sábado, septiembre 19, 2015

The King is Dead, juego de tablero Osprey

Arturo y Mordred se han traspasado mutuamente, el rey ha muerto y Camelot se resquebraja en pedazos. ¿Qué será ahora de su sueño? ¿Quién puede reclamar el trono? ¿Guerrearán entre ellos sus caballeros tal como las crónicas cuentan que se hicieron la guerra los generales del gran Alejandro?

The King is Dead es el primer juego de tablero de Osprey Games, la división de juegos de la prestigiosa editorial Osprey que se ha ganado un hueco por derecho propio. Con el sello de Osprey y tratando el tema artúrico este juego me llamaba desde que se empezó a hablar de él.

En The King is Dead los jugadores se ponen en la piel de los caballeros y cortesanos de Arturo. Con el rey muerto las diferentes facciones amenazan con llevar sus diferencias al campo de batalla.Y, peor aun, los sajones podrían aprovechar el clima de guerra civil para regresar e internarse en el corazón de Britania.

Lo primero que llama la atención al encontrarnos con el juego (además de la deliciosa portada que ya habíamos podido ver) esel cuidado diseño y la excelente calidad de los materiales. Nos encontramos con una caja que se abre como un libro mostrándonos el libreto de reglas y una maravillosa ilustración (de hecho una de mis favoritas, procedente del recomendable British Forts in the Age of Arthur).


Al retirar el libreto vemos los componentes del juego: el tablero, contadores de control en forma de escudo, peones de madera, cartas y una faltriquera de tela para los contadores (¡detallazo!). La calidad continúa; particularmente me han llamado mucho la atención las cartas, de un agradable tacto y una tranquilizadora apariencia de resistencia.

En cuanto al juego en sí podríamos definir a The King is Dead como una especie de mezcla con un sabor del célebre Diplomacia, y algo de póker.
Los jugadores (de 2 a 3, o 4 formando un par de equipos) no batallan sobre el mapa de Britania, si no que administran su diplomacia para congraciarse con los ciudadanos de las tres culturas principales de la isla.


El juego nos pone en un peligroso equilibrio en el que deberemos servirnos de nuestra astucia y arte para el politiqueo para especular contentando a los nobles de estas tres culturas y, llegado el momento, apostar por una de ellas para que consolide nuestra base de poder (y tal vez llevarnos hasta el trono).
Pero la dificultad no acaba ahí, ya que si nuestras intrigas debilitan en exceso una región los sajones ocuparán el vacío de poder.

The King is Dead se juega a lo largo de 8 turnos, en cada uno de los cuales los jugadores decidirán la situación política de cada una de las ocho regiones en las que el mapa de la isla está dividido.
En cada turno los jugadores deberán seleccionar una de sus 8 cartas y jugarla según sus intereses (o pasar el turno si así lo desean). Al finalizar el turno se determina el equilibrio de poder en la región correspondiente. El control final se determina con los contadores de escudos, mientras que los cubos de madera representan a los nobles a los que seduciremos (u ofenderemos).
Como os podéis imaginar el juego es bastante rápido y, según nos indica Osprey, la duración estimada es de 30-45 minutos; lo que casi lo clasifica en un término medio entre filler y juego principal.

Pero aun hay más. Y es que The King is Dead incluye la expansión Mordred. Para ella utilizaremos los cubos negros, que representarán a los seguidores de Mordred que, con la muerte también de su señor, deambulan por Britania dedicándose al bandidaje.

Para que veáis un poco el juego en acción he decidido incrustaros el siguiente vídeo (del canal Marcowargamer) para que veáis unas explicaciones más intensas de las mecánicas y el juego en movimiento.

6 comentarios:

  1. Es curioso.... pero no se si fiarme mucho de su critica, ya que es un reconocido fanatico de la edad oscura.... Poco uso del tablero se ve, al parecer....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, mirándolo de otra forma como me gusta el periodo soy exigente :D

      En todo caso es un juego bastante abstracto que tiene esta ambientación como podría tener cualquier otra (la de los diádocos fue la primera que se me ocurrió :P).

      Por cierto, se me olvidó comentar que, una vez explicado el juego, la dependencia del idioma es 0, ya que no hay texto alguno. Vamos, que si alguien traduce las reglas en PDF se podría comercializar tal cual.

      Eliminar
  2. O sea, que ya tengo otra cosa más que añadir a la lista de pedidos a Osprey.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se están anunciando tantas novedades jugosas de Osprey que no sé si recomendarte que esperes para incluir más cosas :D

      Eliminar
    2. Es un reedición del juego KING OF SIAM. La misma mecánica, aunque el tema ha cambiado de Siam con el dominio británico a Inglaterra tras la muerte de Arturo y la invasión de los sajones. La diferencia fundamental estriba en la expansión los lealistas a Mordred. The king is dead es un poco sesudo y en donde no te puedes llevar por el impulso desmedido de jugar cartas a tutiplén. Ocho provincias, ocho turnos, ocho cartas. Administrarlas con sabiduría te llevará a la victoria.

      Eliminar
    3. No tenía ni idea de ese dato.
      Gracias :)

      Eliminar