sábado, noviembre 07, 2015

Nemus: notas de diseño La Orden

Aunque el trasfondo tecnológico de Nemus está ambientado en la Alta Edad Media, hay unos cuantos lectores que querían un espacio donde encajar sus miniaturas armadas como caballeros medievales de pleno derecho. Y, aunque las conocidas como armaduras de placas (las armaduras en las que todos pensamos cuando visualizamos un caballero medieval) no serán desconocidas en Nemus, sí que serán escasas y costosas. Por ello solo estarán al alcance de las clases sociales más elevadas en los reinos más prósperos. Y de ciertos grupos de élite: como La Orden.

Inspiración para La Orden
La Orden es muchas cosas. Gran parte de su trasfondo y de su idiosincrasia política se puede asimilar en mucho -y muy acertadamente- a los Estados cruzados en levante. Hay mucho del Reino de Jerusalén o del Principado de Antioquía en La Orden. También del Estado teutónico en Prusia.
Y, sobre todo en el caso de Castra Australis, también hay parte del muro de Adriano.

¿Por qué La Orden?
Quizás hayáis ido percibiendo a lo largo de estas entregas que en Nemus existe un equilibrio. Las diversas facciones se equilibran entre sí manteniendo lo que podríamos llamar un ecosistema estable.
Dentro de Nemus la principal fuerza desestabilizadora es el Triple Culto. Desde un punto social desequilibra la razonable armonía en las creencias religiosas de la población, pero en lo militar supone una amenaza más que tangible.
El Triple Culto se extendió rápidamente por Antípoda y las correrías de sus flotas piratas son un verdadero problema tanto para los reinos humanos como para los altos elfos de la corte del Reino Cerrado. Aun más; la campaña que desencadenó la caída del reino de Moravia donde los intereses políticos y militares se entrelazaban supuso un serio toque de atención para el resto de Estados humanos.
Existía un precedente previo en varios siglos: los desmanes del Constancius el Loco, cuya conversión al Triple Culto fue una de las puntillas para la caída del Antiguo Imperio y cuyas heridas fueron dolorosas en Isola. Preocupados por el eco ético y por la oposición a su posición moral Isola tomó un papel preponderante en la respuesta al expansionismo de Antípoda. Debemos pues la creación de La Orden al Senado de Isola. Sin su impulso diplomático no habría sido posible. Y tampoco sin las aportaciones armamentísticas de sus mejores herreros y al apoyo decidido del Banco de la República.

Organización de La Orden
La Orden está dividida en cuatro casas capitulares militantes, ocupando cada una de ellas uno de esos "Estados cruzados".
Existen muchas posibilidades de trasfondo aquí, por lo que no he querido adentrarme demasiado dejando que cada cual tome la casa que desee y la moldee a su gusto, tanto en lo visual (esquemas de colores), como en lo táctico (organización militar).
Sí resulta interesante mencionar que cada casa capitular está dividida en scholas; una suerte de regimientos al mando de un oficial de alta graduación. Aquellos que estéis interesados en explorar Nemus como setting para wargames de fantasía tal vez consideréis que vuestras batallas no son tan masivas como para justificar la presencia del señor de la casa capitular en ella, pero podría participar el maestre de la schola en la que hayáis decidido basar vuestro ejército.
Obviamente no entraré en detallar los nombres de cada una se las scholas, porque quiero dejaros ese espacio a vosotros. Así puede que vuestro ejército esté al mando de Carolus el Justo, señor de la schola del Escudo Plateado, de la casa capitular del Grifo Rugiente; quedando a vuestro juicio todas las decisiones en lo tocante a la heráldica y colores.
Cada una de las casas capitulares está fundada por un personaje originario de un rincón de Nemus. Podéis aprovechar esto para añadir un sabor adicional a vuestras miniaturas.

Panoplias
Comentaba que en La Orden es donde podremos ver armaduras más cercanas al caballero medieval clásico que al aire Edad Oscura general de Nemus. Aun así esto sería cierto para la élite de la élite que compone La Orden. Caballeros de menor rango portarían armaduras similares a la de los catafractos de siglos anteriores, y los sargentos irían equipados con poco más que cotas de malla. Esas cotas de malla serían un lujo entre las tropas de infantería, que podrían considerarse afortunadas si portan alguna suerte de gambesón.

Mujeres en La Orden
Aunque la relación entre géneros varía de cultura en cultura en la mayoría de las sociedades de Nemus existe una más que razonable igualdad. Por ello, y en oposición a los dogmas del Triple Culto, no resulta sorprendente ver un gran número de féminas entre las filas de La Orden. De hecho la fundadora de la casa capitular de la Sierpe Rampante fue una noble de Skallagaard.
Tampoco sorprende que la mayor parte de las mujeres en La Orden pertenezcan a la nobleza, ya que una mayor libertad en lo tocante a sus obligaciones mundanas permitiría a estas doncellas guerreras encontrarse en mayor predisposición para alistarse. Como cabe pensar esto se traduce en un acceso directo a puestos de buen nivel dentro de La Orden, tal como sucede en general con todos los nobles y caballeros.
La apreciación estética queda abierta al criterio del lector, pero me gustaría sugerir que una mujer noble y guerrera optaría por armaduras prácticas, muy lejos de los diseños sexualizados de otros mundos de fantasía. No tengo nada moral en contra de ellos como ya he defendido abiertamente en alguna ocasión, pero objetivamente pienso que no tienen ningún sentido práctico.

La Hermandad de la Miríada de Estrellas
Cuando pensé en La Orden supe que los Caballeros Errantes de La Hermandad de la Miríada de Estrellas deberían estar ahí.
Si La Orden es una organización militar los Caballeros Errantes forman una suerte de cuerpo de élite. Constituyen formalmente la quinta casa capitular, aunque su función es diferente. Mientras que las casas capitulares militantes forman estados y defienden unas fronteras físicas, los Caballeros Errantes forman una suerte de guardia espiritual.
La forma más sencilla y acertada de pensar en ellos es como una orden de paladines. Adiestrados por los mejores maestros y equipados con las mejores panoplias los Caballeros Errantes recorren Nemus buscando la presencia del Triple Culto en su forma más sutil: grupos de adoradores, tramas políticas, magos y clérigos que abrazan sus enseñanzas...

La Orden en RPGs y wargames
Como comentaba La Orden es la opción para introducir en Nemus miniaturas de estética puramente medieval. El jugador podría haber empezado guardando las fronteras de Antípoda con su schola, para encontrar que el señor de la casa capitular le encomienda una misión en algún otro lugar de Nemus con algún secreto motivo. Esta es una buena forma de argumentar una campaña en cualquier otra región (o partidas sueltas contra otras facciones).
Los aficionados a la pintura tendrán una ocasión perfecta para crear esquemas y heráldica a su libre decisión.
En lo tocante a usar Nemus como setting rolero la Hermandad de la Miríada de Estrellas abre las puertas a los personajes paladines. No hemos profundizado en ellos, pero también tendrían sus propias scholas; algunas con la advocación de cualquiera de las numerosas deidades de Nemus o incluso a La Razón pura, tal como se entiende en Isola.
Un aspirante a unirse a La Orden, o un ex-caballero también son magníficas opciones como personajes.
Del mismo modo la búsqueda de conciliábulos del Triple Culto son una buena excusa para una aventura o campaña, tal vez habiendo sido contratado los aventureros por La Orden misma.

15 comentarios:

  1. Grande esta entrada!

    Por una parte esta facción, o conglomerado de facciones, son adecuadamente flexibles para el usuario, por otra parte dotan de profundidad al trasfondo general de Nemus.

    Una profundización en los paladines será más que adecuada, dando un uso directo a la enorme cantidad de miniaturas de paladines que hay en el mercado y permitiendolos encajar en cualquier ejercito "bueno" que uno pueda imaginar.

    Por otra parte a nivel de RPG's da mucho juego. Imagino facilmente al hijo menor de una casa noble, un ladronzuelo atrapado con las manos en la masa en Isola, un bardo Emporikano, un aventurero elfico, un buscador de tesoros enano y un explorador mediano coincidiendo en Casta Australis para realizar una infiltración en territorio del triple Culto.

    Nemus toma forma. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pauix, me alegra que te guste :)

      Eliminar
  2. Creo que se ha vuelto a liar, y quiere decir que nemus está ambientado en la Alta edad media, no en la baja. XD

    Ya le he comentado que esto de las casas capitulares y demás no me emociona demasiado. Molaría más tener un estado feudal. Pero oiga.... es su mundo.

    ¿Cuando nos masterea una partida de rol en Nemus? :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. Errata corregida :D

      ¿Estados feudales como el Reino de Jerusalén o el Estado Monástico de los Caballeros Teutónicos? ;)

      Eliminar
    2. Pero no son estados como el frances: siglos y siglos de explotación ininterrumpida de los siervos de la gleba.... XD

      Eliminar
    3. Afortunadamente :P

      Eliminar
  3. lo que me entra curiosidad es ver qué minis representan mejor a los zumbaos del triple culto. A mi me piden estética árabe a gritos (total, ambos son pueblos de orígenes nómadas..)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero en Antípoda hace más fresco :P

      Eliminar
    2. Pues ahora que se menciona el tema, no deja de ser un asunto interesante. La estética árabe me resulta un tanto inapropiada por ser Antípoda un continente frío. Yo tiraría más hacia una estética nómada con bastantes pieles y armaduras de cuero, quizás algún gorrito de piel de yak :) Y luego las unidades de élite tirando un poco más hacia la imagen más tradicional del guerrero del Caos pero que se vean esas pieles, que para algo vienen del frío (los guerreros del norte de Mom quedan que ni pintados).

      Es como yo lo haría, al menos, y supongo que otros lectores podrán ofrecer sus visiones personales. A mi es que nunca me ha convencido demasiado la imagen del bárbaro que viene del frío norte a pecho descubierto y con un armatoste infame en la cabeza.

      Eliminar
    3. Mi imagen va bastante en esa línea, sí :)

      Eliminar
    4. Los mongoles de fireforge entonces les vienen bien.

      Eliminar
  4. Ahora me siento obligado a incluir a uno de esos caballeros errantes en alguno de los relatos que tengo a medio escribir. El potencial narrativo es descomunal puesto que una figura estilo "caballero jedi" que rastree a los seguidores del Triple Culto a lo largo y ancho de Nemus y trate de frustrar sus planes ofrece una miríada de posibilidades, desde el clásico paladín en brillante armadura que se tira de cabeza a la primera señal de cultistas al agente discreto pero eficaz que apuesta por estrategias algo más sutiles... cuando es posible :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se me había ocurrido el símil jedi, pero es MUY bueno ;)

      Eliminar
    2. Un grupo de paladines guerrero mago? Jajjaja

      Eliminar
    3. No magos, pero sí con algunos poderes "discretos" como Geralt de Rivia (!)

      Eliminar