martes, septiembre 18, 2007

Bizcocho de Nata

Porque no sólo de panchitos vive el friki y porque la cocina puede ser tan interesante como pintar miniaturas, he aquí la primera receta con la que os voy a deleitar...

Bizcocho de Nata

¿Qué necesitamos?

1 vaso de nata.
1 vaso de azúcar.
Doble medida de harina.
Ralladura de limón.
4 huevos.
1 sobre de levadura.


¿Cómo demonios lo cocino?

El único elemento medianamente complicado es la ralladura de limón. No es que sea encontrar la cuadratura del círculo pero, si te pasa como a mi y no tienes (o no encuentras) un rallador, puedes pelar el limón (con un pelapatatas o con un cuchillo como un machote) y después cortar la piel en finas tiras. Yo usé unas tijeras, pero supongo que con un cuchillo bien afilado y una tabla de cortar iría hasta mejor.

Ahora todo es fácil; no tienes más que batir todos los ingredientes juntos.
Recuerda que, aunque mola mucho, no es interesante meter la batidora a máxima potencia si no quieres decorar la cocina con salpicado dulce.
Bate hasta que la masa pierda todos los grumos y los ingredientes estén bien mezclados.

Después no tienes más que verter la mezcla en el molde que más te guste y ponerlo al horno. Hornear según potencia; una media de 15-20 minutos debería bastar. Recuerda que, como con las pizzas, debes precalentar el horno durante 10 minutos antes de meter el bizcocho.

Déjalo enfriar un poco antes de desmoldarlo, no seas cafre.

Queda con un riconudo sabor a limón y una textura cremosa muy agradable.
Así de bonito, aunque puedes decorar el plato con tontunas surtidas y cubrir el bizcocho con azúcar glas para conseguir un aspecto más atractivo.

Uhmmm... ¡qué 'ico!

No hay comentarios:

Publicar un comentario