miércoles, diciembre 30, 2015

Escenografía: muro de piedra

Continuando con la escenografía que realicé en verano hoy os traigo más muros. En esta ocasión muros de piedra.
Si los elementos para la anterior pieza de escenografía llevaban años en una caja estos estuvieron allí aun más tiempo. De hecho ni recuerdo cuando se me ocurrió originalmente la idea, pero me animé a retomarla y terminarla.

Sí, más muros. Como decía tenía pocos... así que decidí hacer una buena cantidad por lo que pudiera pasar. Y porque vienen muy bien para juegos de escaramuzas.


Sí, ¡más elementos de escenografía hechos con miga de pan!
Creo que es un material desconocido para nuestros menesteres pero que, por mi experiencia, da unos resultados geniales para piezas de escenografía (incluso para esculpir alguna miniatura).

El proceso no tiene ningún misterio: pasarse la sobremesa haciendo ladrillos de pan. Posteriormente no hay más que pegarlos con cola blanca.


Este es el aspecto de los muros una vez terminados. Cuando la cola está seca solo queda imprimar, pintar las bases, y darle mucho pincel seco a las piedras.
Unos cuantos salpicones de hierva aquí y allá sobre las piedras ayudan a dar un aspecto más realista.


Como veis el resultado una vez en la mesa de juego es estupendo. Un aspecto igual -si no superior- a otros productos comerciales de este tipo; y todo ello con materiales que tenemos por casa.

miércoles, diciembre 23, 2015

Tapetes estelares

Esta semana me he hecho por fin con dos modelos de los tapetes Space de Ultimate Guard. Es un producto peculiar porque a partir de un mismo diseño está dirigido a dos targets distintos.


En primer lugar la versión de 90x90. Ideado para el popular juego de Star Wars, pero que puede ser igualmente utilizado para cualquiera de los innumerables juegos de miniaturas de naves espaciales (en la foto modelos de Firestorm Armada).


Y ya que Ultimate Guard está especializada en soluciones de protección y almacenaje para juegos de cartas han tomado el mismo diseño y han hecho un tapete estupendo para Magic. Este es de 61x35cm.
Creo que también quedaría resultón para utilizarlo como alfombrilla de ratón para los jugadores de PC.

En los detalles técnicos tan solo indicar que se trata de tapetes de 2mm de grosor acolchado, con una trasera antideslizante y un acabado en tela que, según dice en el embalaje, es "de alta calidad para un tiro de dados perfecto" :D

miércoles, diciembre 16, 2015

Escenografía: muros de ladrillo

Este pasado verano he aprovechado para realizar unos cuantos elementos de escenografía que tenía en la cola de espera. Guardaba la materia prima desde hacía años, pero por una u otra razón nunca me ponía con ello. Aprovechando el pretexto de Frostgrave para motivarme (nunca hay suficiente escenografía para Frostgrave) me puse con ello.

El primero de los elementos es un muro de ladrillo. Tengo una esquina de muro y alguna barricada de cajas y sacos, pero no un muro en condiciones y se echaba en falta un elemento de escenografía lineal en la colección.


Sobre estas líneas podéis ver el set de muros de ladrillo previo al pintado. Se trata de una especie de cubos de madera. Los saqué del primer número de un coleccionable de la maqueta de una iglesia. Desde luego no iba a meterme en un coleccionable, pero ese primero número tenía muy buen precio e incluía estos ladrillos y un bote de cola blanca. Dudé si hacerme con varias copias, pero me contuve.

Realicé los muros simplemente apilando los ladrillos y uniéndolos con cola blanca.
Las bases también son recicladas: es cartón grueso sobrante de unas fichas destroquelables de un juego de mesa que guardaba también para este fin. No corté las tiras demasiado gruesas, porque quería que las miniaturas pudiesen arrimarse lo suficiente al muro en sí sin pisar las bases.


Y este es el aspecto de los muros pintados.
Aunque tampoco es que estén muy pintados: simplemente les dí un lavado y un pincel seco.
Salieron cuatro secciones en total con los ladrillos que guardaba... más que suficientes, creo yo.


Para que tengáis una referencia mejor ahí están esos elfos posando astutamente parapetados.
Unos muros de ladrillo la mar de elegantes y útiles tanto para wargames de batallas como para juegos de escaramuzas.

sábado, diciembre 12, 2015

Notas de diseño: Antiguo Imperio

He dicho varias veces que no quiero entrar en la Historia previa de Nemus porque bastante tengo con construir la actualidad. Sin embargo, en el caso del Antiguo Imperio, no me era posible contar cual es su situación política contemporánea si hablar de su pasado.
He hablado de su pasado, sí, pero de su pasado reciente. Digamos del último siglo/siglo y medio. He dejado atrás su pasado mítico y su expansión gloriosa por Nemus. ¿Hablaremos de ello en otra ocasión? Podría ser, pero no es lo que nos ocupa ni nos interesa (supongo).


Es evidente que no soy Tolkien, así que no voy a andarme con medias tintas ni misterios negando similitudes: el Antiguo Imperio "es" Roma. No es un calco y hay salsas de otros guisos, pero es innegable que gran parte de la inspiración llega directamente de la ciudad eterna.
El relato de su caída está basado en una parte importante en la propia caída de Roma. Tampoco de una manera exhaustiva ni literal. Porque la caída de Roma se debe a diversos factores y caer en el reduccionismo sería apartarnos de la realidad.
En Nemus la caída del Antiguo Imperio también es una cuestión compleja. Como sabéis intento escapar de las explicaciones sobrenaturales para explicar los porqués de Nemus. En el caso del Antiguo Imperio la cosa se ha complicado aun más y también las causas son múltiples; ningún imperio cae únicamente porque tal emperador sea un imbécil o porque la guerra contra nosequienes sea un fracaso. Tanto ha sido así que, por primera vez, me he extendido en un tema de trasfondo a lo largo de tres posts. No tenía pensado hacerlo así, pero una vez me he puesto a escribir la trama ha empezado a extenderse cosa mala y no he querido aburridos con un un bloque de texto.

La guerra civil entre Flaurius y Marencius refleja una de las numerosas guerras civiles de Roma. Está escrita desde un punto de vista distante, pero no omnisciente. Imagino que habría mucho tras ella. Seguramente nadie sería totalmente bueno ni totalmente malo. Y esa campaña contra Las Ciénagas parece una mala idea desde el principio. Tan mala que parece que alguien la hubiese sugerido con un propósito. Y si ese propósito fuese poner fin al poderío militar imperial podemos darle vuelta a quienes podría resultar muy conveniente según su propia política exterior.

El Triple Culto es uno de los villanos de Nemus. Aquí es un reflejo de las religiones orientales que llegaron a Roma. Cada una parecía tener su público y cada público parecía tener sus propios motivos para abrazarlas.
En el caso de Nemus el Triple Culto pone otra puntilla al Antiguo Imperio provocando una nueva guerra civil. Esta aun más profunda, ya que toca con fuerza a todos los estamentos sociales y remueve la esencia misma de la organización del Estado.
El fin del Triple Culto en el Antiguo Imperio disemina a sus miembros en comunidades y "akelarres", que sin duda estarán infiltrados por todas partes tramando y conspirando. Y huyendo de la Hermandad de la Miríada de Estrellas.


En el tercer capítulo nos encontramos con la disolución final del Antiguo Imperio. No vemos un asedio épico a la capital con cuya caída cae el Imperio. No, como decíamos todo es mucho más complejo y el Antiguo Imperio ya llevaba decenios arrastrándose. Los numerosos reyes de las naciones bárbaras van repartiéndose poco a poco el pastel; no con un deseo de acabar con un Imperio opresor ni nada similar, si no mirando por sí mismos y con motivos tan mundanos como buscar nuevas tierras que cultivar y territorios para asentar a una población creciente. Una muestra muy evidente es la pugna entre las diferentes facciones bárbaras por emparentar con la casa imperial.

La caída del Antiguo Imperio nos deja en pleno centro de Nemus un territorio similar al de la Europa de la Edad Oscura. No tenemos Estados fuertes, pero sí numerosas casas reales que pugnan por unas fronteras difusas en las que realmente no habita demasiada población. Al igual que en el resto de Nemus el tono tecnológico general es el de la Antigüedad Tardía/Alta Edad Media, con cotas de malla y escudos redondos u ovalados.
Para el jugador de wargames el Antiguo Imperio ofrece numerosas facciones, desde las de inspiración tardo-romana como Felsina y el pretendiente de Ludicia, como los de aires germanos, normandos o eslavos de marcemanios, skallaagrim y borios.
El aventurero rolero se encontrará con una tierra llena de tramas políticas entre los reinos bárbaros y numerosas ciudades en ruinas que explorar en busca de tesoros.

miércoles, diciembre 09, 2015

Las ruinas del Antiguo Imperio III/III

La restitución teológica de Iulianus tuvo un inesperado efecto secundario. Muchos aristócratas habían abrazado el Triple Culto para ganarse el favor de Constancius; al ser purgados la administración imperial se vio privada de un gran número de funcionarios competentes. La corrupción -que siempre había existido discretamente en el Imperio- alcanzó cotas verdaderamente escandalosas. Y los emperadores que sucedieron a Iulianus no resultaron ser mucho mejores.

Para intentar paliar la corrupción la administración imperial decidió cobrar los impuestos en su totalidad en cada provincia y ciudad. Anteriormente una parte de los impuestos permanecían allí para cuidar de las infraestructuras, pagar al funcionariado local y a las milicias y guardia urbana. En teoría el Estado centralizaría estos aspectos y seguiría ocupándose de ellos. En la práctica raramente era así.


Y, aunque los impuestos aumentaban constantemente, las arcas imperiales estaban casi vacías. No hacía mucho que los territorios de ultramar se habían perdido o estaban seriamente comprometidos. El Imperio había decidido abandonar Atrebatia y el territorio nominal que controlaba en Marcemania. Estos mismos marcemanios habían recibido tierras al norte y al este de Vataria. De igual manera los skallaagrim se asentaron como federados en Duchet. Las guerras y los movimientos de población habían dejado amplias zonas despobladas y la presión fiscal aumentó sobre el campesinado. En un giro sorprendente de los acontecimientos, muchos campesinos emigraban a los territorios ahora administrados por los skallaagrim y los marcemanios, donde la carga impositiva era casi inexistente. Aun algunos cruzaban el Cola de Sierpe para establecerse entre los borios.

La respuesta imperial a esta situación fue aun más desastrosa: se incrementó la acuñación de monedas añadiendo metales más baratos a cada aleación. Ya no eran piezas de bronce, plata y oro, si no aleaciones adulteradas para rebajar el coste. El Estado comenzó a pagar sueldos y facturas con este dinero. El valor del dinero se desplomó, la inflación aumentó más allá de lo imaginable y el trueque se extendió entre aquellos que podían recurrir a él.
Muchos soldados (que dependían completamente del sueldo del Estado y que en absoluto podían hacer uso de los trueques) se amotinaron o formaron bandas de maleantes que saqueaban las tierras de aquellos a quienes debían proteger.

En lo peor de aquella crisis el gobernador de Ludicia se autoproclamó Emperador del Pueblo Ludicio y declaró la independencia, cortando el flujo de los impuestos y consolidando un auténtico Estado. Con los ejércitos imperiales en verdaderos harapos el Emperador se vio obligado a contratar nuevos mercenarios de Boria y Marcemania, si bien no con dinero contante y sonante sí con la promesa de su parte en el saqueo de Ludicia. Tras una espantosa guerra de guerrillas en los bosques ludicios la provincia traidora cayó. Pero el gobernador y todo su tesoro habían desaparecido. Algunos reyes marcemanios exigieron extensos territorios en Vataria en compensación por la paga inexistente. Otros permanecieron en Ludicia y encontraron que nadie fue a pedirles que se retiraran. Los borios cruzaron el Cola de Sierpe y se establecieron en ambas márgenes.
El Antiguo Imperio no habría podido pagar siquiera a sus propias tropas de no ser por Isola. Ante Fundatio se presentó una embajada de la ciudad-isla con una propuesta: pagar por su independencia. El Emperador aceptó aquél trato con alegría.

Cuando Sirus el Ingenuo accedió al trono imperial todos los territorios de ultramar se había perdido completamente. No solo eso, Vataria y Ludicia eran ahora reinos marcemanios, toda la mitad sur de Eliria pertenecía de facto a las tribus borias, y la nobleza nórdica se había hecho con gran parte de Tarania mediante acuerdos matrimoniales con la nobleza imperial de la provincia. Isola lleva varios años siendo un Estado independiente. Trantio, Atria y Caisria estaban casi despobladas, habiendo emigrado sus habitantes a territorios bárbaros. Felsina había decidido protegerse a si misma después de varios conflictos con los skallaagrim y "protegerse" parecía traducirse como "administrarse".
Fundatio era una mera sombra. Calles sucias, templos vacíos, manzanas completas despobladas y edificios cayéndose a pedazos.

Durante los últimos años del reinado de Sirus el Ingenuo este repudió a Brimhilde, su esposa y miembro del clan de la tribu de los Aurios, de los marcemanios. Sirus declaró que Brimhilde le había sido infiel con Sigard, capitán de la Guardia del Emperador y, a su vez, miembro del clan de los Cardistios. Tanto los Cardistios como los Aurios rechazaron la acusación que ponía en entredicho su legendario honor y se levantaron en armas. Aterrado, Sirus pidió ayuda a Ffalstad, del clan de los Schilirdas, nobleza skallaagrim del oeste de Tarania.
El ejército de caballería pesada skallaagrim logró poner en fuga a los mercemanios. Tras su victoria Ffalstad puso a Sirus bajo su protección y lo casó con su hermana Asirnil.
A la muerte de Sirus, Asirnil se casó con Ulstav, de los borios sarlirios, que reclamó para sí el trono imperial. En aquel entonces el que fuera el mayor imperio de Nemus comprendía las ruinas de Fundatio y las aldeas de pastores de las riveras del Taurio.

Hoy el Antiguo Imperio no es más que un montón de hermosas ruinas en manos de una miríada de reyezuelos bárbaros. Solo Isola (y Emporika) mantiene y ha continuado la tradición imperial. Felsina es independiente a su peculiar y pragmática manera.
Al noreste, la provincia de Atrevatia a la que se le ordenó resistir sola, lo ha logrado a duras penas, aunque mantiene una guerra constante con las tribus marcemanias, pero la cultura imperial va diluyéndose con los años al regresar, poco a poco, a las tradiciones propias de los atrevatios una vez la capa cultural imperial va desvaneciéndose.
Se rumorea que en una provincia de Ludicia el heredero de aquel autoproclamado emperador independiente está levantando un nuevo reino con la población imperial que rechaza a los marcemanios y con unos cuantos voluntarios atrebatios, pero podrían no ser más que habladurías de taberna.
Ruinas, leyendas y mitos, viejas leyes y armas que aun hoy usan pueblos de toda Nemus; es todo cuanto queda del Antiguo Imperio mientras su memoria va poco a poco disolviéndose en el olvido.

sábado, diciembre 05, 2015

Las ruinas del Antiguo Imperio II/III

La guerra civil había supuesto la pérdida de gran parte de los territorios de ultramar, al norte del estrecho de Duchet. El Estado había sido golpeado, se había tambaleado, pero había permanecido firme mientras uno de sus pilares se resquebrajaba.

Habían sido unos decenios duros, pero la situación pareció tomar un cariz dramático cuando una flota nórdica desembarcó en Duchet. Los hombres de Skallagaard se hicieron rápidamente con el control de la estratégica península, y la provincia de Tarania se vio preocupantemente comprometida.
Ostentaba en aquel entonces el título de Emperador un tal Constancius, heredero de Cosentius, el cual había asesinado a su predecesor en una conjura palaciega. Su esposa era una extranjera procedente de Antípoda, de donde había traído su exótica religión que pronto sedujo a su marido.
El Triple Culto aprovechó la filosofía tolerante del Antiguo Imperio y no tardó mucho en comenzar a alzarse templos en las principales ciudades. Aunque la mayor parte de los ciudadanos siguieron manteniendo sus creencias previas muchos de los aristócratas se volcaron hacia el Triple Culto por las puertas que su conversión les abría en la corte imperial.


La fuerza del Triple Culto se consolidó aun más cuando la emperatriz regresó de un viaje diplomático a Antípoda con tres legiones completas. El Profeta del Sur, dijo, prestaba sus espadas a su amigo el Emperador en su conflicto con los hombres del norte. Efectivamente las tropas de Antípoda se unieron a los imperiales para frenar las incursiones nórdicas sobre Tarania, pero uno de aquellos tres ejércitos sureños quedó en Fundatio como protección de la emperatriz, que permanecería como regente durante la campaña de su esposo.
Aquellos hombres de abigarradas armaduras fueron el brazo ejecutor del golpe de Estado teológico de la emperatriz. Según la doctrina del Triple Culto no existía ninguna verdad fuera de él y el resto de divinidades eran en realidad demonios. Los templos de Fundatio fueron profanados, sus tesoros confiscados y sus sacerdotes y sacerdotisas ejecutados. Una política de conversión forzosa, el terror que causaban los guerreros de Antípoda y la campaña de violencia tuvieron como consecuencia un éxodo de ciudadanos de Fundatio.
Cuando Constantius regresó triunfante de Duchet abrazó oficialmente el Triple Culto y despidió a los ejércitos de Antípoda con grandes honores. Fundatio era una ciudad fantasma en la que los escasos habitantes que habían quedado vivían en medio de un constante miedo. De entre los aristócratas que se habían convertido al Triple Culto eligió a séis y los envió a cada una de las otras séis ciudades históricas del Imperio. Aquello extendió la persecución religiosa por todas las tierras imperiales.

Había pasado poco más de una década de terror cuando Contantius falleció en insólitas circunstancias. Preparaba una ofrenda de ámbar azul en el altar del Triple Culto cuando un rayo lo alanzó matándolo en el acto. La emperatriz había muerto a penas tres días antes asesinada por un miembro de la guardia palaciega.
No habían comenzado a prepararse los actos para la coronación de Camirius cuando el gobernador (y devoto fiel del Triple Culto) de Isola fue asesinado por la nobleza local. Una semana después Iulianus, un joven noble de Atria apareció ante su ciudad con un ejército de hombres vatarios y mercenarios marcemanios. El gobernador de Atria fue capturado y ajusticiado.
En lo que pareció un movimiento sospechosamente coordinado la flota de Isola, reforzada por los navarcas de Trantio y Falsina, bloqueó el puerto de Fundatio con un puñado de naves mientras el resto de sus escuadras se encaminaron hacia el sur, donde emboscaron y destruyeron la flota de Antípoda y los transportes que protegían.
Iulianus cruzó las grandes llanuras y se enfrentó al ejército imperial en la Batalla de los Campos Húmedos. Las tropas vatarias de Iulianus resultaron decisivas; acostumbradas como estaban a sus tierras pantanosas aprovecharon el terreno de marismas al sur de Fundatio para frenar y masacrar a la caballería imperial. Los auxiliares skallaagrim de la vanguardia imperial interpenetraron sin combatir las filas de Iulianus y los mercenarios marcemanios cayeron profiriendo sus espeluznantes gritos sobre las líneas imperiales, que empezaban a verse envueltas por los vatarios. El núcleo del ejército imperial que no había sudo puesto en fuga fue embolsado. Camirius cayó atravesado por siete lanzas. Su cuerpo fue quemado en una gran pira junto a las enseñas del Triple Culto.


El bloqueo naval había resultado sumamente efectivo y, a su llegada a Fundatio, Iulianus encontró a los sacerdotes y nobles conversos al Triple Culto atrincherados en el palacio imperial. El palacio fue asediado durante una semana. Nadie salió con vida.
Iulianus fue coronado Emperador por aclamación.
Hubo levantamientos populares en el resto de ciudades con similares resultados.
La potencia militar de Antípoda se vio comprometida durante décadas tras la eliminación de su flota y el poderoso ejército que acompañaba.
Los colonos skallagrim fueron designados como federados protectores de Duchet.
Varios reyes marcemanios recibieron territorios al norte de Vatavia como pago a los servicios prestados.
Los templos del Triple Culto fueron demolidos.
Los templos de las religiones imperiales nunca fueron plenamente reconstruidos y nunca recuperaron el esplendor de antaño.
Los supervivientes fieles al Triple Culto pasaron a la clandestinidad.
Tres meses después de su victoria Iulianus fue asesinado.

miércoles, diciembre 02, 2015

Las ruinas del Antiguo Imperio I/III

Las causas de la caída del Antiguo Imperio es uno de los principales temas de debate entre los eruditos de Nemus. La cuestión en torno a la aceptación de Triple Culto por parte de Constancius el Loco es el punto focal, pero para muchos no explica la ruina en su totalidad.
Si buscásemos acercarnos a la verdad tal vez deberíamos alejarnos de todas las explicaciones reduccionistas en una u otra dirección y ver la caída del Antiguo Imperio como una suma de catástrofes, la mayor parte de ellas achacables tan solo a errores humanos en lo político y en lo militar.

La mayor fortaleza del Imperio en su época de mayor esplendor se sostenía en dos pilares fundamentales: una eficaz burocracia y un sólido ejército. Cuando estos dos cimientos flaquearon todo el Imperio empezó a tambalearse.
Quizás el principio del fin empezó a escribirse durante la guerra civil entre Flaurius y Marencius. Flaurius, hermano mayor de Marencius, había renunciado al trono cuando decidió tomar los hábitos en el templo del Dios Solar. Se ha especulado mucho acerca de sus razones y, mientras que algunos defienden que genuinamente había sentido la llamada del dios, otros sostienen que la amenaza de las conspiraciones cortesanas resultaron insoportables para el joven heredero. Fuera como fuese Marencius accedió al purpurado tras el fallecimiento del Emperador y dio comienzo a un periodo oscuro lleno de escándalos y derroches. El joven Emperador resultó ser un sujeto banal, más preocupado por las fiestas palaciegas y sus aventuras carnales que por el buen funcionamiento de las instituciones imperiales. Tan escandalosa resultaba la situación que el gran dramaturgo Euresio llevó a los escenarios una sátira en la que se caricaturizaba a Marencius. La obra tuvo un gran éxito y el pueblo comenzó a hacer chanzas ácidas sobre el monarca en las que se mezclaban tanto la burla como el desprecio. Pocas semanas después Euresio apareció flotando en el Tauria y Marencius reunía las tropas para una campaña que llevaría la guerra a las mismas puertas de Las Ciénagas. Se contaban espantosas historias sobre las hadas de la noche y aquel territorio de pesadilla formaba una temible frontera en el norte del Imperio. Marencius había decidido cortar las críticas a su diligencia marcial por una vía expeditiva como nunca antes se había visto.


La campaña de Marencius resultó un completo desastre. Cuerpos de ejército al completo desaparecieron entre las brumas de Las Ciénagas. Los soldados hablaban de gritos espantosos entre la niebla, risas que helaban la sangre en la noche, virotes que parecían llover desde la nada y hadas montadas en gigantescos lagartos que cargaban contra las columnas que avanzaban penosamente entre el barro y que desaparecían tan pronto como habían aparecido dejando un rastro de devastación en las líneas imperiales.
La planificación de la campaña brillaba por su ausencia. El propio Marencius había ideado el plan y ningún oficial había tenido el valor de oponerse. El grupo de generales que rodeaba a Marencius dijo que el valor de los hombres del Imperio ya no era el de los tiempos de antaño y que, al ser un buen plan, la solución más obvia era aumentar el número de hombres.
Se retiraron ejércitos de las fronteras y se embarcaron hacia Las Ciénagas. No solo se perdían aquellos ejércitos, si no que los agujeros que dejaban en el esquema defensivo imperial propiciaban incursiones de pueblos bárbaros y asaltantes orcos.
Aquello era más de lo que la burguesía era capaz de aceptar: las decisiones de Marencius dejaban indefensas sus fincas y plantaciones en la periferia ocasionándoles gran quebranto económico, así que se dirigieron al tempo del Dios Solar y rogaron a Flaurius que se alzase y reclamase el título de Emperador que por derecho le pertenecía.


Flaurius retiró las tropas Vataria y Eliria y avanzó hacia el norte con ellas. Alertado de estos movimientos Marencius abandonó Las Ciénagas y cruzó por el estrecho de Duchet entrando en territorio imperial por Tarania, descubriendo que los hombres de su hermano habían establecido su campamento junto a la ciudad de Muntua y habían fortificado el puente.
El puente había sido fortificado, sí, pero allí solo había desplegado un retén a modo de señuelo. Cuando las tropas de Marencius levantaban el campamento y empezaban a construir máquinas de asedio, el ejército de Flaurius salió de entre los bosques que había en su retaguardia y masacraró a las tropas de Marencius.
Marencius fue desmembrado y un pedazo de su cuerpo fue exhibido sobre cada una de las puertas de Fundatio. El Imperio había abandonado todos los territorios al norte del estrecho de Duchet y las tropas de la provincia de Tarania habían visto su número reducido a niveles alarmantes. Las bajas (si bien más modestas) también fueron notables en los ejércitos de las provincias que habían apoyado el levantamiento de Flaurius.
La guerra civil había comprometido seriamente el poderío militar del Antiguo Imperio.

martes, diciembre 01, 2015

Warhammer Reforged: ¡Warhammer ha vuelto!


http://whreforged.blogspot.com.es/

Hoy es el día del gran estreno. Después de meses de trabajo por fin podemos presentaros la versión definitiva de Warhammer: Warhammer Reforged.

Pero, ¿qué es Warhammer Reforged?
Warhammer Reforged es la edición por y para jugadores. Del mismo modo que las ediciones de GW tenían como propósito vender miniaturas, Warhammer Reforged ha busco el único objetivo de corregir errores y hacer que el juego sea divertido.
Warhammer Reforged es una edición estable. Eso significa que no habrá cambios futuros caprichosos; una vez tengas tu lista de ejército hecha (¡y todas tus miniaturas montadas y pintadas!) ya no tendrás el miedo de que "necesitarás" una nueva unidad, que tal tropa ya no renta, o que necesitarás el doble de miniaturas por un cambio de edición.
Si juegas desde 4ª-6ª edición seguramente no necesitarás ninguna miniatura más para poder jugar.
Warhammer Reforged estará abierto a la corrección de erratas, pero no a cambios radicales en ningún sentido. Ahora tú controlas tu juego.

¿En qué edición se basa Warhammer Reforged?
En todas. Los autores somos jugadores veteranos que conocemos el juego dese 3ª y lo jugamos activamente desde 4ª. Nuestra idea ha sido simple: tomar lo mejor de cada edición y rechazar lo malo (ie. todas aquellas reglas redactadas con el único propósito de vender más miniaturas o dirigir las compras). Adicionalmente Warhammer Reforged recoge unas cuantas ideas originales, de esas que todo jugador veterano dice "¿por qué no habrán incluido una regla para poder hacer tal o cual cosa?"

¿En qué se diferencia de otras ediciones fan?
En los últimos meses hemos ido viendo unos cuantos proyectos en marcha. Unos ya lanzados y otros en la cocina.

Warhammer Reforged NO utiliza el motor de 8ª. 9th Age es una iniciativa interesante, pero su base en 8ª hace que la mayoría de jugadores se cierren en banda ante este proyecto de forma más que comprensible.

Warhammer Reforged no es una lista de deseos. El problema de muchos proyectos asamblearios es que, a pesar de estar cargados de las mejores intenciones, se encharcan en interminables debates. Muchos de ellos  con aficionados presentando ideas y opiniones con buenos propósitos, pero unos cuantos acosando con el "efecto wishlist", en el que algunos jugadores insisten en hacer más potentes sus ejércitos.
En Warhammer Reforged hemos trabajado un grupo de jugadores veteranos que atesoramos la totalidad de los ejércitos existentes en Warhammer. Además el juego ha sido testeado por grupos cerrados. Con esto hemos eliminado el ruido de fondo y hemos canalizado nuestro trabajo en hacer un juego bueno, justo y divertido.

2.000 puntos de El Imperio
¿Qué aspecto tiene un ejército de Warhammer Reforged?
Es una buena pregunta: hay una gran diferencia entre usar un puñado de miniaturas -como en 3ª edición-, o necesitar un bulldozer para llevar tu ejército al club o la tienda -como en 8ª-.
Un ejército de Warhammer Reforged tiene una apariencia similar a un ejército de 6ª edición. Tendrás un número razonable de miniaturas, pero sin necesidad de invertir muchos cientos de euros en tu ejército. Como decía, si jugabas en 4ª-5ª en adelante ya tendrás todo lo que necesitas para jugar.
Permaneced atentos al blog de Warhammer Reforged: en los próximos días iremos colgando ejemplos de ejércitos a 2.000 puntos para que os hagáis una idea aun más clara.

¿Donde consigo Warhammer Reforged? ¿Y mi libro de ejército?
Warhammer Reforged ya está disponible en el blog oficial.
Ahora mismo acompañan al manual dos libros de ejército: El Imperio y Orcos y Goblins.
Durante las próximas semanas, cada martes, iréis encontrando un nuevo par de ejércitos, presentados en forma de "enemigos íntimos" hasta completar todos los libros existentes.

¿Cual es el estado del proyecto?
El proyecto está finalizado y todos los libros de ejército ya han sido redactados.
Los libros de ejército irán apareciendo de dos en dos cada semana: no hemos querido lanzarlos todos a la vez para no abrumaros y daros tiempo para ir leyendo el manual.

En estos momentos tenéis a vuestra disposición el manual de Warhammer Reforged y los dos primeros libros de ejército en versión "printer-friendly". Esto es: en blanco y negro sin muchas zarandajas para que podáis imprimirlos sin un gran consumo de tinta.

Próximamente estarán disponibles dos versiones más:
- Edición deluxe. A todo color y con material adicional. Por si queréis utilizar un servicio de impresión online y tener vuestro libro en buena calidad.
- Edición digital. En ePub/PDF, sin recuadros ni ilustraciones innecesarias para optimizar la lectura en smartphones, eBooks, tabletas y otros dispositivos.

¡Quiero más!
Vale, qué entusiasmo.
En estos momentos está disponible el blog oficial y la página de Facebook. Iremos afianzando otros canales de comunicación.
Lo que nos gustaría ahora mismo es que disfrutéis de Warhammer Reforged y compartáis a través de vuestras redes sociales la noticia y vuestras opiniones. También nos gustaría ver vuestros ejércitos: si hacéis una lista a 2000 puntos y sacáis fotos a vuestros ejércitos podríamos compartirlos.
Desde luego los informes de batalla son más que bienvenidos: dejadnos cotillear vuestras partidas de Warhammer Reforged.

¡Bienvenidos a Warhammer Reforged! ¡Ahora el juego es vuestro!