miércoles, diciembre 13, 2017

Medio Rey, de Joe Abercrombie

En una sociedad vikinga en todo menos en el nombre una serie de muertes en la línea dinástica convierten a Yorvi en rey.
Pero Yorvi ha nacido con una malformación en una mano que le impide ser un buen guerrero, lo cual es un problema muy importante en una sociedad como la suya. Esta preocupación no le durará demasiado, pues se teje una trama para asesinarlo y es dado por muerto.
Pero Yorvi sobrevive. Y deberá luchar contra el mundo y contra sí mismo para llevar a cabo su venganza.

—Un relato de sangre y engaño, de dinero y asesinato, de traición y de poder.
La madre Gundring rió y dio otro sorbo a su taza.
—Son los únicos que me gustan. ¿Salen elfos? ¿Dragones? ¿Trolls?
Yarvi negó con la cabeza.
—Las personas pueden hacer todo el mal que queramos.

Medio Rey es el primer tomo de la trilogía juvenil de Joe Abercrombie.
¿Libros juveniles de Joe Abercrombie? Bueno, así los venden y supongo que esa es la idea, pero el grimdark sigue ahí. Sí es cierto que la trama es más lineal y menos enrevesada (siguiendo el patrón del ciclo del héroe, de hecho), y Abercrombie no se ceba tanto con la crueldad, pero la novela sigue siendo dura. O muy dura para los estándares habituales de la novela juvenil actual.

Dejando a un lado las desventuras de los personajes, el punto más inusual de esta novela cuando se la pretende calificar como juvenil es el protagonista. Habitualmente se tiende a crear un personaje con la que el joven lector se identifique; alguien que tiene dificultades y lo pasa mal, pero su valentía y buen corazón hacen que triunfe frente a las adversidades. Esto no es así en el caso de Medio Rey. El combustible que empuja a nuestro protagonista es el odio y el deseo de venganza, y sus decisiones no se toman con un buen corazón. Yarvi ha sido educado con el principio del "mal menor" en un mundo donde las cosas no son blancas o negras, y tomará las decisiones aunque las consecuencias sean fatales para otro personaje... o muchos otros.

Por todo este asunto de las decisiones (y las motivaciones) esta novela se aleja mucho de una novela juvenil habitual, pero sí es interesante para la reflexión y el análisis, y podría ser una magnífica lectura para una clase de ética o filosofía.
Precisamente esta crudeza también hace Medio Rey sea apreciable para el lector adulto. Personalmente esperaba algo bastante más descafeinado y me ha sorprendido para bien. De hecho me parece notable incluso entre las obras de Abercrombie en general, porque en ocasiones me llegaba a resultar excesivo el abuso del sadismo, presente pero más comedido aquí.


Como se extrae de la cita que he elegido para ilustrar esta reseña, esta serie, aun siendo fantástica, está protagonizada por humanos en un mundo de humanos. Los humanos son los héroes o los villanos. O ni lo uno ni lo otro, porque Abercrombie tiene mucho éxito al exponernos las motivaciones de cada personaje parar hacernos entender que toda acción tiene un propósito y una motivación moral, y que incluso el mal menor puede tener consecuencias funestas.

A modo de curiosidad resulta muy interesante el tema de los elfos. Tal como se narra están extintos en el tiempo en el que suceden los hechos de la trilogía. Al parecer hicieron algo llamado la "Ruptura de la Diosa". En un primer lugar parece algo relacionado con la teología y la magia, pero conforme se va avanzando en la lectura uno cree entrever que a lo mejor lo que se rompió no fue una divinidad, si no un átomo... y esas ruinas élficas que se describen como hormigón armado resultan también muy esclarecedoras.

Recomendada para jóvenes y adultos.
Además, pese a formar parte de una trilogía, tiene un final bastante cerrado, por lo que puede leerse suelta para probar si gusta.

4 comentarios:

  1. Hola, me leí la trilogía entera y me encantó, ni siquiera sabía que era "juvenil" hasta leer tu reseña =/ he de confesar que fue ver Abercombrie en la portada y "pa la saca". Me parece muy interesante la ambientación y cómo vas descubriendo poco a poco lo que pasó en el mundo, una vuelta de tuerca pos-apocaliptica curiosa, adornada con las rutas históricas de la época de los vikingos y sus viajes comerciales,en definitiva si te gustan los vikingos o la fantasía un poco más dura (no deja de ser Abercrombie) muy recomendable. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo confirmo. Estoy terminando el segundo y me parece aun mejor.

      Eliminar
  2. Disculpa, Pablo (http://patodenivel15.blogspot.com.es/), he eliminado tu comentario por error. Lo cortapego desde gmail:

    Yo me la he terminado, que me la he bebido en 3 dias y la verdad es que aunque la primera ley me gusto mucho, de este me he visto frustrado porque sean solo tres libros, y eso que a mi me cannnnnsa mucho las megacolecciones de chorrropotocientos libros. Tambien es que tiene un final que a mi me parece demasiado abierto para que acabe en una sola trilogia, mas probable es que empiece como la otra que tiene, a sacar libritos sueltos de la misma.

    Y con respecto a lo juvenil, el primer libro ya tenia poco de juvenil, En el segundo vuelve la casquería con Espina Bathu y en el tercero tiene un girito en la historia de uno de los personajes que es una sacada de dedo a todas las relaciones románticas de las novelas juveniles comerciales recientes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora mismo estoy con el tercero. Desde luego lo que comentas de la velocidad con la que se leen es cierto. Asombroso.

      Creo que es un gran mérito por su parte no tratar a los lectores jóvenes como idiotas. Un poco en la línea de lo que apuntas ;)

      Eliminar