sábado, septiembre 07, 2013

Guerreros esqueletos

Después de todas las peticiones, sugerencias y amenazas ha llegado el momento de ir empezando a mostraros los no muertos para Oldhammer 4ª en los que he estado trabajando... Aunque a modo de venganza personal empezaré por lo menos interesante.

Empecé a coleccionar no muertos en algún momento entre 5ª y 6ª.  No puedo recordar con demasiada seguridad por qué. Imagino que quería tener algún ejército de malotes, pero no quería más elfos, no estaba dispuesto a pintar toneladas de pielesverdes, y los guerreros del caos empezaban a parecer una caricatura llena de pinchos que todo el mundo tenía.
El caso es que, por aquella época (y sobre todo en 6ª) esta facción fue orientándose a jugar con vampiros... y resulta que los vampiros no me gustan nada.
No es nada personal. O sí. El tema viene por el peñazo insufrible que nos atormentó en los 90 (y buena parte de los 00) con aquel juego de rol de vampiros. No era tan solo que no me gustase la ambientación y el rollo que se traía el juego en sí, si no el aire de elitista sofisticación que se daban unos cuantos jugadores de mi zona. Yo creo que eran una mezcla entre hipsters y emos. El caso es que le acabé pillando una tirria terrible al juego de marras, y por extensión a los vampiros.

De ediciones anteriores me quedaba el recuerdo de los nigromantes, los liches y los tumularios que eran los mandamases en los ejércitos no muertos de Warhammer. Aquello sí que molaba, porque los tumularios sí que molan. Creo que el capítulo de las Quebradas de los Túmulos me impactó un montón, y aquello quedó retumbando en mi trasfondo friki y tenía que acabar saliendo por algún lado.
El caso es que yo quería un ejercito no muerto liderado por un liche a lo D&D, con sus nigromantes semi-liches a su servicio y sus capitanes tumularios dirigiendo las unidades. También fantasmas y espíritus a cholón.
Así que cuando Bairrin y servidor regresamos a 4ª fue el momento para mandar a zurrir mierdas con un látigo a todos aquellos estirados vampiros y decir hola a toda esa gentuza polvorienta decidida a arrasar el Viejo Mundo.


Como decía empiezo suave con mis dos unidades de infantería esqueletica.
Ahora que he decidido dejar en la estantería de las rarezas mi unidad de 40 zombies (nunca me gustaron, pero al igual que los vampiros eran "necesarios") este par de unidades de 30 cletos serán mis unidades absorbe-tortas principales.

La primera de ellas lleva un portaestandarte que debió de ser una especie de edición limitada durante un tiempo. El problema es que al ser un estandarte grande completamente de metal, y el resto de la miniatura de plástico, esta solía volcarse de un modo exasperante. Uno de los primeros pasos de esta puesta al día de mis ejércitos no muertos fue solucionarlo. Opté por pegarle unos céntimos bajo la peana y -como la cosa no me convencía del todo- otros sobre ella. Disimulé todo con un poco de pasta para baldosas y asunto solucionado.

La segunda unidad está comandada por el grupo de mando de la Compañía Maldita. Tenía el grupo de mando original (con el mismo estandarte de la primera), pero estas miniaturas molan demasiado como para no usarlas. Además Richter Kreugar queda genial como paladín tumulario.
¿Que Ennio Mordini molaría más? Estoy convencido. Si alguien quiere deshacerse de alguno acepto donativos :P


En realidad estas unidades están semi-terminadas. No es que los cletos tengan demasiada cosa, pero en su día los pinté muy a lo speed painting.
Lo que más me desagradaba es que había pintado todas las partes de madera de negro y a correr. Eso ha sido el principal desaguisado que arreglé (incluyendo los interiores de los escudos que no pueden verse en las fotos), además de alguna empuñadura chapucera en esta y aquella espada.

Como por lo visto tenía tanta prisa que casi la totalidad de los esqueletos tienen la peana sin texturizar. Aun estoy por decidir si rehacerlas desde cero o poner unas cuantas hojas otoñales para disimular el asunto.

La otra cuestión son los escudos. No me apasionan. La opción vaga es dejarlos así y tira millas. La opción no difícil, pero si tediosa por el número, es repintarlos enteramente como bronce envejecido.
Ya se verá, pero imagino que la cosa seguirá en stand by hasta el próximo arrancón.

18 comentarios:

  1. Por fin!! Ya iba siendo hora de ver tus escarceos con la no muerte. Soy feliz :D

    Lo de los vampiros... puedes echarle la culpa a la gente de tu zona, pero sabemos que hay algo más. Incluso en tu concepción no muerta está presente esa ideología tuya clasica//edad oscura. Por eso no hay vampiros, ni zombies, ni momias. Y cuando nos enseñes los caballeros, nos contarás que te mola el corcel esquelético: La mari Lwyd.

    Pero molan un montón. Keletos for the win!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los vampiros sugieren Europa del este, y a mi me atrae más la idea de los tumularios de una cultura megalítica del arco atlántico. Las Quebradas de los Túmulos, Conan cayendo al interior de un viejo túmulo, antiguos señores enterrados con todas sus riquezas de bronce, la Santa Compaña... son temas que me atraen mucho más que los chupasangres.

      En su día incluso concedí que me enseñaran a jugar a Yihad (o The Etarnal Struggle, o como quieran llamarlo). No soy nada cerrado de mente, pese lo que alguno pueda pensar. Pero es que tampoco me gustó la versión de cartas.
      No me gusta la idea, no me gusta el trasfondo, no me gusta el ambiente. Y concedo que tampoco me gustaba la gente y el rollo que se traían (alguno casi se creía un vampiro, en serio).
      Prefiero mazmorrear y rajasajar con alegría, dando voces con cada crítico que tirarme el rollo emo-hipster sombrío demasiado maduro para esas dragonadas :P

      Uy, no tengo ninguna Mari Lwyd. No me des más ideas :)

      Eliminar
  2. Por fin una entrada de los No-Muertos! Lo cual creo que indica que Mr.bairrin tendrá todavía guardada alguna exclusiva extra como medida de presión que de momento no será publicada en su blog…

    Me uno a la concepción de ejército No-muerto bajo la dirección de un poderoso Nigromante o del alma vengativa de un antiguo Tumulario. La figura de los vampiros en fantasía sólo me atrae como metáfora de una aristocracia que mantiene un poder en la sombra durante generaciones.

    Lo de los zombies, siempre me ha parecido que cumplían la misma función táctica que los esqueletos (vamos, hordas en Hott), por lo que su inclusión me parece un tema de estética.

    En cualquier caso los No-Muertos creo que son uno de los ejércitos más icónicos de cualquier mundo de fantasía, junto con pielesverdes y demonios (malos) y humanos, elfos y enanos (buenos).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hablas con sabiduría, joven Skarloc :)

      Eliminar
  3. Me interesa mucho lo que vayas mostrando de no-muertos!

    Yo tampoco soy muy fan del tema vampírico en los no-muertos de warhammer. Conservo con más cariño el recuerdo de los tumularios, los nigromantes y los nigromantes no-muertos de las primeras ediciones.

    Para intentar recuperar un poco ese rollo antiguo estoy haciendo mis no-muertos, en gran parte, como elfos silvanos y altos elfos resucitados, aunque alguna vez he jugado con algún vampiro representando señores altos elfos anclados a la no vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está bien eso de usar el perfil del vampiro para que lo encarne otro personaje; no es algo que descarte :)
      De hecho en Oldhammer como son bastante vainillas (un perfil sin más poderes que la mirada hipnótica) es bastante fácil hacerlo.

      Ya me gustaría ver esos elfos no muertos ^_^

      Eliminar
    2. Pues si te pasas por el blog de Sr. Dies ve a la etiqueta "no-muertos" y verás algunos de los que ha hecho como éstos:

      http://macellumeventus.blogspot.com.es/2012/11/grave-guard-iii.html

      http://macellumeventus.blogspot.com.es/2012/10/ex-principe-dragon-iii.html

      Yo los hee sufrido en mis carnes y la verdad es que cuando ves que se acercan cadáveres elfos contra tu ejército de elfos es bastante siniestro y siempre mina la moral de mis tropas jeje

      Eliminar
    3. Pues no lo conocía.
      Tiene un seguidor más :)

      Eliminar
  4. Creo que todos los jugadores de rol de los 90 hemos tenido esa fase de jugar a Vampiro y terminar odiandolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo probé, porque no soy de criticar sin conocer. Pero nada.

      En cambio Changeling sí que me gustaba. Dirigí una campaña legendaria en la que todas las jugadoras eran féminas.
      Los machotes de mi entorno estaban muy ocupados con Vampiro (si eran medio góticos) o con Hombre Lobo (si eran heavies).
      True story :D

      Eliminar
  5. Maldito, dónde están los carros?! ;-P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se les escucha atronar en la lejanía ;)

      Eliminar
  6. Desde que vi (hace la tira de años) el ejército de las tinieblas me entró el gusanillo de montarme un ejército de esqueletos, pero como a ti los vampiros en el ejército no me molaban, así que na de na. Lo del estandarte de metal la mini de plástico es típico de la época, no de una unidad limitada, tanto la caja de orcos, como la de caos el estandarte era de metal y la mini de plástico, así que en vez de portaestandartes parecen el papa besando el suelo.
    Respecto al juego de rol de vampiro, jugué un par de partidas, no me gustó,ni la ambientación, ni el tipo de partidas, me pareció un juego de superhéroes con poderes vampíricos que otra cosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, superhéroes góticos :D

      No recuerdo muy bien como iba lo de los estandartes de metal. Sería algo así como dices, porque también tengo un (horrible) estandarte de metal de una caja de tropas del Imperio.

      La idea era buena, pero mal resuelta. Hoy en día estaría igual de mal resulta, tendría aun más defectos y te cobrarían el triple :P

      Eliminar
    2. Pues si, cuando salieron las cajas multicumponente de fantasy (guerreros del caos, esqueletos, goblins nocturos, alabarderos/lanceros/espaderos, Ballesteros, y arcabuceros del imperio, skavens, orcos, y zombies) todas ellas llevaban los componentes para el grupo de mando en metal. O sea, un brazo con estandarte para el porta, uno o dos brazos(dependiendo de si llevaba un instrumento de viento o percusión) para el músico, y una cabeza y uno o dos brazos con un arma para el campeón). Estos venían aparte de las matrices, por lo que podías usarlos o no. Luego cambiaron una matriz, por otra también de plástico de grupo de mando, lo que a priori podría parecer que estaba muy bien, pero en algunas cajas en cuyas matrices venían 4 minis, que te sustituyeran una por la del grupo de mando, significaba que en la caja pasaban a venir 19 miniaturas y no 20. Y que además, el grupo de mando lo tenías que usar si o si.

      Eliminar
    3. Ahhh... ahora recuerdo la cabeza de metal y el instrumento. Los tengo por aquí delante y se me habían olvidado completamente.

      Eliminar
  7. A mi el ejército de esqueletos siempre me ha hecho tilín, la verdad.

    Me gustan los escudos como están, la verdad, a lo mejor yo les hubiera puesto efectos de pintura de herrumbre u oxidación a las partes metálicas, eso sí.

    Volver a hacer las peanas para texturizarlas es un tostón la verdad. Te diría que no te compliques tanto. Pon las hojas, que por cierto, ya he hecho la entrada que me dijiste para mostrarlas ;)



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti tampoco te seguía.
      Solucionado ;)

      Eliminar