miércoles, enero 13, 2016

Nemus: notas de diseño Atrebatia

Como me ha sucedido con el Antiguo Imperio también el texto de Atrebatia se me ha ido un poco de las manos. No tanto, pero sí a lo largo de dos entregas (tres con la presente). He preferido cortarlo que publicar un ladrillo enorme.

La inspiración
No es ningún secreto que todo lo que gira en torno al ciclo artúrico me mola mucho. Como sucede que el "momento temporal" de Nemus podría establecer ciertos paralelismos con nuestros siglos IV-X algo estaba pidiendo a gritos que esta parte de nuestra mitología se filtrase a Nemus.

No se trata de un "cuenta como", ya que hay muchas líneas que se han entrecruzado o que no tienen paralelismo. Aun así, los que compartáis estos intereses, posiblemente podáis discernir cierto olor tanto al propio Arturo como a Ambrosius Aurelianus, Vortigern, Merlín, Igraine y algún otro personaje relacionado como Riothamus.

La geografía
Pese aunque pudiera parecer que lo pedía a gritos Atrebatia no es una isla. Aun así es un territorio bastante aislado, con el río Lundum como única frontera caliente con Marcemania.
Estuve dando vueltas al nombre. Como puede que apreciéis en muchos lugares de Nemus hay nombres que sugieren lugares de nuestro propio mundo e historia; algo que no he inventado yo precisamente. En el caso de Atrebatia el nombre está inspirado por una de las tribus britanas originales.

El paisaje de Atrebatia es una especie de Britania idealizada. Si pensásemos en una fotografía concreta posiblemente estuviésemos viendo algún lugar de Dartmoor. Pero además de páramos también tendríamos colinas, riachuelos y campos de cultivo. También unos cuantos bosques primigenios cargados de leyendas; que mencione el Bosque Peligroso no es un casual.
Todos estos textos sobre Nemus están ilustrados con el mapa general del mundo que hice y que voy poblando, pero una publicación más detallada debería venir acompañada de mapas más detallados. Ahí ya podríamos entrar a señalar los reinos menores, accidentes geográficos, bosques y ríos. Así como otras ciudades. En el que nos ocupa solo podéis ver Dunned, que podríamos visualizar como un equivalente a Tintagel; la puerta de entrada comercial a Atrebatia.
Indudablemente también habría otros lugares de interés, como un émulo de Viroconium/Wroxeter/Camelot (vamos, como León en Hispania).

Politiqueo
Ya vais viendo que en Nemus intento huir de las causas y explicaciones sobrenaturales. Evidentemente hay lugar para la fantasía porque, a fin de cuentas, es un mundo en el que puedes encontrarte trolls o dragones por ahí. Pero para la configuración social de cada una de las culturas he intentado colocar la mayor parte del peso en elementos humanos.
Atrebatia -como sucediese con Britania- fue un territorio del Antiguo Imperio que quedó bastante marcado por sus rasgos culturales. Debido a su aislamiento (era un territorio imperial más allá de Marcemania, que no lo era) y su lejanía del Imperio, quedó abandonada a su suerte durante el periodo de crisis e invasiones. A pesar de la retirada y, como decimos, a causa de su aislamiento, el legado cultural imperial siguió presente.

La línea continua de la administración imperial (ahora autogestionada e independiente) está representada en la figura del gobernador. Este, al no estar respaldado por un ejército regular, va viendo como su poder real va diluyéndose, quedando reducido a un cargo que proporciona poco más que un estatus social y el dominio del territorio más próximo a su sede.
Para evitar este declive vemos como Aurius se esfuerza en crear una fuerza militar regular según el legado imperial. Aunque su sucesor recuperaría la caballería catafracta imperial, Aurius se afana en armar y adiestrar al círculo de nobles más próximo formando un grupo de élite. En Nemus lo he llamado Familia, que no es más que una traducción directa de los Teulu históricos.
En cierto modo podemos ver a Aurius como una especie de Filipo para su sucesor.


Fratricidio
Seguimos con las motivaciones mundanas. En este caso la ambición, la envidia y el miedo como elementos que terminan desembocando en un conflicto abierto.
Aurius II y Vortus son una imagen distorsionada de Ambrosius Aurelianus y Vortigern. Tal vez esto sea como no decir nada, porque según la fuente su relación será una u otra... o ninguna. En el caso de Atrebatia he querido hacerlos hermanos por el efecto dramático.
Vortus, como todos aquellos no primogénitos en aquellas épocas, no tenía un futuro nada claro, y la idea de casarse con una viuda rica resultaría muy tentadora. Aun así no heredaría el reconocimiento social y el poder político de su hermano, y su resentimiento se enfocaría en un modo de labrar su propio destino de una manera tal vez poco ética.

Siguiendo el principio de que lo único que necesita el mal para triunfar es que los hombres buenos no hagan nada, vemos como Aurius padre renuncia a enfrentarse abiertamente a su hijo y la bola de nieve va creciendo. No me refiero a un "mal" en términos absolutos, pero nuestra propia Historia humana nos muestra como en muchas ocasiones el resto del mundo ha dejado hacer a alguien que la estaba liando en algún lado.
Tras la muerte de Aurius su sucesor fue bastante más pragmático. Posiblemente porque viese que Vortus era un desafío a su propia autoridad y una amenaza muy real de secesión. Y que su esposa fuese una exiliada política también sumaría bastantes puntos a su decisión de llegar a una resolución armada del conflicto.

Aunque he dado algunas pinceladas sobre la batalla no he profundizado demasiado. Me gustaría, y tal vez estos sucesos mereciesen una descripción detalla y épica en algún momento, pero si me meto en ello en estos textos quedarían aun más extensos y de verdad que no quiero abrumaros.
Baste decir que -como ya leísteis- fue algo bastante sucio y poco sofisticado, como acostumbraban a ser las batallas del periodo.
Aquí la sorpresa la dan los catafractos "reinstaurados" por Aurius II.
Con la llegada de la paz vemos como Aurius II profundiza más en la transformación de un gobernador civil a una suerte de caudillo militar que ya iniciara su padre.

Caos y esperanza
Tras la muerte de Aurius II en una campaña de escasa importancia (un destino común en muchos héroes) nos encontramos con el morbo y el cotilleo, ¿es Rigotham hijo de Aurius?
Pues no os voy a dar la respuesta. Dejar este punto abierto a la especulación es mucho más divertido.
El caso es que los rumores maliciosos se transforman en potenciales puñales tras el ¿accidente? que cuesta la vida a su madre.
Aquí entra en escena nuestro Sir Héctor particular, que se hace cargo de Rigotham y acaba dándole su feudo en herencia. Y así nos encontramos con un héroe que tiene que pavimentar su propio camino.

Nos situamos en una actualidad en Nemus donde Rigotham empieza a hacerse un nombre como joven noble con sus campañas en Ludicia, mientras Atrebatia es un mosaico de reinos formando inestables alianzas. Todo ello con el telón de fondo de los Iotingas lanzando incursiones para poner a prueba un fruto que parece listo para ser tomado.

Jugando Atrebatia
Los jugadores de rol tienen en Atrebatia una tierra de aventuras y conspiraciones, gestas y traiciones. Un territorio salpicado de ruinas imperiales y ecos de una época mítica anterior que parece filtrarse por todas partes. El peligro podría aguardar en la corte de un reyezuelo ambicioso o en los bosques primigenios que los lugareños dicen poblados por hadas o por seres aun peores.

El wargamer estará tentado de ponerse en la piel de Rigotham o alguno de sus caballeros. Batallar contra los Iotingas, cruzar los mares y realizar hazañas que le permitan labrarse un nombre que vaya atrayendo más seguidores a su causa. Seguramente ese mentor suyo le esté guiando entre bambalinas para que recupere una serie de objetos por alguna oscura razón. Misiones que le obliguen a recorrer todo Nemus y enfrentarse a toda suerte de enemigos.

10 comentarios:

  1. Notas de diseño... pero si son mas largas que los dos posts anteriores!! Entre esto y reforjer, nos vas a matar... He dicho.

    Pues otro reino humano más para la colección oiga... a ver que viene después. Pero temo que después va a llegar el mundo real a llevarse su alma... y todo su tiempo. XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aprovecha para quejarte ahora, que después no voy a poder darte muchos motivos :P

      Eliminar
  2. Una facción muy interesante. Enhorabuena!! Si la excusa para abandonar Nemus un tiempo es buena, entonces son buenas noticias. Esperaremos a saber más del mundo bosque. Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Como siempre esta todo muy bien escrito, y siempre con toques que hacen a cada raza distinta a la anterior. Un saludo y animo que como sigas asi vas a acabar escribiendo un libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca se sabe ;)
      Si hay tiempo y fortuna cualquier cosa podría pasar.

      Eliminar
  4. Entiendo q por educación primero van mujeres y niños pero creo q ya es hora para los hombres de verdad y es el momento para que estos blandos de Nemus vayan conociendo lo que son guerreros de verdad. Guerreros de Woden/Odin, guerreros de Skallagaard. :P

    Gran trabajo. Me tienes enganchadísimo y ansioso por novedades. Mil gracias y mucho ánimo pq la vida real tiene la mala costumbre de robarnos tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, vecino :)

      Curiosamente de las dos culturas que faltan podría decirse que una es masculina y la otra femenina. Y vendrán con relato.

      Eliminar
  5. Me ha encantado la Historia de Atrebatia. Una de las cosas que me ha enseñado la Historia es que no tomar partido por algo o alguien es apoyar al más fuerte en ese momento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, José Manuel.
      Hay una frase muy buena, no recuerdo de quién (tal vez San Agustín) que dice: "Sólo no hacer el bien ya es un gran mal" ;)

      Eliminar