miércoles, octubre 08, 2014

Nemus: características planetarias

Mis conocimientos de astrofísica y geología son muy limitados, pero tenía claro desde el primer momento que quería que mi mundo tuviese cierta factibilidad física. Habrá espacio para la magia, pero esta será bastante sutil y de modo alguno capaz de manifestar influencia a nivel planetario.


Habría que empezar desde el principio y explicar el nombre del mundo: Nemus.
En un primer momento tenía pensado algún nombre de influencia escandinava, pero concluí que eso predisponía en demasía la estética general en un determinado sentido, así que busque una nomenclatura más tenue. Y así llegué a Nemus.
Nemus es latín y viene a significar algo así como "claro del bosque". Posiblemente recordaréis una novela de Ursula K. Le Guin llamada "El Nombre del Mundo es Bosque". Me parece un título muy evocador que ha terminado sugiriendo el nombre de mi mundo. Digamos que en el albor de la civilización el planeta estaba cubierto por bosques casi en su totalidad; los primeros pobladores veían su mundo limitado al espacio despejado de árboles y maleza donde se asentaban. Es decir, su nemus.

A decir verdad aun estoy intentando decidirme por las características del sistema solar de Nemus.
La idea de Lorwyn/Páramo Sombrío me pareció muy interesante, con un mundo que se aleja del sol durante la mitad del ¿año? ¿ciclo? de modo que pasa la mitad del tiempo en un verano exuberante y la otra mitad en una oscuridad ominosa. En cierto modo es algo similar a Canción de Hielo y Fuego, con un Invierno y un Verano (con mayúsculas). Aun tengo esta idea en el aire, pero me parece que a nivel medioambiental la realidad sería demasiado extrema. Vamos, tendrían que convivir por turnos plantas basadas en fotosíntesis y otras que se alimenten de fuentes geotérmicas, mediatizando la biosfera en su conjunto. Demasiado alenígena, en suma, para la visión que tengo en mente.

Sí tengo claro que será un mundo tipo hierro/silicatos, con un núcleo de hierro fundido capaz de generar una magnetoesfera que proteja el planeta de los vientos solares. Mystara tiene muchas posibilidades de juego, pero un núcleo hueco hace que el planeta sea físicamente inviable.
Nemus también tendrá una o más lunas que estabilicen sus movimientos y normalicen el flujo de las mareas. Aunque también cabe la opción de que Nemus sea la luna (o una de ellas) de un cuerpo planetario más grande. Algo que en términos estadísticos/astrofísicos es hasta más probable (y muy infrecuente en fantasía y ci-fi).

Otro factor crucial es el tamaño del planeta. Una supertierra como las que recientemente se están descubriendo ofrecen una mayor superficie "de juego", pero la vida sería muy distinta a la de la Tierra o a la habitual en cualquier mundo de fantasía, ya que la gravedad condiciona las formas de vida.
La gravedad depende del tamaño del planeta y de la densidad de los materiales que lo componen. Los planetas gaseosos como Júpiter tienen una gravedad que no correspondería a un mundo rocoso de su tamaño, pero necesitamos un mundo rocoso para sostener un ecosistema terrícola/fantástico.
Si un planeta (una supertierra) tuviese una alta gravedad las formas de vida estarían condicionas a adaptarse; tal vez con seres con muchas y/o gruesas patas, o arrastrándose como serpientes. Nada apropiado para mi propósito, en cualquier caso.
En resumen, lo quiera o no, Nemus deberá tener unas dimensiones similares a las de la Tierra.

También, al igual que la Tierra, deberá estar situado en una Zona Ricitos de Oro. Pero no solo la distancia relativa al tamaño de su estrella es de vital importancia: el albedo es igualmente importante y no suele tenerse en cuenta habitualmente.
El albedo es el porcentaje de radiación que refleja un planeta. Las nieves, los hielos y las nubes reflejan mucha radiación. En resumen un albedo alto da lugar a un planeta más frío.
Y a esto hay que sumarle la influencia del grado de efecto invernadero, que es capaz de hacer vitalmente inviable un planeta de la Zona Ricitos de Oro, como es el caso de Venus (¡cuidado, Tierra!).
Nemus tiene un porcentaje de agua líquida en superficie inferior a la Tierra pero, por contra, la cantidad de hielo (en casquetes polares y glaciares) es superior; +15% frente al 10,4% terrestre.
Las precipitaciones son también más frecuentes que en la Tierra, pero eso es otro factor que veremos más adelante. Baste decir que Nemus tiene abundancia de zonas con una capa freática a cotas muy próximas a la superficie.

Los factores anteriormente citados determinan una temperatura media de 19ºC, con una variación térmica muy tenue, difícilmente superando máximas de 21ºC. Las regiones polares también disfrutan de esta estabilidad, manteniendo la superficie helada estable. Nemus no tiene una región tropical tan cálida como la terrestre.

La composición tanto mineral como gaseosa de Nemus es muy parecida a la terrestre, sobre todo los gases, con abundancia de nitrógeno y oxígeno. Condición también indispensable para la vida terrícola/fantástica.
Por contra la geología sí tiene sus peculiaridades y procuraré tratarla detenidamente en próximas entregas.

Tanto el globo como el mapa que ilustran este artículo están en la fase 1.0 del trabajo. Estoy haciéndolo por capas, siendo la siguiente la adición de un par de estrechos y el sistema fluvial. Pero, en general, os servirán para haceros una idea muy precisa de la situación de Nemus en este preciso momento.
Dejo sin tratar muchos otros factores importantes -lo sé- y alguno de los que expongo podrían estar sujetos a revisión, pero como estáis viendo me estoy tomando todo esto bastante en serio y tiene trabajo en grandes cantidades.
Me gustaría citar las fuentes en las que me he basado para ir haciendo este proyecto, pero me temo que al tiempo que las acumulaba en mi bagaje he ido olvidando donde aprendí esto o aquello. En general el escaso mérito que pueda tener se lo debo a documentales y a algunas lecturas ocasionales, ya que la física y la química fueron contrincantes muy complicados para mi en mi época escolar. Los datos puntuales pueden atribuirse con justicia a la Wikipedia y a la U.S. Geological Survey.
A pesar de mis limitados conocimientos en estas materias estos asuntos me parecen muy interesantes, pero a lo mejor para vosotros está resultando un tostón: sentíos libres de opinar en los comentarios.

22 comentarios:

  1. Hm. Hay un punto que quería comentar (relacionado con Ricitos de Oro por cierto)

    Supongo que en Nemus la vida está basada en el carbono y en el agua. (Si es que no ya puedes despedirte de usar elfos o humanoides o enanoides ¡o halflings!).

    Bien. El agua como sabrás es más o menos estable entre 0 y 100 grados; menos de 0 se congela y más de 100 se evapora (y más de 40 quema). Por tanto, es de esperar que la temperatura del planeta, así a groso modo, se sitúe en promedio (polos más fríos, etc) entre 0 y 50 grados.

    Para ello, básicamente, tiene que haber una fuente de calor (un sol) y de luz, pero, y aquí está la clave, con una constante entre 0 y 50 grados.

    Pensemos en un planeta satélite de otro planeta, como Ganímedes (satélite de Júptier). Esto de un satélite de un planeta es algo bastante común en ciencia ficción (como la luna de Endor) pero tiene una implicación. Júpiter orbita alrededor del Sol, y Ganímedes alrededor de Júpiter. Si la órbita de Ganímedes es demasiado grande, y Júpiter tiene una órbita elíptica, implicaría que la distancia de Ganímedes al Sol sería demasiado variable. Es decir, que quizá tendría momentos de más de 100º y momentos de -100º... una y otra vez. Sumémosle que si el año de Ganímedes es muy largo, es posible que Ganímedes estuviera (además de más alejado) en la sombra durante mucho tiempo.

    Dicho de otra forma. Si vas a basar la vida en el agua, recomiendo que el planeta esté orbitando a una fuente de calor (un sol) de forma más o menos constante... o entrarías en un tema de temperaturas bastante furro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. Y supongo que a eso habría que sumarle el tiempo que el satélite estuviese a la sombra de su planeta, lo que generaría momentos de "noche planetaria".
      Supongo que me decantaré porque sea un planeta en aras de la sencillez práctica :D

      Eliminar
  2. Yo creo que estás entrando en el mundo de la ci-fi más que de la fantasía. En mi opinión a los lectores de fantasía no les interesa saber la órbita y masa del planeta donde se desarrolla la acción, Ni siquiera se nombra la palabra planeta sino la de mundo.
    En cualquier caso no viene mal y si quieres puedes desvariar y buscar una explicación mística sobre el origen de tu planeta y añadirlo a la religión imperante; algo parecido a lo de Terry Pratchett en mundo disco.
    Hablando de Ursula K Leguin te recomiendo el mundo de Rockannon, que es precisamente una mezcla de fantasía con ci-fi, y es una novela de aventuras amena y rápida de leer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé :D
      Pero quería darle una consistencia científica, que no esté simplemente flotando ahí. Y, por otra parte, me ayuda a mi a ir desarrollándolo. Digamos que la idea es ir haciendo zoom y detallando todo por capas poco a poco.

      Estas semanas mi pila de lectura está aumentando peligrosamente, pero me lo apunto :)

      Eliminar
  3. Hace bastante tiempo unos cuantos nos propusimos hacer un mundo imaginario para una ambientación de ciencia-ficción, así que todo esto me suena bastante. Como tengo una experiencia propia, te daré un consejo en base a lo aprendido: es muy fácil perderse de esta forma. En nuestro caso, llegado un punto, mientras un par de nosotros creábamos la fauna, uno dijo que había que interrumpir todo porque aún no habíamos establecido el tipo de tierra y humus que alimentaba a la flora. Con esto quiero decir que un mundo de fantasía es ante todo narrativa, lo demás son explicaciones que pueden estar más o menos curradas, pero que son accesorias. En realidad, lo único que conseguimos fue limitarnos cada vez más.

    Yo buscaría explicaciones detalladas sólo si va a tener importancia en la narrativa. Tolkien hablaba de bosques, pero no hacía estudios botánicos. Inventaba idiomas, pero porque le gustaba más aún que escribir. Pero si le apetecía poner un árbol a iluminar el mundo en lugar del sol, pues lo hacía.

    Unas preguntas ¿de dónde ha salido el mapa que has puesto? ¿es algún tipo de programa de creación de mapas aleatorios? ¿si se puede tener más detalle como ríos o montañas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Corro ese peligro porque siempre he sido el pelma que le iba sacando punta a todo. El que se preguntaba en qué consistía la dieta de los monstruos del dungeon cuando no había aventureros cerca :D
      De todas formas, a nivel "científico", no pretendo indagar mucho más. El próximo post se centrará en la geografía global y, a partir de ahí, pasaré a temas más específicos como razas y culturas.

      El mapa y el globo los generé aquí: http://donjon.bin.sh/scifi/world/
      Me temo que no hace más que lo que ves en este artículo. Los ríos se los estuve dibujando a Photoshop y los veréis en el siguiente. No creas que se tarda poco :P

      Eliminar
    2. Lo de las criaturas de los dungeons es normal porque no son consistentes con las leyes naturales aceptadas en la propia ambientación: si son criaturas que comen, se reproducen o incluso hablan la gente se preguntará cómo demonios hacen para vivir en un pasillo de piedra toda su vida. Pero si la criatura es un no-muerto nadie se lo pregunta, a pesar de que es algo más desquiciado aún.

      Por cierto, un gran libro "El nombre del mundo es bosque".

      Eliminar
    3. En una Dragón de los 90 leí un artículo muy bueno llamado algo así como Ecología de los Dungeon donde explicaba cómo crear ecosistemas factibles dentro de dungeons y daba un montón de ideas. Me alegró ver que no era el único al que le preocupaban esas cosas :D

      Ahora mismo estoy con Shadowmarch, No tiene que ver con la anterior saga del autor; es regulero, aunque tiene sus puntos y alguna inspiración ya estoy sacando.

      Eliminar
  4. Sí que te lo estás currando :D

    El mapa y el globo me gustan (sobre todo el globo jejeje). Echo en falta un poco más de agua si lo que pretendes es un clima general templado y con pocas oscilaciones térmicas (las masas de agua suelen contribuir a templar el clima), yo me plantearía subir un pelín el nivel del mar o bien incrustar algún que otro pequeño océano por ahí. De todas formas lo que veo me gusta bastante, tiene buen aspecto.

    Por cierto, en las tenebrosas profundidades del disco duro de mi portátil acabo de encontrar algo que quizás te interese. Voy a tener que darle una revisión (porque hace años que no lo toco) pero en cuanto lo tenga listo te lo mando por correo ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene menos agua líquida en superficie que la Tierra. Eso es así. Por contra la extensión del hielo es mayor y tendrá un intenso sistema fluvial que veréis en el próximo post.

      Por otro lado, aunque no aparezca "en azul", muchas zonas cercanas a los mares son/serán marjales, similares a la Albufera de Valencia.
      Otras zonas de llanos y tierras bajas también tendrán el nivel freático casi a ras de suelo. Parecido a cómo queda la tierra cuando aquí por el norte se pasa semanas lloviendo. Nemus será un mundo con una pluviosidad muy elevada.

      Esta semana acabo de decidir cómo encajar a los drows gracias a Tolkien, Tad Williams y a Disney (true story). Interesado en cualquier tipo de material :)

      Eliminar
  5. Mucho curro, yo lo habría solucionado con dos frases:
    Magia, es cosa de Magia
    Lo hizo un Mago o un Dios

    y listo ;D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, verás cuando llegue la parte de los sistemas teológicos :D

      Eliminar
  6. Madre mía, Vaya cosas en las que te metes...

    Hay muchas cosas que influencian un sistema meteorlogico similar al terrestre. Y la presencia de agua es un factor muy a tener en cuenta, puesto que refleja los rayos del sol, absorbe calor... y eso sin hablar del posible efecto invernadero de su atmosfera. :P

    Creo que no te tendrías que comer mucho la cabeza con esto. Hoy por hoy no sabemos si marte tuvo atmosfera, y como la perdió, y ni siquiera tenemos un segundo planeta "vivo" para hacer comparaciones.

    Se te está yendo de las manos. He dicho.XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un montón de documentales especulativos me calentaron la cabeza ya hace tiempo. De hecho alguno lo he visto varias veces. No me termina de enganchar la ci-fi en general, pero estos temas me ponen muchísimo :)

      Va a ir para largo y no puedo asegurar una periodicidad, pero pretendo ir sacándolo poco a poco y que esta serie sea algo recurrente.
      Si no os parece un peñazo :P

      Eliminar
  7. A mi me interesaría saber qué programa has utilizado apra geenrar el mundo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo gratis en esta página: http://donjon.bin.sh/scifi/world/
      ;)

      Eliminar
  8. Yo invertiria el mapa, lo que es tierra mar y viceversa.

    Sobre la magia, yo la considero como una proyeccion de la propia voluntad, asi como ls dioses son pensamientos y conceptos comunes con voluntad propia. Así podrian surgir los distintos dioses de la guerra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que terminaré añadiendo más lagos.
      Aysss... esto va para largo.

      Eliminar
  9. Si ya me gustaba lo que leia, saber que el nombre de Nemus esta inspirado en una de mis novelas favoritas hace que todo mejore. Bravo!

    ResponderEliminar