miércoles, junio 03, 2015

Weird Things Customers Say in Bookshops

Me enteré de la existencia de este curioso libro con su publicación en castellano... lo cual celebré haciéndome con la versión en inglés. Y ya puestos con su secuela. No estaba seguro si la edición española era una traducción, una adaptación, o anécdotas nacionales, pero para estar seguros aposté por el original.

Pero, ¿de qué va todo esto?
Weird Things Customers Say in Bookshops, y su secuela More Weird Things Customers Say in Bookshops  son anecdotarios de situaciones vividas dentro de librerías. La autora -Jen Campbell- es testigo o protagonista de algunas de ellas, mientras que otras le han sido reportadas por compañeros del resto del mundo.
Neil Gaiman, que recomienda el libro, dice de él que es "divertido y triste". Sin duda muchas situaciones parecen sacadas de un sketch de los Monty Python y son ciertamente hilarantes, pero ser consciente de que se trata de hechos reales tiene su carga de pena por el género humano en general.

Aun con todo hay tres o cuatro situaciones en las, digamos, no comparto plenamente la percepción del librero. Una de ellas creo recordar que se refería al fetichismo con los libros en la perspectiva de la masificación del libro electrónico. Otra al clásico debate en torno a si las creencias/ideología del autor son motivo para leer o no un libro. Y una petición de un cliente con datos ambiguos pero que habría sido perfectamente deducible si el librero tuviese menos animus iocandi, conociese mejor su trabajo o tuviese un poco más de empatía.

Por lo demás creo que será interesante y muy entretenido si os gusta leer y/o habéis trabajado frente al público en algún comercio (algunas tengo yo también -divertidas o tristes- de mis tiempos en una tienda friki).
Sí es conveniente advertir que son dos libros muy cortos. Unas 130 páginas cada uno, con muchos espacios ya que las anécdotas están redactadas como diálogos citados, ocupando ciertamente muy poco en cada página. No sabría decir si leo más o menos rápido, pero sirva de dato que tardé sobre una hora u hora y media en leerme cada uno. Casi como si fuese un cómic. No es que tampoco sean caros, pero dejo eso al juicio de cada uno... ya que no deja de ser la clase de libro que uno puede leerse entero en una gran superficie mientras los demás hacen las compras (¡y no quiero con esto dar lugar a material para una tercera parte! ^^).

Adicionalmente si es interesante apuntar que es un libro muy fácil de leer en inglés. Ente ambos volúmenes no habrá más de 3-4 juegos de palabras o referencias culturales un poco complicadas, y el lenguaje es coloquial y asequible. Puede ser interesante para jóvenes lectores, o para aquellos que sienten cierto temor a lanzarse a leer en inglés.

Y ahora os dejo con alguna de mis anécdotas favoritas leídas en sus páginas (la primera es genial)...

*****

CUSTOMER: You never read about Middle Earth any more, do you? It's like no one cares about The Shire these days. Stuff must still happen there but it's never reported in the news.
CUSTOMER'S FRIEND: They're making new movies, aren't they?
CUSTOMER: Are they?
CUSTOMER'S FRIEND: Yeah, but I think it's like a history. It's not what's happening there now. That's what I heard.
CUSTOMER: So what's happening there now?
CUSTOMER'S FRIEND: I don't know. Let's look it up on Wikipedia when we get home.
CUSTOMER: Good idea!

*

CUSTOMER: What's so great about The Great Gatsby, anyway? Was he a superhero or something?

*

CUSTOMER: What kind of bookshop is this?
BOOKSELLER: We're an antiquarian bookshop.
CUSOTOMER: Oh, so you sell books about fish.

*

(A man runs through the door, out of breath)
MAN: Hi. My friends and I were playing cricket in the park, and it's started raining.
(Man looks at bookseller expectantly)
BOOKSELLER: ...?
MAN (impatiently): Well, I was wondering if we could finish our game in your bookshop?
BOOKSELLER: ...You want to play cricket... in the bookshop?
MAN: Yeah!
BOOKSELLER (glancing around at the tiny shop, crammed full of books): Erm, there's no room... at all.
MAN: Well, we only need one aisle between the shelves, really. And we could always move the bookcases.
BOOKSELLER: ...I'm going to have to say no. It would be dangerous, and I don't think the other customers would like it.
MAN: Oh, come on. They could cheerlead or something.
BOOKSELLER: ...No.
MAN: And you could be the umpire!
BOOKSELLER: ...No.
MAN: I promise we wouldn't break too many things.
BOOKSELLER: ...No.

*

CUSTOMER: Do you have any hollowed out books?
BOOKSELLER: You mean fake books? The kind people use as safe place?
CUSTOMER: Yeah. But with stuff already in them.
BOOKSELLER: No, we don't.
CUSTOMER: 'Cause people use them to hide al sorts of stuff, don't they? Drugs... guns. Do you have a fake book with a gun in it?
BOOKSELLER: ...No.
CUSTOMER: Oh. Do you know where I could get a gun without the fake book?
BOOKSELLER: ...No, I don't.

*

CUSTOMER (pondering): How much would a signed copy of the Bible be worth?
BOOKSELLER: Signed by whom?
CUSTOMER: Well... I don't know. Not God, obviously. (Nervous laught.) That would be silly... wouldn't it?

*

CUSTOMER: You've got a lot of books in here.
BOOKSELLER: Yep.
CUSTOMER: Do you ever just, like, sit here and count them?
BOOKSELLER: No, not really.
CUSTOMER: How long do you think it would take to count them all?
BOOKSELLER: A long time; we've got thousands and thousands of books.
CUSTOMER: How many exactly?
BOOKSELLER: ...I don't know. I haven't counted.

*

CUSTOMER: Did they make a film edition of the Bible when The Passion of the Christ came out? You know, the text of the Bible, but with Mel Gibson on the front cover?

*

PERSON: Hi, I'm looking for a Mr. Patrick.
ME: No one of that name works here, sorry.
PERSON: But does he live here?
ME: ...no one lives here; we're a bookshop.
PERSON: Are you sure?

*

CUSTOMER: I read a book in the eighties. I don't remember the author, or the title. But it was green, and it made me laugh. Do you know which one I mean?

*

CUSTOMER: Do you have any old copies of Dickens?
ME: We've got a copy of David Copperfield from 1850 for 100 pounds.
CUSTOMER: Why is it so expensive if it's that old?

10 comentarios:

  1. Ah, el trabajo cara al público, que maravilla....XD

    Todavía me acuerdo de aquel tipo que entró en mi sucursal bancaria, tras pasar por un arco de seguridad, y fue directo a la ventanilla y preguntó: "Es esto un todo a cien" :D

    La gente estamos mu locos. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienen también sus sinsabores, pero al final los trabajos que requieren trato directo con el público son, cuando menos, los menos aburridos :)

      Eliminar
  2. Las anécdotas de biblias me matan xD

    Algunas me han hecho acordar de mi paso por el FNAC. También daba para hacer un libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me dejas con ganas de leerte alguna de la FNAC ^_^

      Eliminar
  3. El de la Biblia y el del "libro falso" para guardar pistolas me han sacado una buena sonrisa. El del cricket va más allá de lo surrealista xD

    ResponderEliminar
  4. ¡Ah, el maravilloso mundo de la atención al público! Podía contar también mil anécdotas, pero me quedo con aquella en la que un tipo me preguntó si vendíamos Plutonio...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Insólito, si estabas trabajando donde creo :D

      Eliminar
  5. Yo conozco una librera, y cosas de esas, a patadas. Hay gente muuuuyyyyy rara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si querrán hacer una edición completamente española, pero podría ponerse en contacto con la editorial por si hay suerte ;)

      Eliminar