miércoles, noviembre 06, 2013

Probando Commands & Colors

La semana pasada Bairrin y servidor estuvimos probando un clásico: Commands & Colors.
Commands & Colors es un juego de estrategia "de hexágonos" con un motor de cartas. Es un sistema bastante popular y que tiene varias encarnaciones, siendo la más conocida su versión fantástica: BattleLore.

El juego incluye un manual, un libro de escenarios, un tablero (reversible con la opción de añadirlo a otro para jugar a dobles), hexágonos troquelados con elementos de escenografía, cartas de juego, dados especiales, contadores de victoria y dos ejércitos: romanos y cartagineses.

Lo primero que nos llamará la atención es el peso de la caja, lo cual se debe a que los ejércitos son piezas de madera. Parece que no, pero pesan lo suyo.
A estas piezas de madera habrá que pegarle pegatinas (son varias hojas en total), con lo que tendremos nuestros ejércitos listos para el combate. Alerta: pegar semejante número de pegatinas lleva más tiempo del que parece.
El tablero también es muy llamativo: sólido y de buena calidad.

Cuando empecé a leerlo era tarde, estaba cansado y medio dormido. De todos modos se podía entrever que era bastante sencillo, así que le propuse a Bairrin aprender juntos paso a paso.

Aunque se puede jugar a las bravas la gracia está en representar los escenarios incluidos. Estos no son necesariamente equilibrados; el punto está en representar la historia... o en cambiarla.
En nuestro caso elegimos Bagradas, si no recuerdo mal.

Bairrin nos señala el camino
Como decía el motor del juego son las cartas. Con ellas podremos mover unas u otras unidades o añadir bonificaciones al combate. Cada turno se puede jugar una única carta y tomar una nueva al finalizarlo.
Los dados también son especiales (también "construibles" con pegatinas) y determinan de forma clara y visual los resultados de cada combate.
Las condiciones de victoria vienen determinadas por cada escenario.

Aunque hay una serie de excepciones específicas a cada tipo de tropa, el juego en sí es muy sencillo. Se pilla enseguida y es muy rápido.
En la primera partida solo nos quedamos con los fundamentos de la mecánica, pero rápidamente se hizo evidente que había una serie de estrategias claras... sobre todo no romper la línea.
Quizás la única complicación sea que el juego está en estricto inglés y, estando las "instrucciones del turno" determinadas en las cartas, esto podría dejar Commands & Colors fuera del alcance de cualquiera que no domine la lengua de Shakespeare.
Aun así -aunque no lo he mirado- sospecho que puede haber por ahí fuera algún archivo con las cartas traducidas (son 60, si mal no recuerdo).

Así terminó Amílcar... y la batalla
Creo que no nos llevó mucho más de una hora jugar la partida, incluyendo el largo proceso de despliegue (debería embolsar las fichas separando los tipos de tropa).
Bairrin empezó muy fuerte, colocándose rápidamente con 4-1 de los 7 puntos de victoria necesarios en el escenario, aunque una serie de afortunadas tiradas de dados hizo que el resultado diese un vuelco terminando en un 5-7.
Al desarrollo de la batalla solo le pondría un pero: me pareció que se llegaba extremadamente rápido al cuerpo a cuerpo.

Pros
- Buena calidad de los materiales
- Es sencillo
- Es divertido
- Se juega en poco tiempo
- Ocupa poco, se puede jugar en cualquier mesa
- No necesita miniaturas (quienes disfruten de los wargames pero no pintando miniaturas sabrán apreciarlo)

Contras
- Está en inglés; si tú o tu oponente lo domináis medianamente bien será un problema
- El movimiento por cartas puede ser bastante abstracto
- Si vienes de los wargames de miniaturas se te quedará un poco corto
- El diseño gráfico es correcto, pero no precisamente "moderno"

Solo añadir que Commands & Colors Ancients cuenta con ampliaciones con varios periodos y ejércitos: griegos, macedonios, persas...

17 comentarios:

  1. Decir que no he llevado a cabo reseña de este juego, principalmente por que no saqué fotos. Pero aprovecho el comentario para decir lo que pienso.

    Me recordó poderosamente a Battlemasters: Las unidades se mueven por el azar de las cartas, los dados son "especiales", y también hay "heridas" ya que cada unidad se representa de 4 en 4 bloques, que se van retirando a medida que se producen.

    Los ejércitos son bastante especulares en cuanto a las unidades que los forman. No así en su cantidad o disposición, que dependen del escenario, lógicamente. El funcionamiento de las unidades es bastante intuitivo, (salvo los elefantes, que no valen para nada).

    Al depender de las cartas, es un juego más azaroso que un wargame al uso, y muchas unidades, según el desarrollo que te dé la baraja, pueden quedar muertas.

    Curiosamente, esto aporta un realismo que se pierde en otros juegos. Las cartas dependen de posiciones de las unidades, o de la situación de tus generales para usarse. Parece una tontería, pero en las batallas históricas los fallos en la cadena de mando decidieron muchas batallas. Los ejércitos pueden no moverse como un general desearía. ¿Cuantas veces hemos visto a generales maldiciendo por el comportamiento de sus tropas, bien por que se quedan parados, huyen, o avanzan a lo loco?

    En definitiva, me ha dejado sensación de buen juego, aunque su presentación en fichas de madera es mejorable. Pero nada nos impide aplicar ese motor a fichas con miniaturas.

    También quiero darle un buen tirón de orejas a Endakil: hay que leerse las reglas un poco. Y es que el juego se resintió de nuestro desconocimiento.

    En definitiva: es un wargame de los de antiguamente, con un sistema propio, sin contaminaciones de otros juegos, y de hexagonos. Y los ejércitos no están equilibrados, lo cual siempre es refrescante.

    P.D.: Nunca os juguéis con Endakil dinero a nada que incluya dados, ruletas u otras cosas de azar. Tiene una suerte diabólica. :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También tengo que decir que tengo tantos sistemas en la cabeza que, cuando tengo algún hueco en algún juego, de forma casi inconsciente "exporto" reglas de otros para tapar la fisura. Aquí es donde entra Bairrin para solucionar desaguisados: es un magnífico sujeto de experimentación XD

      Eliminar
    2. Es que cuando tu me dices una cosa, y la quickreference que me dás otra...un hombre tiene que tomar una decisión, aunque le duela.XD

      Ya lo probaremos otra vez cuando tengas la cabeza más despejada. ;)

      Eliminar
    3. A ver, que últimamente el Mundo Real me tiene loco :P

      Eliminar
  2. Bueno, a nosotros el C&C Ancients es un juego que nos encanta (con nosotros me refiero a la gente de nuestra asociación). Tenemos varios ejemplares en el local, y la mayoría o todas sus expansiones. De hecho, en nuestras jornadas de Wargames, es un torneo fijo, además de organizar también otro por navidades.
    Y si, están las cartas traducidas, el reglamento, y hasta la tabla de consulta rápida. Preguntaré a los máster de este juego en la asociación de donde se sacan y os lo digo.

    Y Bairrin jejeje, los elefantes son muy buenos, pero has de saber como y cuando utilizarlos. A todos nos han parecido una full al principio, hasta que ves de verdad lo que pueden hacer, y entonces te enamoras de ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se agradecerían esas cartas traducidas. Sería multiplicar mágicamente el número de jugadores posibles :D

      Eliminar
  3. Tiene muy buena pinta, y me gusta lo de los bloques de madera. :)

    Y esto es otro ejemplo de mente enjambre... hace poco le hice un repaso a Jantipo y el Bagradas en el foro de EGC. Y no es que sea la batalla más conocida de la Antigüedad precisamente...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace que la caja pese lo suyo, pero desde luego es de calidad y elegante :)

      Creo que esta caja incluye 17 escenarios de las Guerras Púnicas. Desde la primera, incluyendo enfrentamientos con los siracusanos.
      Lo malo es que para jugar con los siracusanos tienes que usar "cuentan cómo". Lo bueno es que en una de las ampliaciones hay griegos a cholón.

      Eliminar
    2. Creo que entonces está bien, sii estaba Jantipo solo puede ser Bagradas. Debieron de poner a un Amílcar como subordinado. Y seguro que no fallan, los cartagineses usaban solo tres nombres y se distinguían unos a otros por la entonación.

      Eliminar
  4. Por cierto, ahora que leo lo de Amílcar a pie de foto, creo que el enlace que has puesto se refiere a "la otra" batalla del Bagradas, la de Jantipo. La de Amílcar sería ésta: http://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_del_Bagradas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la que jugamos creo que estaban juntos Jantipo y Amílcar (además de un tercer oficial que no recuerdo).
      De lo que estoy seguro es de que no había río :)

      Que lo mismo no es Bagradas y estoy equivocado con el nombre de la batalla :P

      Eliminar
  5. Command & Colors: Ancient fue uno de los "Juegos del mes" de la BSK:

    [url]http://labsk.net/index.php?board=96.0[/url]

    Allí encontraréis un montón de recursos disponibles para el juego, entre ellos las cartas rediseñadas por brackder ( http://labsk.net/index.php?topic=13038.0 ) y que están en castellano. También por ahí están las hojas de ayuda, reglamento...

    Dejadme hacer una puntualización, C&C: A más que ser un "wargame de hexágonos" es un wargame de bloques ( así es como se llama a las fichas de madera ) con motor de cartas. Lo de bloques es importante porque hay muchos juegos del estilo que en lugar de utilizar counters utilizan bloques de madera y suelen tener como mecánica característica la "niebla de guerra" ( los oponentes no pueden ver qué unidad hay tras el bloque ya que está oculto a su vista hasta que no se de alguna condición ), aunque justo en este juego no se aplica. Y lo del motor de cartas es por lo que comentáis de que las tropas se mueven mediante las cartas, pero tampoco me parece justo que Barrin diga que es dependiente "del azar de las cartas" ya que aquí es donde entra la gestión de la mano. Hay azar sí, pero está en tus habilidades hacer un buen uso de las cartas que tienes.

    Por cierto, aprovecho para felicitarte por el blog Endakil, que lo sigo desde hacia tiempo pero aún no me habia animado a comentar.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué chulada de cartas, ¡muchas gracias por el link!
      Esto le va a dar nueva vida al juego.

      Sí, las cartas como representación de la niebla de guerra están bien resueltas. Creo que Bairrin notará lo mismo que otros jugadores provenientes de wargames, tal como decía en el post. Si bien es cierto que hay wargames reconocidos que -como DBA- también tienen su punto de abstracción y su particular forma de representar la niebla de guerra.

      Un placer tenerte por aquí, espero que el blog sea de tu gusto.

      Eliminar
    2. Supongo que dependerá de la gestión de la mano, pero si te toca una carta de mover unidades de disparo en la primera mano, y en la batalla no hay unidades de disparo...pues la verdad es que poco hay que hacer. :P

      El azar está ahí, no es que sea ni bueno ni malo, pero eso: es azaroso. ;)

      Eliminar
  6. Pues en cuanto sepa de donde las hemos sacado te lo digo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si serán las del enlace de Alejandro.
      Son bien chulas, échales un vistazo.

      Eliminar