sábado, diciembre 12, 2015

Notas de diseño: Antiguo Imperio

He dicho varias veces que no quiero entrar en la Historia previa de Nemus porque bastante tengo con construir la actualidad. Sin embargo, en el caso del Antiguo Imperio, no me era posible contar cual es su situación política contemporánea si hablar de su pasado.
He hablado de su pasado, sí, pero de su pasado reciente. Digamos del último siglo/siglo y medio. He dejado atrás su pasado mítico y su expansión gloriosa por Nemus. ¿Hablaremos de ello en otra ocasión? Podría ser, pero no es lo que nos ocupa ni nos interesa (supongo).


Es evidente que no soy Tolkien, así que no voy a andarme con medias tintas ni misterios negando similitudes: el Antiguo Imperio "es" Roma. No es un calco y hay salsas de otros guisos, pero es innegable que gran parte de la inspiración llega directamente de la ciudad eterna.
El relato de su caída está basado en una parte importante en la propia caída de Roma. Tampoco de una manera exhaustiva ni literal. Porque la caída de Roma se debe a diversos factores y caer en el reduccionismo sería apartarnos de la realidad.
En Nemus la caída del Antiguo Imperio también es una cuestión compleja. Como sabéis intento escapar de las explicaciones sobrenaturales para explicar los porqués de Nemus. En el caso del Antiguo Imperio la cosa se ha complicado aun más y también las causas son múltiples; ningún imperio cae únicamente porque tal emperador sea un imbécil o porque la guerra contra nosequienes sea un fracaso. Tanto ha sido así que, por primera vez, me he extendido en un tema de trasfondo a lo largo de tres posts. No tenía pensado hacerlo así, pero una vez me he puesto a escribir la trama ha empezado a extenderse cosa mala y no he querido aburridos con un un bloque de texto.

La guerra civil entre Flaurius y Marencius refleja una de las numerosas guerras civiles de Roma. Está escrita desde un punto de vista distante, pero no omnisciente. Imagino que habría mucho tras ella. Seguramente nadie sería totalmente bueno ni totalmente malo. Y esa campaña contra Las Ciénagas parece una mala idea desde el principio. Tan mala que parece que alguien la hubiese sugerido con un propósito. Y si ese propósito fuese poner fin al poderío militar imperial podemos darle vuelta a quienes podría resultar muy conveniente según su propia política exterior.

El Triple Culto es uno de los villanos de Nemus. Aquí es un reflejo de las religiones orientales que llegaron a Roma. Cada una parecía tener su público y cada público parecía tener sus propios motivos para abrazarlas.
En el caso de Nemus el Triple Culto pone otra puntilla al Antiguo Imperio provocando una nueva guerra civil. Esta aun más profunda, ya que toca con fuerza a todos los estamentos sociales y remueve la esencia misma de la organización del Estado.
El fin del Triple Culto en el Antiguo Imperio disemina a sus miembros en comunidades y "akelarres", que sin duda estarán infiltrados por todas partes tramando y conspirando. Y huyendo de la Hermandad de la Miríada de Estrellas.


En el tercer capítulo nos encontramos con la disolución final del Antiguo Imperio. No vemos un asedio épico a la capital con cuya caída cae el Imperio. No, como decíamos todo es mucho más complejo y el Antiguo Imperio ya llevaba decenios arrastrándose. Los numerosos reyes de las naciones bárbaras van repartiéndose poco a poco el pastel; no con un deseo de acabar con un Imperio opresor ni nada similar, si no mirando por sí mismos y con motivos tan mundanos como buscar nuevas tierras que cultivar y territorios para asentar a una población creciente. Una muestra muy evidente es la pugna entre las diferentes facciones bárbaras por emparentar con la casa imperial.

La caída del Antiguo Imperio nos deja en pleno centro de Nemus un territorio similar al de la Europa de la Edad Oscura. No tenemos Estados fuertes, pero sí numerosas casas reales que pugnan por unas fronteras difusas en las que realmente no habita demasiada población. Al igual que en el resto de Nemus el tono tecnológico general es el de la Antigüedad Tardía/Alta Edad Media, con cotas de malla y escudos redondos u ovalados.
Para el jugador de wargames el Antiguo Imperio ofrece numerosas facciones, desde las de inspiración tardo-romana como Felsina y el pretendiente de Ludicia, como los de aires germanos, normandos o eslavos de marcemanios, skallaagrim y borios.
El aventurero rolero se encontrará con una tierra llena de tramas políticas entre los reinos bárbaros y numerosas ciudades en ruinas que explorar en busca de tesoros.

14 comentarios:

  1. Incluso me da para crear una rama herética dentro del triple culto para el estado de los reyes cuervo (cisma propiciado por un teólogo estudioso de los textos de Isola)

    ResponderEliminar
  2. Disculpa mi ignorancia, acabo de descubir tu blog. Estás escribiendo una novela de fantasía épica-histórica? Los dibujos y mapas de este post y los tres anteriores son diseños tuyos?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Joik, bienvenido.

      Estoy escribiendo un escenario de campaña (un mundo de juego) para usar en wargames y/o juegos de rol. Hay mucho novelizable, eso sí. Es una posibilidad que está ahí. Tengo algún relato terminado que quiero ir compartiendo más adelante.

      Los dibujos están tomados de la web (en lo relativo al Antiguo Imperio son todos de Osprey). Los mapas son trabajos míos ;)

      Eliminar
    2. ¡Tiene muy buena pinta! Vaya curro le estás echando, entre texto y mapas...

      Eliminar
    3. Gracias, Goblinoide ;)

      Eliminar
    4. Muchas gracias Endakil. Sí, me di cuanta más tarde, cuando continué leyendo siguiendo la etiqueda Nemus. Cosa que debí hacer antes de preguntar, lo sé, pero me perdió la curiosidad y la impaciancia.
      Como dices es novelizable. Ya lo creo. Estás creando un transfondo histórico verdaderamente cohesionado y coherente. Por ejemplo, las alusiones a las culturas megalíticas del calcolítico o primer bronce y sus "caminos" rituales al desarrollar el tema de los elfos silvanos me han parecido estupendas.
      Además tienes una manera muy clara, didáctica, de exponer las ideas, los conceptos, y las líneas de desarrollo.

      Una preguntina. Sobre las lenguas de los diferentes pueblos y razas has hecho algún sistema estructurado? Quiero decir por ejemplo alguna preeminencia de ciertos fonemas en unos o en otros, etimologás en vovablos locativos, dinásticos... algo así..

      En cualquier caso me gusta mucho tu trabajo, trabajazo de documentación incluido. Bueno, ya se nota no? :)

      Un abrazo

      Eliminar
    5. Muchas gracias por tus comentarios, Joik :)

      En cuanto a las lenguas podría decirse que están igualmente inspiradas en las culturas reales que inspiran las de Nemus. De hecho he ido deslizando algunos juegos de palabras que alguien con interés en esos temas se divertirá en ir descubriendo a modo de "huevos de Pascua" :P

      Eliminar
  3. Siempre me gusto la idea de que algunos imperios no acaban en una batalla épica, si no cayéndo del árbol como si fuesen una manzana podrida. Destrozados por su propia corrupción, división y decadencia.

    Las religiones influyen?quizá, pero la gente se refugia en la religión y se vuelve fanática cuando algo no va bien en su vida. En roma la gente se refugió en la religión por que esta les aportaba unos valores y una solidaridad que el estado ya no daba.

    Hay que aprender de estas cosas, que hoy en día podemos tropezarnos con situaciones extrañamente similares. XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Historia es una materia indescriptiblemente importante, desde luego.
      Es una verdadera pena que sea siempre tan maltratada: el mundo sería muy distinto si la conociésemos y comprendiésemos.

      Eliminar
  4. Me gusta mucho el enfoque que le estás dando a todo esto. El género de fantasía no está reñido con darle una mayor coherencia y verosimilitud a lo ocurrido en un mundo inventado, al contrario, en mi opinión es algo que le da muchos puntos a una ambientación.

    Lo digo porque en la fantasía, especialmente en la mala, hay una incidencia exagerada de los clichés fáciles. Los "buenos" y "malos", los grandes acontecimientos siempre marcados por las decisiones de "grandes hombres" (y eso cuando no gira el mundo entero en torno a un único héroe) o confundir la emoción con inflación (poner un ejército de un millón de hombres es mil veces más épico que poner uno de mil... ¡y si le ponemos otro cero será diez veces más épico!).

    Sigue así, mejor piezas bien encajadas y que cada detalle cuente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos días estoy leyendo una serie sobre las guerras de los diádocos. El autor comenta que no había sucesores "buenos" y sucesores "malos", y que todos ellos tuvieron vidas increíblemente trepidantes que los harían merecedores de sus propias novelas con ellos como protagonistas.

      Creo que la Historia es coral, y que nadie es automáticamente un orco y resulta ser malvado. Tal vez la labor del autor sea mostrar y explicar a los protagonista y que el lector -si quiere- sea quien les juzgue según su propia ideosincracia.

      Gracias, Sir Nigel :)

      Eliminar
  5. Desde luego, las tierras del antiguo imperio dan juego trasfondístico para prácticamente cualquier ejército. Si no es un grupo de enanos que busca una mina ancestral sobre la que se encuentran las ruinas de una ciudad imperial, es un señor de la guerra orco que ha tomado el control de un antiguo bastión o un nigromante usando sus poderes para causar la ruina algún pequeño reino debilitado.

    Supongo que habrá que esperar al año que viene para más Nemus. A ver qué tienes preparado....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora mismo tengo ya escrito todo el "catálogo del mundo", por así decirlo. Vamos, como todos los capítulos que habéis ido viendo.
      Los iré publicando con periodicidad mensual.

      Me quedan un par de relatos en los que -sobre todo con el primero- experimenté un poco. Tengo ganas de compartirlos y conocer vuestras opiniones ;)

      Eliminar