sábado, septiembre 28, 2013

Los Lobos de la Frontera

Hace unos días os narraba por aquí un informe de batalla de un escenario basado en esta novela. Y si una novela da para prepararse un informe de batalla es que la novela lo merece.

Los Lobos de la Frontera pertenece a la serie de la Britania romana y post-romana de la escritoria británica Rosemary Sutcliff. Para haceros una idea sobre la trama del libro os copypasteo la sinopsis.

Britania, 343 d.C. El Muro de Antonino hace tiempo que ha caído y el orden se va deteriorando poco a poco en el extremo septentrional del Imperio, más allá del Muro de Adriano. La protección frente a las tribus celtas y pictas proviene de una pequeña unidad avanzada de legionarios medio salvajes: los Lobos de la Frontera. Alexio Flavio Aquila recibe el mando de esta unidad irregular y del puesto de Castellum, pero sabe que no se trata de una promoción, sino del final de su carrera. Una decisión errónea al abandonar un fuerte en la frontera germana del Danubio durante un ataque bárbaro, costó la vida la mitad de sus hombres, y si no hubiera sido por la influencia de su tío, gobernador del norte de Britania, ya no sería centurión ni legionario. El fracaso y el privilegio no son una buena carta de presentación ante una tropa veterana y endurecida, de manera que su supervivencia dependerá de ganarse su respeto y convertirse él también en un Lobo de la Frontera.

Al igual que el resto de sus libros este forma parte de una saga que no requiere la lectura de todos ellos ni obligan a que se lean de forma cronológica. Se trata más bien de una saga familiar en la que vemos a los miembros de la familia Aquila viviendo aventuras en el tramo cronológico que les corresponde.
Sí hay algunos detalles que se prolongan -como el anillo familiar, armas o su villa-, pero cada novela es independiente y no requiere la lectura de las novelas previas.

Toda la saga se ha vendido desde su publicación en el Reino Unido como juvenil. Personalmente me parece una etiqueta que puede resultar excluyente para algunos y, aunque los libros son bastante blancos, gustarán mucho a los lectores adultos. Quizás lo que le valga la calificación de juvenil no es la ausencia de temas escabrosos (que no es que estén ausentes, violencia y sexo están presentes, pero la autora los señala sin recrearse en ellos), si no la insinuación de valores morales en cada una de sus obras. En Los Lobos de la Frontera se nos cuenta cómo Alexio es capaz de levantarse después de tomar una mala decisión de catastróficas consecuencias, cómo con determinación y esfuerzo logra redimirse. Tal vez el lector más pragmático entienda de su lectura que todo es posible con un buen enchufe... lo cual no deja de ser una útil y acertada lección sobre la vida real.

Los Lobos de la Frontera es una novela emocionante, menos aventurera que las anteriores, pero con un efecto de tensión que casi podría valerle el calificativo de thriller bélico. Bien escrita y bien documentada, con un honesto prólogo donde la autora nos explica qué hechos son reales y qué indicios le han servido para especular su obra. Una obra trepidante, de esas que cuesta dejar cada noche y que se leen casi de un tirón.
Los Lobos de la Frontera gustaría incluso a los que la novela histórica les produce resquemores. Y los amantes de la Historia encontrarán una curiosidad al final de la novela, donde la autora conjetura sobre el origen del misteriosa auxilia palatina de los Attacotti, los soldados irlandeses al servicio de Roma.

6 comentarios:

  1. Mira, una diferencia entre usted y yo es que se lee los prólogos de los libros, algo que yo nunca hago. ;)

    Lo de enmarcar estos libros como juveniles, tampoco es nuevo... (en estos momentos Bairrin lanza una exclamación de sorpresa, mientras consulta internet.)

    Vaya! pues resulta que cuando iba al colegio me leí un libro de esta autora: Aquila, el último romano. Era el libro del que te iba hablar: de la editorial SM y también lo publicaban como material juvenil.

    Creo que me gustó, pero tampoco tengo un recuerdo claro de el libro completo. :P

    Haberme leído un libro de una de estas autoras que tanto te gustan me parece una señal de que algo va realmente mal...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ves? Al final va a ser una vuelta a los orígenes :P

      Buena elección de libro para el colegio. Aun recuerdo cuando nos hicieron tragar la casi totalidad de la obra de Miguel Delibes. Que no digo yo que esté mal, pero para un chaval es un peñazo y no creo que sea la mejor elección para animarles a convertirse en lectores.

      Eliminar
    2. Creo que no era de la selección oficial del colegio, pero me suena que teníamos que coger algún libro de la biblioteca, leerlo, y hacer alguna ficha, o así... y voy y me encuentro este. :P

      Quien me iba a decir que acabaría veinte años después jugando batallas basadas en los libros de esta autora.XD

      Eliminar
    3. Debe ser algo de ciclos cósmicos o algo así :P

      Nosotros sufrimos un profesor que nos hizo leer prácticamente todo lo de Delibes. No sé cuantos años estuvimos con él, pero vaya rollo.
      También tuvimos otro que nos dejaba leer lo que nos diese la real gana, haciendo una ficha al final, como tú dices. Había que llegar a un mínimo de un libro por trimestre o algo así... creo que yo llegaba a un por quincena. Todo fantasía. De la buena y de la hórrida XD

      Eliminar
    4. Yo harté a mi profesora de lengua presentándole un trabajo semanal, y mira que le dije que le hacía uno semanal porque soy muy vago y no quería presentarle un par por semana :)

      Eliminar
    5. Es la mejor forma de animar a la chavalería a la lectura.
      De los de la época de libros obligatorios solo guardo buen recuerdo de El Misterio de la Cripta Embrujada.

      Eliminar