sábado, enero 11, 2014

Starship: Motín

Cerca del año 3970. La República terrestre y sus aliados se enfrenta a la Federación Teroni. Wilson Cole, un oficial tan condecorado como conflictivo es enviado a la Teddy Roosevelt. Cole es todo un héroe, pero sus acciones ponen en evidencia la incompetencia del alto mando, por lo que un discreto destierro a una nave desvencijada de patrulla eterna en un rincón aburrido y sin importancia estratégica es la mejor de las opciones.

Siempre quiero leer ci-fi. Cuando leo sinopsis de este género me parecen fascinantes. Pero luego resulta que me abruma la idea de pasar semanas sin leer nada de espadazos y lo dejo correr. Hice un esfuerzo con Starship porque me llamaba el tema y los libros son de unas dimensiones razonables. Y no me he arrepentido.
De hecho he devorado este libro.

No creo que nadie se lleve a engaño: esto no es alta literatura. No hay reflexiones existenciales. No hay profundizaciones psicológicas en los personajes. No hay una trama dramática y atormentada. Starship es puro divertimento.

Starship es una space opera en estado puro. Trepidante, alegre, con un punto macarra y muy divertida. Me llamó mucho el hecho de que casi el 90% del texto sean diálogos. Aquellos que se ponen nerviosos con las largas descripciones amarán este libro.
Tenemos batallas entre naves espaciales, astutas maniobras diplomáticas, arriesgadas misiones en tierra, exotismo, y hasta una pizca de picardía.

La novela se estructura casi en su totalidad sobre la figura del protagonista. He leído comentarios sobre que en comandante Cole hay mucho de Han Solo. Comparto la opinión. Y añadiría que también tiene un toque del comandante Shepard y hasta una pizca del doctor House. Es el típico granuja socarrón, astuto y resolutivo, con serios problemas para acatar órdenes estúpidas. Un auténtico antihéroe; ni reseñablemente atractivo ni musculoso. Un personaje arquetípico, escrito con inteligencia para caer bien a la primera.

Entre el resto de personajes resalta el alienígena que actúa como sidekick de Cole y que ayuda en los alivios cómicos. El resto está más difuminado y son profundamente arquetípicos. Aunque cumplen su función y cada uno tiene su momentito de gloria en la trama.
Sí cabría resaltar la cantidad de personajes de origen español que pueblan las páginas; desde una de las oficiales de la nave, al fiscal estrella de la República o la comandante de la flota.
Tal vez el único punto débil en torno a los personajes esté en la pareja sexual (no podría decir que es su novia, y quedaría raro llamarlo "rollete") de Cole. Puedo entender que tenga una sexualidad muy activa y muy abierta, pero me ha resultado muy brusco y no muy creíble que actúe de forma tan directa en lo que a cuestiones de cama se refiere. Que también puede ser que el fallo esté en que yo esté juzgándola con la mentalidad del siglo XXI :P


A pesar de que la novela es ligera y un puro divertimento a lo largo de sus páginas se van deslizando una serie de críticas políticas muy sutiles. Críticas que se vuelven feroces hacia la clase política y los periodistas en el magistral giro que cierra el libro.
Es en cualquier caso una obra alegre, divertida y muy ligera. Un perfecto chute de aventuras galácticas para disfrutar sin complicaciones. Y aun así con una calidad y unas artes narrativas a años luz por encima de la "literatura" de franquicia del género ci-fi (tanto de películas, como videojuegos o juegos de miniaturas).

Si en algo tengo que estar en desacuerdo es con uno de los apéndices del libro. El autor considera a Theodore Roosevelt como el político más importante de los EE.UU. Es importante, no voy a decir que no, pero si en la historia política de los EE.UU. ha existido un espíritu noble y un buen hombre en toda la extensión del término ha sido Henry A. Wallace. Un hombre bueno que terminó aplastado por una sociedad podrida y malvada.

12 comentarios:

  1. Bueno, entiendo ahora por donde viene su reciente afición a los juegos de navecitas. :D

    Me apunto el título, sin profundidad, sin dilemas morales... Algún día tocará leerlo. XD

    P.D.: No sabe usted que los apéndices de los libros no hay que leerlos?? Por eso usted se lleva malos ratos. :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad la idea era leerlo DURANTE, no previo al pintado. Pero parece que Wayland se ha dormido en los laureles :(
      Aunque como lo he pasado tan bien lo he leído realmente rápido... tanto que ya llevo más de la mitad del segundo :)

      Eliminar
  2. ¿No has leido la serie de La Flota Perdida, de Jack Campbell? Montones de batallitas espaciales bastante bien descritas en términos de física espacial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la otra serie que tengo en la lista. Quizás vaya justo detrás de esta.
      Creo que he leído algo de la física en las batallas, ¿algo así como cálculos aritméticos para impactar en combates a altísimas velocidades?

      Eliminar
    2. Relatividad y velocidad de la luz. Cuando una flota llega a un sistema, "ve" todo lo que hay (o había), mientras que los defensores no los ven hasta horas despues. Y efectivamente, dos flotas en combate se cruzan a velocidades relativistas, y ahí los humanos dejan en manos de los ordenadores los cálculos de disparo. Eso hace que ganen los combates aquellos que sepan maniobrar y colocarse mejor, o que empleen mejores formaciones... pero no es así al principio de la serie. No te cuento más.

      Eliminar
    3. Ah, y hay otra serie, la de Honor Harrington, en la que las batallas son aún más brutales.

      Eliminar
    4. Sí que suena bien.

      De Honor Harrington tengo hasta el 6, tengo que buscar el séptimo.
      Ambas series son de una extensión similar. La de Honor Harrington la he visto muy bien puesta por la red.
      ¿Cual de las dos me recomiendas? ¿Son de finales abiertos?

      Eliminar
    5. Buf... es que son muy distintas. La Flota perdida se centra más en el personaje y en un entorno muy cerrado, que es el de la flota. Que por cierto, tiene una continuación de tres tomos, Beyond the Frontier. La serie de HH empieza muy centrada en el personaje, pero también se centra mucho en todo lo que ocurre en otros sitemas, e incluso hay spinoffs con otros personajes. La serie principal va por el tomo 11, creo. Y tiene que salir otro en breve. A mucha gente no le gusta que se haya convertido en un culebrón. Pero las descripciones de la tecnología (y la carrera armamentística digna de la guerra fría) y las batallas están bien. Tal vez sea un poco maniquea, los buenos son muy buenos (pero no tontos), y los malos son muy malos y algunos bastante tontos. Para entretenerse tal vez esté mejor la serie de La flota perdida, pero si quieres un background para batallas espaciales, pues HH tiene descripciones de naves y armas (que se echan en falta en la otra), uniformes, graduaciones, etc. Incluso hay naves en miniatura. Pero son muy sosas, todas tienen un diseño similar (debido al sistema de propulsión que usan, sólo hay un diseño posible que sea útil). El ambiente de HH es muy British Navy.

      Eliminar
    6. Me olvidaba, las dos tienen finales abiertos. Bueno, La flota perdida termina, con la serie Beyond the Frontier, pero el autor podría sacar más títulos sin problemas. De HH ya te he comentado que está por salir otro tomo.

      Eliminar
    7. Por lo que me cuentas igual opto por La Flota Perdida; tengo los 6 numeros en español y no tiene pinta de que vayan a seguir (haciendo gala de la legendaria seriedad de las editoriales españolas). De hecho me fastidia que hayan dejado los dos últimos de Starship colgados.

      Ya que veo que HH es una serie con mucho trayecto seguiré almacenando números para ponerme de un tirón más adelante :)
      Los siguientes a partir de los 6 primeros de La Flota Perdida tengo entendido que son una secuela o algo así.

      Sí, puestos con ci-fi quiero algo ligerito que sea como batallas navales en el espacio :)
      En su día empecé Espacio Revelación y lo dejé porque se me hizo denso como él solo. Y eso que ya hace años me tragué con mucha alegría la trilogía de Marte de colores.

      Eliminar
    8. Beyond the Frontier, más que una secuela, es una continuación. Batallas en el espacio, las mejores son las de HH, pero te pierdes con tantos personajes a lo largo de la serie.
      He empezado a leer Starship. Graciosillo el chico, a ver como acaba.

      Eliminar
    9. Ya me darás entonces tu opinión comparativa :)

      Eliminar