sábado, junio 14, 2014

Elfos oscuros Warhammer y D&D: drow vs druchii

Hace unos días leí unos comentarios en Warseer (creo recordar) en el que un usuario desconocía que en Warhammer los elfos oscuros tuvieron el aspecto de los drow, y no se lo creía cuando otro forero se lo confirmaba.
Ciertamente en los primeros tiempos de Warhammer se veían en publicaciones oficiales elfos oscuros pintados como drows. Es algo que los más veteranos conocemos sobradamente, pero solemos cometer el error de creer que nuestros conocimientos en estas materias son vox populi, así que, creo, este post no estará de más.

Orígenes mitológicos
Los drow proceden (al menos etimológicamente) de la mitología de las islas Shetland y las Orcadas, donde se les conocía indistintamente como trow o drow. Se trataba de un término bastante general, que englobaba a multitud de criaturas feericas de comportamiento maligno.
Se especula  que esta tradición llegase junto con los primeros vikingos que se asentaron en esas islas, y que el término trow estuviese relacionado con los trolls. También hay quien dice que drow es una contracción de "dökkálfar", literalmente "elfos oscuros" en nórdico antiguo.

Mientras que los ljósálfar (o "elfos luminosos) vivían en Álfheimr (una ciudad en los cielos que se decía más brillante que el sol) los dökkálfar residían bajo tierra, en cuevas, y el bosques oscuros. Su aspecto era similar al lugar donde vivían: mientras los ljósálfar eran luminosos, los dökkálfar eran "más negros que la brea".

 
Traslación a la fantasía contemporánea
Los drow aparecieron por primera vez en el Manual de Monstruos de D&D, en 1977. Se les mencionaba como una clase de elfos. Se decía que solo eran una leyenda, que eran malignos, y "tan oscuros como las hadas lo son luminosas".
Un año más tarde se les vio en acción por primera vez en el mítico módulo "Against the Giants", de Gary Gygax

Sería 6 años más tarde cuando veríamos a los elfos oscuros en Warhammer por primera vez. En su primera edición, de hecho.
En Forces of Fantasy Vol.1, por Rick Priestley y Bryan Ansell.

Games Workshop conoce los elfos oscuros
Don Turnbull fue una importante figura ligada a los juegos de rol en el Reino Unido, y estuvo relacionado con GW desde  Owl and Weasel. Fue precisamente en su sección de la revista White Dwarf donde analizó Against the Giants, que fue finalmente publicado por TSR en 1981.
Games Workshop acababa de conocer a los elfos oscuros y no tardaría más que dos años en "homenajearlos" en su trasfondo de Warhammer.

Elfos oscuros en WFB 1ª Edicion
El trasfondo de la primera edición era poco más que un esbozo, aunque sí se veían las líneas generales que acabarían desarrollándose más adelante. Como era tan poco os coloco la captura tal cual.


Génesis
Según el escenario de campaña el origen de los drow de D&D puede variar un poco, pero básicamente son una parte del pueblo élfico expulsada a bosques oscuros y cuevas bajo tierra tras la caída de la deidad a la que seguían: Lolth.
Los elfos oscuros de Warhammer son expulsados del reino élfico tras ser seducidos por dioses malignos: dioses del Caos en general en las primeras ediciones, y Khaine más adelante. Como podéis ver en la captura de ahí arriba también fueron expulsados a bosques oscuros y cuevas.

Religión
La religión juega el papel protagonista en la fractura social de los elfos en ambos universos. En ambos casos todo gira en torno a la figura de un dios élfico que cae de su olimpo.
En el caso de D&D la diosa élfica Aroshni intenta dar un golpe de estado y, tras fracasar, es expulsada al inframundo bajo la forma de la diosa Lolth, y sus adoradores la acompañan.
En el mundo de Warhammer algunos seguidores del dios élfico Khaine se toman su fe demasiado en serio y la convierten en una clase de darwinismo social, y son expulsados del reino élfico tras su derrota.

Divergencias morfológicas
Desde los bosques oscuros y cuevas los drow van descendiendo bajo tierra. Con el tiempo su cuerpo se adapta. Su piel se vuelve oscura y sus ojos se adaptan para ver en la infraoscuridad.
Los elfos oscuros de Warhammer se asientan en el equivalente geográfico de Estados Unidos. Poco a poco palidecen y adoptan una estética emo por alguna razón misteriosa.

Sociedad
Los drow de D&D viven en una ginecocracia. Las mujeres copan todo el poder, basándolo en las labores sacerdotales del culto a Lolth. Los varones pueden ser guerreros y magos, pero las mujeres tienen reservadas en exclusiva las labores sacerdotales y su magia asociada.
Los elfos oscuros de Warhammer viven a día de hoy en un estancado trasfondo, donde se ejerce una suerte de gineocracia de facto, con un rey varón poco más que un títere. Los varones tienen prohibida la práctica de artes mágicas debido a una profecía. Las mujeres forman el grupo de sacerdotisas y adeptas del dios Khaine.

Alineamiento 
Aunque la mayoría de los drows son indudablemente malvados existen excepciones. No están predeterminados por ningún motivo, y algunos individuos pueden diferenciarse de la corriente general.
Existen otros cultos, destacando el de Eilistraee, cuyos seguidores son de alineamiento benigno y opuestos a Lolth.
En el trasfondo actual de Warhammer los elfos oscuros son absolutamente malvados, adorando casi en exclusiva a Khaine. Durante la campaña protagonizada por Archaon se hizo popular una secta de elfos oscuros adoradores de la deidad caótica Slaanesh, pero eso difícil saber si "eso nunca ocurrió" debido al fracaso trasfondístico de la Tormenta del Caos.


Sobre lagartos y arañas.
Como ya hemos dicho los drow son devotos de la diosa araña Lolth, pero también los elfos oscuros de Warhammer tenían una relación iconográfica con las arañas en los primeros años, tal como se puede ver en la ilustración superior (Forces of Fantasy Vol.1)

Los drow de D&D usan lagartos gigantes amaestrados como monturas. Su capacidad de caminar sobre techos y paredes les hace particularmente útiles en cuevas y grandes bóvedas subterráneas.
Los elfos oscuros de Warhammer conocieron también a estas criaturas, aunque con el paso de las ediciones su morfología fue alejándose de un lagarto y acercándose a un velociraptor.

Gélido Marauder (GW) de mediados de los 80 y drow en lagarto (D&D)
¿Homenaje o plagio?
GW conoció a los drow desde su origen. Es difícil hablar de plagio cuando los elfos oscuros son una raza muy relacionada con la mitología del Mundo Real pero, tal como hemos visto, tomaron muchas ideas de la creación de Gygax. No es que estas se hayan desdibujado mucho con el tiempo, pero las diferencias morfológicas hacen que el aficionado medio sin mayores conocimientos desvincule totalmente a drows y druchii. El hecho de que el color de la piel se cambiase de oscuro a pálido hace que la mayor parte de los jugadores más jóvenes nieguen cualquier similitud entre unos y otros.

El uso del término "homenaje" o "plagio" en relación a GW está realmente en el juicio de cada cual. "Tal vez" las cosas tengan una IP más clara en 40K, pero en su universo de fantasía podemos hablar, al menos, de muchos "orígenes comunes".
De hecho la única raza de Warhammer Fantasy realmente propia y original son los zoats... y tal vez se merezcan que hablemos de ellos más adelante.

14 comentarios:

  1. Cuando se habla de Drows y demás, tampoco hay que dejar de lado al maestro tolkien. Ya en el silmarillon asistimos a guerras civiles entre elfos, y elfos de alineamientos de lo más diverso.

    En cuanto a los drow, he de reconocer que la estética D&D mola, peeero todo ese culebrón de Dritz ha echado por tierra su concepto.

    Me gusta mucho más la idea de las "nornas" que trabaja Tad Willams en añoranzas y pesares. Libro del que GW parece beber en varios aspectos, como la estética. (El libro es del 88 y el primer army book de los oscuros es del 95)

    Estuve muy tentado de cogerlos en 15 mm. Son un ejército muy simpático. XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MUY bueno Añoranzas y Pesares. Estoy esperando a que salga el último de Shadowmarch para leerlos todos del tirón. No recordaba que AyP fuese tan viejuno, pero buen apunte.

      De Salvatore solo he leído una serie (La Sombra Carmesí) y me pareció mala hasta la nausea. Me contaron por ahí que es su peor saga, pero me quitó las ganas de volver a acercarme a él.

      Eliminar
    2. Añoranzas y Pesares, es una de mis series de libros preferidas. Eso si, Tad Williams es otro George R.R. Martin, joer es que no le puedes coger cariño a nadie en la tetralogía.

      Eliminar
    3. Tengo pendiente una relectura. Pero tengo una pila de lectura tremenda... :S

      Eliminar
  2. Me encanta la entrada. Como nota curiosa, te puedo decir, que en varias ocasiones en las secciónes de color de las WD antiguas, aparecían druchii pintados como drow.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, lo sé. A ese muchacho de Warseer se lo contaban y no se lo creía.
      Estuve buscando scans de esas fotografías, pero solo he podido encontrar ejércitos personales, y supongo que no valen para los que solo creen en el dogma.

      Eliminar
    2. Pues buscaré alguna de esas fotos y te las pasaré, para que se la puedas poner en Warseer.

      Eliminar
    3. Si las encuentras edito el post incluyéndolas :)

      Eliminar
  3. Me he perdido la parte del trasfondo donde indica que los druchii originalmente eran oscuros.
    Que es una copia/homenaje?... si, claro. Como toda la fantasia de la epoca que bebe de D&D y este a su vez del Señor de los Anillos y este a su vez de la mitologia del Rin. Originalidad mucha no suele haber.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no les reprocharíamos la falta de originalidad si ellos no defendiesen con tanto ardor lo que "creen" que es su propiedad intelectual.
      Pero, bueno, es un problema de imagen pública que tendrán que gestionar en Nottingham... si les importa.

      Eliminar
  4. Un post brutal! Enhorabuena! Me encanta, sobre todo por las ilustraciones antiguas.

    ResponderEliminar
  5. Excelente post, muy educativo.

    El tema del "dogma" a mi no deja de resultarme extremadamente curioso. GW ha construido sus universos a base de reciclar (cuando no directamente "copiar") conceptos de aquí y allá, incluso podría decirse que sus universos son poco más que batiburrillos enormes de mil y una referencias. Que una empresa así se atreva a intentar reclamar la propiedad de conceptos como "eldar" (lol) o "marines espaciales" resulta descacharrante. Y cuando los GWombies defienden tales prácticas o destacan la 'riqueza' y 'originalidad' de los universos GW la cosa llega ya al delirio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y así unos consiguen una imagen de marca muy negativa... y los otros se cierran a conocer muchas cosas estupendas que hay ahí fuera.

      Si al final todos caminamos a hombros de gigantes, no hay nada de malo en reconocerlo; al contrario.

      Eliminar