miércoles, junio 08, 2011

Breve historia de la incompetencia militar

Los traductores españoles no solo se muestran creativos con los títulos de películas y videojuegos, también tienen arranques luminosos con los libros. En este caso han titulado "Breve historia de la incompetencia militar" a un libro llamado "Stupid Wars". Cosas del enigmático mundo editorial, supongo.

Nos encontramos, en cualquier caso, ante un libro decididamente magnífico. Se trata de un ensayo que recoge una pequeña colección de fiascos militares desde la caída de Roma hasta casi (o sin casi) hoy. La peculiaridad de esta obra es que, a pesar de ser un ensayo histórico minucioso, ilustrativo y preciso, es también uno de los libros más desternillantes que he leído.
Creo que solo me he llegado a reír así con un libro con Malachy McCourt, Terry Pratchett y Groucho Marx; lo cual pone a los autores de Stupid Wars en un prestigioso top.

Stupid Wars está escrito con una mala leche endiablada. Sorna, burla, socarronería e ironía son las herramientas que sirven para reflejar una serie de episodios desastrosos en la Historia humana. Sin dejar de señalar la tragedia irreparable que supone la pérdida de vidas inocentes como consecuencia de la incompetencia de un puñado de estúpidos iluminados, Stupid Wars no deja de señalar las ridículas carencias de aquellos que, por una u otra razón, llegaron a tener la vida de miles de personas en sus manos.
Un ejemplo; sobre Francisco Solano -dictador de Paraguay durante la Guerra de la Triple Alianza- dicen: "Se comparaba a Napoleón y Alejandro Magno. La comparación habría sido acertada si Napoleón y Alejandro hubiesen sido gordos e ignorantes fracasados de oscuros países."

Otro mérito reseñable (incluso asombroso, diría yo) es la decisión con que se critica a personajes estadounidenses siendo los autores neoyorkinos. Acostumbrados al patrioterismo esperpéntico de los americanos uno no puede evitar sorprenderse cuando unos estadounidenses (que no tienen ninguna pinta de pertenecer al partido comunista americano) ridiculizan la invasión de Granada o cuando tienen la admirable osadía de decir sobre George Wasington -entre otras perlas-: "Especulador de terrenos de Pensilvania occidental, propietario de esclavos, primer presidente de la República, pésimo hombre de negocios, padre del país (...) Inició la gran tradición americana de los presidentes americanos que se retiran para ganar dinero a manos llenas."

Además de por el sentido del humor, el libro es de muy fácil lectura debido a su estructura. Cada capitulo tiene 5 secciones: Introducción, Los actores, La situación general, ¿Qué sucedió?, y ¿Qué sucedió después? Además, cada capítulo contiene una breve reseña sobre algún personaje, tipo de armamento o referencia geográfica relacionada con el tema a modo de "¿Sabías qué...?".

Un libro altamente recomendable, que se disfruta y se hace corto. Echo de menos -muy especialmente- un capítulo sobre la Guerra de la Oreja de Jenkins.
Para los interesados los capítulos son los siguientes:
- Valente y el fin del Imperio Romano
- La Cuarta Cruzada
- La Rebelión del Whisky
- La Guerra de la Triple Alianza
- La Guerra del Pacífico
- Estados Unidos invade Rusia
- Hitler y el Putsch de la cervecería
- La Guerra del Chaco
- La Guerra de Invierno
- Rumanía lucha en ambos bandos durante la WW2
- El golpe de los generales contra Hitler
- La invasión de la Bahía de Cochinos
- La invasión soviética de Afganistán
- La Guerra de las Malvinas
- Estados Unidos invade Granada
- El golpe de Estado soviético contra Gorbachov

7 comentarios:

  1. Esta clase de libros son muy simpáticos. Hace años que me leí en préstamo alguno similar de la biblioteca.
    Y lo de George Washington es de traca, un militar que no hacía más que perder batalla tras batalla, aunque al final tuvo la suerte de ganar la guerra. xDDDDDD

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la reseña compañero!!

    A ver si me hago con el libro...

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7:21 p. m.

    Ahora mismo lo estoy leyendo. Me encantó su visión realista de lo sucedido en la Guerra de la Triple Alianza, es una visión completamente distinta a la entregada por quienes aseguran que fue un complot imperialista inglés. Quizá tuvo que ver con el imperialismo, pero la proporción de la estupidez de López fue mucho mayor.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Lo tengo en pendientes aunque no me va mucho el tema bélico, pero después de leer la reseña, será el siguiente que empiece. Gracias

    ResponderEliminar
  5. Brillante libro, totalmente recomendado

    ResponderEliminar