martes, julio 26, 2016

Tirano: Rey del Bósforo

Más guerra, más violencia, más sexo, más intrigas y más filosofía y ética.
La serie Tirano sigue in crescendo en su cuarto volumen.

La acción nos sitúa ahora en un periodo de entre-guerras, con Antígono lamiéndose las heridas de Gaza. El momento adecuado para que Sátiro y Melita intenten recuperar los reinos de sus padres (el Bósforo y las tribus escitas), perdidos tras una serie de conjuras, golpes de Estado y asesinatos.
Una vez más el autor mueve el objetivo para enfocarnos un territorio periférico en el conflicto de los diádocos, con las suficientes zonas de oscuridad como para poder fabular a gusto. En esta región del Euxino las potencias helenísticas jugarán una suerte de guerra fría apoyando a las facciones menores de forma más o menos sutil.

En esta ocasión la trama se divide en dos partes.
Por un lado seguimos a Sátiro en sus andanzas griegas. Con él tendremos apasionantes batallas navales y combates de falanges, en un mundo donde la política marca el paso.
En los capítulos de Melita nos subimos a las grupas de los caballos para acompañarla en sus aventuras tribales, reuniendo a los escitas para enfrentarse a la facción sármata que amenaza sus territorios desde el norte del Mar Caspio.

En Rey del Bósforo todo parece subir un nuevo peldaño en la saga. Las batallas son más épicas, los enfrentamientos más sangrientos y el sexo más explícito. Pero creo que donde más brilla es en el enfoque moral. En su búsqueda de venganza y la persecución del trono los gemelos se ven enfrentados a numerosas cuestiones éticas y filosóficas sobre la naturaleza de los deseos, las consecuencias de los actos y el camino de la virtud. No narrado de forma moralizante, si no presentando al lector las circunstancias y preguntándole qué haría él. Los personajes eligen su camino, a veces bien, a veces mal, pero el autor se guarda de juzgarlos volcando en nosotros la libertad para valorar sus decisiones.
Diría que es lo que más me ha gustado del libro: pocos libros existen que te hagan pensar y al mismo tiempo te diviertan tanto.

Y vaya si esta saga es divertida. De lo mejor que he leído en los últimos años. Emocionante, trepidante. Un auténtico pasapáginas repleto de aventuras y acción. Política, conspiraciones y numerosas batallas descritas con maestría, dejando translucir la experiencia como reenactor del autor.

Puede que sea un libro un tanto duro, pero me parece una lectura maravillosa para jóvenes lectores.
Por mi parte he de decir que esta serie está consiguiendo explicarme y hacerme entender la época de los diádocos mejor que ningún texto académico. Es un periodo trepidante lleno de personajes y batallas, de alianzas cambiantes, de sagas familiares que puede memorizarse al estilo escolar, pero que resulta difícil de entender sobre un ensayo. Tirano me está haciendo comprender mejor quién era quién, cuales eran sus ambiciones y por qué los bandos se configuraban de tal o cual manera. Todo ello disfrutando de unas novelas bien escritas, rigurosas y emocionantes como pocas.

Recomendable 10/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario