negro) pero se cortan de forma bastante abrupta.
De ahí saltamos a otra trama en la que Bail Organa contacta con ella y tienen unas palabras veladas en cuanto las actividades de ambos.

El desenlace tiene lugar de forma precipitada cuando Ahsoka descubre que un inquisidor tiene cautiva a una de las granjeras y espera atraerla a una trampa. Ahsoka regresa a la luna y da una paliza al inquisidor. Desarmada y sin esfuerzo lo despacha en unas pocas líneas. Abre sus sables, saca los cristales kyber, y los purifica para hacerse sus nuevas espadas (las blancas que vemos en Rebels).
Los hombres de Organa hacen una aparición dramática para evacuar a toda la luna y Ahsoka termina reuniéndose con el senador para entrar a forma parte de manera formal de la Rebelión.
[/SPOILERS]



¿Me parece una novela mala? No. No es que sea un sufrimiento leerla. Tampoco es muy larga y no termina de dar tiempo para que las ganas de tirar la toalla sean irresistibles. Pero es, irremediablemente, una novela anodina e insulsa.

Como decía es curioso que funcione mejor en sus dos primeros tercios como una novela costumbrista, que su ¿giro? hacia un libro de aventuras sin pretensiones. Parece como si la autora se detuviese ante una serie de opciones argumentales y diese unos cuantos pasos asomándose a ellas, pero sin decidirse a desarrollar ninguna.
La posibilidad de adentrarnos en esa Ahsoka actuando como "spacer" parece realmente interesante, pero la autora lo esboza levemente dejándonos con las ganas. El Sol Negro aparece como un interesante antagonista que podría dar mucho juego, pero tan pronto como llega se va.
A continuación Ahsoka se reúne con Bail Organa y se intuye con facilidad cuanto juego podrían dar juntos, cuantas misiones interesantes... pero todo se queda en un "ya hablaremos".
Por el contrario todo el peso de la novela cae en un ignoto mundo agrícola que daría juego para una serie de aventuras del juego de rol, pero nada digno de ser explorado en una novela de Star Wars. Y menos con Ahsoka de protagonista.
Al final todo parece una serie de páginas que debían escribirse en torno a la explicación de cómo Ahsoka consigue sus espadas blancas.

Por supuesto todo el conflicto interior de Ahsoka en torno a sus razones para abandonar la orden jedi, sus sentimientos de haber sido traicionada, de pensar que la orden estaba siendo arrogante, la posibilidad de explorar todo cuanto puede hacerse en el nuevo canon en torno a los caballeros grises, queda tan solo bosquejado en unos párrafos finales. A pesar de que Ahsoka pasa sola gran parte de la novela y se nos podría contar cómo pensaba en sus cosas.
De la orden 66 otro tanto de lo mismo. Tan solo parece algo que esté por ahí de fondo, y que tampoco hace falta mencionar porque todos sabemos de qué va.
Así que hay que agradecer que, en relación a lo que últimamente se ha insinuado que Ahsoka podría saber sobre Padmé, tengamos un sutil guiño con Bail Organa.

 

Sabiendo que es posible hacer novelas de Star Wars originales y emocionantes, resulta difícil explicar por qué tenemos productos como este.
Puede ser que desde continuidad restrinjan mucho las líneas narrativas ante la posibilidad de futuros productos. Pero me inclino a pensar que tiene más que ver con los autores que se escogen para escribir estas novelas. Tal vez un autor de ignotos libros enfocados al target de jóvenes adultos no sea el más indicado para poder sacar todo el jugo que Star Wars puede dar.
Me cuesta entender un poco cómo funciona esto porque, como cuenta la propia autora en los agradecimientos, al parecer ella le dijo a su editora que le gustaría escribir una novela de Star Wars y, un tiempo después, tenía el encargo para escribir este libro.
¿De verdad funciona así? Porque, personalmente (y desde una ignorancia especulativa) creo que cualquiera de los que esté escribiendo aventuras para el juego de rol de FFG podría redactar una novela, quizás no de calidad, pero sí más interesante. O al menos con un mínimo de emoción.


Ojalá alguien de Disney leyendo esto y respondiéndome.

10 comentarios:

  1. Pues es una pena que hayan desperdiciado la oportunidad, pero son cosas que pasan de manera recurrente con las novelas que pertenecen a mundos expandidos... ¿Cuántas novelas son buenas entre las decenas que han escrito para warhammer, o 40k? Poquitas...
    No sé, estoy de acuerdo con lo que dices, si el autor al que encargas el proyecto tiene el estilo que tiene porque lo que más te interesa es que el público objetivo sea el mayor posible, es también muy fácil que el resultado sea regular o directamente malo. En fin, les cuesta arriesgar, prefieren narrativas cómodas y es una pena, porque lo bueno de los universos expandidos es precisamente su riqueza.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De WHFB no recuerdo ninguna decente ahora mismo. De 40k las de Tanith no son una maravilla, pero funcionan como novelas de entretenimiento y testosterona. Y aun así, siendo la inmensa mayoría terriblemente malas, tienen su público.

      Imagino que [agarrarse para el aluvión de anglicismos] la idea detrás de estas decisiones de Lucasfilm/Disney es contratar autoras de novelas young adult para captar precisamente a ese target, con el propósito de acceder a un mercado más amplio (o mainstream) en lugar del tradicional público geek.
      En honor a la verdad tampoco se puede decir que la mayor parte del viejo canon de Star Wars tuviese -no ya calidad literaria- si no un mínimo de interés y una aplicación sencilla de las técnicas de escritura más elementales. El problema con estos nuevos productos es que no solo son cualitativamente malos, si no que la sensación de que no eres el target resulta aun más evidente.

      Y me parece una pena, porque las narraciones de evasión pueden estar bien escritas y ser divertidas de leer: es algo que ya se inventó con el pulp. Lo que no acabo de entender es por qué no aplican ese patrón a las novelas de franquicia.

      Eliminar
    2. Ya habéis tocado casi todos los puntos que explican por qué estas novelas suelen ser entre 'malas' y 'reguleras' hasta el aburrimiento, así que tampoco quiero añadir mucha más leña al fuego. Para mi, suele ser la consecuencia de contratar a un "escritor mercenario" con un estilo no especialmente personal ni distintivo, poniéndole mimbres y límites muy claros, y luego además pasar el resultado por ese auténtico pasapuré que puede ser un filtro editorial encaminado a garantizar el "tono adecuado" para una determinada franquicia.

      El resultado suele ser un texto soso, gris y muy prescindible, salvo que seas el público objetivo idóneo.

      Eliminar
    3. Hace poco estuve leyendo libros de técnicas de escritura.
      No voy a entrar a valorar si el talento es algo natural o si puede educarse. Pero se conocen los patrones que ha de seguir una novela para que funcione. Es algo mecánico, es un molde en el que ha de encajar.
      Ahora me pregunto, ¿de donde salen estos autores? ¿Cómo es que han conseguido que les publiquen?
      En el caso de que tuviesen una imaginación desbordante (que no es el caso) pero no técnica, ¿es que el editor no realiza su función? ¿Acaso no hay personas con la ingrata profesión de coger unos borradores en servilletas y convertirlos en algo publicable?

      Internet tiene que estar lleno de escritores autopublicados con un mínimo de talento, técnica o algo que contar. Me parece alucinante que estos otros tengan éxito. Y el young adult no me parece que sea el problema; siempre ha existido el young adult, pero de algún modo hemos pasado de El Señor de las Moscas a todas las innumerables distopías adolescentes de la actualidad.

      Y, haciendo una reducción al extremo, lo mínimo que se le debería pedir a una novela de franquicia es que fuese divertida, que hubiese acción, que pasase algo. Lamentable que ni eso se cumpla.

      Eliminar
  2. No me extrañaría nada que, en determinados círculos del mundillo editorial, las cosas funcionan de una forma tan mecánica e impersonal como en los blockbusters de Hollywood. Se parte de una plantilla predeterminada (que ha dado resultados buenos, o por lo menos potables en el pasado a nivel de recaudación), se contrata a un artesano/mercenario (entendiendo aquí ambas palabras en la peor de sus connotaciones) para que lleve a cabo la operación y por otra parte se conforma un auténtico "equipo de supervisión" encargado de que el resultado termine dentro de los márgenes deseados (si el artesano/mercenario empieza a tener demasiadas ideas e iniciativas propias, se le da la patada y se contrata a otro).

    Lo que suele salir es un producto con sabor a prefabricado, ultra-formulístico y que parece que ya has visto treinta veces antes. Pero da igual, siempre que funcione a nivel de recaudación, se volverá a hacer. De ahí el aluvión de distopías adolescentes que parecen todas cortadas por un mismo patrón, hechas mediante plantilla cambiando nombres, lugares y sexo de algún que otro personaje.

    Es difícil que para algo así se contrate a alguien talentoso y con auténtica visión creativa. Ese tipo de gente suele estar poco dispuesta a pasar por el aro de corsés creativos llenos de fórmulas y márgenes preestablecidos, y probablemente tenga otros proyectos más suculentos y ambiciosos entre manos. Lo normal es que se recurra a un mediocre (y aquí por favor entiéndase como "mediocre" a alguien que está en la media, no que sea necesariamente malo) dispuesto a transigir, a hacer un trabajo gris e impersonal y a cobrar el cheque correspondiente sin decir ni mu. Bueno, de todo tiene que haber en el mundo, y cada uno se busca las habas como puede.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no creo que, aun en el caso de los clichés más extremos, deba estar reñido con la calidad. No me refiero a calidad en el sentido de libros que vayan a cambiar tu vida, si no que a cumplan ciertos mínimos de calidad de redacción, que sean divertidos y emocionantes.

      Sin salirnos de la Space Opera, hace unos años reseñé tres libros de la serie Starship:
      http://frikidiario.blogspot.com.es/2014/01/starship-motin.html
      http://frikidiario.blogspot.com.es/2014/02/starship-pirata-y-mercenario.html
      Son unas novelas muy ligeras, sin grandes pretensiones, con su poquito de crítica social. Pero funcionan bien. Son divertidas. De esos libros que los lees y te das cuenta de que te lo estás pasando bien. Es todo lo que le pediría a una novela de franquicia (de Star Wars o cualquier otra de las que tenemos en mente). Pero me asombra descubrir que algo que me parece tan obvio no es así.
      De todo el periplo que estoy haciendo por el universo expandido (Leyendas y Canon) de Star Wars solo las trilogías del joven Han Solo y Coruscant Nights me han parecido buenos libros (buenos en los términos que aquí quiero expresar). El resto eran malos o, peor aun, aburridos. Muchos de ellos me parecieron bocetos, con malas ideas mal plasmadas, sosos, sin nada que contar, con un sabor a encargo satisfecho de cualquier manera de lo más desagradable. Incluso los presuntos imprescindibles del universo expandido -Trilogía de Thrawn y Sombras del Imperio- me parecieron extraordinariamente malos. De hecho la trilogía de Thrawn no la pude acabar; me pareció un completo desastre tanto a nivel narrativo como de trama, el verdadero esfuerzo que estaba suponiendo pasar las páginas no merecía la pena.

      Cuando mencionaba las técnicas de escritura no lo hacía en términos negativos. Sí tienen partes muy criticables, y en manuales o cursos apreciarás guías para escribir bestsellers en todo lo bueno económicamente e insustancial en lo narrativo del término. Pero también hay muchos consejos sobre cómo plantear una trama, cómo jugar con el ritmo, cómo crear buenos personajes... No es alquimia misteriosa, es química con sus fórmulas ya conocidas.
      Sin salir de los US (de donde irremediablemente van a ser los autores de todas estas cosas) hay prestigiosas academias y universidades que los imparten. Cada año tiene que salir gente muy bien formada. Con talento o no, pero con una formación carísima y de calidad. De ahí que me pregunte, ¿de donde sacan a los autores de estas cosas? ¿No hay gente realmente buena que podría hacer unos trabajos dignos?
      No quiero tirar de titulitis, pero la autora de este libro es arqueóloga forense y escribir es su pasión. Yo soy apasionado de muchas cosas y eso no quiere decir que las haga bien. No, no han recurrido a alguien que al menos se hubiese pagado un curso en la Gotham Writer Workshop, han tirado -literalmente- de una aficionada.
      Y todo esto de las escuelas de escritores y los cursos en universidades de prestigio lo digo por poder documentar un mínimo de conocimientos; por descontado que alguien con un talento natural, que haya devorado cientos de libros en su vida, que se esfuerce, puede ser un fenómeno. Pero es que este (y todos los de su cuerda) no es el caso.

      Eliminar
    2. Si, el tan cacareado universo expandido de Star Wars está lleno de pura morralla. Yo sólo llegué a 'catar' unos pocos libros, y la mayoría de ellos los dejé tras unos pocos capítulos porque no sentía que me estuviesen contando nada importante, ni interesante, ni siquiera entretenido. También es cierto que disto mucho de ser el "target" idóneo de ese tipo de productos (me interesa SW pero no me apasiona).

      Pues entonces, en este caso, han tirado de aficionada entusiasta. He estado fisgando en su twitter y tiene algunas obras más a sus espaldas. Imagino que le habrán pagado con cacahuetes y vendiendo cuatro o cinco libros rentabilizarán la inversión. Pura fría lógica empresarial para aprovechar el tirón que el personaje haya podido readquirir tras sus apariciones en Rebels, y nada más.

      No pretendía menospreciar ni minusvalorar el asunto de las técnicas de escritura y su estudio/práctica. Como en cualquier otra disciplina, salvo que seas un absoluto fenómeno de nacimiento, para poder romper las reglas es necesario aprenderlas primero.

      Eliminar
    3. Personalmente siento que pueda parecer que esté cargando las tintas en contra de esta autora en cuestión. Pero al nivel de su obra (esta, la que he leído) mi opinión no puede ser más negativa.

      Yo creo que los ingredientes básicos de Star Wars son: aventura, acción, humor y mística. Poniendo el foco en los de arriba creo que esto sería lo que deberían indicarles a los autores.
      Y sí, elegir un buen autor en general, porque, posiblemente, la Trilogía de Thrawn tiene estos ingredientes, pero tan mal cocinados, que el resultado atraganta.


      Se me ocurre un buen ejemplo: Conan.
      Tras los relatos de Howard otros autores han trabajado el personaje (en cuanto a libros) y lo han hecho muy bien. No se ha estado de nuevo a la altura de La Torre del Elefante o Clavos Rojos, pero el nivel general es bueno, y el tono y el tema se mantienen con dignidad, al igual que el desarrollo del personaje.
      No sé quién gestionó todo aquello, pero seguro que no tenían el poderío de Disney/Lucasfilms. Si ellos pudieron hacerlo y, en el caso de Star Wars, no se logra un resultado similar el único motivo que me parece factible es la incompetencia.

      Eliminar
    4. Yo creo que ha sido más bien desidia. En el gran esquema de Disney, Ahsoka es un personaje muy menor. El objetivo de la novela era probablemente rellenar algunos huecos en una línea argumental que no creo que despierte mucho interés entre los mandamases del cotarro, contando con que se la comprarían los fans del personaje y/o Rebels (como en tu caso).

      El gran problema de juzgar un producto literario como este es que nunca sabes donde termina la labor del escritor y donde empieza la del editor. Lo mismo sucede con las columnas que se pueden leer en cualquier diario, ojo. Un buen editor vale su peso en oro, y uno malo puede dejar pasar errores de bulto que deslucen mucho cualquier texto. En ocasiones, con este tipo de "novelas de franquicia", la sobreactuación de un equipo editorial puede llegar a cargarse obras prometedoras. En este caso concreto puede que haya sido al contrario, la desidia por el material ha podido llevar a una labor editorial casi inexistente, y por eso el resultado es tan amateur y olvidable. A saber.

      Eliminar
    5. Sí, sin duda. En el volumen global de beneficios las novelas deben ser algo despreciable. Yo diría que la licencia de X-Wing ya debe multiplicar varias veces lo que dejan los libros :D

      Es una verdadera pena, porque Ahsoka es un personaje muy bueno. Es complejo, toma decisiones lógicas y realistas, y el rol para el que fue escrita (un reflejo luminoso de Anakin) es sumamente interesante.
      Personalmente estoy deseando volver a verla en la nueva serie (¿Resistencia?).

      Eliminar