miércoles, octubre 18, 2017

Zen en el Arte de Escribir, de Ray Bradbury

Supongo que leí Farenheit 451 en el instituto. Es la clase de libro que suele tocar leer en literatura o en ética. Lo cierto es que no recuerdo muy bien lo que me transmitió; la distopía "de leer en el instituto" que más me marcó fue Un Mundo Feliz.

Años más tarde leí por propia iniciativa Crónicas Marcianas. Supongo que Bradbury había ganado crédito con mi primera lectura y me decidí por él sin saber muy bien qué podía encontrarme. Y resultó que me gustó mucho más que Farenheit 451. En especial el relato "Los Pueblos Silenciosos".
Posiblemente sea uno de mis relatos/cuentos favoritos. Es asombroso el modo en que te hace pasar por montones de sensaciones: idealismo, curiosidad, angustia, obsesión, hilaridad, terror... Recuerdo que terminé de leerlo riéndome para, acto seguido, ponerme a reflexionar y sentirme realmente inquieto.

El caso es que quería leer algo sobre técnica literaria para poner al día algunos conceptos y descubrí que el bueno de Bradbury había escrito este libro y decidí ponerlo en lo más alto de la pila de lectura.

Resulta que Zen en el Arte de Escribir no es un libro sobre técnicas literarias al uso. Ni siquiera es un ensayo al uso. Los capítulos son en realidad pequeños ensayos, artículos, reflexiones o incluso poesías.
Bradbury nos cuenta sus inicios como escritor desde el chaval que se pasaba horas en la biblioteca, hasta su reconocimiento mundial. Pasando por sus influencias, sus pifias, sus rechazos editoriales y su etapa de escritor pulp en la que tenía que vivir al día.
Si algo transmite este libro es mucho entusiasmo, alegría y amor por un trabajo que lo apasionaba.
Nos habla de unas cuantas técnicas (muy interesantes, he tomado buena nota), pero también de sus recuerdos de un modo tan intenso que cualquier lector que no esté hecho de mármol llegará a emocionarse.

En lo tocante a lo que el título sugiere Bradbury sí que da unos cuantos valiosos apuntes sobre cómo escribir sin hacer de ello una condena, la forma de atraer a la musa sin tener que perseguirla. Hay un buen número de tesoros útiles, pero no creo que Zen en el Arte de Escribir pueda considerarse un libro técnico en absoluto. Los ensayos/artículos están escritos en diferentes años y han sido agrupados en este volumen por compartir cierto hilo común. El mayor tesoro de este libro es, en realidad, ofrecernos una puerta a la mente de un escritor brillante, conocer su actitud vital, su forma de pensar, su modo de afrontar las dificultades y su propia valía como ser humano.

No lo recomendaría como libro técnico en sí, pero sí como una gran fuente de inspiración que sugiere también algunas formas de pensamiento lateral en el ámbito literario.
Desde luego sí lo recomendaría a cualquier lector de Bradbury porque, como decía, es una puerta abierta al autor y a la persona.
Muy valioso para quienes admiren la escritura como una forma de expresión artística.

2 comentarios:

  1. Es bueno que abandone la literatura basurilla de starwars y se ponga con autores serios de vez en cuando.... :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente en este libro Bradbury dice que de las malas novelas puedes sacar un ejercicio sencillo y útil: "¿qué cambiaría yo para que este libro fuese bueno?"

      Tiene su cosa, porque ese ejercicio ya lo hice con el Episodio VII: https://frikidiario.blogspot.com.es/2017/07/arreglando-star-wars-el-despertar-de-la.html
      :D

      Eliminar