jueves, septiembre 29, 2011

Banda de Señores Tumularios

Aunque la tenía pintada desde hace tiempo (de hecho la mayor parte la tenía pintada desde hace muuucho tiempo) ha sido hoy cuando me he puesto a hacer fotos a una gran cantidad de material de Mordheim y esta banda ha tenido por fin su oportunidad.

Como comentaba en la entrada en la que colgué sus reglas mi inspiración para esta banda proviene en gran medida de Tolkien. Las aventuras en las Quebradas de los Túmulos me resultaron fascinantes y gran parte de esta banda tiene su origen ahí, aunque aquí el señor tumulario no es tan poderoso como los señores de edades pretéritas de Arda.


Los necrófagos son unos tipejos desagradables, ¿por qué acompañan a los tumularios? Los necrófagos son humanos aislados y primitivos que se reúnen alrededor de los túmulos dando a sus moradores una consideración de divinidades. El tumulario es para los necrófagos una especie de ídolo viviente que, además, les deja los despojos de los ladrones de tumbas para saciar su apetito.


El siguiente grupo de secuaces lo forman unos guardianes tumularios con arco. No son los mejores arqueros del mundo, pero me mola la idea de los cletos arqueros desde que los vi en las primerísimas ediciones de WH, donde también les acompañaban cletos ballesteros.


Los guardianes tumularios con arma tumularia y escudo son un must. De hecho una de las razones para crear una banda de no muertos al margen de la oficial es que no me gustan los zombies. No es que no me gusten como concepto (pero si es cierto que empiezo a estar bastante aburrido de la fiebre zombie que acapara todos los medios), si no que las miniaturas de zombies (¡y especialmente las de Citadel!) no me gustan. Todo esto teniendo una unidad de 40 zombies pintada de mi ejército de Condes.


Los héroes. Me encantan las banshees. Mucho. Tanto las miniaturas (incluyendo las de Citadel -aunque paso de comprar las nuevas de Failcast-), como su trasfondo mitológico. Desde que no juego a WH estos modelos estaban cogiendo polvo en mi estantería y pedían a gritos (el chiste malo es totalmente involuntario) tener una salida.
El espectro es un homenaje a los lieches old school. También estaba recibiendo un baño de polvo junto al resto de mi ejército de no muertos.
A pesar de que la idea de esta banda rondaba por mi mente desde hacía mucho tiempo me faltaba una miniatura para hacer de Señor Tumulario. Tampoco es que la buscase con ahínco -todo esto no era más que otra idea friki más- pero un día me encontré con la miniatura adecuada en El Barbas. Cómo no. Ya tenía la miniatura que necesitaba al precio de oferta habitual en El Barbas (aunque ese día pasé a actualizar mi mazo tribal de elfos de MtG y algo más me dejé ^^).