miércoles, septiembre 10, 2014

Cómo pintar un ejército

Esta temporada estaré pintando un ejército para Oldhammer. No planeo pintar ningún ejército grande de un juego grande en el futuro después de este. Con ello me refiero a un ejército "tamaño Warhammer" en 25-30mm.
Quedo abierto a miniaturas sueltas y proyectos más modestos (una banda, un ejército rollo DBx...). ¿La razón? poco tiempo libre en el Mundo Real y un espacio físico que realmente ya está abarrotado y no puede albergar más miniaturas en cantidades industriales.

En cualquier caso, como decía, voy a estar pintado un ejército de un tamaño majete (2.000+ puntos) y es un verdadero peñazo. Me lo he pasado muy bien pintando miniaturas sueltas de Reaper, o ejércitos en 15mm para Dux Bellorum. Tanto que había olvidado lo insufrible que es pintar un ejército entero.
Reconozcámoslo, es insufrible pintar unidades de 20 tipos iguales (y, en ocasiones, varias unidades iguales de tipos iguales). No es gratificante, es aburrido, no es nada creativo... Así que hay que adoptar una serie de medidas extraordinarias. Y como este tipo de posts gusta a la gente me he animado a escribirlo y compartirlo aquí. Así qué...



Cómo pintar un ejército

Caliéntate las orejas
Antes de hacer nada motívate. Ponte en hype.
Lee sobre ese ejército, confecciona listas, bucea por la red mirando miniaturas pintadas por otra gente. Ten muchas ganas de embarcarte en este proyecto.

Comprar en bloque o por bloques
Hay dos opciones posibles; comprar todo el ejército completo de un golpe o ir comprando unidades según vamos avanzando con el pintado.
Personalmente prefiero comprarlo todo junto. No hago una lista definitiva, pero sí tengo claro qué unidades quiero y cuales no. Con ello compro todo lo que deseo en una única transacción. Verlo todo junto me ayuda a planear los siguientes pasos con mayor eficacia.


Móntalo todo
Reconozco varios estadios en la creación de un ejército y volver al paso 1 al terminar de pintar algo es desalentador. Es mejor tomar un día(s) como la Jornada Universal de Montaje y tener todo listo.
Como en alguna ocasión he comentado tengo alergia al cianocrilato (componente del Loctite y similares), y una jornada de montaje suele dejarme bastante chungo, resollando y moqueando por la noche. Una experiencia bastante desagradable. Así pues prefiero asumir un día de montaje a destajo y quitármelo del medio cuanto antes.

Prepara las peanas
Una vez las miniaturas están montadas pon en las peanas la arena y piedras que vayas a usar.
Recuerda que la arena sin pintar NO queda bien.
Una peana sin decorar resta enteros a una miniatura por muy bien pintada que esté.


Imprimar
Posiblemente la fase más aburrida de todo el proceso. Básicamente consiste en pintar todo lo que tenemos montado de un mismo color; algo a todas luces poco emocionante.
Este es, de todas formas, un paso importante, porque tendremos que elegir el color de imprimación. El color variará en función de lo que estemos pintado y del resultado que estemos buscando. En general una imprimación blanca dará lugar a unas miniaturas más luminosas y la negra a más oscuras.
De todas formas es interesante valorar otros colores para la capa base. Personalmente uso marrón chocolate el 99% de las veces. Concretamente Burnt Umber, de Americana. Para mi está en el punto medio ideal, y las sombras y separaciones entre colores que dejemos tendrá un resultado mucho más natural (el negro suele definir con un estilo más toon).
Será conveniente que echemos un vistazo a los tonos posibles en función de nuestro ejército. Por ejemplo, si tenemos que pintar un ejército Skaven el color marrón será una base perfecta para el pelaje (solo tendremos que iluminarlo con un tono más claro) y para los ropajes y armaduras (que tendrán un interesante tono herrumbroso si no lo cubrimos completamente.

Pintar las peanas
También habremos imprimado la peana, así que ahora es el mejor momento para todo cuanto tengamos que pintar en ella, ya que podríamos manchar los pies de las miniaturas con el pincel seco.
Si hemos dado la base de marrón oscuro solo necesitaremos un pincel seco de un tono hueso para tener la peana ya pintada.

Un respiro y una valoración
Ahora tenemos todo el ejército listo para pintarlo. No nos queda nada que montar o imprimar, ya no tendremos que dar pasos atrás.
Es el momento para mirar todas las miniaturas en conjunto y planificar cómo continuaremos... es decir, con los próximos consejos.

Establece tu base de operaciones
Busca un lugar tranquilo y bien iluminado.
Procura que no sea demasiado caluroso ni demasiado frío. Esto parece una tontería, pero es una verdadera tortura trabajar con calor; tu productividad desciende, las pinturas se secan antes, sudas un montón y, en general, la experiencia se transforma en algo horrible (es por lo que yo no pinto durante los meses de verano -o al menos durante los más duros-). Tampoco pintes en una fresquera en invierno; vas a estar quieto mucho rato y el frío no va precisamente a ayudar (además podría afectar a tu salud).
Procura que tu lugar de trabajo esté bien ordenado, y que las pinturas que utilices sean fácilmente accesibles. Si tienes que dedicarte a ordenar y a quitar otras cosas de por medio antes de sentarte a pintar cada día irás perdiendo mucho más tiempo del que crees.
Ten tu equipo siempre bien cuidado. Compra lo que necesites antes de necesitarlo (que tengas que ir a la tienda/esperar el envío de un color o un pincel que necesitas puede echar por tierra tu planificación de objetivos). Recuerda que todo es fácil con las herramientas adecuadas.

Motivación
Ahora ya llega lo gordo. Vas a tener que pintar todo un ejército y vas a necesitar mucha motivación. En cualquier caso, si estás en este punto, es porque esas miniaturas te gustan y quieres tener ese ejército pintado. Tienes que fijarte en él y visualizarlo pintado. Ese es tu objetivo y tienes que ir a por él. Sin excusas.

No al gris
Puedes ir jugando con tu ejército si tienes porcentajes terminados (500 puntos, 1000, 1500...), pero NUNCA, NUNCA, NUNCA, juegues con miniaturas sin pintar.
Poder  colocar esas tropas sobre el campo de batalla es parte importante de la motivación, si te permites usarlas sin pintar te estarás traicionando a ti mismo.
Además es de muy mal gusto jugar con miniaturas sin pintar. Incluso una falta de respeto para el contrincante, que se presenta con un ejército que ha pintado con esfuerzo y cariño y que espera lo mismo de ti.
En este punto hay gente que dice "es que a mi no me gusta pintar"/ "es que yo no tengo tiempo para pintar". Cada cual es libre de hacer de su capa un sayo pero, en mi opinión, si ese es tu caso este no es tu hobby. Considera que hay juegos de tablero y cartas tanto o más divertidos que cualquier wargame.
Si crees que no sabes pintar no te preocupes. Las miniaturas que sueles ver por la red con tantos premios de pintura acostumbran a estar pintadas por aficionados a la pintura, no por wargames; son dos aficiones diferentes. Entre los wargamers unos pintan mejor y otros peor, pero eso no es ningún problema; tu esfuerzo se reconocerá y hará que vayas pintando cada vez mejor.

Ten claro el esquema de color
Antes de meterte en faena ten claro cómo vas a pintar absolutamente cada detalle de tu ejército. Tómate el tiempo que necesites. Busca referencias en la red, observa tus miniaturas. Cuando lo tengas todo decidido ve a por ello.
Si en un momento llegas a un punto que no tienes claro de qué color pintar (y puede que pintes y repintes antes de estar satisfecho con el resultado) podrías perder mucho-mucho tiempo.

Quítate de en medio lo más fácil primero
Imagina que tienes unas huestes fantasmales que solo necesitarán unos lavados y unas luces. O unos gólems de piedra que solo necesitarán un pincel seco.
Vete a por esa(s) unidad primero y quítatela de en medio cuanto antes sabiendo que lo harás en un pispás. Píntala, barnízala y termina de decorar la peana: termínala completamente.
No habrás tardado mucho y, al mirar al resto del ejército, te habrás librado de un buen porcentaje, y todas esas miniaturas imprimadas que quedan serán un número menos intimidatorio.


Pinta lo aburrido de una tacada
Hay algunas partes que son particularmente aburridas o requieren una atención especial.
Pintar los ojos es algo que puede llevar su tiempo. Pintar caballos es un peñazo. Dedica un periodo a estos menesteres y sácalo de tu lista de tareas cuanto antes. La semana de pintar los caballos de esas dos unidades será un rollo, pero podrás olvidarte de ellos y solo tendrás 20 caballeros muy fáciles de pintar después de eso.

Establece marcos temporales
No te digas "tengo que tener el ejército pintado para el día X". Eso solo te creará estrés y no es en absoluto realista, porque puede surgirte cualquier eventualidad que altere unos planes tan generales.
Lo que has de hacer es establecer márgenes más cortos sobre objetivos concretos. Es decir, pon ante ti una unidad el lunes y afírmate que la tendrás pintada para el domingo (o el margen que consideres según tu disponibilidad). Date tu palabra y comprométete a hacerlo. No te engañes ni traiciones tu confianza.
Tener unidades terminadas en los márgenes asignados te dará la impresión clara de que tu trabajo está progresando.

No te distraigas
Dentro de dos días sale ese videojuego que estabas esperando. Cómpralo. Pero guárdalo en un cajón hasta que hayas pintado todo tu ejército. A fin de cuentas querías ese juego para entretenerte... y bastante entretenido te tiene ya tener que pintar todo esto. No juegues a ningún videojuego hasta que hayas terminado de pintar tu ejército.
Durante tus horas de pintado imponte una disciplina. Tómate pausas para descansar la vista (5-10 minutos cara hora está bien), pero durante el tiempo de pintado pinta. No revises tus redes sociales, no te pongas a mirar foros, olvídate de tus tumblrs favoritos... Aunque te digas que solo será un momentito consultar alguna tontuna podría tirarte por el desagüe más tiempo del que imaginas.


Ponte un horario
Evidentemente esto depende de tu tiempo libre. En cualquier caso, si vas a designar hora y media para pintar cada noche hazlo. Pero hazlo. No te pongas escusitas un día sí y otro también. Si es tu tiempo para pintar es tu tiempo para pintar. Sé disciplinado.

No compres más
De hecho no deberías mirar nada relacionado con otros juegos o ejércitos. Ponerse en situación de pecar ya es medio pecado.
Colocar material adicional en tu pila de plomo solo servirá para alejar tu atención de tu proyecto actual y tu entusiasmo podría migrar a un proyecto ulterior.
Esas otras miniaturas tan chulas seguirán a la venta cuando hayas terminado de pintar tu ejército.

Entretente / Aprovecha el tiempo
Vas a estar muchas horas sentado en el escritorio y va a ser difícil tragárselas a palo seco. Lo ideal es que en ese escritorio tengas tu ordenador y puedas aprovechar para hacer otras cosas mientras pintas. Puedes escuchar música, podcasts, ver películas, documentales o tus series favoritas.
No vamos a ser muy estrictos en esto; puedes tener algo audiovisual puesto, e incluso puedes levantar la vista de vez en cuando... el secreto está en no soltar nunca el pincel (en el momento en que pongas el pincel sobre la mesa tu atención habrá pasado de las miniaturas al monitor).
Personalmente suelo pintar con documentales (casi de cualquier cosa excepto de animales, que me aburren bastante). El saber no ocupa lugar, y si te ilustras mientras pintas tu tiempo habrá sido doblemente aprovechado.
Hay unas cuantas webs de documentales en streaming ahí fuera :)

Agrupa los personajes
Posiblemente habrás leído en otras guías similares que utilices los personajes como premio y que los intercales entre unidades.
No es algo que esté mal y seguramente funcione para otros, pero yo tengo una opinión diferente.
Pintar un personaje va a romper el ritmo de trabajo. Si pintas una unidad por semana ese personaje intercalado va a hacer que tu próxima unidad no empiece el lunes. Eso significará que el día que has asociado a la reconfortante sensación de trabajo terminado variará. Eso no es bueno.
Además no es lo mismo mirar a la mesa y ver 20 soldaditos terminados que un solo nota, por muy pintón que vaya.
Si tardas una semana (o los días que sean) en pintar una unidad agrupa personajes que consideres que puedes pintar en ese tiempo. Por ejemplo toma un héroe montado en monstruo y dos magos a pie y ponte el mismo marco temporal que te impondrías para pintar una unidad de 20 infantes.


Bombardéate con influencias paralelas
Es importante que mantengas tu hype. Si estás pintando un ejército medieval y por las noches lees una novela de ciencia ficción es posible que tus intereses se separen de lo que tienes ante tus pinceles.
Si estás pintando un ejército de vikingos ponte la serie Vikingos mientas pintas, si estás pintando unos bretonianos hazlo mientras tienes de fondo documentales sobre la Guerra de los Cien Años o cualquier otra desventura del medievo, asocia la voz de Zahi Hawass con tu ejército de Khemri porque es lo que estás escuchando mientras pintas, lee Puertas de Fuego por la noche mientras estás enfrascado en tu proyecto hoplita...
No distraigas tus intereses. Salvo que seas el fanboy más borreguil convendrás en que todos somos frikis de muchas cosas y es fácil distraernos.

Trabaja en equipo
Pero no en el mismo lugar.
Muchas veces he leído que quedar para pintar con más gente es mejor. Será mejor porque lo conviertes una actividad más social, pero no porque tu productividad vaya a ser mejor. He comprobado que estas reuniones suelen derivar en tertulias frikis, ya sean sobre el tema de la pintura ("mira cómo me está quedando","eso te quedaría mejor así", "he visto eso pintado de aquella manera y molaba"...) o completamente offtopic.
Lo ideal es que un amiguete y tú comencéis un proyecto similar al mismo tiempo. Podéis ir enseñandoos vuestros progresos, compartiéndolos en vuestros blogs y quedando para jugar partidas cada vez más grandes. Todo ello con la perspectiva de una gran batalla de fin de proyecto(s) en el horizonte.

Cuando termines descansa, disfruta y valora
Cuando por fin hayas finalizado todo el proyecto felicítate. El fruto de tu duro trabajo está ante ti.
Disfruta de la visión de tu ejército pintado. Juega todas las batallas que puedas. Descansa todo lo que quieras. Juega a ese videojuego que estaba esperándote.
No pongas tu ejército en una vitrina y te olvides de él. Valóralo; te ha costado un dinero y muchas horas. No es un check en una lista de la compra.
Considera lo que has tardado en pintarlo y medita si realmente quieres meterte en futuros proyectos.


Y estos son mis consejos.
Es mi forma de actuar y a mi me funciona. No puedo dejar de recomendarlo, pero cada persona es un mundo.
Tenéis los comentarios abiertos para contar qué os parecen o qué técnicas y estrategias usáis vosotros.
También os animo a que escribáis vuestra propia versión de este post en vuestro blog; puede ser un ejercicio común muy útil e interesante.

59 comentarios:

  1. Punto para el trabajo en equipo y a jugar con lo pintado.
    Nosotros siempre asociamos el pintado de ejércitos a una campaña, asi cuando acabamos siempre recordamos que las partidas sirvieron para algo.
    Un saludo y ánimo con los pinceles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tener en mente un objetivo como una campaña también es un buen método de motivación.
      Y ver todos los ejércitos de una campaña pintados una bonita experiencia.

      Lo de terminar las campañas ya es otra historia :D

      Eliminar
  2. Iba a responderte en comentario pero al final me ha salido demasiado largo... así que va para Cargad ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la idea; es interesante ver las estrategias de otros aficionados, a ver cuantas podemos copiar ^_^

      Eliminar
  3. Muy buen artículo, aunque yo esperaba ver a la giganta.... blogger nos ha spoileado tu siguiente artículo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres de los atentos :P
      Tengo unas cuantas cosas programadas. La idea es tener un colchón en cuanto el clima me permita ponerme a pintar.

      Eliminar
  4. Creo que deberías escribir un manual, y publicarlo... :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que el karma me recompense por todo lo que doy gratis :D

      Eliminar
  5. Buenas,

    Gracias por los consejos.

    Personalmente me he encontrado con que cumplo pocas de tus premisas jajajaja

    En primer lugar, intento establecer horarios pero el trabajo me limita ya que hay días que salgo a horas intempestivas...
    Me suelo hacer grupos de 5-6 miniaturas para pintar, pero cuando las he acabado, ponerme de nuevo con otras 5 iguales hace surgir la pereza, y al haber acabado mi grupo de 5, tengo la satisfacción del trabajo hecho, y tardo días en volver a ponerme (tu punto de las rutinas semanales me ha gustado, y creo q lo adoptare).

    Una cosa que creo q es importante destacar, es que para pintores noveles como yo, los plazos deben ajustarse con el tiempo, es decir, para mí, pintar 20 miniaturas lleva mucho tiempo y esfuerzo. Cuando coges más práctica, los tiempos de pintado se reducen y tu planificación se quedará obsoleta.

    Con todo esto, la guía me parece bastante interesante, aunque yo pego la arena en la peana después de pintar la miniatura... hay que ir con cuidado, pero nunca me ha dado excesivos problemas.

    Gracias por el aporte.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manolo.
      Sí, por eso hacía notar que hay que definir objetivos realistas. Es mejor que sean humildes y cumplirlos, que tenerlos ambiciosos y experimentar el fracaso una y otra vez :)

      Eliminar
    2. Pues yo también te recomiendo Manolo, que pongas la arena antes de imprimar. No solo ganará en uniformidad, si no que se caerá menos al hacer la pintura en spray de segunda capa de pegado.

      Eliminar
    3. Mi asignatura pendiente.... las peanas :/

      Eliminar
  6. Gran artículo! Tengo que ponerlo en práctica aunque la parte de no comprar más es durilla XD.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi pasa porque soy permeable a muchas influencias. Ahora mismo estoy luchando por mantener a raya el siguiente proyecto, que no deja de seducirme :D

      Eliminar
  7. Pues magnífico tutorial. Yo estoy totalmente hypeado con un ejército GW de esqueletos que colecciono desde comienzos de 1990 y que está destinado a disfrutar de "Oldhammer" sí o sí, así que el lado de la motivación está cubierto.

    Coincido en que hasta cierto punto es "faltar al respeto" el presentarte con una mole gris frente a alguien que sí se ha tomado la molestia, pero yo NO soy Pintor y sin embargo SI que pienso que este es mi hobby, lo que me lleva a un grupo que no sé si has considerado; los "Mecenas" o personas a las que no nos importa invertir nuestros ahorros en pagar a alguien que sí que disfruta, dispone de tiempo, arte y ganas para realizarte el trabajo. Siendo un proceso donde el feed-back (elección de tropa, esquema de color, escudos, estandartes y demás) es importante y tú tienes la última palabra, la satisfacción sin ser la misma, es grande -amén de ayudar al chico/a a que se lleve una remuneración, más en los tiempos que corren-.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda aportación de capital es bienvenida :D

      Los no muertos son el ejército más satisfactorio de pintar. Cuando estuve repintando y añadiendo unidades para mis no muertos de Oldhammer casi no podía creerme lo rápido que terminaba. La sensación era tremenda :)

      Eliminar
    2. Amén de uno de los más "gamberros" -junto a los Gobbos- para jugar.
      Eso de levantar tropas sin parar llega a desesperar al adversario ;)

      Eliminar
    3. Aysss... mi respeto y admiración para los que pintan un ejército de pielesverdes.
      Tengo unos cuantos pintados para mazmorreo y fueron de lo más duro que he tenido que pintar.

      Eliminar
    4. Mi ejercito de goblins y orcos te mira con desdén XD

      Eliminar
    5. /me les devuelve una mirada de horrorizada fascinación ;D

      Eliminar
  8. Gracias, son consejos muy interesantes. Con la de años que llevo en esto no he conseguido terminar nunca un ejército: con los medievales o fantásticos acabo unidades a base de pintar un par de miniaturas de vez en cuando, pero con los uniformados me quemo antes de llegar a la docena. Algún día tendré que ponerme en serio...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que el post sirva para animarte, adelante ;)

      Eliminar
  9. Arrfff, si tienes una estrategia y todo, como siempre. :P

    Desgraciadamente para mi la inconstancia es una constante, valga la redundancia. Mi mayor problema es que perdí la costumbre de pintar en grupos, y sigo dándoles a las minis de una en una, y así nos va: voy a acabar con mis bretonianos cuando GW haya acabado con bretonia. :P

    De todas formas, hay ejercitos que se pintan solos (no muertos) y otros que son un horror (Altos elfos, los susodichos bretos...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leí a Sun Tzu hace ya muchos años. Desde entonces siempre hay un plan :D

      Que conste que te advertí con que los bretonianos eran difíciles de pintar. Y con paladas de caballos, por si fuera poco.

      Eliminar
    2. Pero es que los skaven no me molaban, y como tu ya tenias no muertos....

      Por cierto, andan poniendo en tela de juicio tu catadura moral por ahí, por haber recurrido a minis "alternativas". Este mundillo...

      Además, tengo un plan: voy a tardar en pintar mis bretonianos para que te pongas ansioso, y cometas monton de errores en las primeras partidas. :D

      Eliminar
    3. Gente que critica a Sálvame... pero que en sus argumentaciones se nota que no se lo pierden ni un día. Voy a tener que monetizar el blog para tomármelo con la misma filosofía que Mediaset :D

      El reto será ver quien gana esta temporada de pinceles (creo que nuestros proyectos en curso están en puntos más o menos similares).
      Eso y convencerte para que caigas en un histórico que espero salga prontito (muahahaha) ;)

      Eliminar
    4. Por cierto, tambien quiero puntualizar, al mas puro estilo sálvame, que si bien me avisaste de lo dificil de los bretonianos, estas frases son tuyas:

      "he pensado en lo barato que sería hacerse un ejercito bretoniano a partir de histórico"
      "Ohhh, mira que hombres de armas a caballo más baratos"
      "Los perry tienen unas cajas de la guerra de las rosas estupendas"
      "Los perry van a sacar una gama de la guerra de los 100 años"
      " mira este sitio de calcas mediavales..."
      En fin...trastorno bipolar.

      P.D. Histórico de que?? que miedo me das.

      Eliminar
    5. Tú ten en cuenta que, tentación que exorcizo a través de ti, tentación de la que me libro :P


      Antigüedad.
      15mm
      Unas 20-30 peanas
      Por unos 40-50€ ejército completo
      Imagina lo fácil y rápido que pintas esto después de Mayhem

      Uy... ¿lo estoy volviendo a hacer? ^_^

      Eliminar
    6. Pues tengo puesta la vista en unos germanos de 28 mm la mar de majos para mi ejécito del caos ;)

      Eliminar
    7. Pues sí, pues sí. Me gustan más que los bárbaros del caos para mi visión particular :)

      Eliminar
    8. Yo para proyectos de ejercitos de fantasía me debato entre montar un ejercito humano basado en uno d elos 7 reinos (benditas reglas cuenta como xD) o la tipica horda no muerta. Aunque infinity esta ahí llamando continuemente...

      Eliminar
  10. Me encanta el artículo. Coincidimos en muchos puntos, aunque difiero en alguno no demasiado importante. No voy a poner un artículo como este en mi blog, básicamente por que ya hay uno jejeje (dividido en 3 entradas) pero siempre es agradable leer que hay más gente que tiene opiniones muy parecidas a las tuyas (aunque ya lo supieras de antes)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, todo influye de una u otra forma.
      De hecho me inspiré en un artículo de Nigel Stillman de hace una jartá de años. Cosa que escribía aquel hombre, cosa que me calaba.

      Eliminar
  11. Un reportaje magnífico. No comparto tu opinión sobre jugar con miniaturas "en gris" hay gente que verdaderamente anda mal de tiempo o tiene demasiadas miniaturas, aunque si comparto tu opinión de que si tienes tiempo para jugar hay que arañar tiempo para pintar.

    Felicidades. Se nota que lees a los clásicos (Stillman, McVey, Jervis... ^_^).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevo tiempo pensando en que estaría genial que alguien escanease/extrajese esos artículos para montar un pdf recopilatorio muy muy chulo. Si alguna vez saco del cajón revistas viejas es para releer esos artículos precisamente :)

      Eliminar
  12. El aerografo te quita mucho trabajo de encima, he dicho. Eso si, acabas molido xD

    Y yo tambien soy de los que le da alergia jugar con minis sin pintar xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El aerógrafo es algo que he visto maravillado en acción, pero que me parece demasiado complicado para mi.

      Siento la misma envidia que ante quienes saben tocar un instrumento :)

      Eliminar
  13. Que gracia. Este finde me dije "estaría bien desmontar los pdf que tengo de la white dwarf y montar libracos temáticos de pintura, escenografía, trasfondo, material adicional...". Empecé ayer ^_^.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uhmmm... la mente enjambre ataca de nuevo ;)

      Eliminar
  14. Me gusta bastante tu articulo Endakil, me parece que da muy buenos consejos...
    pero yo NO podria trabajar así :-D
    Saludotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo lo aplico con ejércitos de 28mm. No queda otra si no quiero eternizarme :)

      Eliminar
  15. Estupendo artículo =), espero poder terminar algún día algún ejército, porque lo más difícil es "no comprar" creo que lo único que tengo terminado entero de pintar es el Cruzada Estelar, y espero que dentro de poco (me quedan solo los 4 héroes y sus versiones femeninas) el Heroquest, pero de todos los ejércitos que tengo empezados ninguno está al 100% terminado. Con la llegada del aerógrafo, he tenido que cambiar el modus operandi, prefiero ahora ir montando unidades y pintándolas, ¡no tengo suficientes corchos para todo un ejército! ;) Las peanas las dejo para lo último después de barnizar la miniatura, aprovecho el color de la arenilla como tono medio, un lavado con óleos, pincel seco y pista. Un saludo (que si no me enrollo mucho y hablando de pintar no tengo fin :P)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada, nada, de nuevo mi admiración para los que tenéis destreza con el aerógrafo :)
      Las veces que lo he visto usar en directo me parecía alquimia o algo así ^_^

      Eliminar
    2. Es practica y saber enmascarar, nada más. Y cuidar mucho tus herramientas

      Por cierto, de qué proyecto oldhammer se trata?

      Eliminar
    3. Vaya que sí, te tiras casi tanto tiempo pintando como luego limpiando el aerógrafo ;)

      Eliminar
  16. Aquí otro que no sólo es lento pintando sino que encima es poco constante y pierde la motivación con facilidad.

    Lo de pintar regimientos es lo que peor llevo salvo casos muy específicos (no espero tener muchos problemas con las vestales de AoW, cuando lleguen, porque es casi todo "carne" y además planeo experimentar con el pelo). Lo que mejor me ha funcionado tradicionalmente es ir pintando varias cosas distintas a la vez. Por ejemplo, ahora mismo estoy pintando un enano de Mantic, un corsario elfo oscuro de 5ª, Lokhir Fellheart, uno de la dotación del lanzavirotes de 6ª, un marine espacial de em4 y repintando una hechicera elfa oscura. Así más o menos voy tirando, ya que si me empieza a aburrir una miniatura paso a otra y tal. Pero es lento, claro.

    Algún día, algún día terminaré mis ejércitos... a quién quiero engañar, incluso controlándome a la hora de comprar, soy demasiado lento pintando :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pintar carne tampoco es lo más fácil del mundo.
      Aunque si es de elfas en bikini es mucho más entretenido ;)

      Eliminar
  17. Bravo, algo así es lo que necesito para pintar mi creciente e inacabable ejército de Orcos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufff... buenísimo nick. Todos los premios :D

      Eliminar
  18. Buenísimo el post. Ameno, instructivo y revelador. Yo soy incapaz de seguir esos ritmos, aunque reconozco que para pinatr un ejército es lo mejro que se puede hacer. Si no, jamás lo verás sobre la mesa de juego. Pero lo dicho, que yo no puedo. Sufro de un síndrome que se llama síndrome de la dispersión crónica.
    En pocas palabras, lo que este mal provoca es una incapacidad total para centrar la parte ociosa de tu vida en una sola afición. Sí, vale, tengo muy poco tiempo libre, pero aunque tuviera más sería incapaz de seguir unas rutinas como las que expones.
    Alguna vez lo he intentado, pero solo consigo fundirme.
    A mí lo que me gusta es hacer muchas cosas a la vez. Me encanta tener mi juego de mazmorreo a medias pero siempre creciendo en mi cabeza, seguir pintando los ejércitos de Gruntz mientras echo unas partidas a los Marvel Dice Masters y pienso en cómo será mi siguiente sesión de Guild Wars 2... Aunque claro, todo esto en mi cabeza, que luego lo que termino haciendo es sacar a los niños al parque xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aysss... ser politoxicómano friki es lo que tiene :D

      Eliminar
  19. Gran artículo Endakil, que se me pasó comentarlo cuando lo leí. A parte de los consejos, del narrado fácil, me gustan éstos artículos que a uno lo ponen a pensar.

    Como veo que hay muchos, yo también me apunto a eso de "soy poco constante" (porque es así) y realmente cuesta llegar a encontrar esa motivación extra que te hace marcarte unos objetivos claros con unos plazos concretos.

    Lo ideal seria como dices marcártelos tú, pero a mi o me vienen "dados" o nada de nada.... Por ejemplo, el año pasado me marqué en 3 meses (junto con un amigo) regalarle a un tercer amigo un montón de conversiones Skaven y pintadas en su mayoría para que las pudiera utilizar ya en las partidas, campana gritona incluida. La fecha era el 13 de diciembre (onomástica del susodicho) así que nos vino perfecto para motivación y plazo. Saqué tiempo (excusa/losa permanente cuando piensas porque no has pintado tal cosa) de debajo de las piedras.

    Y lo logré (salvo algunas cosas que no acabé de pintar, pero fueron como 1600 p. o más que en Skaven se traduce en muchas miniaturas jeje) Ahí lo tengo puesto en mi blog...

    Para pintar cosas del señor de los anillos me apunto cuando puedo a un concurso de la página La Guerra del Anillo que consiste en pintar una compañía (entre 8 y 12 minis) en el plazo de un mes que luego se puntúa. Eso me va muy bien para motivarme y la verdad es que he pintado muchas minis gracias al concurso ese.

    Ahora tengo un proyecto (es regalo también, así que de momento es secreto) bastante friki (ESDLA, primera edad) que ocupa casi toda mi motivación.

    También hace poco me motivé mucho con unas dríades de ES de GW, porque son unas miniaturas que me gustan muchísimo y me planteé hacer un montón de ellas con restos de 2 cajas que compré por internet: brazos, cabezas y demás y la verdad es que me salieron un montón. Ahí tengo 9 ya terminadas del todo, y muchas otras con la capa base y cuatro tintas para poder jugar con ellas.

    Pero para mis queridísimos Elfos Silvanos de toda la vida (la mayoría de minis que tengo serán de la época del 94 al 00) ahí los tengo abandonados , casi la mitad sin pintar.... y eso.... no tiene perdón. Lo sé.

    ¡Menudo párrafo he soltado! gracias por éstos posts, otra vez.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad he visto feedback en terceros sitios (insisto en lo curioso de que no lo expresen aquí) viendo esto como "La Forma Correcta de Hacer las Cosas" que yo defiendo con decisión ortodoxa :D
      Y, claro, no es así. Simplemente esta es "Una Forma Para No Eternizarte Pintando Tu Ejército" :P

      Eliminar
  20. ahora mismo comienzo a pintar un ejercito bretoniano...en estos instantes,algun consejo? no soy un pintor muy experimentado pero si he acabado practicamente mi ejercito de no muertos..asi que que consejos me puedes dar?

    ResponderEliminar
  21. en estos momentos empiezo un ejercito bretoniano...que consejos me puedes dar? no soy un pintor muy experimentado pero ya tengo practicamente un ejercito de condes vampiro acabado..alguna cosilla me falta pero poco,entonces,que consejos me das? contando que realmente aun soy alguien bastante novato y demas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, si te soy sincero, te diría que los bretonianos son, posiblemente, la peor de las opciones posibles si uno no se siente muy ducho en cuestiones de pintura.
      El consejo descarnado sería que los dejases a un lado hasta que te sintieses seguro de tus habilidades.

      Si decides ponerte con ellos, bueno; agruparía los caballeros por esquemas de color similares, para poder pintar a la vez tantas partes de distintos caballeros como te fuese posible.

      No mucho más, además de aconsejarte que consigas (si no las tienes ya) calcomanías. Supondrán un desembolso adicional, pero te ahorrarán una ENORME cantidad de tiempo y trabajo, con la ventaja adicional de que el resultado será más satisfactorio.

      Eliminar