miércoles, diciembre 28, 2016

Repintando a Ahsoka Tano

Hoy traigo un post inusual en la temática general del blog.
Hace unos días me hice con este ejemplar de Ahsoka Tano de las Black Series de Hasbro. No soy coleccionista de "figuras de acción", pero Ahsoka es mi personaje favorito de Star Wars y de algún modo me estaba llamando.

A pesar de ser una serie de calidad, cuando la pude observar más detenidamente, vi que era mejorable, y casi si darme cuenta me encontré repintando su cara y algún detalle adicional.


En la fotografía que precede a estas líneas podéis ver el producto original en su caja. Como juguete está muy bien, pero dadas mis aficiones me di cuenta de que podía sacarle algo de punta.

El problema principal estaba en la cara, que me parecía muy básica. Comencé repintando los labios para practicar y ver cómo se comportaban los acrílicos sobre este material. Empecé pintándolos de un tono granate y seguí con un lavado morado para conseguir el color real de los labios de Ahsoka.

Envalentonado me metí con el problema principal, que estaba en los ojos. Me lancé a repintar el iris, desde azul oscuro a claro y turquesa. Una vez pintados los iris y las pupilas puse dos puntos blancos para simular el brillo de los ojos.
Lo siguiente fue la línea de las penstañas/rimmel, que estaban insinuadas en algunos puntos. Perfilé los ojos y terminé pintando el rabillo de las pestañas. Ahsoka usa una sombra oscura, así que la pinté también sobre sus párpados.


Sobre estas líneas podéis ver el resultado final del proceso de repintado.

Como ya estaba en faena seguí con las luces de su armadura. El botón superior del pectoral venía en rojo, y en la serie es naranja, así que lo cambié. Y ya que tengo el mismo tono de amarillo que el del resto de botones, me puse con ellos también. Cuando los terminé los sellé con gotitas de esmalte de uñas para resaltar el brillo.
Continué con la diadema/tiara. Todos los detalles metálicos venían en plata. y el realidad solo el rombo central es plateado, siendo el resto de un tono bronce. Ya metido en faena lo imprimé entero y dí un nuevo tono de marrón a la diadema y apliqué el color bronce correcto donde correspondía.

A partir de ahí seguí con su coraza, que tenía algunos puntos donde el reborde plateado estaba corrido. Seguí perfilando los rebordes metálicos y retoqué las placas que cuelgan de la cintura para resaltar sus diseños.
Le dediqué un poco de atención al cinturón, que estaba pintado de una forma muy básica y de un solo color.

Como toque final me di cuenta de que la falda era demasiado larga y no tenía la forma adecuada, así que perfilé el diseño a pincel y la recorté con la forma y el largo adecuados.

Podía haber seguido hasta repintarla completamente, pero pensé que se estropearía con el sobeteo al ser un juguete, y me quedé ahí después de aplicar barniz mate a la cara.
Como veis el resultado es bastante digno, y descubrí que este tipo de figuras dan más juego del que parece. De hecho, documentándome para este proyecto, descubrí que existe un mundillo de repintores de figuras de acción que alberga verdaderos artistas. Es curioso cómo estamos rodeados de mundillos afines de los cuales desconocemos incluso su propia existencia.

6 comentarios:

  1. Pues no ha quedado nada mal. Ahora luce mejor y más fiel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y fiel a la Rebelión ^^
      Gracias.

      Eliminar
  2. Que obsesión con star wars.... ¿No sabe ud que las minis valen mas dentro de la caja? XXDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un objeto customizado es único, y más valioso que un ítem producido en serie :P

      Eliminar
  3. Como fan de Star Wars en general y de Ahsoka Tano en particular, he de decirte que te ha quedado genial y que voy a copiarte la idea.
    ¿Podremos disfrutar de Ahsoka en esta tercera temporada?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manu.

      A saber. Yo estoy pendiente de la novela ;)

      Eliminar