miércoles, abril 02, 2014

La Flota Perdida: Intrépido

Disfruté muchísimo con Starship. Me pareció una serie divertida, trepidante, llena de humor... de esos libros que devoras a una velocidad increíble.
Como me quedé con ganas de más sci-fi de consumo (ya pasé mi época hard hace unos años) decidí acercarme a la serie de La Flota Perdida. Sabía que era distinta a Starship, ya que aquella es más pulp espacial, mientras que la saga que se inicia con Intrépido es lo que se considera "sci-fi militar".
Y no es que eso sea mal asunto; unos libros que tratan de batallas entre astronaves narradas sin ningún sonrojo como si fuesen batallas navales pueden ser muy divertidos.
Desafortunadamente este no es el caso de La Flota Perdida.

Se me atravesó desde el primer momento. No llevaba ni un cuarto leído cuando ya estaba pidiendo la hora.
No sé por qué la terminé. Quizás esperaba que la cosa fuese a más. Pero el caso es que ha sido exasperante. He tardado una barbaridad de tiempo en darle boleto. Si los libros de Starship volaban página tras página, este se arrastraba como si fuese de plomo.

Vamos a darle un repaso a la trama para que veáis de qué va. Sin spoilers, tranquilos (si es que después de mi crítica aun queréis leerlo).
Año tropecientosmil, la humanidad está dividida en dos facciones en guerra. Estas facciones son los USA y Europa contra la URSS. Ni lo dice así, ni hay ninguna evidencia, pero el trasfondo de los dos bloques en guerra lo deja bien a las claras (los "malos" hasta tienen algo parecido a los gulags).
El caso es que la guerra se ha estancado y embrutecido. No hay mucho espacio para la estrategia ni para grandes avances tecnológicos; ambas potencias se esfuerzan en construir naves y reclutar tripulaciones sin esperar que duren poco más que un asalto. Así que las naves son una porquería y las tripulaciones cuatro chavales con escasa formación, a las órdenes de otro chaval o -en el peor de los casos- un oficial incompetente.
En estas se encuentran cuando (ya desde la primera página) resulta que se encuentran a un héroe de los primeros tiempos de la guerra en estado de hibernación en una una cápsula de evacuación. En ese primer capítulo los malvados rusos síndicos se cargan a todo el cuadro de oficiales de la flota americana de la Alianza. Nuestro protagonista toma el mando y saca la flota del espacio enemigo. Después huyen sin que pase gran cosa y al final se pegan en una batalla. Eso es todo.

Había leído que La Flota Perdida era una suerte de reinterpretación de la Anábasis en clave de ciencia ficción; como resulta que la Anábasis es mi libro favorito de todos los tiempos -y no tengo ningún reparo ante revisionados alternativos- estaba más que seducido de partida para esta serie. Pero aquí lo único que hay de Anábasis es la huida de territorio enemigo.


Lo que más destacaría de este libro es que no pasa nada. Y para las dos o tres cosas que pasan no veas cómo las alarga el autor. El esquema vendría a ser tal que así:
"Mmm... vaya situación más chunga". "Podría hacer esto tal que así. Sí, qué buena idea, estos tipos son unos patanes". "Oficial, escuche qué buen plan". "Contémosle el plan al resto de capitanes". "Contémosle el plan a la tripulación". "Discutamos el plan con la asesora británica de la República aliada".
Leñe, no pasa casi nada, pero no veas las vueltas que le da al asunto. Aburre cosa mala.
De hecho pasa tan poco que estaba realmente deseando que se desarrollase algo de tensión sexual no resuelta con la capitana o con la copresidenta británica de la República. Pero nada, ni eso. Nótese -recalco una vez más- que estaba deseando que el libro tuviese algo de romance para que tuviese algo, lo que sea.

No sé si merece la pena hablar de los personajes. Planos como ellos solos. Si el protagonista de Starship era un canalla encantador, este es un tipo soso hasta la saciedad, sin nada de gancho, anodino. No solo él; todos los personajes lo son.
Mientras me arrastraba página a página me pareció un libro tan mediocre que podría haberlo escrito yo. Me explico. Los defectos de esta novela son tan evidentes que cualquiera con un boli rojo y un par de talleres de escritura creativa gastaría toda la tinta señalándolos.

No sé si en los siguientes volúmenes mejorará algo en cualquiera de los sentidos posibles donde es posible una mejora. De momento se sirve de un cliffhanger misterioso para intentar retener al lector, pero conmigo no lo ha conseguido. No sé si en el futuro intentaré terminar la serie, pero lo cierto es que no me interesa lo más mínimo lo que les pueda pasar a estos personajes en su camino de regreso hacia Washington el territorio de la Alianza.
En fin, no la recomiendo para nada. Si queréis aventuras espaciales de cierta calidad literaria, con diversión a raudales, buen humor, rayos láser y hasta unas cuantas dosis de sexo desenfadado leed Starship y alejaros de La Flota Perdida tanto como podáis.
Y no es que disfrute escribiendo críticas negativas, pero después de esta Anábasis necesitaba gritar ¡Thalassa, thalassa! de algún modo.

11 comentarios:

  1. Vaya palos!!!
    Seguiré tu consejo confiando en tu buen criterio.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es que el libro sea malo per se, pero acaba siéndolo por acumulación de faltas.

      Sigue mi criterio según tu criterio :P

      Eliminar
  2. Las de Starship ya las tengo en la cola de lectura. Hace un par de semanas me terminé las novelas de Fuerzas de Defensa Coloniales, me gustaron mucho, aquí te dejo una reseña que fue el que me las recomendó y en menos de una semana ya me las había leído las cuatro

    http://mundosroleros.blogspot.com.es/2014/03/fuerzas-de-defensa-coloniales.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, así de primeras Scalzi me cae MUY bien. Por el paso adelante que dio para parar uno de los casos de bully legal de GW :D

      Tengo FDC pendiente, pero creo que antes (posiblemente muy pronto) me pondré con el homenaje/parodia Redshirts, que tiene una pinta buenísima :)
      " El alférez Andrew Dahl acaba de ser destinado al Intrepid, buque insignia de la Unión Universal desde 2456. Sus perspectivas no podrían ser mejores… hasta que se percata de que todas y cada una de las misiones de desembarco implican algún tipo de enfrentamiento letal con fuerzas alienígenas que siempre, siempre, acaban con la muerte de al menos uno de los tripulantes de bajo rango. Nada puede preparar al alférez Dahl para lo que está a punto de descubrir acerca de su destino y el de sus compañeros."

      Eliminar
  3. Bueno, yo me he leido todos los libros de la serie, y los de la serie Beyond The Frontier. Es verdad que a veces son novelas un poco lentas, y a mi lo que menos me gustó es la falta de "background". Pero las batallas están bien descritas desde el punto de vista de la física, y en las novelas finales las cosas van cambiando. En cuanto a la falta de interacción entre ciertos personajes, pues no te voy a contar nada... Tal vez deberías darle otra oportunidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, intuyo que habrá rollo con la co-presidenta, ya que es el único personaje femenino con algo de peso real ;P
      Cuando al finalizar desliza ¡¡¡SPOILER!!! que hay seres extraterrestres inteligentes ahí fuera /SPOILER me pareció que me hacía trampas después del tostón que me había hecho tragar. No me sirvió como cliffhanger para saltar al siguiente.
      De hecho ahora mismo estoy leyendo más de Conan porque necesitaba una buena dosis de literatura ligerita y divertida.

      Desde el punto de vista del realismo no tengo nada que reprocharle a las batallas, pero, por la propia singularidad de la física en grandes distancias, aquello parecía la descripción de una batalla de videojuego; todo muy frío y desapasionado. Al terminar el momento "recordemos a esos valientes que tripulaban las naves que hemos perdido" me ha parecido otra trampa para dar algo emoción.

      Ya digo que no descarto esta serie para algún futuro lejano, pero de momento ha caído muchos-muchos puestos en mi cola de lectura.

      Eliminar
  4. Yo sólo conseguí empezarla y la dejé al poco, menos de 50 páginas. Estoy de acuerdo con lo que comentas. A mí lo que más me molestó fue la absoluta estupidez de todos lo que no eran el protagonista. Una cosa es que sean incompetentes o inexpertos, pero cuando te dicen "solo hay esta opción o morir ahora mismo", nadie se puede tragar que prefieran morir sólo por llevar la contraria. Si quieres poner a un protagonista superestratega, al menos que se vea el nivel, no conviertas al resto de la humanidad en retrasados. Eso, y cierta tendencia política que se le nota al autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, no es que el protagonista sea un genio militar, es que el resto son lemmings.

      Creo que también fue sobre la página 50 que tuve que obligarme a avanzar. No sé por qué.
      Tampoco sé por qué sacan esta serie más o menos completa y dejan Starship colgada.

      Eliminar
  5. Bueno, pues por variar, a mí la verdad que me está encantando en contraposición a STARSHIP. Las de STARSHIP se leen muy bien, pero me dejaron con la sensación de que era un universo irreal entre que todo salía siempre bien y el protagonista que se me antoja excesivamente "listo". Por contrapartida el ritmo lento de La Flota Perdida se me hace más real. Pero bueno, para gustos los colores que se suele decir. Grandes aportes en cualquier caso Endakil.

    Por cierto, si le estás dando al Firestorm Armada, a lo mejor te apetece darle un vistazo al Full Thrust de Ground Zero Games. Yo estaba buscando hacerme un sistema propio o mirar algún otro tras dejar BFG y querer usar dichas naves, y me he topado con este y tiene una pinta genial por lo extenso y las posibilidades.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Starship es pulp espacial. Así lo declara el autor, y así se deja bien claro con la pirata :P
      Es ligera, pero bien escrita, chispeante y dinámica.
      El prota es muy espabilado, pero tiene carisma, y también recibe algún sopapo de vez en cuando.
      A lo mejor La Flota Perdida mejora más adelante, pero no me engancha en ningún aspecto :(

      Sí, tengo Full Thrust en la lista de juegos por probar :)

      Eliminar
  6. Bueno, pues por variar, a mí la verdad que me está encantando en contraposición a STARSHIP. Las de STARSHIP se leen muy bien, pero me dejaron con la sensación de que era un universo irreal entre que todo salía siempre bien y el protagonista que se me antoja excesivamente "listo". Por contrapartida el ritmo lento de La Flota Perdida se me hace más real. Pero bueno, para gustos los colores que se suele decir. Grandes aportes en cualquier caso Endakil.

    Por cierto, si le estás dando al Firestorm Armada, a lo mejor te apetece darle un vistazo al Full Thrust de Ground Zero Games. Yo estaba buscando hacerme un sistema propio o mirar algún otro tras dejar BFG y querer usar dichas naves, y me he topado con este y tiene una pinta genial por lo extenso y las posibilidades.

    Saludos!

    ResponderEliminar