miércoles, abril 29, 2015

Por qué no juego wargames contemporáneos

Este es un post personal con una opinión personal sobre un asunto subjetivo. No tengo una opinión negativa sobre aquellos que no compartan estas ideas, únicamente he terminado escribiéndolo porque es algo a lo que llevaba mucho tiempo dándole vueltas y he querido plasmar aquí. Vamos allá.

En posts anteriores os hablaba de cómo esquivé la bala de jugar a Flames of War. Por aquel entonces trabajaba en una tienda del ramo y aparecieron por allí unas miniaturas muy bonitas de Empress Miniatures de la Guerra Civil. Me tentó la idea de reunir un grupito de modelos de las Brigadas Internacionales o del POUM, pero entonces pensé en quién querría coleccionar otras facciones y qué estaríamos haciendo después jugando con aquellos muñequitos. No me hacía sentir bien pensar en ello; era algo que nos pillaba bastante cerca en el tiempo y que nos había llegado directamente de sus protagonistas de forma oral. Convertir aquello en un juego me hacía sentir incómodo.

Estuve pensando mucho en ello. Un wargame sobre la Guerra Civil me resulta doloroso tanto por la cercanía como por ser una herida que aun está abierta en la sociedad.
Después pensé que basar la opinión moral en la cercanía era algo hipócrita o arbitrario. La Segunda Guerra Mundial era aun más reciente y tampoco me sentía bien llevando figuritas de aquel conflicto.
Le di vueltas y vueltas al asunto intentando discernir cual era el primer conflicto (el más lejano en el tiempo) que me hacía sentir incómodo a la hora de jugarlo y descubrí que era la Guerra de Crimea. Sí, es raro, pero algo debía tener esa guerra como para causarme ese sentimiento... y terminé descubriendo el qué: las fotografías. La Guerra de Crimea es el primer conflicto bélico cubierto por la prensa gráfica.

Ruinas de uno de los reductos de Sevastopol. Fotografía tomada en 1854-1856.
Las pinturas épicas que habían estado presentes en nuestra cultura hasta un momento tan cercano a la Guerra de Crimea como lo fueron las guerras napoleónicas son un asunto muy distinto. Nos muestran héroes, momentos legendarios, situaciones que han entrado en la literatura. Pero ver fotografías reales es harina de otro costal. Un puede mirar en los ojos de esos muchachos y ver la realidad golpeando como un martillo. Sería estúpido negar la crudeza de las realidades de otras guerras del pasado, pero imagino que la fotografía provoca ese efecto catártico.
Supongo que la distancia en el tiempo también tiene su importancia, pero al estar ligada a la existencia o no de la fotografía es algo que en cierta forma va junto. Porque entiendo que -en términos generales- no nos producen las mismas sensaciones Stamford Bridge o Gettysburg.

Como decía no pienso que quien no comparta estas opiniones sea un desalmado, pero es el motivo que limita mi interés en lo que a juegos de miniaturas se refiere. Si como aficionado a la Historia la parte que me atrae llega a 1066, supongo que en lo tocante a wargames el límite lo situaría en 1853.
La épica (entendida como se quiera) y la lejanía en el tiempo hacen que me resulte interesante jugar con romanos o vikingos. Por supuesto la fantasía y la ci-fi no me suponen problema alguno. Y géneros como el Pulp o el Steampunk son también otra forma de fantasía.

Trinchera. Guerra de Crimea.
Un poco en este sentido (aunque no relacionado con consideraciones morales) me parece interesante mencionar un suceso acontecido en el famoso foro Lead Adventure.
El año pasado abrieron un post en el que hablaban del conflicto de Ucrania y cómo jugarlo como wargame. Unos días después había sido borrado. Desconozco el motivo exacto, pero supongo que, siendo un foro internacional, era algo que propiciaba que gentes de diferentes nacionalidades y/o ideologías políticas chocasen con mucha fuerza. La moderación redactó un comunicado en el que anunciaban que ese y otros temas similares ya no tendrían lugar en Lead Adventure. Os hago el siguiente extracto
"The decision has therefore been made to alter the scope of the board and to now cover only the Post-WWII and ‘Cold War Era’, with a cut-off year of c.1989. Adventures and wargames based on historic or reasonable facsimiles of historic conflicts (i.e. they are based on, or appear to be based on real conflicts) set after this year will no longer have a place within LAF’s otherwise broad spectrum of topics."
Resumiendo para los que tengan problemas con el inglés: en dicho foro no se podrá hablar de temas relacionados con conflictos bélicos que tengan lugar de 1989 en adelante, ni de cualquier conflicto ficticio pero plausible que pudiese acontecer a partir de tal fecha.
Es decir, crean una "línea de dolor". Una barrera a partir de la cual los conflictos resultan dolorosos de forma personal o política. En mi opinión no es menos dolorosa la Guerra de Vietnam que cualquiera posterior. Y resulta curioso que se pueda hablar de jugar la Guerra de Afganistán soviética de 1978 a 1989, como si lo acontecido hasta su final en 1992 fuese algo distinto.

*****

No he querido ilustrar este artículo con imágenes explícitas. Las hay desde la Guerra de Crimea, pero no creo que haga falta recurrir a ellas para que sepa expresar lo que quiero haceros llegar.
Siendo este un asunto tan subjetivo, ¿cuales son vuestras opiniones al respecto? Seguro que será interesante una reflexión conjunta.

38 comentarios:

  1. Respetable opinión.

    En mi caso es un sentimiento "romántico" del guerrero (todo lo "romántico" que puede ser). No me gustan las armas de fuego. O sea, vale, tu ejército puede tener un cañón o una bombarda, o dos, y alguna unidad de arcabuces como algo "raro". Cuando se generaliza el disparo y la lucha a distancia me deja de interesar. Quizá por eso me quedo justo hasta medievo (o mejor dicho renacimiento, que la "conquista" de América me encanta). Encuentro que con la generalización del disparo se pierde mucha estrategia y, sobre todo, honor al luchar. (Creo que he visto demasiadas veces El Último Samurai).

    Por eso las guerras napoleónicas me dejan frío. Como la 1ª y 2ª GM. Igual que la de vietnam. La guerra actual. O incluso el 40k.

    En cuanto al tema ("si hay fotos"), estoy tan insensibilizado gracias al cine y la TV que me aburre este tipo de conflictos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que el cine y la TV desensibilizan. Y los videojuegos. También lo había pensado. Pero creo que el proceso de pintado de miniaturas es algo más íntimo; buscar información sobre esquemas, saber de sus historias, crea una especie de vínculo de implicación que no lo tiene un Call of Duty.

      En cuanto a wargames en sí y a la pólvora me pasa como a ti. Ya la época de los tercios tiene escaso interés para mi. Y la forma de luchar en las guerras napoleónicas se me hace muy extraña.

      Eliminar
  2. Buenas!

    En cierta parte estoy de acuerdo contigo.

    Estoy de acuerdo en que no es bueno trivializar las guerras que aún siguen presentes, pero no creo una cosa tenga tanto que ver con la otra. Me explico. De la misma manera que podemos ver películas (salvando las distancias, claro está) o jugar a videojuegos del tipo Call of Duty basados en guerras, no veo inconveniente en jugar wargames sobre la misma temática. Lógicamente, si a alguien le toca de cerca entendería que no se sintiese cómodo.

    Hasta el momento, yo establezco el sesgo en el tipo de batallas que se hacían, es decir, soy un fanático de la Historia Antigua y de Roma, por lo que me encanta las miniaturas y esas batallas. Pero también me gusta la Historia reciente de las Guerras Mundiales, y no juego ni me planteo ningun wargame de la temática. Me baso simplemente en el aliciente de la Historia, pero también en el sistema de juego. Soy muy de unidades compactas, cuadraditas y en formación y eso en las guerras más actuales no se da (de ahí que sea jugador de WHF y no W40K).

    No se, no creo que haya demasiada gente extremadamente sensibilizada con el tema. Aún asi, mientras se haga con respeto, no creo q deba haber problema.

    Seguramente habrá muchos que no estén de acuerdo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto a medios audiovisuales y videojuegos me remito a lo que decía arriba: son objetos de consumo que no tienen por qué crear una implicación en el consumidor más allá del tiempo que esté viéndolo/jugándolo. Hay que destacar el término "consumidor".
      Un wargame, y el proceso de pintado de miniaturas sí te da más tiempo a la reflexión.

      No creo que existan muchos que jueguen conflictos próximos sin respeto, pero sí se me hace curiosa (si no ridícula o hipócrita) la situación paradigmática de "no poder" utilizar esvásticas en un ejército alemán de la WWII. Como si no pintar un símbolo exorcizase todo lo malo que pudiera haber en el asunto.

      Y sobre la forma de juego según las épocas coincido plenamente contigo :)

      Eliminar
  3. A mi me pasa como a ti, no se si será por la distancia de los acontecimientos, o por la manera de la que nos eran narrados, ya que cuanto más se acercan las guerras, menos me interesan, en mi caso, pierdo el interés a raíz de los primeros conflictos donde comenzaron a normalizar del uso de la pólvora.

    Yo creo que el factor explicativo es la narrativa, ya que todas las guerras eran barbaries, pero como lo cuenten influye y mucho, es decir no es lo mismo que Homero te cuente la guerra de Troya a ver los datos de muertos en Stalingrado o imaginarte a Belisario combatiendo a los persas a ver las fotos que tu mismo has puesto de la guerra de Crimea,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que coincidimos mucho (y muchos). El corte a partir del periodo "pike and shotte" es algo que nos deja atrás a unos cuantos.

      Me parece que lo has expresado muy gráficamente. No es lo mismo leer a Homero que las memorias de Vasili Záitsev.

      Eliminar
  4. Esta entrada me ha gustado mucho.

    Tienes muchas razones para no jugar a historicos y lo respeto, muy bien argumentado y dando tus razones de manera muy clara. Es algo muy a respetar.

    Yo sinceramente me encantan los juegos de historico, mas desde que descubri bolt action, no me siento incomodo para nada al jugar y pintar figuras de este conflicto, me encantan los carros de combate de este conflicto (los panzer me parecen preciosos y su mecanica algo maravilloso y muy adelantada para la epoca en la que se usaron). La verdad que muchas veces paro a pensar en la gente que no ve el juego con los mismos ojos que yo, es un simple juego de recreacion de batallas pero claro, siempre estan los fanaticos y los idos de olla que usan esto para realzar heridas pasadas o con fines malos basicamente.

    Esta claro que cada uno tendra siempre sus intereses y vera los juegos de una manera, asi decidimos a que jugar y como jugarlos. Pero siempre se deberia jugar algo por razones de ocio y saber como afrontarlos cuando encontramos situaciones como la que planteas en tu entrada, que es un mero juego y no se busca daño algun, Y ya decide cada uno si jugar o no jugar.

    Un saludo y cuidate mucho!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Vindicare.

      Hace ya muchos años leí El Arte de la Guerra y había una cita que me impactó muchísimo y que creo que ha mediatizado mucho mi forma de ver las cosas. Hablo de memoria y variará según la traducción, pero decía algo así:
      "No debes ver las armas como objetos bellos. Las armas son herramientas de destrucción. Si ves las armas como objetos bellos te regocijarás en la matanza de los hombres y habrás perdido tu humanidad".

      No digo que no reconozca el arte tras la forja de una armadura gótica o la ingeniería de un blindado, pero no siento fetichismo -por así decirlo- hacia ellos.

      Eliminar
  5. Ves, por ejemplo a mi no me produce tanto problema la cercanía. Mis primeros wargames trataban de la segunda guerra mundial y de la invasión israelí del Sinaí. Y sí, esto es muy subjetivo. Depende donde hayas nacido, tu mentalidad... hay conflictos que te afectan mucho (Guerra civil en nuestro caso) y otros que no tanto (Siempre he tenido la percepción, errónea, de que la guerra mundial fue una bonita lucha entre buenos y malos)

    A mi todo el "histórico" me hecha para atrás. Pongo la historia entre comillas por que desde mi punto de vista, la mayor parte de las guerras están fabuladas (¿Es esto ficción?). Incluso las del siglo XX y XXI.

    Me resulta complejo ponerme ante un sistema abstracto para reproducir lo que pasó en realidad. Más aún cuando conoces las estrategias que ya se usaron. Llegué a los wargames desde el rol, y un guión a seguir es lo peor que me puede pasar.

    En cuanto a lineas temporales. ¿Como las pones? Hay conflictos abiertos actuales, chiies y sunies, que llevaban a la gresca desde el siglo VII, otros, como la citada guerra mundial, parecen bastante cerrados en cuanto a "memoria histórica".

    Conclusión: olvídese de edades oscuras, togas y sandalias, y céntrese en la fantasía. Es menos problemática. XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que sepas que la idea de escribir este post viene de algunas conversaciones contigo que se me quedaron dando vueltas por la cabeza :P

      Claro, obviamente una guerra de la antigüedad estará tan mediatizada según el lado del narrador como lo están hoy en día. Los conflictos más recientes (mismamente el de Ucrania, que tantos problemas dio en Lead Adventure) están cubiertos de forma muy lamentable (por no usar palabras más gruesas y disertaciones más extensas) por el mass media contemporáneo.

      Tal vez la clave esté en la reflexión personal. En verlo todo fríamente. En discernir cómo Roma crecía por motivos políticos, o que los conflictos actuales se plantean por la consecución de materias primas (y otros motivos económicos, como dar salida a lo que los políticos compran a sus amigos de las industrias armamentísticas). Pero asumir que la gente va a pararse a pensar en esta sociedad es algo bastante naive.

      Eliminar
  6. Yo tengo:

    - Ejército 15mm Alejandro Magno basado Impetus.
    - Ejército 15mm Alejandro Magno basado DBA.
    - Ejército 15mm Napoleónico Británico (Lasalle)
    - Ejército 15mm Alemán DAK 2ªGM (FOW)
    - Banda 28mm Normandos (SAGA)
    - Banda 28mm Paracaidistas Alemanes 2ª GM (BOLT)

    - Ejército 28mm No Muerto (WHFB)
    - Ejército 28mm Enanos (WHFB)
    - Ejército 28mm MEC (W40K)

    Es decir, experimento diferentes modos de juego. Tengo espadazos, mosquetes, subfusiles e incluso plasmas... Así tengo un abanico táctico de reglamentos e incluso puedo "Jugar con la Historia" tratando de representar alguna batalla real. Que hubo sufrimiento en aquellas batallas es algo que, aunque doy por sentado, no me hace renunciar a su disfrute.

    Al fin y al cabo, un wargame es un "Juego de Guerra". Más aséptico, eso sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, los juegos de guerra (el Kriegsspiel) fueron creados como una forma de entrenamiento y aprendizaje para la guerra real. Los prusianos eran así, qué le vamos a hacer.
      Indudablemente ser capaz de evitar una implicación emocional puede ser práctico en muchos casos.

      Eliminar
    2. De hecho me temo que no. Von Reisswitz (Prusia) creó el juego como juego. Hasta que el hijo del barón (Teniente) modificó el Kriegspiel y lo presentó a sus jefes, era simlemente un juego... (Cargad #20 ;P )

      Eliminar
    3. Las hachas de piedra también se crearon para poder acceder al nutritivo tuétano... pero intuyo que tampoco pasaría mucho tiempo antes de que alguien les diese otro uso :P

      Eliminar
  7. La guerra civil es que es una cicatriz que nunca se cerrará y es muy espinosa. Los conflictos contemporaneos, pues como que no me llaman salvo para modelismo puro y los napoleónicos directamente me resultan harto de aburridos.

    En otro orden de cosas, asi como off-topic, seria interesante una "expansión" de saga basada en la mitología nórdica e.e

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La herida de la Guerra Civil acabará cerrándose. Quienes no escuchen relatos directos de boca de sus protagonistas se implicarán mucho menos. Piensa que no ha sido nuestra única guerra y que ya no queda (casi) nadie a quien las Guerras Carlistas le despierte muchos sentimientos.

      No estaría mal. Está Of Gods and Mortals, pero ya he dicho muchas veces que SBH me repele :P

      Eliminar
  8. Es la primera vez que posteo aquí. La verdad es que los wargames históricos basados en la pólvora no me llaman la atención. Conforme más cercanos están en el tiempo peor que peor. Conozco el caso de de alguien que está coleccionando una una determinada facción de Flames of War debido a sus ideas políticas. Lo peor es que juega como si le fuera la vida en ello. Además, juega con otros rivales contrarios que tienen unas ideas politicas contrarias. El resultado es obvio y se lían unas pajarracas de categoría. Sé que esto se da en un número muy pequeño de casos pero es mi experiencia personal.

    Si ya hay personas que se enfadan y dejan de hablarte durante un tiempo por perder en Warhammer Fantasy (como si hubiese tenido la culpa de que tres unidades a la vez fallaran sus chequeos de pánico) imaginad cuando se mezclan ideas políticas.

    Por lo que he visto en los comentarios, gusta más la epicidad de una carga para llegar al combate cuerpo a cuerpo como la carga de Alejandro Magno a Darío en Gaugamela. Es en ese momento, en el que gracias a los dados nuestras minis son capaces de realizar las más grandes hazañas o las mayores pifias (se exponen al enemigo cara a cara).

    La representación de batallas de la Antigüedad o Edad Media no conllevan (o no deberían llevar) ningún tipo de ideología política al igual que las de Fantasía. Da igual participar en una batalla de Romanos contra Cartagineses que de Orcos contra Elfos Silvanos.

    Lo realmente importante es elegir el sistema de juego y lo más importate, con quién juegas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias José Manuel.

      No he incidido mucho en la política, pero está claro que para alguno eso será echar aun más leña al fuego.
      Aun así seguro que son los menos.

      Eliminar
  9. Buena entrada! Comparto en buena parte tu opinión. Para muestra un ejemplo.
    A las pocas semanas de inaugurar mi blog, se me ocurrió mirar las estadísticas para ver si mis entradas generaban algun tipo de curiosidad. ¡Me sorprendió ver que había tenido 3000 visitas en apenas dos dias! La fuente de tantas visitas era un foro inglés, frothersunite, y todos habían visitado la misma entrada: mis marines espaciales nazis del futuro. Básicamente se trata de unos marines del cruzada estelar y algunos marines sueltos que me regalaron junto con algunos más que pillé de segunda mano. Mi idea era pintarlos en plan pulpero como una especie de nazis futuristas postapocalipticos. Como me gusta mucho la mano alzada, me curré las svasticas y los simbolos de la "triple s" como irónicamente los bauticé.
    El tema es que algunos fansboys del 40K me acusaban de sacrílego, otros miembros del foro de neonazi, mientras que otros aplaudían lo bien que quedaba el esquema con las miniaturas (nada nuevo, a los marines les ponen simbolos pseudo germanicos y obviamente encaja bien con el tema nazi).
    Mucha tela, en definitiva. Escribí diciendo que para nada era nazi, sino más bien lo contrario, y que sencillamente los pintaba así porque quería que fueran los "malos", y me parecía divertido el tema de tener unos chalados nazis futuristas espaciales postapocalipticos. Cosas de leer demasiados comics underground de los 70 y 80, supongo.
    Lo mejor fue que un forero inglés explicó que en un acto de memoria de la segunda guerra mundial alguien al parecer se vistió de nazi o algo así haciendo burla. Muchas personas le recriminaron ironizar sobre el tema, pero un veterano explicó que era precisamente eso lo que había que hacer: lo que más habría odiado Hitler habría sido que ironizaran sobre el tercer Reich. Eso demostraba que habían sido derrotados definitivamente.
    Desde entonces miro regularmente las estadísticas del foro no sea que se genere polémica por mis historias de cerdos dormilones o cosas similares, y sigo haciendo lo que quiero con mis miniaturas como siempre.
    De todos modos comparto tu opinión. Se me haría raro jugar a la guerra civil o cosas asi.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo tus marines nazis :)
      Supongo que quien se pusiera nervioso sufriría también con Iron Sky y que no disfrutará con Walküre.

      En la línea en la que apuntas estoy de acuerdo en que nada debería ser sagrado; todo es susceptible de ser caricaturizado. ¿Qué mejor ejemplo que El Gran Dictador?

      Eliminar
  10. Pues mira, pensamos igual. Alguna vez me han dicho de jugar a Flames of War o Bolt Action... Pero no me gusta nada. Con el rol me pasa igual. No se si será hipócrita o no, pero no me mola un pelo.

    Además, para jugar algo 'moderno' prefiero algo Pulp. Que es más divertido y desenfadado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, como decía veo el Pulp y el Steampunk como una forma de fantasía (o retro ci-fi). No deberían ser géneros que hiriesen sensibilidades.

      Eliminar
  11. Me ha gustado mucho la entrada, y me gustaria aportar un par de cosas.

    En primer lugar decir que juego o jugaria cualquier wargame sin importar la tematica o la epoca historica siempre que trate a las partes implicadas con respeto (que creo que son la mayoria, si no todos, no conozco ninguno que tenga como objetivos de mision fusilar disidentes ni efectuar limpiezas raciales, bueno, tal vez Junta).

    Creo que exceptuando juegos tipo Risk (nivel de conquista de naciones, pero tan abstractos que a ninguno nos causa remordimientos invadir Polonia), en el resto se tratan a las miniaturas como a pobres desgraciados que eligieron un bando por circunstancias ajenas a ellos y que no son responsables de las grandes barbaridades de la guerra (ojo, si de las que individualmente pudiera cometer cada uno de ellos).

    Respecto a la mediatizacion de la guerra en la antiguedad creo que parte de ese halo romantico de los conflictos antiguos viene del hecho de que los vencedores (ayer y siempre) tienen la costumbre de eliminar las cronicas de los vencidos y este proceso lleva tiempo, por lo que en algunos conflictos antiguos solo se conserva la version del bando vencedor, mientras que en los mas modernos no ha dado tiempo o no hay interes politico en silenciar las barbaridades cometidas por el bando vencedor.

    Algunos habeis comentado sobre el honor o lo justo del combate cuando no existian las armas de fuego, y aqui tengo una opinion distina: creo que las armas de fuego "democratizaron" la guerra, cualquier pobre desgraciado podria abrir un agujero a un noble rico, entrenado y bien equipado por mucha armadura que pudiera permitirse.

    Creo ademas que la tecnologia empleada en los conflictos es fascinante y me explico: El esfuerzo necesario para realizar un gran avance tecnico requiere dinero, medios y personal adecuado y estados y empresas (los que realmente pueden facilitar esos medios, ya que al final solo es dinero) no van a emplearlos a menos que puedan obtener un gran beneficio politico y economico, situacion que por desgracia se suele dar en los conflictos. La penicilina surgio a raiz de una guerra, al igual que la radio, el motor a reaccion y la energia nuclear.

    Como decia Mafalda "hombre había inventado antes como matar rápido que como escribir rápido", compartiendo maquinas de escribir y ametralladoras mecanismos y dificultades tecnicas muy similares, o dicho de otra manera "Lo que inventa el hombre blanco para joder al negro".

    Sobre este tema, y para rebajar un poco el ambiente, cuando hablo con alguien de Nikolai Tesla (motor de grandes avances cientificos beneficiosos para la humanidad, pero tambien de un "Rayo de la Muerte" que nunca pudo comercializar) suelo ironizar: "Su unico objetivo en la vida era crear un arma capaz de destruir una nacion entera, ¿Acaso eso lo convierte en un mounstruos?"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartir tu reflexión, M., muy interesante :)

      Eliminar
  12. En lo personal no he jugado nunca juegos "realistas" de guerra moderna. Cerre esa página una vez que jugaban dos amigos en un almacen a WH40K y yo estaba de cervezas y patatas con ellos; el abuelo del jugador Angel Sangriento bajó al sotano y obserbó el campo, enfrente del cual se encontraba un ejército de Guardia Imperial.

    El hombre se quedó un instante en silencio y despues señaló una dotación de armas pesadas de la Guardia Imperial, un cañón automático, y comentó "Estas ivan muy bien". Evidentemente él era un veterano de la Guerra Civil (en concreto de la Batalla del Ebro, como la mayoría de la gente mayor de mi zona que fueron a la guerra). Ese comentario me impactó, puesto que incluso le quitó diversión al juego. Lo hizo algo real, un recordatorio de los desastres que fueron en su día.

    También nos congratuló al ver que cubriamos las tropas detras de Rhinos con el comentario de "Esto esta bien. Los tanques daban buena cobertura", pero eso no fue algo que me impactase tanto... sin embargo sigo teniendo grabado el "Estas iban muy bien". Es evidente para qué: matar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caray, que episodio más duro.
      Ilustra perfectamente lo que quería exponer y lo que comentaba de la fuerza de la voz de los protagonistas.
      Imagino que -si tenemos cierta edad- todos hemos escuchado historias de recuerdos terribles. Al menos oído, porque puede que no todos escuchen.

      Eliminar
    2. Y lo que no se cuenta tampoco es la postguerra, la epoca de las hambres, donde mucha gente murio no solo de inanicion, sino denunciada al regimen (sean o no culpables ) y fusilados.

      Eliminar
  13. Bastante de acuerdo con el comentario. Personalmente creo que la incomodidad viene dada por la proximidad personal que tenemos respecto al conflicto en cuestión. Así, a mi no me produce ningún tipo de incomodidad jugar (o poder jugar, que no he tocado muchos juegos históricos) a Bolt in Action, las guerras de Vietnam o Afganistán o incluso los conflictos modernos. Sin embargo me resulta embarazoso probar si quiera el Spain in Flames o cualquier otro juego de la Guerra Civil por lo que implica.

    Quizás sería una buena forma de ayudar a curar estas heridas: fomentando el recuerdo respetuoso a través de un wargame que conlleva si uno se toma en serio el hobby: buscar uniformes, nombres e historia de las miniaturas y escenarios que se quieran jugar. Pero entonces al mero divertimento se le añade una carga emocional indudable (ya sea por recuerdos, respeto o ideas políticas) que no se si quiero añadir a mis partidas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuestra Guerra Civil es obviamente lo más doloroso para nosotros por eso que comentas: cercanía e implicación emocional.
      Creo que sería a lo único que me cerraría en banda a jugar. Es más, el simple hecho de ver jugar Spain in Flames -aunque sea en fotos en un informe- me hace sentir francamente mal.

      Eliminar
  14. Pero eso no solo pasa aquí. Por ejemplo, yo juego mucho y conozco a muchos que les encanta jugar tanto a la guerra civil americana, como a la guerra de independencia, y en cambio allí, aunque son muy patriotas y hay mucho seguidor, también hay muchos a los que no es gusta tanto. Pero si les encanta jugar a la Guerra civil española.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A los USA les sucede que, al tener tan poca historia, la que tienen la envuelven de mitología y les parece heroica y estupenda. El halo en torno a la Guerra de Secesión es el mismo que se le podría haber dado aquí a las Guerras Carlistas.
      Creo que en esto podemos estar orgullosos de no parecernos a ellos. En lo del mito. Porque en conocimientos de nuestra propia Historia creo que deberíamos sonrojarnos.

      Eliminar
  15. Creo que coincido con tu punto de vista. Y digo creo porque... bueno, me explico.

    Ante todo la gozo jugando al call of duty modern warfare. Cre que tiene una historia genial, donde interpretas a un miembro de un comando especial luchando por evitar que llegue la tercera guerra mundial, y cuando llega, por acabarla.

    Disfruto mucho con la peli "enemigo a las puertas". Me parece un duelo interesante entre dos tiradores, que sucede dentro de una guerra.

    Sin embargo en una ocasión me negué a jugar a al juego de rol de "comandos de guerra" porque el director partía de la base de que interpretábamos a soldados nazis. Ni siquiera a soldados del ejército alemán. Teníamos que ser soldados nazis. Y yo dije "no".

    Por mi parte, no es tanto el rechazo al período de guerras o a la guerra en si, pero si que es cierto que puedo jugar a batallas de naves espaciales, o a batallas de fantasía... pero no me atraen los períodos históricos. Tengo un starter de Flames of war porque por 36 euros tengo 11 tanques y 90 infanterías para pachangas, dioramas o lo qeu se tercie. Pero desde luego no para jugar a la segunda guerra mundial

    Encuentro que las batallas de fantasía son las únicas batallas en las que me puedo implicar. Me puedo tirar horas pensando trasfondos para mi ejército enano, o mi legión de no muertos, o para un héroe de los ultramarines. Pero me da asco ponerme en el papel de un general americano lanzando a millares a morir en las costas normandas. O en el de un general alemán, otomano, salúcida, romano o picto.

    Dejo aparte Saga, que me atrae como juego y como trasfondo. Es que... que vayan 30 tíos desnudos por la pradera a pegarse con 15 en armadura no lo veo como una batalla histórica. Es más una riña de pueblo.

    Resumiendo: no me gusta la idea de batalla histórica. Es hombre es un lobo para el hombre, y muy a menudo no llega ni a perro.

    Pero me gustan las batallas de fantasía y las escaramuzas, donde hay palos, si, pero en ámbito local e irreal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una batalla de Saga era una batalla con todas las de la ley en función a la población en la época.

      Lo bueno es que para cada Enemigo a las Puertas tienes una La Delgada Línea Roja :)

      Eliminar
  16. Bueno, voy a aportar mi granito de arena, aunque creo que en general mi idea es similar a la de M. Domínguez, que las crónicas antiguas solo nos llegan de los vencedores, por lo que se nos hace más fácil identificarnos con ellos.

    Por mi parte no tengo ningún problema con jugar ningún período histórico real o ficticio. Creer que por estar más lejano en el tiempo es menos doloroso para sus contendientes (honor, etc...) es un mito desde un punto de vista histórico, de hecho como bien han dicho la pólvora democratiza bastante el tema. Creo que todo se basa en la capa de abstracción mental que le queramos dar, o más bien la necesidad que tengamos de esta. El conocer que hay detrás de cada "baja" histórica puede ayudar también a comprender y ponerse en el papel en caso de quererlo. Nuestra propia postura acerca de los temas militares en la realidad, si somos apasionados del Ejército en el mundo real, de las armas, etc... creo que tiene mucho que ver con el tema.

    Pero por cerrar, que divago, creo que depende mucho de la identificación personal con las guerras recientes y también curiosamente con la región donde vive cada uno. Sé que en mi ciudad natal de Salamanca, o en ciudades que conozco bien como Valladolid o Madrid no hay ningún problema en jugar Guerra Civil Española o IIGM por ejemplo. En Pamplona donde vivo no tenemos problema en jugar esas épocas, pero Guerra Civil Española es un poco tema tabú. Y me sorprende constatar que varios bloggeros de Bilbao a los que os sigo no os gusta jugar época histórica reciente...Es algo que me llama la atención.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser que la geografía también tenga su importancia, pero creo que es algo más personal. Si hay una implicación emocional o si existen conflictos morales propios al entender que se está banalizando convirtiendo en un juego un hecho horrible.
      Algo personal, en suma, como lo es la opinión que he intentado mostrar, sin que ella sirva para etiquetar a nadie más en ningún sentido.

      Eliminar
    2. Sí desde luego que no se puede generalizar y mucho menos etiquetar. Lo de la localización geográfica es más bien un dato de interés al respecto de la reflexión.

      Creo que también es importante el detalle que implica tu definición "un juego en un hecho horrible" de cara a entender todo el tema. Puede que haya dos aproximaciones, la de los aficionados desde el punto de vista militar, de recrear un hecho de armas, sus tácticas etc, (escuela prusiana) y la del juego de guerra más próximo al juego de mesa, que suele ser más cercano a la vertiente fantástica.

      En cualquier caso, un post muy interesante!

      Eliminar
    3. Me puedo abstraer y profundizar en un conflicto así con un libro de Osprey, con sus esquemas y mapas. Es el hecho de jugarlo lo que me causa rechazo personal; lo siento como una banalización.

      Evidentemente Cannae fue espeluznante (lo mires en un Osprey o lo repliques en L'Art de la Guerre), pero a eso me refiero con lo que he intentado explicar con el alejamiento emocional en el tiempo y el espacio.

      Eliminar