miércoles, octubre 26, 2011

Espada de alquier: Mercader Árabe

... y guardaespaldas.

En esta ocasión os muestro una nueva miniatura de Reaper Pathfinder y una vieja de Citadel trabajando en equipo.
El guardaespaldas es mi viejo capitán mercenario, que ha sido sustituido por un nuevo (y más esbelto) modelo. Ahora -ligado por una vieja deuda- trabaja como mercenario para la mercader árabe que viaja por el Imperio ofreciendo sus exóticas mercancías. El modelo es uno de los dos capitanes de Reikland originales de Mordheim, y que encontré en El Barbas como en una cápsula del tiempo dentro de su blister. La miniatura está bastante bien, pero el hecho de que sea un fanegas no le da mucho carisma. Como no lo pinté hace mucho y me gusta como está lo dejé tal cual.


La mercader pertenece a la gama Pathfinder de Reaper Miniatures y se trata, en concreto, del modelo "Kyra, Female Iconic Cleric", esculpida por Derek Schubert. En un primer momento pensé en usarla como sacerdotisa de una versión árabe de alguna de las divinidades femeninas del Viejo Mundo, pero más tarde se me ocurrió que quedaría perfecta como mercader.
La miniatura es espectacular, con una cantidad de detalles sobresaliente; todo un tesoro para quienes quieran sumergirse en el pintado más minucioso. Yo la pinté inspirado por el diseño de Pathfinder, pero más simplificada, porque con tantas miniaturas pintadas y por pintar no tenía la moral demasiado alta.

lunes, octubre 24, 2011

De Mordheim y pescados

Tal como mencionaba en la anterior entrada, cualquier aficionado a Mordheim habrá notado cuan recurrentes son los peces en su iconografía. Los encontramos a lo largo del manual de esa forma tan inquietante habitual en John Blanche, y también los encontramos en las miniaturas. Muchas los llevan en el cinturón, clavados en el escudo, en las manos...
Me encantaría tener la oportunidad de preguntarle el motivo a Tuomas Pirinen o algún otro miembro del studio involucrado en la creación de Mordheim, pero de momento no hay más posibilidades que especular y buscar opiniones a lo largo de internet. Estas son las que he encontrado.

- Mordheim es un tributo a la ciudad de Grimsby. La ciudad de Grimsby es un importante centro pesquero situado en el estuario del Humber. La misma teoría defiende que incluso el mapa de Mordheim guarda cierto parecido con el de Grimbsby. Aunque también hay voces que señalan que Mordheim es un calco de Coventry o incluso Nottingham.
- Simbolismo medieval. La clásica lluvia de peces asociada a plagas y desastres.
- Un homenaje de John Blanche a los cuadros de Hieronymus Bosch, en los que podemos ver muchas versiones demoníacas de pequeños animalitos.
- Una conexión con el cristianismo. El pez era el símbolo de los primeros cristianos y, al mismo tiempo, Mordheim era una ciudad que estaba esperando la segunda venida del salvador (Sigmar en el caso imperial).
- El simbolismo del pez perduró dentro del cristianismo copto, significando algo como renacimiento o prosperidad, y los diseñadores de Mordheim quisieron darle esa atmósfera de sectarismos y supersticiones primitivas (además Mordheim era una de las ciudades más prósperas del Imperio y la segunda venida de Sigmar traería aun más bendiciones).

En fin, imagino que a falta de algún dato oficial cualquiera tiene su propia teoría. Así que opiniones bienvenidas.

Ilustración de Dougal Meatshanks.

Espada de Alquiler: Explorador elfo

Otra de las espadas de alquiler que he repintado este verano, en este caso el explorador elfo original de Mordheim.
Hace más de una década lo recluté para mi banda de cazadores de brujas con el propósito de darles (aun) más potencia de fuego [inserte aquí risa maligna]. A juzgar por el estilo de escultura yo diría que el modelo fue creado por Chris Fitzpatrick. Escultor que nos dejó algunos modelos memorables (resaltaría especialmente la tríada de miniaturas de La Sombra sobre Albión) y que libre ahora de la tiranía creativa de Citadel trabaja para otras compañías (como Reaper).

Compré y pinté la miniatura según fue puesta a la venta, por lo que calculo que llegó a mis manos allá por 1999 o 2000. He conservado el pintado original en su mayor parte, aunque he retocado la piel, el pelo (por aquel entonces pintar a alguien de rubio era sinónimo de echar mano del amarillo solar) y algún detallito adicional. Creo que tampoco tenía cuerda en el arco, así que le puse una. Algunos defectos de aquel pintado de mi etapa late teen siguen ahí -como esa capa pintada con muchas ganas de hacer un degradado pero tal vez demasiado grumosa-, a modo de homenaje a mis orígenes.

Como curiosidad adicional, si os fijáis, veréis que del cinturón del elfo cuelga una letra M de estilo similar a la fuente usada en el nombre de la caja de Mordheim. Como segunda curiosidad adicional este es un modelo específico de Mordheim que no lleva ningún pez colgando del cinturón. El tema de las miniaturas de Mordheim y los peces es todo un motivo de especulativo debate que tal vez deberíamos considerar en otra ocasión.

domingo, octubre 16, 2011

Reaper: comparando escalas


Una vez pintadas la mayor parte de las miniaturas de Reaper es un buen momento para hacer una comparativa de escalas; algo que a más de uno le será de interés.

El ejemplo que tenéis en imagen es el caballero de Reaper y el noble imperial de Citadel.
Como se puede ver la cuestión de altura no es algo especialmente remarcable (y hay hombres más altos que otros), pero es en el tema de las proporciones donde se puede apreciar cierta discordancia. Las miniaturas Citadel siempre han tenido unas proporciones entre caricaturescas y grotescas. No es que la calidad del esculpido sea mala, simplemente es marca de la casa que todo individuo deba tener unos pies como barcas y unos puños del tamaño de su cabeza. Alguna vez he oído que esto se debe a que, con estas características, es más fácil que el modelo quede lucido hasta para el pintor más modesto. Quién sabe.
Echando un vistazo a la miniatura Reaper veréis que, conservando la escala heroica de 28mm, las proporciones anatómicas son más realistas, tanto en la robustez del cuerpo como en manos y pies. El arma es grande, sí... porque nos gustan las armas descomunales.

En cuanto a las cuestiones más puramente técnicas, tal como comentaba en la anterior entrada, no pude si no sorprenderme con la calidad de las miniaturas de Reaper. Dejando de lado asuntos netamente estéticos (son, objetivamente, de las miniaturas más bellas que he visto en fantasía a 28mm, creo que solo Red Box está a la misma altura) el nivel cualitativo de los modelos es impresionante. Cada figura está cuajada de una miríada de minúsculos detallitos. Es algo que no se aprecia demasiado a simple vista, pero que se percibe en todo su esplendor cuando uno se pone a pintar.
Lo que me sorprende de todo este asunto es que recuerdo haber leído que algunas de las miniaturas iniciales de Juan Díez para Citadel (creo que unos eldars oscuros) fueron rechazadas porque argumentaron que ese detalle no podía reproducirse en metal. Eso me hace preguntarme por qué esta mucho más modesta empresa tejana puede producir miniaturas de metal con un nivel de detalle excepcional, cuando la empresa que, según sus propias palabras, "make the best model soldiers in the world," no es capaz. Ni en metal ni en esa especie de resina de malísima calidad que venden a precio de trufa.

En esta otra fotografía antes del pintado podéis ver una comparativa con humanos Citadel de distintas épocas. Diría que desde alrededor de 1996 hasta la actualidad. Creo que tengo algún imperial anterior pero olvidé llamarle para que posara. Lo siento.

jueves, octubre 13, 2011

Espada de Alquiler: Aventurero

Siguiendo con las nuevas y actualizadas espadas de alquiler para Mordheim en las que he estado trabajando este verano llega el aventurero.

Esta es la primera miniatura Reaper que he pintado (si no recuerdo mal). Se trata, en concreto, de Alain, caballero icónico, dentro de su gama de Pathfinder. No voy a hablar de las características del modelo en sí, ya que preveo hacerlo más adelante con una comparativa y análisis adicional a la que realicé con anterioridad.

Me decanté por unos colores cálidos, muy similares al modo en que Anne Foerster pintó esta miniatura para Reaper. La principal diferencia es que evité hacer NMM; ya lo había probado en dos o tres miniaturas hace años y, aunque francamente queda espectacular, es un trabajo inmenso, y tenía una larga fila de miniaturas por delante (y ya había pintado un montón anteriormente) y no tenía ganas de ponerme con una técnica tan dura.
En cualquier caso el metal "de siempre" le da un aspecto más mundano, más apropiado para Mordheim que el de una miniatura recién salida de un concurso de pintura francés.

A diferencia del modelo oficial para el aventurero de Mordheim este tiene un aspecto más bretoniano que ¿estaliano? Se llamará Peredur de Alderney, un joven caballero de una pequeña islita entre Bretonia y Albión que ha decidido recorrer el Viejo Mundo en busca de fama y fortuna.
Nota friki: Peredur es un personaje de la tradición galesa que pudo haber dado lugar al Perceval artúrico. Alderney es la tercera más poblada de las Islas del Canal.

lunes, octubre 10, 2011

Espada de Alquiler: Duelista

Este verano he estado pintando nuevas espadas de alquiler para Mordheim y repintando algunas viejas. De entre estas últimas llega el duelista.


Este es un viejo modelo de héroe para Warhammer Quest, en concreto el noble imperial. Lo tengo desde hace muchos años (no recuerdo exactamente cómo lo conseguí) y ha vivido varios repintados con distintos colores. Hasta ahora estaba en una unidad de piqueros de mi caduco ejército de mercenarios para WH. Me gustaba mucho y estaba ahí cogiendo polvo, así que lo sustituí por otro modelo y lo sumé a mis mercenarios de Mordheim.
Como dato curioso habría que mencionar que esta fue una de las primeras miniaturas que pinté específicamente para Mordheim, en los tiempos en los que el juego en sí no existía y Tuomas Pirinen iba publicando las reglas en la revista. De ahí el suelo enlosado que no se aprecia demasiado bien en la fotografía.

Retoqué algunos detalles y sustituí los colores por otros más estalianos... al fin y al cabo la idea es llamarle Iñigo Montoya. Un modelo sencillo pero lleno de personalidad, tal como eran antiguamente los productos de Citadel.

jueves, octubre 06, 2011

Bosque Mitago

Me he puesto por fin con uno de esos must de fantasía. Uno de esos libros de los que todo entendido habla y que todo friki de bien debería leer: Bosque Mitago.
Intentaré hablar de él sin dar el más mínimo spoiler, ya que gran parte de la gracia del libro consiste en ir haciendo deducciones.

Bosque Mitago es obra del escritor británico Robert Holdstock. Redactado en un primer momento como un relato corto fue extendido a novela después de una cálida acogida y una serie de premios. Posteriormente -y por los mismos motivos- dio lugar a una saga. Como esto sucedió a posteriori, este primer volumen es independiente y autoconclusivo. Y, por lo que comentan, los siguientes no merecen demasiado la pena.

Bosque Mitago es una novela de fantasía, pero en ella no encontraremos elfos, grandes batallas, ni dragonadas. Es esta una obra distinta, parecida a Pequeño Grande en muchos aspectos (aunque infinitamente más digerible que esta) y con toques de realismo mágico y mitología.
Holdstock nos hace partícipes del sueño en el que se interna su protagonista: una paradoja espaciotemporal donde todos los recuerdos colectivos de la humanidad siguen vivos, donde los héroes y leyendas se transforman y renacen en un ciclo sin fin. Una obra profundamente onírica donde el misterio hace que el lector devore páginas porque en su bosque todo podría ser posible.

No es una novela sencilla y dudo que guste a todo el mundo, pero quien tenga el valor de sumergirse en ella encontrará una experiencia nueva y una forma de viajar a lomos de un libro como nunca antes había hecho.

miércoles, octubre 05, 2011

El Pato Lucas y heavy setentero

Impresionante homenaje en Merrie Melodies a la psicodelia (por momentos recuerda a Heavy Metal) y al hard rock setentero (a mi casi me suena a Rainbow).



Behold the wizard.
Beware his powers.
Unspeakable powers.


Under the gaze of the necromancer.
A silver staircase starts to rise.
People stand on it and marvel at the power shooting from his eyes.

Cold food becomes hot again,
When his spell unfolds
With a mere wave of his hand, his hot dog will explode!

In the presence of the wizard,
Traffic will stop at his will.
He could cross the street, no problem, as the cars bow down in front of him.
Channels on the TV change.
He’s still in his chair.

He pulls his magic wand, and reclines in the air.
By the dim light of the dream realm’s black sun, the Wizard climbs the frozen waterfall of Voldrini in search of Celestia, the guardian of infinite power.

When suddenly a terrible Garlon appears and attacks with ice, but the Wizard is undeterred.
The Garlon roars and unleashes the most sinister wind, but the wizard is undeterred.
The Garlon summons the stones of Prophynia, but the wizard is undeterred.
Calling upon the powers of the ancient, the wizard conjures a sacred fire and casts his foe into the molten maw of an insatiable Gort. Thanks, Gort.
Ahh, Celestia. I think you’re going to enjoy this.
The Wizard stands on the precipice of ultimate power
The gates open to reveal…

Ohh! How long was I asleep?
Three days. You have a bed, you know.
I’m starving. I gotta get something to eat.

Famished from his latest quest, the wizard seeks a snack.
He sets sail for ecstasy at the Quesadilla Shack.
He is the wizard!
The mystical wizard!

martes, octubre 04, 2011

Ruinas antiguas

He aquí otro de esos elementos de escenografía que no serían posibles sin los comercios orientales.
En este caso utilicé dos columnas que, al parecer, originalmente pertenecían a una entrega de una casa de muñecas por fascículos (a juzgar por el envase). Los vi a 1 euro cada una y el friki-radar se puso en activo.

En principio pensé en dejar ambas caídas para que hiciesen las veces de muro, pero me decanté por crear dos modelos distintos para dar más variedad. Por alguna razón supuse que estarían hechas de escayola, pero al parecer debía ser una especie de resina o alabastro sintético -a juzgar por el olor-, y romperlas no fue tan fácil como parecía. Al final fue cuestión de serrucho y martillazos.

La construcción no tiene ningún misterio; se trata tan solo de pegar los trozos de columna a la peana de forma más o menos natural (pero que a nivel del juego sea funcional).
El pintado es aun más simple: base marrón y pinceles secos hasta alcanzar un tono similar al mármol, con un ligero lavado al final.

Este primer elemento presenta la columna caída con un gran segmento intacto ideal para servir de cobertura a estos astutos arqueros imperiales. ¡Buen sitio, Hans! ¡Dejemos a esa escoria caótica como un colador!

Para el segundo elemento usé como base un viejo CD. Será una zona llena de escombros perfecta para que unos pocos hombres acechen convenientemente, tal como está haciendo Klaus, uno de mis Bergjaegers de Averland.

Son, en resumen, un par de elementos extremadamente sencillos (los hice en un par de días), muy resultones, funcionales y útiles para gran variedad de ambientaciones (para un entorno pulp también irían muy bien).

domingo, octubre 02, 2011

Túmulo megalítico

Este fin de semana he sacado tiempo para apañar este sencillo elemento de escenografía que llevaría en lo alto de mi armario quizás más de 10 años.
El modelo en sí estaba bastante bien, y recuerdo que llevó un currazo en su ejecución, pero el resultado quedaba un poco deslucido con una peana endeble y un pintado poco natural, así que me puse manos a la obra para actualizarlo. Este es el resultado.

Simplemente rebasé el modelo sobre un CD (en este caso creo que contenía anime), texturicé la nueva peana y repinté el conjunto. La banshee en segundo plano ayuda a transmitir la atmósfera ^^
Este elemento de escenografía representa un túmulo megalítico sencillo: un grupo de piedras que cubren el cuerpo del héroe y una gran losa sobre ellas. He estado buscando por la red una imagen de este tipo de construcción megalítica para ilustrároslo, pero no he tenido suerte con Google.
Mi idea es usarlo para jugar a Mordheim en entornos rurales con la ambientación El Imperio en Llamas, o para probar Skulldred si finalmente me animo.
Por cierto, los árboles que se ven de fondo también son un viejísimo elemento de escenografía que he reciclado montando los árboles sobre peanas individuales.