miércoles, julio 31, 2013

Girocóptero enano 1.0

Si la semana pasada os mostraba el girocóptero de 1993 esta semana toca el de 1991. O, al menos, ese es el catálogo en el que apareció.


Este es el primer modelo de girocóptero. Y mi favorito con diferencia. No solo por el toque steampunk del piloto, si no por el profundo cariño que se ve en el diseño. Aun con las limitaciones de su época se trata de una miniatura repleta de detallitos, desde la bufanda del piloto hasta el saco de carbón, o la multitud de tuercas y engranajes por todas partes.

Me hice con este modelo y el que os enseñé la semana pasada por un euro menos de lo que cuesta hoy en día el modelo de failcrap. Sí, dos miniaturas clásicas de glorioso metal por menos de lo que cuesta hoy en día una de esa mierda de material que venden sin vergüenza alguna.

Después de la batalla contra Bairrin recordé cual era la pega de los enanos: se tiran la batalla ahí parados viéndolas venir. Así que un par de girocópteros eran más que necesarios. No tanto porque vayan a causar estragos, si no por tener algo que hacer -además de estimar distancias- durante los primeros turnos.

El pintado es similar al anterior girocóptero, con alguna variación en las hélices para diferenciarlos en la vista desde arriba durante la batalla.
En este caso me permití una excepción al salirme un poco del esquema de Karak Kharakol: la bufanda del piloto estaba pidiendo a gritos ser pintada de rojo.
Pinté la maquinaria y la caldera de bronce para darle un toque más steampunk, para variar respecto al modelo anterior, y porque el color Bronce Pulido de Vallejo me encantan (y va fenomenal con los enanos).
La peana también es similar, aunque en este caso en lugar de una gran roca lo que estabiliza el modelo es una columna en ruinas.

sábado, julio 27, 2013

Girocóptero enano 2.0

Volando desde Karak Kharakol llega la segunda versión del girocóptero enano. Este es el segundo modelo de girocóptero que lanzó Citadel allá por 1993, si no me equivoco en las fechas.


Este modelo es en realidad una actualización del original, añadiéndole las alas. El piloto fue también rediseñado completamente, para encajarlo mejor con la estética de los enanos (el primero parecía el típico gnomo inventor de los universos D&D).
Aunque sencillo me parece una miniatura muchísimo mejor que la bañera voladora actual. Sin entrar a considerar que que está hecho de failcrap y tiene un precio insultante (y que el diseño de las hélices es una mierda).

Como tengo pavor a la fragilidad de las peanas voladoras he aplicado un apaño que ya hice para unos héroes en pegaso hace años. El "palito" que da altura al modelo está insertado en una pieza de poliestireno extruido que simula una roca. Esto ofrece una mayor superficie para que el glorioso Nomasclavos agarre, y la solidez del modelo gana mucho enteros.

He pintado el girocóptero con los colores de Karak Kharakol en las alas y en las hélices (y en el uniforme del piloto) para integrarlo en el ejército, pero he conservado la madera en tonos naturales. Eso me aleja un poco del aire ochentero (noventero), pero le da un acabado más serio y realista.
También presté particular atención al ¿altímetro? Detallitos sin importancia como este le dan mucha vida a cualquier modelo.
En la peana incluí más piedras de poliestireno para darle la apariencia de estar sobrevolando un roquedal. Para romper la monotonía pinte un poco de musgo/líquen, inspirado por los trabajos del Sargento Pauix.

miércoles, julio 24, 2013

Montaraces halfling

No son un regimiento de renombre, pero otra unidad de halflings "cuentan como" nunca viene mal.
En esta ocasión se trata de modelos de Black Tree con un halfling de leyenda de Citadel.


Los arqueros son algunas de las mejores esculturas de halflings que hay en el mercado. La pega es que son de Black Tree y hacer un pedido a esa gente es una experiencia exasperante.

La miniatura más interesante es la que veis en el centro de la primera fila y que uso como paladín.
Llegó a mi a través de un trueque con Hetairoi. Actualmente se vende en eBay por unos 35 euros... sí, hay gente a la que se le ha ido la pinza bien lejos.

El halfling en cuestión tiene hasta nombre: Raidocks Timmowit. Y es un personaje de The Magnificient Sven, un escenario de 2ª edición. Ahora mismo no sabría datarlo con precisión, pero sí podría decir que su origen está entre 1984 y 1987.

Según el trasfondo de aquel escenario Raidocks es un aventurero fracasado al que Sven le dio una segunda oportunidad. Lleva una cota de malla y un escudo regalo de Sven, por lo que le quedan grandes... y un halfling pertrechado por un enano es perfecto para mi proyecto Karak Kharakol :)

sábado, julio 20, 2013

Gallos de Pelea de Lumpin Croop

Otra unidad "cuenta como" en mi confederación halfling-enana de Karak Kharakol. En este caso los arqueros halfling del pueblo de los fuertes cuentan como enanos con ballesta... y arma a dos manos (un leñazo con el arco no es agradable).


Me hice con estas miniaturas cuando salieron a la venta, coincidiendo con el tiempo en el que estaba haciéndome un ejército mercenario.
En un primer momento los pinté con el esquema solo verde propio del regimiento, para pasar a pintarlos con el esquema rojo-negro de mi ejército mercenario poco más tarde. Ahora llevan un tercer traje: el verde y amarillo de Karak Kharakol. Dada su naturaleza forestal no he pintado los uniformes muy estrictamente y, aunque todos llevan los mismos colores, cada uno lo hace de forma individualizada
Tan solo he tenido que hacer algún retoque adicional a las partes en las que hice un fast painting para poder ponerlos en la mesa cuanto antes (en aquella época estaba deseando usarlos, pero siempre he sido fiel a mi regla de no jugar con nada que esté sin pintar).

No pude resistirme a ellos cuando aparecieron. Me encantan los halflings y la idea de usarlos como mercenarios me fascinó.
Las miniaturas son muy chulas. Sin el aire imperial de los halflings clásicos, pero con un estilo de montaraces muy majete.

miércoles, julio 17, 2013

Sangre Guerrera

Hay que empezar diciendo que este es un libro excelente. Así, como titular, para que los que solo leen las primeras líneas de cada post sientan curiosidad.

Pocas veces se encuentra uno casi por casualidad con un libro tan bueno. Digo por casualidad porque, cuando no se va a tiro hecho (conociendo al autor) uno está expuesto a toda clase de desagradables sorpresas... y en ocasiones a algunas buenas.
En mi ciclo de lectura veraniega de sandalias (all things roman and greek) me lancé con este, ya que tengo varios libros de una serie de este autor y quería catar si merecía la pena... ¡y vaya si la merece!

Creo que es conveniente empezar hablando del autor.
Personalmente no suelen gustarme los autores estadounidenses porque suelen ser, bueno, lo peor de lo peor. Pero parece ser que Christian Cameron pertenece al grupo excepcional.
Cameron es un licenciado en Historia que se alistó en la marina de los EE.UU., siendo veterano de la primera Guerra del Golfo, para terminar  sirviendo como oficial de intelgencia (en el NCIS).
Además de sus conocimientos en Historia y su experiencia militar Cameron es wargamer (tiene un ejército escita con aliados griegos para FoG) y practica reenactment -reconstruccionimo histórico- de diversas épocas (Grecia antigua, Italia del siglo XIV y norteamérica del XVIII).

Últimamente he leído a algunos actores que practican reenactment y es algo que se nota muy positivamente en sus obras. Digamos que lo pueden narrar mejor porque lo han "vivido" y son capaces de poner de relieve detalles que le pasarían por alto a alguien que escribe "de oídas" y que conforman una narración mucho más vívida y vibrante.


En cuanto a la obra en sí tengo que empezar fustigando una vez más al traductor y/o editor español. La versión española tiene un yelmo que hará pensar en espartanos al profano y un título que quedaría muy bien a un grupo de heavy metal, pero que echa por tierra lo descriptivo y apropiado del título original: Killer of Men (Matador de Hombres), como os contaré más adelante.

El protagonista de Sangre Guerrea es Arimnestos, el héroe que terminaría siendo el comandante del contingente plateo en la Batalla de Maratón. Poco más se sabe de él, excepto el rumor de que pudiera ser una de las fuentes de Heródoto.
Aprovechando todo ese vacío histórico Cameron nos habla de la adolescencia y la juventud de Arimnestos, desde la primera batalla de Platea (la que enfrentó a esta polis contra Tebas, no la de las guerras médicas) hasta el final de la Revuelta Jónica. Siendo esta (la Revuelta Jónica) el principal marco de acción de la novela; lo cual es muy de agradecer, porque a pesar de su importancia es un hecho injustamente  muy poco tratado en la novela histórica.

La novela está estructurada en tres partes (si no recuerdo mal), pero no cuenta con capítulos. Parece un detalle sin importancia, pero que hace difícil explicar lo adictiva que es. Los bestsellers y los libros que "atrapan" suelen contar con capítulos cortos y/o cliffhangers, lo cual precipita al lector a devorar página tras página. Estas características no se dan en Sangre Guerrera, pero aun así es un libro del que cuesta despegarse y que termina dando buenos sustos cuando uno mira el reloj, por lo que algo muy bueno debe haber en sus páginas.


La principal característica de la narración es su protagonista, el matador de hombres del que nos habla en el título original. Arimnestos es uno de los personajes más molones que uno pueda encontrarse. Es un tipo duro, pero no un tipo duro peliculero que mantiene una pose constante, si no un joven (adolescente en el inicio de la novela) que ha sido apaleado por la vida y que ha aprendido a actuar sin muchos miramientos si desea sobrevivir. Esto le ha llevado a convertirse en una especie de psicópata en la batalla.
A pesar de la épica a la que el cine puede habernos acostumbrado, las batallas de la antigüedad eran muy desagradables y los combatientes se esforzaban más en sobrevivir que en matar enemigos (matar muchos enemigos no te reportará ningún beneficio, pero solo tienes una vida que arriesgar). Pero en estas situaciones algunos individuos se dejaban llevar por un frenesí combativo similar al de los famosos berserkers, a los que se llamaba "matadores de hombres". Eran peligrosos porque estaban zumbados y porque nadie esperaba enfrentarse a un enemigo así. Al igual que los nórdicos le daban una explicación sobrenatural los griegos pensaban que estos hombres estaban poseídos por Ares o insuflados por el espíritu de Aquiles.

Las escenas de acción son explosivas y brutales, de un realismo crudo que dejará al lector sumido en la más absoluta fascinación.
Aun así el autor no cae en recrearse con descripciones gores (como Cornwell u otros escritores populares del género), si no que se limita a describir los hechos de forma directa y llana, sin obviar nada pero sin recurrir al morbo de la exhibición explícita.
La narración de las batallas es, sencillamente, sobresaliente. Creo que aquí se nota mucho la experiencia del autor como recreaccionista histórico ya que muy pocos escritores son capaces de hacer que el lector se sienta parte de las líneas de una falange. La excelencia narrativa del autor se ve reforzada -como decía- en sus vivencias en el mundo del reenactment, que llena la obra de un montón de vívidos detalles (como el peligro de las conteras amigas durante un combate, algo bastante evidente, pero que nunca había tenido en cuenta).

Para aquellos a los que la homosexualidad sea lo primero que se les venga a la cabeza cuando piensan en los antiguos griegos hay que decirles que sí, está presente en la obra.
De una forma constante, de hecho. Y, lo mismo que el tema de la violencia, está tratada con naturalidad y alejándose totalmente del morbo. Nos la muestra como una realidad cotidiana, como una idiosincrasia inherente a la cultura clásica, sin caer en la visión contemporánea, sea esta para bien o para mal.
En cualquier caso hay sexo. Así que los flanders que piensen que el sexo no debería estar presente en una forma de arte harían bien en mantenerse alejados de esta novela, no vaya a darles un patatús.

No voy a juzgar esta novela desde una generalidad gafapastista hablando de literatura, pero dentro del género de la novela histórica Sangre Guerrera es sobresaliente. Le pondría un 9/10 fácilmente.
Si os vale como apunte ilustrativo durante el tiempo que he pasado leyendo esta novela todos los videojuegos me han parecido aburridos.


Por cierto, aunque no lo sabía cuando empecé a leerla, Sangre Guerrera pertenece a una serie llamada La Larga Guerra, ambientada en las guerras médicas.
Aun así las novelas pueden leerse de forma independientes, ya que son autoconclusivas.
Para los interesados las siguientes novelas son Maratón (no hace falta comentar nada), La Lanza de Poseidón (centrada en tema naval), y El Gran Rey (sobre la expedición espartana a Egipto); todas ellas protagonizadas por Arimnestos. De momento tenemos las dos primeras en español; La Lanza de Poseidón está en inglés y El Gran Rey aun no ha sido terminada.

sábado, julio 13, 2013

Cerveceros de Bugman

Los montaraces/cerveceros de Bugman aparecieron con las primeras cajas de regimiento entre el 83 y el 86, y desde entonces han experimentado varias encarnaciones.
Sin duda es una de las unidades más míticas y con mayor personalidad del universo de Warhammer y merece la pena echar un vistazo a su historia aquí o aquí.


Originalmente tenía la miniatura de Bugman que usaba como campeón de la unidad de enanos que ya habéis visto durante el tiempo que fueron una opción del ejército mercenario como regimiento de renombre.
También tenía cuatro cerveceros que compré allá por los primeros 90, que pinté durante mi adolescencia y que estuvieron descansando en una caja durante décadas (¡literalmente!).
Tenía vistas un montón de estas miniaturas (incluyendo el portaestandarte) de segunda mano en el escaparate de El Barbas, pero siempre los había pasado por alto. Hasta que me dio el frenzy de hacer enanos; después de una noche dándole vueltas fui corriendo la mañana siguiente.

Finalmente tenía exactamente 19 modelos, hasta que recordé que en mi equipo de Blood Bowl usaba tres referencias de enanos borrachos como cuadro técnico. Tras una incursión al rincón de los equipos de Blood Bowl rescaté estas miniaturas, cambié las peanas y las repinté levemente.
El modelo que veis con los cerveceros no solo queda estupendamente, si no que me lo imagino echándose unos buenos eructos, lo que le hace contar como músico :D
Estas miniaturas de enanos borrachos fueron una especie de edición limitada que salieron a la venta con una de aquellas campañas en caja (¿La venganza de Drong?), si no recuerdo mal.

Imprimí los estandartes y los pinté para que encajasen con el esquema cromático del ejército. Pintar nudos de estilo celta no es la fiesta de la huerta, pero el resultado ha hecho que mereciese la pena.

Me encanta este modelo de Bugman. Es la mejor versión, en mi opinión.

miércoles, julio 10, 2013

Review Spellcrow

Si seguís mi Twitter os habréis dado cuenta de que la semana pasada recibí un paquete desde Polonia. En su interior llegaron un montón de enanos y halflings de la marca Spellcrow.

Conocí Spellcrow casi por casualidad curioseando por la red y sus miniaturas me parecieron muy interesantes. En concreto sus referencias de enanos, ya que coincidió con la época en la que estaba trabajando en mi ejército enano de Oldhammer.


Curiosamente Spellcrow tiene unas referencias en metal y otras en resina.
El resultado en resina es muy bueno, sin presencia de burbujas y con una línea de molde muy fina que se elimina con facilidad. Sí habría que hacer notar que es una resina dura con una ductilidad bastante baja, por lo que hay que ser cuidadoso a la hora de eliminar las rebabas de los canales de alimentación.
En cuanto a las miniaturas en sí el nivel de detalle es muy bueno, como creo podrá apreciarse en las fotos. Además los esculpidos tienen un aire old school muy atractivo.


En la comparativa sobre estas líneas podréis haceros una idea del tamaño de los modelos. Si obviáis el enorme resto de resina de la base veréis que el volumen es similar a los modelos Citadel. De hecho creo que ya tengo unos cuantos héroes nuevos. Además de algunos personajes que me faltaban en mi lista de enanos para Warlord.

El "Señor de Helloween" ha sido algo inesperado que intentaré colar como personaje dríada en mis elfos silvanos.
El pícaro halfling me ha encantado. Tengo muchos halfligs, y muchos pícaros halfling -como cabría esperar-, pero este va directo a mi top personal. Genial personaje dungeonero y un nuevo héroe para mi banda halfling de Warlord.

También llegaron tres bolígrafos de regalo. Curioso detalle que se agradece :)

Como sé que os gustan los vídeos-y son una magnífica forma de ver la presentación del producto- os he hecho este. Sí, la BSO no es la alegría de la huerta, pero era el tema con la duración más parecida a la del vídeo en la primera carpeta que abrí :P



Conviene seguir muy atentos a Spellcrow, porque están trabajando en un juego de escaramuzas que promete ser muy interesante: Umbra Turris.
¿Otro juego de escaramuzas?, se preguntará alguno... la gracia de este es que está inspirado por los grupos de aventureros roleros, por lo que cada jugador organizará su lista de aventureros a su gusto, en lugar de escoger una raza o una facción específica.
De momento las reglas pueden descargarse en polaco pero, según me cuentan, pronto estarán disponibles en inglés. De todos modos, si estáis impacientes, tenéis un análisis del juego en Boardgamegeek.

Podéis adquirir estas y otras miniaturas, además de montones de conversion bits para juegos de ci-fi gótica, en su página web: Spellcrow.

lunes, julio 08, 2013

De chainmail bikinis, pin-ups y Flanders

Desafortunadamente un tema tan meapilas como este vuelve a estar de actualidad en nuestro mundillo.
Esta vez la polémica llega con un artículo en Cargad, tiempo después de la tormenta Chainmail Bikini Party que tuvieron que sufrir en La Marca del Este.

La bronca se ha desatado a raíz de un artículo en el que el comentarista de Infinty criticaba con criterios ¿morales? la nueva línea bootleg del popular juego gallego.
Esta gama ofrece modelos pin-up de las pilotos de mechas del universo Infinity. La cosa es, como imaginaréis, cercana al rollo hentai.


Acerca de los modelos el comentarista hace apreciaciones del tipo "es excesivamente gratuito", "Yo, la verdad es que no sé qué haré: si me atreveré con la masilla para crearle unos pantalones, o directamente como muestra de repulsa pasaré de la muchacha", "un despropósito de minis", o "da hasta mal rollo tenerlas expuestas en casa". Y posteriormente cita declaraciones de su pareja que califica las minis como "degradantes" y "sexistas", planteándose no volver a comprar miniaturas de este fabricante y vender las que ya posee.

No quiero entrar en un juicio ad hominem, porque el autor del artículo está en su derecho de opinar lo que le venga en gana, pero supongo que a mi sus opiniones me han indignado tanto como a él y a su señora las miniaturas en cuestión.

De un tiempo a esta parte la sociedad ha vomitado un feminismo mal entendido que común y muy acertadamente se conoce como "feminazismo".
No es una cuestión de buenrollismo y progresía, si no de una aberrante apreciación del mundo y la sociedad. No creo que haga falta ahondar demasiado en esta actitud si señalamos el modo en el que estos grupos atacan a degüello publicidad pretendidamente sexista, pero no muestran ni una mínima parte de la combatividad y total intransigencia que merece cualquier tipo de velo islámico. Será porque eso no es una instrumentación del cuerpo de la mujer, vaya usted a saber.


Marte y Venus por Hellstern (ilustradora rusa).

Curiosamente esta forma de ver la realidad emana directamente de la cultura judeocristiana, machista y patriarcal. Una cultura que nos ha llevado a ver nuestros cuerpos como algo sucio y a negar su belleza.
¿Nos hicieron los dioses -o la naturaleza- de tal forma que tuviésemos que avergonzarnos de nuestros propios cuerpos? Yo creo que no. Del mismo modo que creo que admirar la belleza en otro cuerpo -sea cual sea su género- no tiene nada de obsceno.
Desde luego no se avergonzaban de sus cuerpos los atletas griegos. Y tuvimos que esperar hasta el Renacimiento para que, al fin un tanto libres de las cadenas morales cristianas, pudiésemos volver a ver representaciones artísticas en las que los cuerpos humanos se nos mostraban sin veladura alguna.

Y es que, señoras y señores, aquí estamos hablando de arte. En las cajas y blisters pone muy claramente "Esto no es un juguete". Se trata de esculturas y eso en mi pueblo es arte. No importa la escala.
Una miniatura de una elfa en bolas es arte.
Una ilustración de Red Sonja es arte.
Una descripción de una escena de sexo en Canción de Hielo y Fuego es arte.
Y el arte provoca reacciones. Y cualquiera está en su derecho de considerarlo obsceno y desear que nunca hubiera sido creado. Pero todos sabemos qué clase de personas tienen esas opiniones, y las opiniones surgidas de una iglesia o de un lobby de incultas resentidas deberían valer menos que nada.
Sí, las opiniones de las feminazis y los grupos religiosos dogmáticos judeocristianos son las mismas en estos casos. Será por aquello de que los extremos se atraen y, en el fondo, no dejan de ser visiones aberrantes de la realidad.

George R.R. Martin describía muy acertadamente esta repugnante actitud de la sociedad durante una entrevista:
"Puedo describir un hacha entrando en un cráneo humano con grandes y explícitos detalles y nadie pestañeará. Ofrezco una descripción similar, con el mismo detalle, de un pene entrando en una vagina, y recibo cartas sobre ello y la gente dice palabrotas. A mi parecer esto es frustrante, una locura. Básicamente en la historia del mundo penes entrando en vaginas han dado mucho placer a la gente; hachas entrando en cráneos, bueno, no tanto".
Martin describe con ironía una actitud absolutamente despreciable de nuestro mundo contemporáneo. Nos escandaliza un cuerpo desnudo, pero no la visión de muertes horribles en el noticiario durante la hora de comer.
Y, en la misma medida, nos escandaliza una miniatura femenina en tanga, pero no tenemos ninguna opinión respecto a un guerrero del caos adornado con cabezas cercenadas.
Espero que se me entienda bien, no tengo nada en contra de un guerrero del caos y su colección de cabezas, pero encuentro delirante/enfermo escandalizarse con una señorita de corte manga en tanga.


Los que sigáis el blog posiblemente recordaréis que un artículo hablaba de la miniatura que había elegido para hacer de doncella en una banda steampunk y comentaba que no había escogido una referencia específica de doncella del catálogo de Reaper. No tengo nada en contra de esa miniatura, pero es de un estilo demasiado obvio para lo que tenía en mente y no encajaba con el resto de la banda.
¿Es Bridgitte, doncella francesa picante, una miniatura obscena o de mal gusto? No, es una representación artística que mezcla un estilo ligeramente manga, con el arquetipo "bimbo" y un personaje de connotaciones eróticas clásicas de las pin-ups de los 40-50.
Pero en un contexto que "mi visión de trasfondo" lo justifique, una miniatura explícita es más que bienvenida.
Un buen ejemplo es el berserker vikingo de mi banda de Saga, que veis junto a estas líneas. Este amable caballero va prácticamente en bolas. Tanto que sus genitales son claramente visibles. En ningún momento me sentí incómodo, ni pensé en hacerle un taparrabos de masilla. De hecho me alegró haber recibido esta referencia. Y, sorprendentemente, pintar su pene y sus testículos no fue una experiencia violenta, ni puso en duda mi orientación sexual.
En un contexto como la singular personalidad de los berserkers un individuo desnudo tiene todo el sentido del mundo. Del mismo modo que en un juego de estética e inspiración manga tienen todo el sentido del mundo los personajes femeninos de aires pin-up y un erotismo más que evidente.

Personalmente no juego a Infinity. Me parece un buen juego y sus miniaturas tienen un nivel de calidad sobresaliente, pero su complejidad es demasiado alta para mis gustos personales y lo que es el manga tampoco me gusta.
Pero ahí se acaba todo. Arrastrar a un universo de ciencia ficción y a un estilo artístico los prejuicios morales y las aversiones sexuales que uno pudiera tener en el Mundo Real es, cuando menos, ridículo.

Como me enrollo como una persiana, me gustaría cerrar este artículo no sin antes recordar lo que supuso la figura de Wonder Woman, y lo que representó para las verdaderas feministas durante los duros años 70. Después de que en los 50 asustase tanto a los hombres que el doctor Fredric Wertham dijese de ella que era "una mujer fálica, lesbiana y cruel que lleva a las mujeres a pensar que la independencia y fuerza femenina están socialmente aceptadas".
Cómo fue portada de la "Ms. Magazine" y cómo Gloria Steinem la declaró como un personaje con el que las chicas podían identificarse; “hermosa, valiente, y explicitamente a favor de cambiar un mundo roto por los odios y las guerras de los hombres”.

 Y, visto cómo está el patio, no entraré a hablar de las evidentes connotaciones BDSM y femdom de Wonder Woman, no vaya a ser que alguno vaya a sufrir un ataque de flanderitis XD

sábado, julio 06, 2013

Enmiendas Oldhammer III

...y con esto deberíamos dar por cerradas las enmiendas. A no ser que tengáis alguna sugerencia adicional.

Miniatura de James Wappel
Vuelo y combate aéreo 
Afrontémoslo. Las reglas de vuelo eran una locura complicadísima, con tipos en monstruos cayendo desde cualquier parte, con dos alturas de vuelo y con un montón de problemas prácticos.
Solucionaremos este lío sustituyendo este apartado completo por las reglas de ediciones posteriores. Tampoco es que sean perfectas (el que los voladores muevan "saltando" es un poco chorra), pero simplifican mucho todo este asunto.

Movimiento y cargas
Las miniaturas con la regla especial "vuela" pueden mover realizando "saltos" de hasta 50cm. En este movimiento pueden desplazarse libremente por encima de escenografía y tropas, tanto amigas como enemigas.
En una carga no doblarán su movimiento, si no que simplemente podrán cargar contra cualquier enemigo dentro de su movimiento de vuelo de 50cm.

Huida y persecución
Como cualquier otra miniatura con un movimiento superior a 15cm las miniaturas voladoras huyen y persiguen 8D6cm.

Unidades voladoras
Algunos tipos de tropa, como las arpías o los halcones, pueden formar unidades voladoras. Estas se comportan como unidades de hostigadores y ningún personaje puede unirse a ellas, aunque tenga la habilidad de volar él mismo.


Héroes y hechiceros
El principal problema de 4ª y 5ª era el efecto "HeroHammer". En aquellos tiempos se estilaba ver poderosísimos personajes capaces de causar verdaderos estragos (el caso más célebre era el infame ejército nomuerto compuesto por una única unidad de esqueletos con su fila frontal repleta de personajes).
La mejor manera de solucionar este problema es el autocontrol. Una buena forma consiste en impedir el uso de héroes de nivel 4 o más. Es decir, si los tipos de personaje son nivel básico (individuo de tropa), pasando a paladín, héroe y comandante en el caso de los guerreros, o a hechicero, paladín hechicero, maestro hechicero y gran hechicero, prohibiríamos el uso de comandanes, maestros hechiceros y grandes hechiceros.

Otra forma de afrontarlo es restringir la posibilidad de reclutarlos dependiendo de los puntos a los que estemos jugando la batalla.
- Batallas a 500 o menos puntos. Las unidades podrán incluir paladines, y el ejército podrá contar con un único héroe que actuará como general del ejército. Este héroe no podrá ser un portaestandarte de batalla.
- Batallas de 501 a 1999 puntos. Se podrán incluir tantos personajes como permita la organización del ejército, pero no podrán incluirse comandantes ni grandes hechiceros. Solo se podrá incluir un único maestro hechicero. Se pueden incluir portaestandartes de batalla. El personaje de nivel más alto deberá ser el general del ejército, excepto si es un mago, en cuyo caso podrá ceder el cargo a un "militar",
- Batallas de 2000 o más puntos. Se podrán incluir tantos personajes como permita la organización del ejército, pero solo se podrá contar con un único comandante y un único gran hechicero. Como en el caso anterior el personaje de nivel más alto deberá ser el general, excepto si es un mago.

Objetos mágicos
Aquí es donde todo se volvía una locura. Combos como el infausto Corazón del Infortunio + Anillo de los Carstein campaban a sus anchas echando a perder toda la diversión y convirtiendo el juego en personajes arrolladores y unas cuantas unidades actuando como palmeros.
Aquí vamos a meter tijera pero bien, aplicando a rajatabla lo que Rick Preistley sugería por aquel entonces.
- Paladines: solo pueden llevar objetos mágicos hasta un máximo de 25 puntos en total.
- Héroes: solo pueden llevar objetos mágicos hasta un máximo de 35 puntos en total.
- Comandantes (y hechiceros de niveles 3 y 4): hasta 50 puntos en total.

Disparo contra personajes
Si un personaje se encuentra dentro de una unidad no podrá ser designado como objetivo de un ataque de proyectiles, aunque seguirá pudiéndose ver afectado por el impacto de la artillería (en cuyo caso se podrá aplicar la regla "Cuidado, señor").

Los personajes actuando de manera independiente pueden ser designados como objetivo aplicando un -1 a la tirada para impactar.
Además se aplicará un -1 adicional si se encuentra a 10cm o menos de una unidad amiga del mismo tipo. Es decir, junto a una unidad de infantería si va a pie, o una unidad de caballería si va montado.
Con esta enmienda intentamos eliminar la obligatoriedad de poner a los magos dentro de unidades, lo cual -dada su naturaleza- quedaba un poco artificial.

Personajes especiales
Eres libre de usar personajes especiales si tú y tu oponente así lo decidís.
En cualquier caso solo podrán incluirse personajes en batallas de 2.000 o más puntos. Y no olvides lo ridículo que queda el rey de Bretonia o el emperador del Imperio en un ejército de la escala a la que se juega una batalla de Oldhammer 4ª.

Estandartes y músicos
Músicos
Añadiremos otra función a los músicos. Si en la resolución del combate hay un empate el bando que tanga un músico podrá sumar un +1 adicional (si ambos bandos tienen músicos anulan su bonificador entre sí).
Notad que esto no es un +1 de base, si no únicamente si hay un empate.

Portaestandartes de batalla (no muertos)
Habréis notado que en el caso de los no muertos los estandartes de batalla pierden la mitad de su utilidad en el juego. Lo solucionaremos trayendo una regla de ediciones más recientes.
En lugar de poder repetir los chequeos de desmoralización, en el caso de los no muertos el estandarte de batalla hace que cualquier unidad a 30cm o menos sufrirá una herida menos de las habituales si es derrotada en combate. Es decir, una unidad que debería perder cuatro heridas tras el resultado de la resolución del combate perderá solo tres.

miércoles, julio 03, 2013

Guerreros enanos

Esta semana ando un poco liado entre las cosas del Mundo Real y unas bandejas de movimiento que estoy haciendo para tenerlas listas la temporada que viene. El siguiente artículo de enmiendas para Oldhammer va a ser más intenso debido a las secciones que tocará y me exigirá algo más de tiempo del que tengo ahora mismo. En cualquier caso debería estar listo próximamente.
Para paliar la espera aprovecho para ir encauzando el final de la serie de Karak Kharakol con mi unidad de guerreros enanos polivalentes.


Esta unidad la pinté en su día como guerreros enanos vainilla para mi ejército mercenario. No pintaban mucho ahí y la idea del proyecto enanos/halflings les dieron una oportunidad de gloria.

Para ponerlos al día tuve que repintarlos abandonando los colores mercenarios (rojo y negro) y adaptándolos al esquema de Karak Kharakol. También tuve que repintar unos cuantos detalles que en su día había dejado de una forma muy básica por pura vagancia.
En el caso de los escudos decidí pintarlos completamente de bronce, añadiendo un poco de sobriedad al conjunto verdi-amarillo.

El líder de la unidad es el legendario héroe enano de Felix Paniagua. Será un noble de Karak Kharakol con nivel variable según la batalla. Un gran ascenso, de simple líder de mi banda de enanos para Mordheim.

Como la unidad va cargada de equipo la desplegaré en diversos "cuenta como" según la batalla. En la anterior batalla contra Bairrin fueron rompehierros, pero quién sabe si volverán como martilladores o simples guerreros. El caso es ahorrar :)