domingo, julio 01, 2012

Érase una vez...

Como el bardo está de vacaciones hemos dejado en stand by nuestra campaña de Pathfinder a la espera de empezar el segundo capítulo de Second Darkness. Así pues vamos a tener que rellenar el hueco friki de los viernes noche de algún modo, por lo que empezaremos a probar juegos que tengo por casa. El primer protagonista ha sido Érase una vez.

Once Upon a Time fue publicado originalmente en 1993 y ha sido traducido al español por Edge Entertainment no hace mucho. Edge es una editorial que no me cae especialmente bien: sus productos suelen tener un evidente sobreprecio, son maestros en ofrecer excusas peregrinas, sus LCG me parecen un sacacuartos manifiesto que venden sin sonrojo como alternativa económica a los TCG, y recientemente han cometido fallos garrafales de netiquette y marketing en social media. Aun así hay que reconocer que sus productos son de gran calidad material y que su gama de juegos en caja pequeña a 20 euros es muy atractiva.

Érase una vez pertenece a esta gama de juegos a 20 euros. La caja contiene 110 cartas de narración, 55 cartas de final feliz, unas cuantas cartas personalizables y un pequeño libreto de reglas.
Pero, ¿de qué trata Érase una vez? El objetivo del juego es narrar una historia con las cartas que te hayan tocado aleatoriamente (unas 5-6 dependiendo del número de jugadores), de modo que formen una narración coherente y termine apropiadamente en tu carta de final feliz. Los jugadores pueden interrumpir la narración con un  tipo de carta o bien en una determinada situación (que el jugador narrador mencione una palabra que esté en una de tus cartas). Cuando otro jugador secuestra la narración ha de encauzarla de modo que pueda jugar sus cartas y llegue a su final feliz.

Érase una vez es uno de esos juegos brillantes en su sencillez y que proporciona grandes dosis de diversión y muchas-muchas risas. No importa tanto quién ganas como los momentos hilarantes que se viven y disfrutar de la imaginación de tus amigos.
Este es otro de los puntos interesantes del juego; estimula la imaginación, desarrolla la creatividad y la capacidad de improvisación. En esta línea hay que destacar que Érase una vez puede ser una magnífica herramienta didáctica si quiere jugarse con un público muy joven. Y es que Érase una vez puede jugarse con cualquier edad.

Érase una vez
Jugadores: de 2 (mejor un mínimo de 3) a 6
Duración: 5-15 minutos por partida
Edades: a partir de 5 años
Dificultad: nula
Ficha en BGG



12 comentarios:

  1. si tienes pocos jugadores el juego de cartas de conan está bastante bien, y el si señor oscuro también es bastante divertido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué casualidad, el de Conan es el que estoy pensando jugar la semana que viene ;)

      Eliminar
  2. Oye endakil, lo habéis probado a fondo?? Tal vez lo coja para los chavales del trabajo pero andan entre los 4 y los 12 años, lo ves muy complicado para ellos??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uhmmm... si no están todos mezclados en el mismo grupo (imagino que los mayores les comerían la tostada a los más jóvenes) es absolutamente perfecto para ellos.
      Perfecto y muy positivo por todas las virtudes que encierra.

      Eliminar
    2. genial!!!
      No, no están mezclados, las actividades las realizamos por grupos de edades, porque no es sólo que los mayores ganen a los pequeños, sino que se aburren y eso sí que es peligroso. Niños aburridos, follón que montán. Sin embargo un juego que trasciende las edades es el Jungle speed, super viciados los tengo.

      Eliminar
    3. Si quieres algo más dinámico les encantará este :D
      http://www.boardgamegeek.com/boardgame/8924/dancing-eggs

      Eliminar
  3. Heeey:

    +10 por reseñar este gran juego.
    Bueno, bonito y barato. EL típico juego que no llama especialmente la atención de una afición (entre la que yo me incluyo), acostumbrada a otros tipos de conceptos muy diferentes, pero no por ello desmerece. Más bien lo contrario, un gran juego, apto para todas las edades y géneros, que además desborda originalidad e imaginación.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, que fuese un juego tan distinto es uno de los factores que más me llamó la atención. Pero sería justo indicar que prácticamente lo compré para la señora Endakil, que le tenía muchas ganas (el día que compré para mi el de Conan ^_^).

      Muy muy recomendable.

      Eliminar
  4. Yo de estos juegos de 20 leuros llegué a jugar a algunos, pero lo que he visto es bastante desigual.

    Pero este tiene muy buena pinta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tienen una selección bastante irregular que hacen de una forma muy peculiar. Si yo te contase :P

      Dentro de esta gama mi favorito es el Condottiere.

      Eliminar
    2. Lo tengo en casa, pero no he tenido la oportunidad de jugarlo. También tengo el dungeoneer, que casi no he usado, y probé el Fairie Tale, que era como los seises pero más complicado.

      P.D.:Tengo playsets de Pestermites y Briarberry Cohort. Un día de estos te los llevo.

      Eliminar
    3. También tengo el Dungeoneer y la expansión que sacaron... y solo lo he jugado una vez :D
      Dungeoneer, un juego interesante que Edge dejó de publicar (y sacar ampliaciones) cuando les pareció bien y sin dar explicación alguna. Bien, bien.

      Más haditas ¡bien! Avísame cuando vuelvas del pueblo (o donde sea que estés, que no creas que lo tengo muy claro :D).

      Eliminar