miércoles, agosto 31, 2016

No Man's Sky: Impresiones

Poco tiempo después de que me hiciera con mi (pre)copia de Star Citizen empezaron a aparecer noticias de No Man's Sky. Tuve mi momento de duda, por si había invertido en el juego equivocado, pero me dije que esperaría para ver en qué quedaba la cosa porque, bueno, quién sabe.
El caso es que No Man's Sky ya está aquí, le he echado unas buenas horas, y estas son mis opiniones.

Gráficos
Aquí ya se percibía que no iba a tener el virtuosismo de Star Citizen, pero la estética "cartoon independiente" no tenía por qué ser necesariamente mala. Al final la cosa se ha traducido en texturas tirando a cutres.

Físicas
Tampoco soy fan de la brutal significancia de las fuerzas G en Star Citizen (por seguir con la comparación aunque no tengan casi nada que ver), pero es que en No Man's Sky son prácticamente nulas. No me importa que existan planetas con montañas flotantes a lo Avatar, pero que mines una elevación "talándola" y que la parte superior se quede flotando es completamente ridículo.

Planetología
Recuerdo los trailers con planetas variados y exuberantes. Un mundo jurásico, un mundo desierto con gusanos gigantes a lo Dune. El resultado final real son planetas extremadamente parecidos. Más o menos marcadas diferencias climatológicas, vegetación más o menos exuberante, pero básicamente los mismos patrones repetidos hasta el infinito (y, dadas las características del juego, casi podríamos decirlo de forma literal).
Creo que el ejemplo más evidente es la vegetación. Montones y montones de planetas con los mismos modelos de plantas (tendrá variaciones menores, pero son prácticamente imperceptibles). Tanto es así que en ocasiones daba por escaneada una especie porque tenía el recuerdo de haberlo hecho ya... en uno o dos planetas anteriores donde estaba la planta en cuestión prácticamente tal cual.

Fauna
Seré justo y diré que algunas formas de vida sí me han sorprendido, pero no puedo dejar de sumarme a la opinión que califica la mayor parte de las criaturas de No Man's Sky como mejores renders de los bichos que hacíamos de cachondeo en Spore.


ABURRIDO
Reconozco que no soy precisamente un fan de los juegos de crafteo y eso podría predisponerme en contra de lo que es en realidad No Man's Sky, pero es que este juego no solo tiene pocas cosas que hacer, si no que lo único que haces es repetirlas hasta la saciedad.
Básicamente tu actividad en el juego será la siguiente:
1. Llegas a un sistema, lo escaneas y aterrizas en un planeta
2. Escaneas formas de vida, extraes minerales, buscas puestos y ruinas que activar/explorar pulsando una tecla
3. Vas a un puesto de comercio y vendes los materiales que no quieres/necesitas
4. Repetir en el siguiente planeta y el siguiente sistema
Es así SIEMPRE. Sí, puedes encontrarte con planetas donde la fauna es más hostil, o donde los drones guardianes son más puñeteros, pero sean más o menos fáciles serán estos pasos los que repetirás una y otra vez.
¿Hasta cuando los repetirás? Pues hasta que te aburras del juego y lo desinstales.

Conclusión
No he querido extenderme demasiado con la reseña... o no lo he hecho porque realmente no hay mucho más.
Tampoco voy a decir que el juego sea una mierda, pero no es ni lo que yo esperaba, ni lo que el marketing nos había venido vendiendo todos estos meses. No me considero un gran jugón y tengo mis gustos peculiares con los videojuegos, pero No Man's Sky me ha defraudado a muchos niveles. Y es una pena, porque con unas cuantas capas más el juego ganaría muchísimo, pero a saber por qué no lo han hecho. Tal vez al ser el primer juego de estas características ya ha hecho bastante siendo pionero y sus sucesores nos maravillarán.

¿Lo recomendaría? No.

miércoles, agosto 24, 2016

Elemental de fuego mayor

Antes de que Reaper sacase su gama de Bones me había fijado en esta miniatura: era amenazante y cañera. Pero cara. Con la llegada de Bones fue una de las primeras en mi lista y, aunque el que viniese en rojo translúcido era muy chulo, decidí pintarla para darle un mejor aspecto todavía.


Lo cierto es que pinté esta miniatura hace ya mucho, pero no la había compartido por aquí aun. De hecho Bairrin pasó por mi casa cuando estaba justo en mitad del proceso.
El proceso de pintado en cuestión es el mismo que el de la elemental de fuego femenina, pero en este caso el pringue es mucho mayor. Básicamente la técnica de pintado era aplicar las tintas de forma ascendente, de modo que tenía que ir sacudiendo la miniatura agarrándola de la peana: todo un show.

En cualquier caso estoy contento con el resultado. En adición al pintado lleva más llamas esculpidas en la peana y un una capa de esmalte de uñas para que que el modelo tenga un aspecto aun más reluciente.

miércoles, agosto 17, 2016

Elemental de fuego

Cuando Reaper sacó en Bones sus primeras miniaturas translúcidas me hice con unas cuantas de ellas. Me gustaba la idea de no tener que pintar la miniatura... El problema es que al recibirlas pensé que mejorarían mucho pintándolas. Y no es es que estuviesen mal; para el jugador de rol que no le interesa la pintura de miniaturas están perfectas, pero yo quería algo más.


Esta es la elemental de fuego femenina. No tenía mucha idea de para qué podría usarla realmente, pero ahora estoy aun más contento porque es una invocación genial para Frostgrave.

Antes de meterme con el pintado esculpí llamas en la base de la peana; pensé que quedaría raro que un ser de estas características simplemente flotase sobre el pasto sin dejar rastro. Las llamas no tienen ninguna complicación: no son ni más ni menos que el mismo Nomásclavos que usé para pegar la miniatura a la base y que "estiré" con un palillo.


Pintar el fuego siempre es una aventura, pero esta miniatura me sirvió para practicar para otro modelo que os enseñaré próximamente. No es un proceso difícil, pero sí lleva su tiempo porque se necesitan muchas capas, lavados y luces.

miércoles, agosto 10, 2016

Tirano: Destructor de ciudades

Espectacular. Esta serie no deja de maravillarme, superándose volumen a volumen en una escalada épica impresionante.

Año 305 aC. Tras los sucesos de El Rey del Bósforo, los antigónidas, después de lamerse las heridas de Gaza, se lanzan sobre Rodas. Esta acción supondría el asedio más importante de la antigüedad, en el que los veteranos del mejor ejército del momento sitiarían la ciudad de Rodas durante un año.

Cameron vuelve a valerse de Sátiro y Melita para sumergirnos de lleno en la acción. Sátiro, como socio comercial de Rodas y Ptolomeo, se une a la defensa de la ciudad. Él será el protagonista que nos guíe a través de la miseria y la épica, las máquinas de artillería, las minas, el hambre y el coraje.
Tras unas primeras páginas en las que presenciamos unos divertidísimos combates navales (las acciones para robar barcos enemigos son unos pasajes realmente memorables), nos introducimos de lleno en Rodas, para compartir el día a día de los sitiados durante unos buenos tres cuartos del libro. Eso es muchos combates. Quien quiera mamporros realmente disfrutará de este libro.

Y resulta interesante. Porque a pesar de estar narrado de un modo realmente épico y peliculero (incluso con un combate final individual entre los dos enemigos lanzándose frases y discursos cañeros), Cameron sigue realizando un trabajo verdaderamente admirable en cuanto a documentación y recreación del mundo griego. Imagino que todos los detalles pasarán por alto al lector casual, pero quienes tengáis un conocimiento más profundo de esta época disfrutaréis de cada guiño. Las costumbres, las creencias, los valores, las formas de pensar, las relaciones sociales, el sexo... todo está tratado con una minuciosidad verdaderamente encomiable. Critico muchos libros por lo contrario, así que cuando aparecen joyas como esta es justo alabarla en la misma medida.

Si tengo que buscarle algo negativo a Destructor de Ciudades sería la trama de Melita. La reina de los escitas viaja hasta el norte de Bactria en una expedición de castigo contra los parnos (los primeros partos -esto tuve que consultarlo porque desconocía el término-). La historia parece realmente interesante, pero se resuelve de forma brusca. Casi parece sugerir que el autor se dio cuenta de la extensión que alcanzaría el libro si diese el peso necesario a esa trama y resulta como si la cortara de forma precipitada, resolviéndola bruscamente. Es una pena, porque tenía un sabor de aventuras y exotismo realmente interesante, pero la épica del asedio se adueña del libro reclamando cada página para sí.

En cualquier caso es una novela espectacular que disfrutarán todos. Los más conocedores de la Historia por la fascinante narración de los hechos (el hype por la aparición de la Helepolis es algo que creo que todos compartiréis). Aquellos a los que los acontecimientos les resulten ajenos disfrutarán de un relato épico estremecedor.
Todo ello -como señalaba de los libros anteriores- una forma llena de épica y emoción para aprender la retorcida y apasionante historia de las guerras de los diádocos y los primeros epígnos.

10/10

miércoles, agosto 03, 2016

Montañés

Hace un tiempo pinté esta miniatura que llevaba ya unos años en una caja de restos. Lo cierto es que es una miniatura muy misteriosa: llegó a mi sin ningún tipo de empaquetado y soy incapaz de descubrir quién demonios es el fabricante. Cualquier ayuda será bienvenida.


Es una miniatura bastante simple y con un aspecto algo tosco que parece representar una suerte de vikingo (aunque lleva un triskel en un broche) o bárbaro. Aunque no sea una buenísima miniatura me animé a pintarla para usarla en juegos de escaramuzas y similares, y he terminado descubriendo que viene muy bien para Frostgrave.

Lo dicho: ahí os dejo el reto para que identifiquéis esta miniatura.